CDMX pide a funerarias considerar toda muerte por neumonía como COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arturo Ángel

CDMX pide a funerarias considerar toda muerte por neumonía como sospechosa de COVID-19

Especialistas del gobierno dijeron que los hospitales están obligados a especificar en los certificados de defunción si la causa de muerte fue por COVID-19.
Arturo Ángel
31 de marzo, 2020
Comparte

Autoridades sanitarias del gobierno de la Ciudad de México pidieron a las funerarias de la capital que desde ahora consideren toda defunción por neumonía como caso sospechoso de COVID-19, y sigan un protocolo de seguridad que incluye usar equipo de protección al manipular el cuerpo y recomendar la no velación de este y su rápida cremación.

Esto luego de que, en una reunión privada con especialistas de la Agencia de Protección Sanitaria del Gobierno capitalino a la que Animal Político tuvo acceso, miembros de la Asociación de Propietarios de Funerarias y Embalsamadores reclamaron que han recibido cuerpos de personas con cuadros clínicos similares a los del coronavirus, pero donde los certificados de defunción solo refieren de forma genérica “neumonía”.

Lee: Así enfrentará el ‘Comando’ del Hospital Juárez a la enfermedad COVID-19

Los especialistas del gobierno explicaron que los hospitales están obligados a especificar en los certificados de defunción si la causa de muerte fue por COVID-19, pero reconocieron que puede haber fallas por negligencias o por situaciones particulares como que el fallecimiento ocurra antes de recibir los resultados de una prueba, o que el deceso se de en una casa y no se siguen procesos adecuados para certificar la muerte.

“Ustedes saben que hay cosas que pasan como que la persona viene con un diagnóstico incorrecto, o equivocado y muchas veces un diagnóstico falseado y eso pasa, lo conocen mejor que yo. Entones la recomendación clara es que se maneje todo cuerpo como sospechoso de coronavirus” dijo el doctor Alan Moreno.

Los representantes de las funerarias aceptaron la recomendación, pero pidieron a la Coordinación de Servicios de Salud que ordenen a los directores de hospitales que se cumpla con el registro por escrito de los casos sospechosos de COVID-19, sobre todo para sustentar ante los familiares que el cuerpo que reciben es de riesgo.

El doctor Moreno respondió que ya se están dando pláticas a nivel hospitalario para sensibilizar a los médicos en la importancia de reconocer los casos como “sospechosos de coronavirus” aunque no haya prueba que lo confirme.

“Hay hospitales que a veces sí tienen ciertas deficiencias en ciertas cosas y es bien importante que el hospital les comunique a ustedes (funerarias) si les van a pasar un caso sospechoso de coronavirus. Sobre todo si el cuadro es el de neumonía. Se está haciendo el acercamiento para que no caigan en eso (no avisar si es al menos sospechoso) porque es un error garrafal que expone tanto a la familia como a las funerarias y a todos” dijo el especialista.

¿En qué consiste el protocolo de seguridad?

En la reunión los especialistas explicaron que el manejo de un cuerpo bajo protocolo de coronavirus exige medidas estrictas que van desde el equipo de protección que hay que utilizar, hasta las recomendaciones para su traslado y tratamiento, y procesos de desinfección. Todo ello con la finalidad de prevenir contagios.

Lee: Declaran emergencia sanitaria por COVID-19; Salud extiende sana distancia hasta el 30 de abril

Recordaron que, si bien el contagio puede darse directamente vía aérea a través de estornudos o gotas de saliva, este también puede darse en superficies de contacto como el papel o plástico donde el virus se mantiene activo hasta por cinco días, por lo que es importante extremar los cuidados.

El equipo de protección

Al momento de manipular el cuerpo de la persona fallecida, el personal de la funeraria y los embalsamadores deben utilizar al menos: dobles guantes, mascarillas de filtración N95 o FFP2 (cubrebocas convencional no sirve), googles o lentes de seguridad para evitar salpicaduras y batas impermeables de manga larga.

Todos esos elementos deben ser eliminados inmediatamente después de su uso y no ser reutilizados.

Tratamiento y traslado

En el manejo del cadáver deben seguirse estrictas normas sanitarias desde su preparación hasta la entrega.

En el hospital todos los orificios del cuerpo deben ser cubiertos con algodón impregnado de una solución desinfectante para posteriormente envolvérsele en una sábana o tela antifluido sin retirar catéteres, sondas o similares. Ello con la finalidad de prevenir salpicaduras altamente contagiosas.

Lee: Ya son 1,094 casos confirmados y 28 muertes en México por COVID-19

Para el traslado deberán usarse dos bolsas especiales de una especificación técnica denominada “150 micras”. El cuerpo envuelto se coloca en la primera bolsa la cual debe ser rociada con desinfectante por dentro y por fuera. Posteriormente se coloca la segunda bolsa que también debe ser rociada de la misma forma.

