Comerciantes temen que emergencia por COVID-19 los deje sin ingresos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Itxaro Arteta

'¿Nosotros qué vamos a hacer?': Comerciantes temen que emergencia por COVID-19 los deje sin ingresos

Comerciantes y trabajadores informales "viven al día" y ya comienzan a resentir una baja de clientes, como ocurrió hace 11 años con la epidemia de influenza AH1N1.
Foto: Itxaro Arteta
17 de marzo, 2020
Comparte

David Javier tiene un puesto de revistas justo en frente de Bellas Artes y este lunes de puente, 16 de marzo, ya empieza a notar que hay un poco menos de gente en la calle que en un día festivo cualquiera, como consecuencia de la pandemia de coronavirus o Covid-19.

Esta es la situación de 1.3 millones de personas que trabajan en el sector informal en la Ciudad de México, 15.3 millones en todo el país, de acuerdo con cifras de 2019 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entérate: AMLO descarta estímulos fiscales como ayuda por la afectación del coronavirus a la economía mexicana

Como trabajador por su cuenta a David Javier nadie le ha dicho hasta el momento que tenga que tomar alguna medida y solo se mantiene atento a las noticias sobre el virus. No está pensando en cerrar, como no lo hizo hace 11 años cuando la epidemia de influenza AH1N1, pero no se le olvida lo difícil que se las vieron entonces.

“Mi hermano hoy no quería venir, él también se dedica a esto, tiene su puesto aquí en 5 de mayo, y le digo: no, ahorita hay que ir para lo que más se pueda guardar, porque en un dado caso de que pase lo de la influenza… No teníamos nada, nada (de clientes)”, recuerda.

Su papá atendía el negocio en ese entonces y le llamaba para decirle que ni fuera a ayudarlo con la jornada, que iba a cerrar temprano porque no había gente. Pasaron semanas antes de que la afluencia de personas volviera a lo normal y sus bolsillos se recuperaran.

Por ahora, lo que más ha sentido como efecto del coronavirus, es que lleva meses sin recibir productos de China. Además de revistas, vende dulces, cigarros y bolsas de tela estampadas. En la parte de arriba del puesto cuelgan unas de Hello Kitty, y abajo otras con imágenes de las ruinas de Chichén Itzá y un jaguar, otra de una mujer con moños y rebozo.

Las de abajo son nuevas, compradas a fabricantes mexicanos. A inicio de año, explica, su proveedor de las otras les dijo a todos los que le compran que agarraran todo lo que pudieran, porque se iba a bloquear la importación.

David no hizo mucho caso —tampoco tenía tanto dinero para invertir—, pero fue cierto.

Lo mismo han sufrido comerciantes de la zona centro. Detrás de Palacio Nacional, la calle Soledad todavía no es representativa de su nombre, pero Juan Carlos dice que sí está sola, para lo que hubiera esperado en día festivo. Su tienda presume en la entrada: “importaciones”. Venden mochilas, bolsas, carteras y otros artículos para dama, pero dos de sus tres proveedores no le están surtiendo desde hace un mes.

Eran artículos chinos que ya no están saliendo de allá, tanto porque las fábricas dejaron de producir a ritmo normal, como porque los contenedores están parados, explica. Por ahora sacaron todo lo que tenían en bodega, pero lo que más les preocupa no es tener menos mercancía, sino que vayan a bajar los clientes.

En la calle Madero, cerca de ahí, María Elena y su hijo Óscar son organilleros y ya les preocupa lo que pueda venir en las próximas semanas. Por ahora, la Unión Mexicana de Organilleros que los agrupa les ha dado la instrucción de ser estrictos con las medidas de higiene.

“Aquí pasa mucho extranjero y luego se toman fotos, hasta nos dan besos. Entonces todo eso ya no. También limpiar la manija cada que alguien toca, y ya no dejar que ellos la toquen. Pero eso del cubrebocas, no, dicen que no sirve, que hasta se contamina una más”, explica.

