Mujeres exigen a medios disculpa pública por fotografía de Ingrid
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Itxaro Arteta

'En México llueve sangre': Mujeres exigen a La Prensa una disculpa pública por fotografía de Ingrid

El contingente marcha para exigir a La Prensa y otros medios una disculpa pública por difundir la foto del feminicidio de Ingrid.
Itxaro Arteta
Por Itxaro Arteta y Elizabeth Cruz
14 de febrero, 2020
Comparte

Bajo el lema “en México llueve sangre” decenas de mujeres exigieron frente a las instalaciones del diario La Prensa una disculpa pública por la fotografía que difundieron del feminicidio de Ingrid Escamilla.

El contingente partió alrededor de las 5 de la tarde de la Antimonumenta ubicada frente al Palacio de Bellas Artes hacia la sede del diario, en Paseo de la Reforma.

Las manifestantes caminaron por avenida Juárez, para después incorporarse a Paseo de la Reforma y llegar por la calle Basilio Badillo al edificio de La Prensa.

El trayecto fue vigilado por mujeres policías, quienes a la vez resguardaban los monumentos y las estaciones de Metrobús.

Frente al edificio algunas integrantes de la marcha hicieron pintas y prendieron fuego a un camión repartidor de La Prensa para luego retirarse y volver a caminar hacia Paseo de la Reforma.

En Paseo de la Reforma un grupo de la colectiva se organizó para interpretar el performance “Un violador en tu camino” y luego regresaron a las instalaciones de La Prensa para exigir una respuesta por parte del diario.

Minutos después, las policías que resguardaban el edificio rociaron gases de los extintores hacia donde se encontraban las mujeres, mismas que formaron una valla humana para evitar ser replegadas apoyadas por la brigada de paz Marabunta.

No pasó mucho tiempo antes de que las policías volvieran a rociaran gas de los extintores contras las manifestantes y se registraran algunos empujones entre ambos bandos.

Cerca de las 7 de la noche, y a pesar de la fuerte lluvia, las decenas de mujeres decidieron abandonar el lugar y caminar hacía el Ángel de la Independencia, monumento que también era resguardado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX.

Ahí las mujeres trataron de hacer pintas en las tablas que cubren el Ángel pero policías hicieron un cerco y se los impidieron, por lo que hubo empujones, y rociaron gas a las manifestantes.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México informó que, para vigilar la marcha, las policías del grupo Atenea solo portaron el equipo de protección personal, que no incluye gases.

La dependencia también señaló que no hubo personal de esta dependencia infiltrado en la manifestación, como denunciaron algunas de las mujeres, y que los jalones y empujones se registraron “al tratar de evitar” daños en el paradero del Metrobús estación Caballito.

La SSC CDMX agregó que a la altura de la estación Caballito del Metrobús, “mujeres con chaleco rojo lanzaron gas pimienta contra medios de comunicación y mujeres policías”.

Ante esto, argumentó la dependencia, se registraron más “jaloneos y empujones” para evitar daños y “retirarles inmovilizadores eléctricos y objetos aptos para agredir”.

Exigen justicia a AMLO

La mañana de este viernes, otro grupo de mujeres se manifestó en Palacio Nacional para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador justicia en los casos de feminicidio.

Lee: “Nos están matando”: Mujeres exigen a AMLO justicia contra feminicidios en Palacio Nacional

Las mujeres rechazan que el presidente prefiera hablar de la rifa del avión que de feminicidios en su conferencia matutina.

Horas después, las mujeres acudieron al diario Reforma, donde se reunieron con el director del periódico.

El diario Metro, perteneciente a Grupo Reforma, publicó la foto del feminicidio de Ingrid Escamilla.

Las mujeres informaron que los directivos se comprometieron a ser más cuidadosos con su contenido; esto mismo pedirán al diario La Prensa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la cisticercosis, la enfermedad por la que murió el actor Sebastián Ferrat

La cisticercosis es una enfermedad parasitaria que se contrae comúnmente tras ingerir carne de cerdo con quistes larvarios, pero esta no es la sola causa.
Getty Images
30 de diciembre, 2019
Comparte

Este domingo 29 de diciembre se dio a conocer la muerte del actor mexicano Sebastián Ferrat, conocido por su papel de El Marcado en la serie “El señor de los cielos”.