Al momento de salir del hospital las bolsas con el cuerpo deben colocarse dentro de un féretro cerrado. El vehículo utilizado debe ser sanitizado después de cada servicio de traslado no solo en el área de la carroza sino en el volante, palanca de velocidades, asientos, ventanas y demás partes claves del auto.

Incineración y no velación

Los especialistas indicaron a las funerarias que deben indicar a los familiares – de forma enfática- la recomendación de incinerar un cadáver confirmado o sospechoso de COVID-19 en vez de inhumarlo. Ello con la finalidad de prevenir contagios.

Para agilizar este proceso la Secretaría de Salud capitalina autorizará que los cuerpos puedan ser cremados incluso antes de 12 horas posterior al fallecimiento, y no necesariamente después de ese lapso como ocurre en casos convencionales.

En el área de crematorios el personal responsable de abrir el féretro debe rociarlo con una solución de cloro concentrado antes de abrirlo y después de ello. En ninguna circunstancia el ataúd puede ser reutilizado.

Si la familia se resiste a una cremación y se decide proceder con la inhumación esta debe llevarse a cabo bajo estrictas medidas sanitarias y el personal que se encargue de embalsamar el cadáver debe protegerse con el equipo ya mencionado anteriormente.

Los especialistas fueron enfáticos en pedir a las funerarias que se recomiende no velar el cuerpo pues ello representa un riesgo alto de contagio. Lo deseable, en todo caso, es proceder de inmediato con el entierro

En el caso no recomendado de que se decida velar al cuerpo, el personal de las funerarias debe restringir el espacio a menos del 50% de la capacidad que pueda albergar la instalación, prohibir en lo posible el ingreso de menores y personas de la tercera edad, colocar gel desinfectante, mantener sana distancia, entre otros.

Y reiteraron que, por ningún motivo, debe mantenerse un ataúd abierto ni permitir que personas se acerquen al mismo.

Cuidando la funeraria

Los técnicos de salubridad también emitieron recomendaciones generales al personal de las funerarias para mantener sus instalaciones libres de contagio, en la medida de lo posible.

Entre ellas se encuentra la limpieza diaria de todas las instalaciones utilizando soluciones con cloro, evitar el uso de sistemas de ventilación interconectados entre distintos lugares, garantizar que las salas se encuentren ventiladas cada una por su cuenta.

Las carrozas y demás vehículos deben ser desinfectados después de cada uso con una solución a base de cloro o alcohol. Los sanitarios deberán contar con agua potable, jabón líquido, toallas desechables y un rótulo que promueva el lavado de manos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street

Un estudiante, un ingeniero y una enfermera. La BBC habló con algunos de los inversores minoristas afectados por el escándalo de GameStop, quienes aseguran que "los grandes fondos de inversión apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos".
30 de enero, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, Alex Patton nunca había pensado en convertirse en un inversor aficionado.

Pero ahora, tras el alza frenética de las acciones de GameStop, una cadena de tiendas de videojuegos, es un veterano de los mercados financieros.

Antes del COVID no sabía nada sobre inversiones“, señaló el ingeniero de ciberseguridad de 28 años que vive en Kingston upon Thames, al suroeste de Londres.

Pero después de que el mercado de valores sufriera una fuerte caída en marzo del año pasado y asestara un golpe a sus ahorros para una pensión, Patton decidió que debería, como él mismo dice, “asumir un papel más activo en la gestión de mi dinero”.

Al tener doble nacionalidad británica y estadounidense, el ingeniero no tuvo problemas para abrir una cuenta con la plataforma estadounidense Robinhood, la corredora de inversiones minoristas en el centro del escándalo de GameStop.

Animado por sus amigos, Patten comenzó a revisar el foro “WallStreetBets” en la red social Reddit.

“Un amigo me dijo: ‘Deberías echarle un vistazo a GameStop’. Y me di cuenta de que algunas personas en Reddit hacen un trabajo realmente impresionante investigando acciones”.

Posición arriesgada

Los principales hedge funds (fondos de cobertura o fondos de inversiones de alto riesgo) habían apostado miles de millones de dólares a que las acciones de GameStop caerían, debido a que su modelo de negocios está basado en ventas físicas que han sido superadas por ventas en línea.

La investigación en Reddit indicó que las posiciones tomadas por los vendedores en corto representaban más del 100% de las acciones existentes de GameStop, señaló Alex.

(En una “venta en corto” se toman prestadas acciones de un corredor por un interés relativamente bajo para venderlas, con la intención de volver a comprarlas una vez que su precio haya caído aún más. La diferencia entre el precio más bajo y el más alto es la ganancia que obtiene el fondo de inversión).

“La gente había realizado investigaciones que mostraban la posición de riesgo en la que se encontraban esos hedge funds o fondos de cobertura. Y pensamos: ‘Podemos aprovechar eso. Esta es una oportunidad'”.