Ella está en silla de ruedas, tiene que pagar 180 pesos diarios por la renta del aparato, y en dos horas apenas ha sacado 70. Desde hace unos días, lamenta, apenas están logrando sacar dinero. Dice que la gente ya no quiere acercarse y tener contacto al dar una moneda. Por eso está dispuesta a seguir viniendo a tocar a pesar del riesgo de la enfermedad.

“Nosotros vivimos al día. Entonces desafortunadamente tenemos que salir, a lo que la gente nos quiera cooperar, porque tenemos que comer diario, tenemos hijos, pagamos renta, incluso renta del aparato, ¿entonces nosotros qué vamos a hacer?”, se pregunta.

Luisa tiene un puesto de dulces, botanas y refrescos sobre Avenida Juárez. Confía en que como todo lo que vende está empacado, hay menos riesgo de contagio, y eso le permita seguir vendiendo sus productos.

Todavía no ha recibido ninguna información de su asociación de vendedores ambulantes ni de autoridades de la Ciudad de México que la lleven a pensar que tendría que dejar de salir a trabajar, y espera que no haga falta, como no dejó de trabajar cuando la AH1N1 en 2009.

“Que claro, no había la venta, pero aunque sea sacábamos para comer”, recuerda.

“Esperemos que no sea tan malo. Como lo de la influenza, como que no duró mucho. Pero en ese entonces casi era en México, pero ahorita ya se expandió… Pues ojalá no pase a mayores”.

Si Luisa, María Elena o David tienen que dejar de trabajar o se quedan sin clientes por el coronavirus, no tendrán ningún respaldo económico para sostenerse los días que dure la contingencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: 5 estrategias que están funcionando para contener los contagios de covid-19

Pese a las malas noticias por casi todos lados, un grupo de naciones asiáticas parece haber logrado contener la propagación abrupta del virus.
17 de marzo, 2020
Comparte
coronavirus

Getty Images
El coronavirus ha contagiado a casi 180.000 personas a nivel global y ha dejado unas 7.000 muertes.

El coronavirus se esparcen por el mundo: pánico generalizado, miles de nuevos casos y cientos de muertes por día, se cierran ciudades y países enteros, se cancelan vuelos, eventos y festivales…

Europa se ha vuelto el nuevo epicentro de la enfermedad, mientras en América Latina y Estados Unidos los nuevos contagios se multiplican cada día.

Sin embargo, pese a las malas noticias por casi todos lados, un grupo de naciones parece haber logrado contener la propagación abrupta del virus, que hasta este 16 de marzo ya dejaba unas 7,000 muertes y casi 180,000 contagios a nivel global.

De hecho, pese a su cercanía con China y por tanto, mayor potencial exposición, varios países asiáticos han logrado que el nivel de propagación del virus sea comparativamente menor que en el resto del mundo.

“Ha habido un grupo de naciones que han logrado tomar medidas para contener el brote y creo que hoy se podría aprender de ellas”, le dice a BBC Mundo el epidemiólogo Tolbert Nyenswah profesor de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos).

“No solo en China, donde también han disminuido los casos pero se han tomado medidas muy agresivas que quizás no sea fácil replicar en otras naciones democráticas, sino países que han propuesto variantes diferentes y agresivas de respuestas y les ha dado resultado“, agrega.

Taiwán, por ejemplo, con 23.6 millones de habitantes y vecino de China, hasta este lunes solo había reportado 67 casos y una muerte en más de dos meses de combate contra el coronavirus.

Mientras otros como Hong Kong (7.5 millones de habitantes), que incluso comparte frontera terrestre con China, solo ha confirmado 155 contagios y cuatro muertes en más de dos meses.

En Japón, una población de 120 millones, los casos apenas han sobrepasado los 800, mientras en otros como Corea del Sur, si bien se han reportado más de 8,000 enfermos, los nuevos contagios se han reducido en las últimas semanas de forma abrupta.

Japon

AFP
Japón ha logrado reducir el número de contagios en medio de las presiones por la cercanía de los Juegos Olímpicos.

