Niños trabajadores en el Metro y Central de Abasto enfrentan rezago educativo, discriminación y violencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Niños trabajadores en el Metro y Central de Abasto enfrentan rezago educativo, discriminación y violencia

Un informe presentado por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) detalla el panorama para la población infantil trabajadora en la capital del país.
Cuartoscuro
23 de enero, 2020
Comparte

Afectaciones en salud, educación, desarrollo físico y mental, así como discriminación y violencia son el panorama al que se enfrenta niños, niñas y adolescente que se dedican a trabajar, específicamente en el Sistema de Transporte Colectivo Metro y en la Central de Abasto de la Ciudad de México. 

Esto, de acuerdo con un informe presentado por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF), que ubica a la capital del país como la segunda entidad con la tasa más baja de trabajo infantil (5.4%). 

Leer: Diario mueren en México más de 3 niñas, niños y adolescentes a causa de la violencia

El documento, que cita varios estudios de 2015 y 2017, identifica en el Metro a por lo menos 1420 menores de edad trabajando en estaciones, de los cuales 457 tenían entre cero y cinco años de edad (105 menores de tres años –68 eran bebés o lactantes– y 352 de entre tres y cinco años), así como 121 pertenecientes a algún grupo indígena. 

Rezago educativo 

El informe asegura que el trabajo o los menores de edad que acompañan a sus padres se ven afectados en su rendimiento escolar, por lo que son más propensos a abandonar la escuela. 

“En su informe sobre trabajo infantil en México la OIT (Organización Internacional del Trabajo) observó que las niñas, los niños y las y los adolescentes en esta situación presentan mayores tasas de reprobación y rezago escolar, y menores logros educativos como consecuencia del cansancio y agotamiento con el que llegan a las aulas después de largas jornadas de trabajo, muchas veces en situaciones precarias e insalubres”, expuso el documento. 

De acuerdo con el informe del organismo, la población infantil trabajadora tiene limitadas posibilidades de permanecer en el sistema educativo formal debido, entre otros temas, a la falta de expectativas sobre la escuela, así como a la falta de apoyo en los planteles para este grupo. 

Alimentación 

El documento afirma que alguna de la prácticas alimenticias observadas en niñas, niños y adolescentes trabajadores en la Ciudad de México representan un riesgo no solo para su salud, sino también para su desarrollo .

Principalmente por la existencia de “entornos inadecuados” que pueden afectar su desarrollo físico, cognoscitivo y emocional, como la contaminación por ruido, basura, accidentes laborales y actividades riesgosas. 

Por ejemplo, quienes trabajan en la Central de Abasto son más propensos a padecer enfermedades broncorrespiratorias e infecciones gastrointestinales por los cambios bruscos de temperatura a los que están expuestos. 

Además, es frecuente que recurran a la automedicación, debido a que la mayoría de las personas entrevistadas carece de algún tipo de seguridad social. 

El informe resulta que muchos niños, niñas y adolescentes se encuentran en un ambiente en el cual su trabajo representa un ingreso importante para el hogar. 

“El trabajo infantil puede incrementar el ingreso del hogar a tal grado que investigadores y especialistas señalan que también aumenta significativamente la probabilidad de sobrevivencia de la familia. Más aún, la sobrevivencia de la familia depende del trabajo infantil, independientemente de si es llevado a cabo en condiciones peligrosas o no peligrosas”, detalla. 

Entérate: Gobierno federal, sin estrategia para atender a menores de 5 años

Violencia y discriminación

La población infantil trabajadora también se enfrenta discriminación, rechazo y exclusión por parte de la sociedad, pues “tienden a verlos como delincuentes”, señala el documento. 

“Ejemplo de ello es lo mencionado por niñas y niños que trabajan en la Central de Abasto, quienes refirieron haber sufrido bullying y discriminación también por su situación económica, lo que constituye uno de los factores por los que no asisten a la escuela. Dicha situación es particularmente evidente entre las hijas y los hijos de recolectores de basura, a quienes suelen llamarles cartoneros”, destaca. 

Estas afectaciones , insiste el estudio, tienen impactos en el goce y ejercicio de diversos derechos, como el de cuidado. 

La situaciones de inseguridad y violencia que enfrenta esta población también cambiará si son mujeres, integrantes de algún grupo indígena o migrantes.

Tan solo en entre los menores de edad que trabajan en Metro y otros espacios públicos, el estudio detectó varias situaciones de riesgo como el que los asalten y les quiten los productos que venden; el decomiso de su mercancía; agresiones del personal del Metro y de otros vendedores y usuarios; acoso sexual, incluso de los policías, y el riesgo de ser abusados y raptados.

 

La CDHDF también identifica medidas inemdiatas que deben tomar varias autoridades, “para que en 2025 se ponga fin al trabajo infantil en todas sus formas”. 

También llama a avanzar en el cumplimiento de los convenios sobre la edad mínima de admisión al empleo y peores formas de trabajo infantil,los cuales fueron ratificados por México en 2015 y 2000.

“De manera particular, se tiene que trabajar en la restitución de los derechos de niñas, niños y adolescentes trabajadores y acompañantes, lo cual implica una mirada integral que conlleva además la restitución de derechos de sus familias y de las personas adultas que están a cargo de ellos”. resalta.

