IMSS y CDMX acuerdan más seguridad, y mejorar instalaciones hospitalarias de la capital
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

IMSS y CDMX acuerdan más seguridad, y mejorar instalaciones hospitalarias de la capital

El gobierno de Sheinbaum buscará implementar las acciones de senderos seguros en los alrededor de inmuebles del IMSS, como el Hospital La Raza.
Especial
Por Redacción Animal Político
14 de enero, 2020
Comparte

Regularizar el patrimonio del IMSS, ponerse al día con el impuesto predial, aprovechar algunos inmuebles para cuestiones culturales, así como agilizar las licencia de demolición de otros que resultaron afectados por los sismos de septiembre de 2017, además de promover una mayor seguridad en los alrededores de las principales instalaciones del Seguro Social son parte de los acuerdos alcanzados entre el director general del instituto, Zoé Robledo, y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Ambos funcionarios encabezaron la firma de un Convenio Marco de Coordinación, que tiene como objetivo establecer bases de coordinación para trabajar de forma conjunta en la atención de asuntos en materia de infraestructura y entorno urbano, incorporación y recaudación, seguridad y patrimonio inmobiliario a fin de mejorar los servicios de los derechohabientes y de los usuarios de la Ciudad de México.

En materia de seguridad, Sheinbaum adelantó que se buscará implementar las acciones de senderos seguros en los alrededor de inmuebles del IMSS, como el Hospital La Raza y Siglo XXI.

Adicionalmente de que se trabaja en coordinación con el IMSS en diferentes rubros respecto a la regularización de los inmuebles que tiene el Seguro Social en la urbe. Por ejemplo, este año se concretará el proyecto para que uno de los edificios del IMSS ubicado en la colonia Buenos Aires pueda transformarse en un Punto de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES).

En tanto, Robledo, destacó que en materia de formalización de empleo en la capital, el convenio permitirá generar nuevas condiciones y establecer el diálogo con los empleadores a fin de evitar la omisión y el subregistro, que afecta al trabajador que se jubila y no ve reflejado en su pensión lo que trabajó durante años, ello por las estrategias de subcontratación mal entendidas y que proliferaron antes.

Además IMSS y gobierno dela CDMX trabajarán en la regularización del patrimonio inmobiliario del instituto para resolver pendientes históricos así como solventar la deuda en el pago del impuesto predial de algunos inmuebles; regularizar los usos de suelo y agilizar la expedición de licencias para la demolición de inmuebles dañados en el sismo del 19 de septiembre de 2017, como la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 21 de Troncoso, y el Hospital General de Zona (HGZ) No. 25 de Zaragoza.

 

El IMSS en la CDMX

En la Ciudad de México el Seguro Social cuenta con 22 Unidades de Medicina Familiar con 397 consultorios; seis hospitales con mil 33 camas en el segundo nivel, además de nueve Unidades Médicas de Alta Especialidad, las cuales representan el 25 por ciento del total del tercer nivel de atención de todo el país.

Al 31 de diciembre 2019, se tienen registrados ante el Instituto 3 millones 470,048 puestos de trabajo en la Ciudad de México, cifra que representa el 17% del total nacional de 20 millones 421,442 

La variación del empleo en 2019 en la capital del país fue de 59,207 puestos, equivalente a un incremento a una tasa anual de 1.7%. Al 31 de diciembre 2019, el salario base de cotización de trabajadores afiliados al IMSS, registrados en la entidad, alcanzó un monto de $471.4 (mientras que a nivel nacional es de $378.10), lo que representó un crecimiento anual nominal de 6.1%. Este incremento anual es el más alto registrado para un mes de diciembre de los últimos diez años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué hacer garabatos y otros movimientos repetitivos puede ser beneficioso para tu salud

¿Eres de los que no pueden estar quietos y necesitan estar moviendo alguna parte del cuerpo? Pese a lo que te hayan dicho de pequeño, puede que después de todo no sea un hábito tan malo.
23 de febrero, 2020
Comparte
Mujer

Getty Images
¿Eres de los que siempre tiene que estar moviendo alguna parte del cuerpo?

¿No puedes quedarte quieto? ¡Genial!

No, en serio, son buenas noticias. Pese a lo que tu profesor te decía, puede que no sea un hábito tan malo.

Resulta que si eres muy inquieto, además de ser potencialmente irritante para todos los demás, tus hábitos de distracción podrían resultar beneficiosos para tu cuerpo y tu mente.

La científica, arpista y presentadora de la BBC Kat Arney examina en este artículo por qué algunas personas juguetean con lapiceros, garabatean o sacuden la pierna repetidamente.

¿Qué significa ser inquieto?

Hombre con casco

Getty Images
Golpear tu casco sobre la mesa cada vez que sales de la oficina probablemente no te hará muchos amigos, pero podría tranquilizarte.

En inglés existe un término para este tipo de movimientos repetitivos: “fidget“.

“En mi laboratorio definimos los ‘fidgets‘ como cualquier tipo de movimiento que no es directamente relevante para la tarea en cuestión“, asegura la neurocientífica de Nueva York Anne Churchland.

Dentro de eso, hay diferentes categorías.

Hay un tipo que tiende a ser repetitivo y rítmico, como jugar con un lapicero o mecer una pierna.

Esto es diferente de un segundo tipo de fidget en el que una persona se siente incómoda y podría necesitar moverse en su silla.

Un tercer tipo lo realiza alguien como un músico o un deportista, ya que adoptan un comportamiento que conocen muy bien, explica Churchland.

Por ejemplo, un jugador de béisbol podría tener una serie de fidgets complicados que hace cada vez que sale a batear y que, en su opinión, forman parte de esa acción.

¿Por qué lo hacemos?

Niña con audífonos

Getty Images
Estamos preprogramados para que nos encante movernos… y a menudo ni siquiera nos damos cuenta de que lo estamos haciendo.

A primera vista, estos movimientos no tienen mucho sentido: consumen energía, por lo que hay un costo metabólico.

Y luego está el precio social que hay que pagar: ¡a menudo molestan a las personas que nos rodean!

Pero seguro que estas acciones deben tener algún propósito.

Anne Churchland cree que su función podría estar estrechamente vinculada con la actividad cerebral, como la toma de decisiones.

Ayuda para pensar

Garabato

Getty Images
Gran garabato, pero ¿de qué se trataba la lección?

“Las difíciles tareas cognitivas en las que nuestros avanzados cerebros humanos participan toman como base una maquinaria que originalmente evolucionó para mover el cuerpo“, asegura Churchland.

“Entonces, tal vez para algunos tipos de comportamientos cognitivos, la forma en que ponemos en marcha esa maquinaria neuronal es moviéndonos”.

En otras palabras, aunque tenemos la idea de que debemos estar tranquilos y quietos para pensar, ese no es el caso para todos.

“Puede ser que para muchos, pensar signifique moverse“, dice Churchland.

“Necesitan participar en esos movimientos para poner en funcionamiento su cerebro pensante”.

Mejor concentración

Fidget-spinners

Getty Images
¿Alguna vez te preguntaste por qué los fidget-spinners se volvieron tan populares?

El psicólogo clínico Roland Rotz se especializa en el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y también es coautor del libro Fidget to Focus (“Moverse para concentrarse”).

Según él, estos movimientos son la forma natural en que nuestro cuerpo nos ayuda a concentrarnos.

“Cuando no estamos bien concentrados o tenemos dificultades para hacerlo o prestar atención, esta es la forma natural del cuerpo de estimularse a sí mismo”, explica Rotz.

Es un comportamiento que se ve más en los pacientes con TDAH, pero es una estrategia inconsciente que usamos casi todos.

¿Menos riesgos para la salud?

Mujer en silla de ruedas

Getty Images
Estos movimientos nos ayudan a autorregular nuestro peso quemando calorías, nos ayudan a mantenernos en forma y también podrían reducir el estrés.

El costo energético de estos movimientos también podría resultar beneficioso.

Janet Cade, profesora de epidemiología nutricional de la Universidad de Leeds, en Inglaterra, realizó un estudio a lo largo de 12 años en mujeres, observando cuánto tiempo pasaban sentadas y cuánto tiempo dedicaban a otras actividades.

También se les hicieron preguntas sobre sus movimientos nerviosos.

Durante ese período de 12 años, descubrieron que las mujeres que eran particularmente sedentarias, y que tampoco presentaban muchos de estos movimientos, tenían un mayor riesgo de muerte durante ese tiempo.