De acuerdo con Nyenswah, los resultados en estos países no solo dependen de su situación geográfica o cantidad de población (aunque son factores que en algunos casos pueden incidir), sino que responden a políticas innovadoras, preparación y respuesta rápida.

¿Cuáles han sido más efectivas?

1. Pruebas, pruebas y más pruebas

La Organización Mundial para la Salud (OMS) y los expertos consultados por BBC Mundo coinciden en que la detección temprana de los casos es un factor fundamental para contener la extensión de la pandemia.

“No se pueden tomar acciones ni conocer el impacto real del virus si no sabemos a cuántas personas ha afectado”, afirma Nyenswah.

Krys Johnson, profesora de Epidemiología de la Universidad de Temple (EE.UU.), coincide en que este factor ha marcado la diferencia entre algunas naciones que están mostrando mejores resultados en su batalla contra el virus y otras donde el número de casos aumenta rápidamente.

coronavirus

Getty Images
Las pruebas son el primer paso para contener la pandemia.

“Corea del Sur ha estado probando a unas 10,000 personas por día, lo que significa que evalúan a más personas en dos días que los que ha probado EE.UU. en más de un mes”, le dice a BBC Mundo.

En una conferencia de prensa este lunes, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, consideró que facilitar las pruebas a cualquier persona con síntomas de haberse contagiado era la “columna vertebral para detener la propagación” de la pandemia.

Sin embargo, alertó que muchos gobiernos continúan haciendo los exámenes solo a los pacientes más graves, lo que no solo puede falsear las estadística sino propiciar que personas con síntomas más leves continúen propagando el virus.

2. Aislar a los contagiados

Johnson señala que la realización de pruebas permite no solo aislar a los enfermos y evitar que se propague el virus entre un mayor número de personas, sino que también abre la posibilidad para detectar posibles contagios que todavía no han desarrollado síntomas.

“Corea del Sur y China han realizado excelentes trabajos en el rastreo, pruebas y contención entre sus ciudadanos”, señala.

De acuerdo con la experta, el gobierno de Pekín ha sido “hipervigilante” en la detección de nuevos casos potenciales, lo que podría ser una de las causas detrás de la caída de contagios que han reportado.

“A las personas que tienen fiebre las envían a ‘clínicas de fiebre’ y las analizan para detectar si tenían gripe o covid-19. Cuando dan positivo para covid-19, las aíslan en lo que han llamado ‘hoteles de cuarentena’ para evitar que infecten a sus familias”, señala.

china

AFP
China realiza diversos controles para detectar fiebre como síntoma del covid-19.

A diferencia de China, en Taiwán, Singapur y Hong Kong, aunque existen lugares estatales para las cuarentenas, la norma que se impuso fue regular que las personas permanecieran en sus casas e imponer multas -en ocasiones de hasta más de US$3,000- para los que la violaran.

Pero según Nyenswah, el rastreo de potenciales contagios ha formado parte fundamental de su estrategia.

En ese sentido, recuerda que las autoridades de Taiwán y Singapur desarrollan estrategias extensivas para localizar a personas que estuvieron en contacto con los enfermos, que iban desde realizar entrevistas a los contagiados hasta la revisión de cámaras de seguridad o registros de transporte y hoteles y exámenes a todos los potenciales contactos.

“Por ejemplo, para el 12 de marzo, en Hong Kong tenían 445 casos sospechosos y realizaron 14,900 pruebas entre sus contactos para detectar los posibles contagios. Finalmente 19 resultaron positivos”, señala.

3. Preparación y reacción rápida

De acuerdo con Nyenswah, quien fue uno de los responsables del combate al ébola en África Occidental, uno de los elementos básicos para la contención de un virus es reaccionar rápidamente antes que los contagios se diseminen por la población.

“Países como Taiwán y Singapur mostraron que la acción rápida para la detección y el aislamiento de nuevos casos puede resultar un factor decisivo para contener la propagación”, dice.