Los inversores aficionados comenzaron a comprar frenéticamente acciones de GameStop e hicieron subir el precio de las acciones en más de un 700% en una semana.

Patton invirtió US$1,000 en acciones de GameStop y obtuvo una ganancia de US$2,000. Pero fue uno de los afortunados que se salió a tiempo.

“La teoría era que a medida que el precio continuaba subiendo, los fondos de inversión que habían vendido en corto se verían obligados a comprar esas acciones a cualquier precio para evitar mayores pérdidas y cerrar sus posiciones en corto”, afirmó.

Pero la actividad atrajo la atención de los reguladores de la bolsa esta semana, y los inversores minoristas se vieron repentinamente excluidos por sus plataformas de negociación, incapaces de seguir comprando acciones de GameStop y de otras empresas.

Los precios cayeron bruscamente, lo que permitió que los fondos se salieran de su apuro.

“Los reguladores asumen que los inversores minoristas no podemos gestionar nuestro riesgo, mientras que los grandes fondos han asumido un riesgo enorme, un riesgo increíble, y simplemente se les permite continuar con sus actividades como de costumbre”, señaló el ingeniero.

Aunque Patton salió económicamente ileso, considera que la intervención de los reguladores fue una injusticia.

Existe una enorme brecha entre la clase media ordinaria, la gente de clase trabajadora, y estos fondos que tienen miles de millones“, señaló. “Otros inversores aficionados están sufriendo mucho más por esto que yo”.

“No es un libre mercado”

Myron Sakkas

MYRON SAKKAS
Myron Sakkas: “Los grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos”.

Myron Sakkas, de 18 años, es oriundo de la ciudad de Coventry en Inglaterra y estudia en la Universidad de Warwick.

Myron perdió 30 libras esterlinas (cerca de US$40) en acciones de GameStop, que tuvo durante “un par de horas” y vendió cuando vio lo que estaba sucediendo.

El estudiante tiene una cuenta en la plataforma Trading 212 desde agosto del año pasado y espera ingresar a la banca de inversión después de graduarse.

Sakkas aseguró estar desilusionado por lo que ve como una “manipulación del mercado” dirigida contra personas como él.

Para el estudiante había un objetivo claro en las “guerras de acciones” de GameStop, como él las llama: “los responsables de la crisis financiera de 2008 que nunca debieron rendir cuentas”.

“Entendemos que existen peligros, pero aquí no había un riesgo real de un colapso en la bolsa. La intervención fue generada por personas que protegen los intereses corporativos y las personas comunes fueron otras vez los grandes perjudicados“.

“Cuando la gente común intenta ganar dinero en un sistema en el que sólo los inversores ricos pueden hacerlo, eso es lo que sucede”, señaló Sakkas a la BBC.

Esos grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos. Lo que vimos ahora no fue un mercado libre y llevó a que mucha gente común perdiera mucho dinero”.

Sakkas señala que su cuenta sigue bloqueada y no puede usarla mientras se verifica su identidad.

Pero afirma que cuando vuelva a tener acceso retirará los US$1,000 que tiene en su cuenta.

“Tal vez deje de invertir por un tiempo”, señaló. “Tengo otras cosas que hacer”.

No parece correcto

Melissa Holdren

MELISSA HOLDREN
Melissa Holdren es muy crítica de las acciones de Wall Street.

En las redes sociales los inversores aficionados instaron a sus compañeros a retener sus acciones para evitar pérdidas adicionales, mientras cuestionaban al mismo tiempo a las plataformas que restringieron sus cuentas.

Melissa Holdren, una enfermera de 43 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, estaba tan indignada con la acción de las plataformas de inversión que compró acciones de una de las empresas afectadas.

Holdren usó su cuenta en Fidelity, una importante corredora conocida por sus fondos mutuos, para comprar acciones por un valor de US$500 en la cadena de cines AMC Entertainment.

Fue algo nuevo para la enfermera, que siempre ha confiado en las grandes empresas para administrar las inversiones de su jubilación.

“Me parece muy cuestionable que una corporación privada pueda bloquear en forma unilateral la compra de acciones”, afirmó.

“No parece correcto. Si les preocupa la volatilidad del mercado, ¿por qué están bloqueando sólo un lado de las transacciones?”

Holdren, cuyo abuelo se ganaba la vida como corredor de bolsa independiente, sabe que puede perder dinero si caen las acciones de AMC. Pero espera que su pequeña inversión ayude a sobrevivir a la cadena de cines.

La enfermera es muy crítica de las acciones de Wall Street.

“En general, necesitamos repensar muchas de nuestras estructuras financieras”, aseguró.

Después de la crisis de 2008 quedó claro que gran parte del mercado financiero estaba divorciado de la realidad de una manera que no era saludable“.

“Que se preocupen tanto de lo que está pasando en Reddit en este momento en lugar de preocuparse del panorama más amplio es engañoso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EAzpg7J-OxA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.