Aquí puedes consultar completo el informe especial “La situación del trabajo infantil y el trabajo adolescente en edad permitida en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, la Central de Abasto y otros espacios públicos de la Ciudad de México”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Facebook: la demanda del gobierno de EU contra la red social que busca obligarle a que venda Instagram y WhatsApp

Las autoridades federales acusan a la compañía, propietaria de Instagram y WhatsApp, de prácticas ilegales para impedir la libre competencia.
11 de diciembre, 2020
Comparte

Reguladores federales y fiscales de más de 45 estados de EU demandaron este miércoles a Facebook por lo que consideran prácticas monopólicas para absorber potenciales competidores y asfixiar la libre competencia.

La demanda es uno de los pasos más significativos que ha dado hasta la fecha el gobierno estadounidense contra la compañía tecnológica y, de alcanzar su objetivo, podría llevar a los tribunales a ordenar a Mark Zuckerberg la venta de Instagram y WhatsApp.

Facebook alega que los acuerdos de compra de esas últimas empresas, ahora bajo la lupa de los tribunales, ya recibieron el visto bueno de las autoridades años atrás .

“El gobierno quiere ahora una revisión, enviando a las empresas estadounidenses el mensaje escalofriante de que no hay venta que sea definitiva”, dijo Jennifer Newstead, consejera general de Facebook.

Newstead indicó que la compañía había invertido millones de dólares para que Instagram y WhatsApp fueran exitosos y que Facebook se defendería “vigorosamente” en las cortes.

“Las leyes antimonopolio existen para proteger a los consumidores y promover la innovación, no para castigar a las empresas exitosas”, agregó.

¿En qué consisten las demandas?

Las demandas presentadas por los estados y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) se centran en la adquisición de Instagram por parte de Facebook en 2012, la compra de WhatsApp en 2014 y las reglas que rigen a los desarrolladores de software externos.

Los demandantes acusan a Facebook de adoptar un enfoque de “comprar o enterrar” a los rivales potenciales, perjudicando a los competidores.

Y, también, a usuarios, que según los fiscales han perdido el control de sus propios datos para respaldar los ingresos publicitarios de la empresa.

Zuckerberg

Reuters
Las demandas citan correos internos de Zuckerberg.

Las demandas citan mensajes internos de Zuckerberg, como un correo electrónico de 2008 que decía que era “mejor comprar que competir”.

“Durante casi una década, Facebook ha utilizado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y acabar con la competencia, todo a expensas de sus usuarios”, dijo la procuradora general de Nueva York Letitia James, quien lidera la batalla legal de los estados.

“Ninguna empresa debería tener tanto poder sin control sobre nuestras interacciones personales y sociales. Por eso estamos tomando medidas hoy”, agregó.


Una larga batalla legal para Facebook

por James Clayton, corresponsal de tecnología de la BBC para América del Norte

A veces es bastante difícil comprender cuán grande es el poder de esta empresa: Facebook, Facebook Messenger, WhatsApp e Instagram, todos propiedad de una única compañía

Lo que sostiene la Comisión Federal de Comercio (FTC) es que hay una razón por la que Facebook llegó a dominar este sector tan lucrativo: adquirió la competencia ilegalmente.

Dos personas sostienen sus celulares ante un cartel con el logotipo de WhatsApp.

Getty Images
WhatsApp es una de las apps de mensajería más utilizadas del mundo.

En 2012, Instagram estaba creciendo rápidamente. Facebook estaba preocupado.

Zuckerberg había admitido que Instagram era un competidor y lo compró por una cifra que ahora parece baja: 1.000 millones de dólares.

WhatsApp también estaba creciendo a velocidades increíbles en 2014. ¿Iba a amenazar el propio servicio de mensajería de Facebook? Zuckerberg también lo compró.

Ambas adquisiciones fueron analizadas previamente por la FTC y fueron aprobadas.

The Facebook logo is displayed on a mobile phone

Reuters
El gobierno de Trump ha tenido una relación complicada con Facebook.

Ese es el argumento de Facebook, que compraron estas empresas cuando eran mucho más pequeñas, que no había nada predeterminado sobre su éxito.

En otras palabras, no castiguen a Facebook por crear empresas estadounidenses exitosas.

La separación de Instagram y WhatsApp de Facebook ahora se decidirá en los tribunales, pero estas demandas antimonopolio llevan tiempo.

También habrá una amplia oportunidad para apelaciones, así que no deberíamos esperar una potencial ruptura de Facebook en un futuro mediato.

Pero esto es una indicación más de hacia dónde se dirigen ahora los tribunales y los políticos: las grandes empresas tecnológicas son demasiado grandes a los ojos de muchas personas.

Acusaciones de monopolio

Las demandas ocurren en un momento en el que los reguladores estadounidenses están examinando más de cerca el poder del que disfrutan las empresas de tecnología.

Este verano, los jefes de Google, Amazon, Facebook y Apple se vieron obligados a testificar ante el Congreso, como parte de una investigación más amplia sobre su influencia en el mercado.

En octubre, el Departamento de Justicia demandó a Google, acusando a la empresa de violar las leyes de competencia de Estados Unidos para mantener el monopolio de las búsquedas y la publicidad en internet.

Más de 2.500 millones de personas utilizan una de las aplicaciones de Facebook cada día.

La empresa, valorada en casi US$800.000 millones, emplea a más de 56 mil personas y reportó más de 18 mil millones de dólares en ganancias el año pasado.

El Open Markets Institute, un grupo de expertos de Washington que ha estado presionando a los reguladores para que adopten una postura más agresiva contra las empresas de tecnología, dijo que las demandas eran un “paso crítico” hacia adelante.

“Todavía hay más por hacer, pero este es un gran momento”, escribió la organización en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=quE5HuMmHoE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.