Un artículo publicado en el Journal of the American Medical Association sobre la respuesta de Taiwán sugiere que la contención que ha logrado la isla responde parcialmente a la preparación que han desarrollado para eventuales eventos de este tipo desde que crearon en 2003 un comando central para el control de epidemias.

El organismo, que incluye varias agencias de investigación y del gobierno, fue creado tras la crisis del SARS y desde entonces ha realizado varios ejercicios e investigaciones para las respuestas a potenciales epidemias, según explican en su página web.

Taiwán

AFP
Taiwán ha logrado contener los contagios de covid-19.

“La preparación y la acción rápida resultan fundamentales en los primeros momentos del brote. En Europa y Estados Unidos hemos visto que no solo faltaba preparación sino que se ha reaccionado tarde“, indica Nyenswah.

Antes de que se confirmara la transmisión del virus de persona a persona a mediados de enero, Taiwán comenzó a someter a exámenes a todos los pasajeros provenientes de Wuhan, la ciudad china donde comenzó el brote.

Mientras Hong Kong comenzó a implementar desde el 3 de enero estaciones de detección de temperatura en sus puertos de entrada y luego implementó cuarentenas de 14 días para los turistas que ingresaran a su territorio.

Cada médico, por demás, recibió instrucciones de que debía reportar cualquier paciente con fiebre o síntomas respiratorios agudos y antecedentes de viajes recientes a Wuhan.

“Otra vez, el factor tiempo fue decisivo”, indica el académico.

4. Distanciamiento social

Según Nyenswah, cuando se reportan los primeros contagios de un nuevo virus en una población, las medidas de contención dejan de tener sentido y otras, como el distanciamiento social, resultan ser más efectivas para evitar que los sectores más vulnerables se contagien.

Una vez que ya tienes la enfermedad en tu país, ya no valen las medidas de contención. Tienes que comenzar a tomar los pasos correctos o pierdes la posibilidad de detener efectivamente el brote”, indica.

De acuerdo con el experto, la rapidez en instruir normas de distanciamiento social en naciones como Hong Kong y Taiwán fue fundamental para reducir los contagios.

aeropuerto

Getty Images
Las medidas de cuarentena y distanciamiento social han llevado a una reducción de los vuelos a nivel global.

Hong Kong orientó a los adultos trabajar desde casa desde finales de enero, cerró las escuelas y canceló todos los eventos sociales.

La medida ha sido replicada en muchos países posteriormente pero, según Johnson, una de las claves para los resultados fue la rapidez con la que se tomó la decisión.

Singapur, en cambio, nunca ha cancelado las clases, por el potencial efecto económico que tendría en los trabajadores con hijos menores.

Sin embargo, según el diario local The Straits Times, la estrategia ha sido someter a pruebas y controles de temperatura cada día a todos los estudiantes y al personal académico.

5. Promover medidas de higiene

Desde que comenzaron a reportarse los primeros brotes de coronavirus fuera de China, la OMS ha insistido que además del distanciamiento social, el lavado regular de manos y la higiene al presentar cualquier síntoma son fundamentales para evitar la transmisión del virus.

“Muchos países asiáticos aprendieron con la experiencia del SARS en 2003 y son naciones donde existe una conciencia de practicar medidas de higiene no solo para no enfermarse sino para no contagiar a los demás, lo que es fundamental en estos casos”, indica Nyenswah.

coronavirus

Getty Images
En países cmo Singapur las estaciones con gel antibacterial son frecuentes en las calles.

En países como Singapur, Hong Kong y Taiwán, las estaciones con gel antibacterial en las calles son una constante y en alguno de ellos, el uso de mascarillas está extendido incluso antes del coronavirus.

Las autoridades de Taiwán, por ejemplo, han promovido campañas para el lavado de manos a través de internet, a la vez que se han reforzado los mecanismos para la limpieza de las calles y los lugares públicos.

“Es un factor que se suele pasar por alto en medio de medidas drásticas que se están tomando, pero creo que estas medidas a nivel ciudadano, como lavarse las manos demostraron y siguen demostrando estar entre las más efectivas”, señala Nyenswah.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts