Unos cuantos acumulan billones, mientras mujeres que hacen trabajo de cuidados son explotadas: Oxfam
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Unos cuantos acumulan billones, mientras mujeres que hacen trabajo de cuidados son explotadas: Oxfam

Contar con un sistema nacional de cuidados universal es una de las urgencias más grandes que tenemos en el país, señaló Oxfam.
Cuartoscuro
20 de enero, 2020
Comparte

Un informe de la organización Oxfam señaló que la “desigualdad económica está fuera de control” en el mundo, con un reducido grupo de
personas, fundamentalmente hombres, acumulando billones de dólares, mientras por otro lado mujeres que hacen trabajo de cuidados, una labor esencial, son explotadas o no reciben la remuneración adecuada por hacer esas actividades.

“Si nadie invirtiese tiempo, esfuerzo y recursos en este tipo de actividades; comunidades, centros de trabajo y economías enteras se colapsarían por completo”, se indica en el reporte El tiempo para el cuidado: El trabajo de cuidados y la crisis global de desigualdad.

“De hecho, son 12,500 millones de horas diarias de trabajo realizado por mujeres (equivalente a 10.8 billones de dólares, es decir tres veces el tamaño de la industria global de la tecnología), las que contribuyen a que la economía global siga a flote”. 

Entérate: El trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, no es amor, es explotación

El trabajo de cuidados y del hogar, según Oxfam, es el trabajo necesario para satisfacer las necesidades más básicas y cotidianas de todas las personas.

“Por ejemplo cocinar y servir alimentos; lavar o planchar ropa; limpiar todo tipo de objetos y espacios físicos; administrar recursos y gestionar actividades dentro del hogar; procurar el bienestar físico y emocional de niñas, niños, personas jóvenes, adultas mayores y quienes enfrentan alguna enfermedad o discapacidad; y garantizar la supervivencia y bienestar de animales de trabajo o mascotas, entre otras labores que pueden suceder en el hogar, en lugares de trabajo y otros espacios”.

El informe destaca que, en México, las seis personas más ricas tienen más riqueza que el 50% más pobre. A nivel global, 2 mil 153 personas poseen más riqueza que el 60% de las de la población mundial.

Dicha desigualdad, tanto en México como en otros países, refiere Oxfam, está construida sobre la explotación del trabajo de mujeres y niñas, y la vulneración sistemática de sus derechos.

“Nuestro sistema económico está construido por hombres ricos y poderosos, que siguen siendo quienes dictan las normas y se quedan con la mayor parte de los beneficios. A nivel mundial, los hombres poseen un 50% más de riqueza que las mujeres.22 Además, los hombres también tienen una presencia mayoritaria en los puestos de poder político y económico”, se lee en el informe.

“Las mujeres contribuyen a la economía de mercado como mano de obra barata e incluso gratuita y, al mismo tiempo, apoyan a los Estados llevando a cabo el trabajo de cuidados que debería estar cubierto por el sector público”.

El trabajo de cuidados no remunerado, acusa Oxfam, está alimentando un sistema económico sexista, que absorbe recursos de la mayor parte de la población y llena los bolsillos de unos pocos.

De acuerdo con la organización, en el país el trabajo de cuidados no remunerado equivale al menos a  $1.7 billones de pesos, “es decir, es equiparable a casi dos veces a la producción minera anual”. 

Ante este panorama de desigualdad y explotación, Oxfam señala la necesidad de contar con un sistema nacional de cuidados universal, y una vía para lograrlo es fortalecer las capacidades del Estado en materia de recaudación, crear un modelo fiscal mas progresivo y transparente que grave la riqueza.

Con un impuesto del 0.5% a la riqueza del 1% de las personas de mayores ingresos en México, apunta Oxfam, se podría aumentar siete veces el presupuesto de guarderías del IMSS.

“En México existen aproximadamente 2.4 millones de personas trabajadoras domésticas de las cuales: 98% no tienen contrato y su ingreso promedio mensual es de $1,550 pesos, es decir su ingreso no es suficiente para cubrir sus necesidades alimentarias básicas”, señala Oxfam.

“Si no se adoptan medidas firmes, la situación empeorará mucho más. El envejecimiento demográfico, la debilidad fiscal y  los recortes en el gasto público y el cambio climático amenazan no solo con agravar la desigualdad económica y de género, sino con acentuar la crisis que afecta al trabajo de cuidados y a las personas que los proveen.

La élite rica y poderosa podrá utilizar su dinero para librarse de las consecuencias de esta crisis, pero las personas en situación de pobreza y privadas de poder no tendrán esa oportunidad”.

Oxfam plantea que es necesario redistribuir de forma más equitativa el trabajo dentro de las familias, y proteger los derechos de todas las personas que llevan a cabo el trabajo de cuidados remunerados y no remunerados.

En México, refiere, los hombres dedican en promedio 4 horas menos que las mujeres al trabajo no remunerado de cuidados, y las personas de hogares con ingresos más altos dedican menos horas a este trabajo que las de hogares con ingresos más bajos.

Lo que propone Oxfam:

— Invertir en un Sistema Nacional de Cuidados, fondeado con impuestos progresivos a la riqueza, que permita reducir la desproporcionada responsabilidad de trabajo de cuidados que recae sobre las mujeres y niñas.

— Aumentar los impuestos progresivos y crear nuevos impuestos a la riqueza extrema para financiar servicios que reduzcan la desigualdad y pobreza.

— Reconocer en la Constitución el derecho al cuidado como un derecho universal garantizado por el Estado.

— Garantizar que las personas que llevan a cabo el trabajo de
cuidados tengan influencia en la toma de decisiones.

— Hacer los cambios legislativos e implementar las políticas pertinentes para el cumplimiento del Convenio 189 de la OIT.

— Combatir las normas sociales nocivas y las creencias sexistas.

— Promover políticas y prácticas empresariales que pongan en valor
el trabajo de cuidados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Prófugo se entregó a la policía porque no aguantaba seguir confinado con sus compañeros de apartamento

Un delincuente que estaba fugado en Reino Unido se ha entregado a la policía para poder estar al fin "en paz y tranquilidad".
22 de febrero, 2021
Comparte

Los confinamientos durante la pandemia están siendo difíciles para la mayoría, pero hay incluso quien prefiere ir a la cárcel que seguir en cuarentena con sus compañeros de apartamento.

Ese es el caso de un delincuente que estaba fugado en Reino Unido y que se entregó a la policía para poder estar al fin “en paz y tranquilidad”.

La historia sucedió el pasado miércoles en la región de West Sussex, en el sur del país, y la ha hecho pública un oficial de policía.

Eran las cinco de la tarde en la comisaría de policía de Burgess Hill, un municipio de alrededor de 30.000 habitantes a 60 kilómetros de Londres, cuando entró un hombre y se dirigió a los agentes que estaban haciendo guardia.

Decía que quería ser arrestado. Cuando los agentes comprobaron su identidad (que no se ha hecho pública), quedaron sorprendidos: era un hombre que se hallaba prófugo.

Pero al escuchar sus motivos quedaron aún más atónitos.

“Se entregó diciendo que prefería volver a la cárcel antes que tener que pasar más tiempo con las personas con las que vivía”, informó el inspector Darren Taylor en redes sociales.

Ahora pasará otro tipo de cuarentena, “volviendo a la cárcel para pasar más tiempo en solitario”, bromea Taylor.

Discusión

Getty Images
Los estudios muestran que la pandemia está afectando las relaciones personales y la convivencia en los hogares.

Relaciones afectadas por la pandemia

La historia puede parecer extrema, pero lo cierto es que son muchas personas las que han visto afectada la convivencia con su familia o amigos debido a las restricciones que está provocando la covid-19.

Así lo muestra por ejemplo un estudio del King’s College London, que halló que más de la mitad de la población (53%) afirmaba haberse sentido enfadada con otras personas cercanas debido a su comportamiento en relación con la pandemia de coronavirus.

También las relaciones de pareja se han visto afectadas. En el mismo Reino Unido, más de un 20% declaraba tener problemas con su pareja debido a la pandemia, según la organización benéfica Relate.

Y las peticiones de información sobre divorcio crecieron en el país hasta un 300% durante el confinamiento, de acuerdo a los datos de Co-op, un gran consorcio de servicios legales.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_G0B2CRj58Y

https://www.youtube.com/watch?v=K5Yw1fdnWXc&t=544s

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU&t=42s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.