Institutos de salud y hospitales de especialidad requerirán 7 mil mdp para dar servicios gratuitos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Institutos de salud y hospitales de especialidad requerirán 7 mil mdp para dar servicios gratuitos

Hasta ahora estas instituciones tienen cobro de cuotas, a través de las que reciben 4 mil 500 millones de pesos. Además, los pacientes están obligados a hacer un gasto de bolsillo de hasta 2 mil 500 millones de pesos.
Cuartoscuro
18 de enero, 2020
Comparte

Los institutos nacionales de salud y hospitales federales de alta especialidad requerirán un presupuesto adicional de 7 mil millones de pesos para poder ofrecer servicios gratuitos en el tercer nivel de atención en salud.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este 16 de enero durante su conferencia matutina que a partir del 1 de diciembre de 2020 todos los servicios tanto en primer, segundo y tercer nivel de atención en salud deberán ser gratuitos para las personas que no tienen seguridad social. 

En reunión con medios de comunicación, Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales y Hospitales de Alta Especialidad, explicó que estas instituciones obtienen alrededor de 4 mil 500 millones de pesos del cobro de cuotas a los usuarios de sus servicios, las cuales se establecen de acuerdo a su condición socio económica. 

Sin embargo, precisó Reyes Terán, para asegurar un verdadero servicio gratuito no solo se requerirían esos 4 mil 500 millones de pesos de presupuesto adicional. “Faltaría considerar el gasto de bolsillo que hoy hacen los pacientes para surtir recetas de medicamentos e insumos y también los gastos que se hacen en la consulta ambulatoria, esos desembolsos deben sumar un total de alrededor de 2 mil 500 millones de pesos”. 

Leer más: Estados que no se adhieran al Insabi no recibirán recursos extra, advierte Salud federal

El presupuesto total de estas instituciones es de 32 mil 600 millones de pesos, de esos 28 mil 100 vienen del Presupuesto de Egresos de la Federación y los 4 mil 500 restantes vía las cuotas de recuperación que deberán dejar de cobrar. 

Reyes Terán comentó que para optimizar costos y tener un mejor servicio se están buscando mejores esquemas de tratamiento y manejo de enfermedades. “En el país no ha habido prevención ni tratamientos efectivos, por ejemplo, de las personas que padecen diabetes solo 20% tiene control de glucemia y solo 15% de quienes tienen hipertensión arterial llevan un tratamiento efectivo. Si somos más eficaces en el control de estas enfermedades, los costos van a disminuir”. 

Respecto a si los hospitales e institutos de salud se van a sumar al nuevo modelo que asegura la gratuidad, Reyes Terán informó que  de los 23 que son en total, ya la directora del Hospital Infantil de México dijo que sí se suma y también el del Instituto Nacional de la Nutrición.

Te puede interesar | Amparos para conseguir medicamentos: el salvavidas de pacientes sin recursos para combatir el cáncer

Estas instituciones están hasta ahora regidas por una legislación distinta a la del nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) , por lo que pueden seguir cobrando cuotas, pero el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, anunció el martes pasado que ya se trabaja en la armonización de la legislación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"No soy un virus”: el racismo que enfrentan los asiáticos por el coronavirus

Las expresiones de racismo y el estigma se han multiplicado, principalmente en Europa, contra la comunidad de origen asiático. En Francia muchos han usado la etiqueta "No soy un virus" para pedir que no haya discriminación.
2 de febrero, 2020
Comparte

El brote de coronavirus originado en China ha enfermado a miles de personas, pero también ha generado otro tipo de víctimas: asiáticos que son objeto de discriminación.

En Francia, las personas de origen asiático se han manifestado en las redes sociales para repudiar las expresiones de discriminación en su contra que se han incrementado ante los temores de la propagación del coronavirus.

No pocos han dicho que en el transporte público han sido objetivo de comentarios discriminatorios, por lo que están usando la etiqueta #JeNeSuisPasUnVirus (no soy un virus) para generar una conversación sobre el tema en línea.

En ese país se han confirmado al menos cuatro casos de personas con coronavirus.

Pero también han surgido reportes de racismo contra asiáticos en Reino Unido y otros países.

“Alerta amarilla”

Las manifestaciones de rechazo contra el racismo en Francia se incrementaron luego de que un diario local, Le Courier Picard, publicara titulares como “Alerte jaune” (Alerta amarilla) y “Le péril jaune?” (¿Peligro amarillo?).

El primer encabezado fue acompañado con una imagen de una mujer china con una máscara protectora.

El periódico se disculpó poco tiempo después, alegando que no había tenido la intención de utilizar algunos de los “peores estereotipos asiáticos”.

Pero Stéphane Nivet, jefe de Licra (la Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo), dijo que ningún periódico se habría atrevido a usar el titular “Alerta negra”, por lo que estaba claro que había un problema.

Lou Chengwang hizo un llamado en Twitter: ¡Soy chino, pero no soy un virus! Sé que todo el mundo le tiene miedo al virus, pero sin prejuicios, por favor”.

Shana Cheng, una parisina de 17 años de origen vietnamita y camboyano, explicó a la BBC que fue objeto de comentarios humillantes en un autobús.

“Hay una mujer china, nos va a contaminar, tiene que irse a casa”, escuchó decir a un pasajero. Aseguró que gente la miraba “asqueada” y “como si fuera el virus”.

Nadie la defendió, explicó, así que decidió ignorar los comentarios y escuchar su música. Pero tosió “para jugar con sus miedos”, agregó.

Cathy Tran dijo que no estaba sorprendida por las reacciones de la gente. Opinó que el coronavirus es una excusa para que las personas muestren el racismo.

Pero dijo que esta vez el nivel de comentarios era algo que no había experimentado: “Raramente escuchamos a los asiáticos hablar sobre el racismo, porque se sabe que sufrimos en silencio, pero aquí estamos todos en la misma canasta y es demasiado”.

Turistas chinos en París

Reuters
Los asiáticos en París han denunciado ser víctimas de discriminación en el transporte público.

A medida que se popularizó el hashtag, una mujer, Cathy Tran, aseguró haber escuchado a dos hombres en la ciudad de Colmar diciendo: “Cuidado, una niña china viene hacia nosotros”.

“De camino a casa desde el trabajo, un hombre en una moto pasó y me dijo que me pusiera una máscara”, dijo Tran a la BBC.

Francia planeaba enviar un avión a Wuhan, la ciudad china donde se originó el brote, para evacuar a unas 250 personas, incluidos ciudadanos no franceses de la Unión Europea.

Los reportes más recientes indican que el cuarto caso del virus confirmado en Francia es de un turista chino que llegó de vacaciones a París.

El estigma en Canadá

Otro país donde se han elevado los casos de estigma es en Canadá, donde la comunidad de origen chino vivió las duras consecuencias del brote del síndrome respiratorio agudo severo (Sars) en Toronto.

El Sars, que es causado por un coronavirus, mató a 774 de las 8.098 personas infectadas en un brote que comenzó en China en 2002.

Una calle del barrio chino de Toronto

Reuters
Toronto tiene una gran comunidad de origen asiática en el “barrio chino”.

Tan solo en Canadá hubo 438 casos sospechosos de Sars, la mayoría en la ciudad de Toronto, y 44 personas murieron durante la primavera y el verano de 2003. Las empresas y negocios chinos se vieron especialmente afectados, con pérdidas de ingresos de entre 40% y 80%.

“El daño fue grave”, dijo a la BBC Justin Kong, director ejecutivo del capítulo de Toronto del Consejo Nacional Chino Canadiense.

“Una pérdida de ingresos, una pérdida de empleos, personas que pierden su sustento, sus hogares. Enfrentando el estigma en la escuela, en el lugar de trabajo”, dijo.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Los concejales de la ciudad y los líderes de la comunidad china en Toronto instaron a los residentes el miércoles a no culpar ni discriminar a los residentes de ascendencia asiática por la propagación del coronavirus.

Actualmente, Canadá tiene dos casos confirmados de coronavirus, y Kong dice que la gente todavía está tratando de entender cuál podría ser el impacto.

Pero dice que hay “miedo dentro de la comunidad sobre la enfermedad y miedo al impacto de la discriminación en nuestra vida cotidiana; el impacto que tendrá en las industrias, los trabajadores y las pequeñas empresas y la comunidad en general”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RYBMPAGd6PA

https://www.youtube.com/watch?v=nKSZ-QzamhU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.