El impacto del COVID-19 para los mexicanos que radican en otros países
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Quedarse sin empleo en Madrid y París o perder una estancia: el impacto del COVID-19 en mexicanos en el exterior

Mexicanos que trabajan y estudian en España, Francia o Italia explican el impacto que la cuarentena ha tenido en sus vidas: desde perder temporalmente el empleo hasta quedarse sin una estancia en una universidad de Israel.
AFP
Por Alberto Pradilla y Manu Ureste
17 de marzo, 2020
Comparte

“Estoy suspendida. Llevamos cuatro días en encierro, en cuarentena, y no sabemos cómo va a ser el proceso. El gobierno está por sacar el plan económico y no sé cómo voy a cobrar o si me van a mandar directamente al paro”.

Montserrat López tiene 27 años, es de Ciudad de México, pero vive en España desde hace más de un año. Llegó a Madrid en enero de 2018 después de una década residiendo en Colima. Trabaja, o trabajaba, en una cadena de restaurantes, que prefiere no mencionar, hasta el viernes pasado, cuando el presidente Pedro Sánchez decretó el estado de alarma a causa del coronavirus y les mandaron a casa.

Su caso representa la incertidumbre que castiga a cientos de miles de trabajadores en España. Obligados a recluirse en su casa por la extensión de la enfermedad, no saben qué va a ser de su puesto de trabajo ni cómo van a cobrar.

Lee: Aumenta a 82 la cifra de personas con COVID-19 en México

España está cerca de los 10 mil contagios y alcanzó las 340 muertes a causa del COVID-19. El viernes el gobierno impuso el estado de alarma y el sábado se decretó una cuarentena que impide salir de casa salvo para ir a trabajar, abastecerse o emergencias médicas. Sin embargo, muchas empresas han decidido cerrar.

Es el caso de la cadena en la que está empleada López. 

Por el momento, el gobierno español no ha hecho público ningún decreto económico que regule las condiciones de estos trabajadores o implemente ayudas para las empresas que han cerrado. Estaba previsto que esta medida se haga pública el martes 17 de marzo. 

Europa es ahora el epicentro de la pandemia por coronavirus. Por eso, sus gobiernos están centrados en contener los contagios. Luego vendrá el impacto en la economía de un virus que ha sacudido brutalmente la vida en países como Italia, España o Francia. 

“No es que no tengamos trabajo, porque no nos despidieron”, dice la joven. Lo lógico, según explica, es que la empresa aplique un Expediente Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Se trata de un modelo por el que los empleados van al paro durante el tiempo en el que la empresa permanece cerrada. Este es un sistema ventajoso para la compañía, que no tiene que hacerse cargo de los salarios. 

“Pienso que sí voy a cobrar, pero que será un porcentaje menor a mi sueldo regular”, dice López. “Por cuestiones vivo con un pariente y lo positivo es que no me pierdo de pagar la renta. Pero ese es no es el mismo caso de mis amigos, que van a tener que rascar de ahorros para seguir pagando la renta y la comida”, explica. 

La incertidumbre se amplía más allá del trabajo. “Estamos muy tensos y preocupados. Hoy tuve que salir a la tienda porque me quede sin víveres, la gente está sacada de onda”, dice.  

Lee: Mexicanos en Italia y España: así viven la cuarentena por COVID-19

Mientras el gobierno español y su empresa determinan qué ocurre con su salario, López sigue en cuarentena. Apenas baja a la calle para comprar víveres y advierte: “no son vacaciones, se debe tomar como una medida de precaución para evitar el contagio”.  

“Ofertas por coronavirus”

Andrea lleva más de una década viviendo en París, Francia. Al otro lado de la llamada por whatsapp, su voz suena trémula, nerviosa. Hace apenas unas horas que escuchó el mensaje que dio este lunes a la nación el presidente de la República, Emmanuel Macron, en el que repitió hasta seis veces que Francia y Europa “están en una guerra de salud” contra un “enemigo que está aquí, y que es invisible y esquivo”. 

Francia ha registrado más de 6 mil 600 casos y casi 150 muertos por coronavirus.

“Jamás imaginé que viviría una situación semejante a lo que hoy está pasando en Europa. No nos damos cuenta de las libertades que tenemos hasta que llega un día como hoy y te dicen: ya no puedes salir de tu casa hasta nueva orden. Es algo que sí te asusta mucho”, asegura la mexicana.

Ahora, Andrea lleva varios días confinada en su departamento, bajo amenaza de ser multada por la gendarmería francesa si sale a la calle más de una vez al día a pasear al perro, o si sale por ningún otro motivo que no sea ir al supermercado a comprar víveres, o a la farmacia.  

Pero, apenas la semana pasada, la situación era muy distinta. 

En su trabajo en un hotel-spa en París, cuenta la mexicana, hubo mucha resistencia para atender el llamado de las autoridades y cerrar sus puertas.

Lee: COVID-19: Adultos mayores son más vulnerables, ¿cómo deben cuidarse y cómo apoyarlos?

De hecho, durante la semana pasada el hotel estuvo lleno por la cancelación de múltiples espacios culturales y de ocio en Paris, como las visitas a la Torre Eiffel o al Museo del Louvre. 

“El negocio era redondo”, dice Andrea, terapeuta de profesión. “Y por eso la instrucción del director del hotel era seguir trabajando a pleno rendimiento, como si no existiera el coronavirus”. 

Andrea tuvo que atender cientos de llamadas de clientes que buscaban una reservación en el spa para darse un masaje, a pesar de que en países como la vecina Italia el brote del Covid-19 ya había alcanzado cifras de contagios y de muertes alarmantes, y en otros como España los casos comenzaban a multiplicarse. 

“La gente nos hablaba para preguntarnos si no teníamos promociones o descuentos por el coronavirus”, dice enojada la terapeuta.

“Es decir, la prioridad de la gente no era protegerse del virus y evitar que la situación se saliera de control, como ha sucedido ahora. Solo les interesaba aprovechar el viaje a París y relajarse en el spa o en la piscina”, añade.

Pero todo cambió el jueves pasado, cuando Macron dio su primer mensaje a la nación advirtiendo de la gravedad del brote de coronavirus. 

A partir de ese día, la dirección del hotel dio su brazo a torcer -bajo amenaza de fuerte sanción del gobierno galo, que solo permitió la apertura de industrias y de sectores clave en la economía del país, como la construcción- y mandó a todo su personal a confinamiento a sus casas. 

Ahora, la dirección del hotel y sus empleadas y empleados están en proceso de negociación, para ver cómo asumen las pérdidas económicas que dejará el coronavirus y la ausencia total de clientes -y de trabajo- en al menos un mes. 

Por el momento, Andrea dice que está consumiendo los 15 días de vacaciones que no utilizó el año pasado. Y, una vez que se le agoten, la empresa le ha prometido que continuará recibiendo su sueldo íntegro, con la ayuda que dará el gobierno de Macron a los pequeños y medianos empresarios galos para amortiguar los efectos de la crisis.

“Eso es algo que aún está por ver -admite la mexicana-, pero ahora lo importante es apoyar para que todos salgamos de esta crisis”.

Perder una estancia universitaria por la cuarentena

Alejandro Javier Solares Rojas, originario de Ciudad de México y de 29 años, debería estar en Haifa, Israel. Allí tenía prevista una estadía de tres meses dentro de su doctorado sobre Lógica en la Universidad Estatal de Milano, en Italia. Ahora, sin embargo, está alojado en la casa de un amigo porque ni siquiera tiene departamento propio. 

“El primero de marzo iba a salir para Israel, una semana antes estaba preparando la maleta, así que dejé de rentar mi departamento”, explica.

De repente, los contagios se dispararon en Lombardía y comenzaron los rumores sobre el aislamiento. 

“La persona que me invitó en Haifa me dijo que lo más probable era que me pusieran en cuarentena y que los dormitorios no me podían recibir”, explica.

Así que esperaron. 

