Niños trabajadores en el Metro y Central de Abasto enfrentan rezago educativo, discriminación y violencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Niños trabajadores en el Metro y Central de Abasto enfrentan rezago educativo, discriminación y violencia

Un informe presentado por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) detalla el panorama para la población infantil trabajadora en la capital del país.
Cuartoscuro
23 de enero, 2020
Comparte

Afectaciones en salud, educación, desarrollo físico y mental, así como discriminación y violencia son el panorama al que se enfrenta niños, niñas y adolescente que se dedican a trabajar, específicamente en el Sistema de Transporte Colectivo Metro y en la Central de Abasto de la Ciudad de México. 

Esto, de acuerdo con un informe presentado por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF), que ubica a la capital del país como la segunda entidad con la tasa más baja de trabajo infantil (5.4%). 

Leer: Diario mueren en México más de 3 niñas, niños y adolescentes a causa de la violencia

El documento, que cita varios estudios de 2015 y 2017, identifica en el Metro a por lo menos 1420 menores de edad trabajando en estaciones, de los cuales 457 tenían entre cero y cinco años de edad (105 menores de tres años –68 eran bebés o lactantes– y 352 de entre tres y cinco años), así como 121 pertenecientes a algún grupo indígena. 

Rezago educativo 

El informe asegura que el trabajo o los menores de edad que acompañan a sus padres se ven afectados en su rendimiento escolar, por lo que son más propensos a abandonar la escuela. 

“En su informe sobre trabajo infantil en México la OIT (Organización Internacional del Trabajo) observó que las niñas, los niños y las y los adolescentes en esta situación presentan mayores tasas de reprobación y rezago escolar, y menores logros educativos como consecuencia del cansancio y agotamiento con el que llegan a las aulas después de largas jornadas de trabajo, muchas veces en situaciones precarias e insalubres”, expuso el documento. 

De acuerdo con el informe del organismo, la población infantil trabajadora tiene limitadas posibilidades de permanecer en el sistema educativo formal debido, entre otros temas, a la falta de expectativas sobre la escuela, así como a la falta de apoyo en los planteles para este grupo. 

Alimentación 

El documento afirma que alguna de la prácticas alimenticias observadas en niñas, niños y adolescentes trabajadores en la Ciudad de México representan un riesgo no solo para su salud, sino también para su desarrollo .

Principalmente por la existencia de “entornos inadecuados” que pueden afectar su desarrollo físico, cognoscitivo y emocional, como la contaminación por ruido, basura, accidentes laborales y actividades riesgosas. 

Por ejemplo, quienes trabajan en la Central de Abasto son más propensos a padecer enfermedades broncorrespiratorias e infecciones gastrointestinales por los cambios bruscos de temperatura a los que están expuestos. 

Además, es frecuente que recurran a la automedicación, debido a que la mayoría de las personas entrevistadas carece de algún tipo de seguridad social. 

El informe resulta que muchos niños, niñas y adolescentes se encuentran en un ambiente en el cual su trabajo representa un ingreso importante para el hogar. 

“El trabajo infantil puede incrementar el ingreso del hogar a tal grado que investigadores y especialistas señalan que también aumenta significativamente la probabilidad de sobrevivencia de la familia. Más aún, la sobrevivencia de la familia depende del trabajo infantil, independientemente de si es llevado a cabo en condiciones peligrosas o no peligrosas”, detalla. 

Entérate: Gobierno federal, sin estrategia para atender a menores de 5 años

Violencia y discriminación

La población infantil trabajadora también se enfrenta discriminación, rechazo y exclusión por parte de la sociedad, pues “tienden a verlos como delincuentes”, señala el documento. 

“Ejemplo de ello es lo mencionado por niñas y niños que trabajan en la Central de Abasto, quienes refirieron haber sufrido bullying y discriminación también por su situación económica, lo que constituye uno de los factores por los que no asisten a la escuela. Dicha situación es particularmente evidente entre las hijas y los hijos de recolectores de basura, a quienes suelen llamarles cartoneros”, destaca. 

Estas afectaciones , insiste el estudio, tienen impactos en el goce y ejercicio de diversos derechos, como el de cuidado. 

La situaciones de inseguridad y violencia que enfrenta esta población también cambiará si son mujeres, integrantes de algún grupo indígena o migrantes.

Tan solo en entre los menores de edad que trabajan en Metro y otros espacios públicos, el estudio detectó varias situaciones de riesgo como el que los asalten y les quiten los productos que venden; el decomiso de su mercancía; agresiones del personal del Metro y de otros vendedores y usuarios; acoso sexual, incluso de los policías, y el riesgo de ser abusados y raptados.

 

La CDHDF también identifica medidas inemdiatas que deben tomar varias autoridades, “para que en 2025 se ponga fin al trabajo infantil en todas sus formas”. 

También llama a avanzar en el cumplimiento de los convenios sobre la edad mínima de admisión al empleo y peores formas de trabajo infantil,los cuales fueron ratificados por México en 2015 y 2000.

“De manera particular, se tiene que trabajar en la restitución de los derechos de niñas, niños y adolescentes trabajadores y acompañantes, lo cual implica una mirada integral que conlleva además la restitución de derechos de sus familias y de las personas adultas que están a cargo de ellos”. resalta.

Aquí puedes consultar completo el informe especial “La situación del trabajo infantil y el trabajo adolescente en edad permitida en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, la Central de Abasto y otros espacios públicos de la Ciudad de México”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo se están reactivando cuentas de Netflix canceladas por sus usuarios sin que estos lo sepan

Algunos antiguos usuarios de Netflix siguen recibiendo facturas se subscripción meses después de cancelar el servicio.
Getty Images
28 de noviembre, 2019
Comparte

Antiguos usuarios de Netflix, que cancelaron su subscripción a ese servicio hace meses, han visto como sus cuentas eras reactivadas sin su consentimiento.

El programa You & Yours de BBC Radio 4 informó que delincuentes pueden tener acceso a cuentas congeladas y reactivarlas sin necesidad de conocer los detalles bancarios de los usuarios.

Esto se debe a que el servicio de “streaming” de video quiere facilitar el reingreso de antiguos usuarios.

Es por eso que la plataforma retiene los datos de sus antiguos clientes en su sitio durante 10 meses, incluyendo detalles de facturación.

Netflix asegura que esta información está disponible para los miembros que eligen cancelar el servicio y que la desecharán completamente si reciben una solicitud enviada por correo electrónico.

Pero BBC Radio 4 entrevistó a Emily Keen, usuaria en la ciudad de Oxford, en Inglaterra, que canceló su servicio de Netflix en abril de 2019 pero encontró que en su cuenta bancaria la compañía le había cobrado 11,99 libras esterlinas (aproximadamente US$15,50) en septiembre.

“Intenté entrar en mi cuenta (de Netflix) pero me dijo que mi correo y mi contraseña no habían sido reconocidos”, relató.

“Resulta que los criminales habían cambiado por completo mis detalles de acceso y me habían registrado para el servicio más caro“.

Una televisión con el logo de Netflix

Getty Images
Netflix asegura que la seguridad de sus clientes es su principal prioridad.

Mercado negro

Keen se comunicó con la sección de servicio al consumidor de Netflix, desde donde le aseguraron que su tarjeta sería bloqueada y el dinero reembolsado.

Sin embargo, Netflix continuó recibiendo dos pagos más por el servicio en octubre y noviembre, que sólo le fueron reembolsados parcialmente.

Antiguos subscriptores de Netflix se han estado quejando en Twitter de situaciones similares.

“Nuestra cuenta fue hackeada, supuestamente estaba desactivada y fue reactivada por un hacker que continuó usando nuestra tarjeta de crédito”, dice este tuit que concluye asegurando que Netflix no les ofreció un reembolso.

Hay un lucrativo mercado negro de claves de acceso a Netflix, con criminales que venden cuentas “de por vida” en eBay por poco más de US$4.

Un portavoz de eBay le contó al programa You & Yours de la BBC Radio 4 que esos anuncios estaban prohibidos en la plataforma y serían removidos, además que se tomarían medidas legales contra esos vendedores.

Netflix afirma que la seguridad de las cuentas de sus miembros son su principal prioridad y que los clientes que se percaten de actividad inusual en sus cuentas, deberían contactarles inmediatamente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rmK7HdMWCuQ

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng&t=26s

https://www.youtube.com/watch?v=8kkePnSQHGs&t=45s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.