Originario de Mexicali, cerca de la frontera con Estados Unidos, Ferrat tenía 41 años de edad y según varios medios llevaba varios meses hospitalizado por una cisticercosis porcina, una enfermedad parasitaria que en algunos casos puede causar la muerte.

Pero ¿qué es exactamente la cisticercosis, de dónde proviene y cómo puede afectar tu salud?

Se trata de una infección ocasionada por el parásito Taenia solium, también conocido como tenia del cerdo, que vive en el intestino delgado de los seres humanos comúnmente tras la ingestión de carne de cerdo infectada y mal cocinada.

Los quistes larvarios de Taenia solium pueden llegar a ser fatales en el ser humano.

Parásito alojado en las heces humanas

Cerdos en una granja.

Getty Images
Los cerdos suelen infectarse al ingerir huevos de tenia en heces humanas contaminadas.

Las personas no contraen cisticercosis por el solo hecho de comer carne de cerdo poco cocida.

Consumir carne de cerdo mal cocinada puede provocar infección por tenias si el alimento contiene quistes larvarios; los cerdos se infectan al comer huevos de tenia en heces humanas contaminadas.

Una persona puede contraer cisticercosis al ingerir heces de otra persona con esta infección, por lo que aquellos que comparten el hogar con un portador tienen un riesgo más alto de contraer esta enfermedad.

En algunos casos, malas prácticas de higiene al cocinar alimentos puede conllevar a una infección por cisticercosis.

Afección más frecuente en países en desarrollo

Campesino labrando la tierra.

Getty Images
Se puede contraer cisticercosis en cualquier rincón del mundo, pero las tasas de infección son más altas en las zonas rurales de países en desarrollo.

Si bien una persona puede contraer cisticercosis en cualquier rincón del mundo, las tasas de infección más altas se encuentran en las zonas rurales de países en vías de desarrollo, especialmente en América Latina, Asia y África, regiones que aún tienen zonas con falta de saneamiento e infraestructuras sanitarias deficientes.

En estos lugares también es más común que los cerdos estén sueltos en grandes áreas y puedan entrar en contacto con heces humanas.

En los países desarrollados, la mayoría de los casos se presentan en personas de bajos recursos o que han contraído la enfermedad viajando a lugares con condiciones higiénicas deficientes.

Tras la ingestión de huevos de larvas de Taenia solium, existe el riesgo de que estos migren de los intestinos, se alojen en diferentes tejidos del organismo y formen quistes.

Algunos no presentan síntomas

Los quistes de Taenia solium pueden afectar cualquier área del cuerpo, incluido el cerebro, causando neurocisticercosis, una enfermedad que puede dar episodios crónicos de epilepsia.

De hecho, esta enfermedad representa la causa prevenible más común de epilepsia en los seres humanos.

La cisticercosis también puede impactar el funcionamiento de la vista, el aspecto de la piel, así como deteriorar la médula espinal y hasta el corazón.

Los síntomas de la cisticercosis dependen del número, de la ubicación de los quistes y de la respuesta del sistema inmune de la persona afectada.

Medicamentos.

Getty Images
La cisticercosis es generalmente tratada con medicamentos antiparasitarios y antiinflamatorios, pero en algunos casos se requiere extraer quistes a través de cirugías.

Antiparasitarios y antiinflamatorios

Si bien algunas personas no presentan síntomas, los afectados pueden experimentar dolores de cabeza, mareos, náuseas, vómitos y problemas visuales.

De manera general, la cisticercosis es tratada con medicamentos antiparasitarios, antiinflamatorios y, en algunos casos, anticonvulsivos.

Cuando este tratamiento no funciona, los médicos pueden llevar a cabo una cirugía para extraer los quistes.

Pero lamentablemente no todos los casos pueden ser tratados.

Para evitar una infección por cisticercosis se recomienda mantener una buena higiene personal, especialmente al manejar alimentos y lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bvQq8iw2ghM

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.