A las tres semanas, la situación se había descontrolado, Italia estaba bajo cuarentena y su estancia, postergada de manera indefinida. De heco

En su caso, reconoce, “no afecta mucho, ya que sigo percibiendo mi beca, a no ser que la economía se desplome, y estoy en contacto con mi asesor en Milán”.

Por ese motivo, desde el inicio de la crisis, dice que decidió quedarse en casa. 

“Tengo 29 años, no soy del grupo de riesgo, pero lo que hablamos es que se trata de una cuestión de comportamiento cívico”, dice. 

Ahora, confinado en el departamento de su amigo, sigue centrado en sus estudios y mantiene la comunicación con su familia en México. “Mi mamá me dijo que volviera, pero no me había hecho la prueba, y es incongruente ir a México para poner en riesgo a mis padres, que son mayores y tienen antecedentes de asma”, explica. 

“Todo fue demasiado rápido e inesperado”, dice, sobre su experiencia. Confía en que otros, en referencia a México, no cometan el error de minusvalorar la amenaza.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
FACEBOOK

"Era el niño más dulce que he conocido": Quiénes son las víctimas del tiroteo en Texas

El tiroteo en Texas dejó al menos 19 niños muertos y dos maestras fallecidas. Los familiares recuerdan con amor a sus seres queridos.
FACEBOOK
25 de mayo, 2022
Comparte

Un joven de 18 años mató al menos a 19 niños y dos maestras este martes en un tiroteo en una escuela primaria en Uvalde, en Texas, Estados Unidos.

Los niños fallecidos tenían entre siete y diez años. Algunos de ellos acababan de recibir premios por su gran trabajo escolar. El sospechoso, identificado como Salvador Ramos, fue abatido por la policía en la escena del crimen.

Una de las víctimas es un niño de 10 años al que le encantaba bailar. Otra, una niña que murió mientras intentaba llamar a la policía.

Es el tiroteo más mortífero registrado en una escuela primaria estadounidense desde que 20 niños y seis adultos murieron en la escuela primaria de Sandy Hook, en Connecticut, hace una década.

Existen informes no confirmados de que dos niños de la misma familia fueron asesinados.

Lee: Al menos 19 menores y dos maestras son asesinados en un tiroteo en Uvalde, Texas

“El niño más dulce que he conocido”

Algunos padres habían estado en la escuela Robb Elementary School horas antes del tiroteo viendo con orgullo cómo sus hijos sostenían sus certificados del cuadro de honor en una ceremonia de entrega de premios. Horas más tarde, tuvieron que volver.

Amerie Jo Garza fue una de las primeras niñas cuya muerte se confirmó. Acababa de celebrar su décimo cumpleaños hacía apenas dos semanas. Le dispararon mientras intentaba llamar a los servicios de emergencia, según declaró su abuela Berlinda Irene Arreola al diario digital estadounidense The Daily Beast.

Amerie era “súper extrovertida” y “muy querida por los profesores”, añadió.

Mientras, un miembro de la familia escribió en Facebook: “Por favor, no des ni un segundo por sentado. Abraza a tu familia. Diles que los quieres”.


Xavier Javier López, de 10 años, era un gran nadador, según recordó su prima Lisa Garza, de 54 años.

“Era un niño cariñoso de 10 años que disfrutaba de la vida sin saber que esta tragedia iba a ocurrir hoy”, dijo.

“Era muy alegre, le encantaba bailar con sus hermanos, con su madre. Esto nos ha afectado a todos”.


Uziyah García, de 8 años, era el “niño más dulce que he conocido”, destacó su abuelo, Manny Renfro.

Renfro recordó la última vez que había visto a su nieto durante las vacaciones escolares, que aprovecharon para practicar pases de fútbol juntos.


“Era un niño muy rápido y podía atrapar la pelota muy bien”, indicó su abuelo. “Había ciertas jugadas que yo hacía, que él recordaba y las hacía exactamente como las habíamos practicado”.

“La peor pesadilla”

Eva Mireles, de 44 años, fue la primera maestra cuya muerte fue confirmada. Formada en educación bilingüe y especial, llevaba 17 años enseñando a alumnos de cuarto grado en el distrito escolar de Uvalde.

En una breve biografía publicada en el sitio web del distrito escolar, escribió sobre su afición por correr y hacer senderismo. También señaló que tenía “una familia comprensiva, divertida y cariñosa”, formada por su marido, su hija licenciada y “tres amigos peludos”.

Según los medios de comunicación, el marido de Mireles, Rubén Ruiz, agente de policía del mismo distrito escolar, había realizado un simulacro de un tiroteo en el instituto de Uvalde hacía apenas dos meses.

Su tía Lydia Martínez Delgado expresó su dolor en un post colgado en Facebook, diciendo que estaba “furiosa porque estos tiroteos continúen”. Su prima Cristina Arizmendi Mirelez dijo que “es inimaginable… la peor pesadilla”.

Mientras, un padre desconsolado rindió homenaje a Mireles en Twitter.


La segunda maestra asesinada en el ataque es Irma García, de 46 años, que enseñaba en la escuela Robb Elementary School desde hacía 23 años. Fue nominada como maestra del año por su distrito escolar en 2019. Ella y Mireles llevaban trabajando juntas desde hacía cinco años.

Irma Garcia

La profesora Irma Garcia fue vista protegiendo a sus alumnos mientras el pistolero abrió fuego.

Casada desde hacía 24 años, era madre de cuatro hijos y le gustaba hacer barbacoas con su marido y escuchar música.

Su hijo dijo que un amigo de las fuerzas del orden que estaba en la escena vio a su madre protegiendo a sus estudiantes mientras el pistolero abrió fuego, informó la cadena estadounidense NBC.

Otro miembro de la familia, su sobrino John, escribió en las redes sociales: “Mi tía no lo consiguió, se sacrificó protegiendo a los niños de su clase”.

“IRMA GARCÍA ES SU NOMBRE y murió como una HEROÍNA. Era amada por muchos y se la echará mucho de menos”.


Las identidades de otras víctimas que se han confirmado con el paso de las horas:

  • La muerte de José Flores fue confirmada por su tío, Christopher Salazar.
Christopher Salazar.

FACEBOOK/CHRISTOPHER SALAZAR. José Flores, 10 años.

  • La hermana de Tess Marie Mata la despidió en Twitter. “Mi hermosa ángel eres amada muy profundamente”.

  • El padre de Ellie García dijo que su hija, que tenía 10 años, era “una muñeca y la más feliz de todas”.
  • La madre de Jaliah Nicole Silguero dijo en una publicación de Facebook que estaba desconsolada. “Vuela alto niña”, escribió Verónica Luevanos.
  • Jayce Carmelo Luevanos, quien aparentemente es el primo de Jaliah según las fotografías compartidas por la familia, fue reconocido como víctima por su tía. “Todavía no puedo creer que nunca te volveremos a ver”, escribió en Facebook.
  • La estudiante de cuarto grado Tess Marie Mata fue reconocida como una de las víctimas por su hermana, quien describió a su hermano menor como un “ángel precioso”.
  • El nombre de Nevaeh Bravo fue confirmado por su prima, quien dijo que la escolar estaba “volando alto” y pidió que las personas sigan orando por la familia.
  • Los familiares de Alexandria Aniyah “Lexi” Rubio han confirmado su muerte en las redes sociales. Su prima la describió como una “luz brillante en la vida de todos”.
  • La hermana de Makenna Lee Elrod escribió en Twitter: “Mi hermana pequeña ha sido finalmente encontrada en una sala de clases”. “les pido que abracen a sus seres queridos”.
Makenna Lee Elrod

FACEBOOK-Makenna Lee Elrod, 10 años

  • Un primo de Maite Rodríguez ha confirmado su muerte en Facebook, llamando a Maite un “ángel hermoso”
  • La estudiante de tercer grado Annabell Guadalupe Rodríguez también fue asesinada, dijeron familiares a KHOU, una estación de televisión afiliada a CBS.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=nKqXbSn2ipc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.