Sin embargo, las mujeres que los hacían con frecuencia, en realidad, tenían un riesgo reducido de muerte: las inquietas tenían un 30% menos de probabilidades de morir durante el estudio en comparación con las que permanecían quietas hasta cinco horas seguidas.

¿Por qué? Estos movimientos nos ayudan a autorregular nuestro peso quemando calorías, nos ayudan a mantenernos en forma y también podrían reducir el estrés, asegura Cade.

Entonces, ¿deberíamos ver el fidget como parte de un estilo de vida saludable?

En esencia, sí. Si no eres muy activo, puedes compensarlo con estos movimientos nerviosos.

Controlar y calmar el dolor crónico

Mujer tejiendo

Getty Images
El tejido de punto es una forma de “fidget” organizado… y un gran aliado contra el estrés.

Estudios han demostrado que actividades como el tejido de punto, que los expertos pueden considerar como una estrategia de fidget táctil, pueden obrar maravillas en nuestro bienestar mental.

Betsan Corkhill, directora de una organización llamada Stitchlinks, es una firme creyente en las propiedades terapéuticas de la artesanía y del tejido en particular.

Dirige un grupo de tejido de punto para personas con dolor a largo plazo, ya que se ha descubierto que ayuda a controlar las molestias crónicas.

Y una encuesta de 2013, con respuestas de más de 3,500 tejedores en 31 países, reforzó aún más sus cualidades mágicas.

“Nuestro hallazgo más significativo fue que cuanto más tejen, más felices y tranquilos se sienten”, dice Corkhill.

Ayuda para los enfermos de demencia

Mujer mayor con un teléfono

Getty Images
Usar las manos o caminar puede reducir el estrés.

Dave Bell es un enfermero especialista en salud mental que trabaja para la ONG Dementia UK.

Para muchos de sus pacientes, los fidgets son comunes, ya sea caminando o jugando con la costura de un vestido.

A menudo se debe a que una persona con demencia se siente incómoda físicamente o tiene dolor.

Para algunos, pueden ser factores ambientales los que los hacen sentir psicológicamente incómodos, mientras que para otros es el daño cerebral en sí mismo el que causa el comportamiento repetitivo.

Pero, aunque pueda parecer angustiante, esta inquietud en realidad podría ser una forma de calmarse.

“Creo que la persona que lo está experimentando, cuando hace cosas con las manos o camina, es muy posible que esté reduciendo algo de su estrés”, afirma Bell.

Stitchlinks ha estado creando manguitos tejidos con cuentas, botones, campanas y cintas para proporcionarles a las personas en residencias de ancianos una herramienta para sus fidgets.

La Sociedad para el Alzheimer ha diseñado un artilugio de madera con la Universidad de Central Lancashire para ayudar a reducir la ansiedad en personas con demencia.

Bell dice que los efectos son asombrosos: “He visto el cambio en el comportamiento que le sucede a alguien cuando tiene esto”.

¿Movernos o no movernos?

Estudiante en clase aburrida

Getty Images
Estos movimientos nos ayudan a concentrarnos y ser más eficientes… Pero no siempre.

Los movimientos repetitivos, más que ser un síntoma de falta de concentración que necesita ser suprimido y silenciado, en realidad nos ayudan a muchos a relajarnos, concentrarnos y abarcar las tareas de manera más efectiva.

Así que, ¿deberíamos todos estar jugando, retorciéndonos, girando y dando empujones para mejorar nuestra concentración en el aula o para superar una tarea tediosa?

Quizás… siempre que se haga de la manera correcta.

“Es un buen acto de equilibrio”, dice Roland Rotz.

A veces, un garabato puede volverse más interesante que la clase, ahí es cuando sabes que el fidget no está funcionando realmente como herramienta para mejorar la concentración.

“El mejor garabato podría ser sombrear”, dice el psicólogo. “Solo un movimiento sutil, rápido y rítmico”.

Entonces, el tipo de fidget que hagamos importa.

Además, los fidgets para concentrarse de una persona pronto pueden convertirse en una distracción exasperante para los demás.

Así que, adelante, toca, golpea y gira los dedos, pero recuerda, ¡agítate de manera responsable!


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts