Mujeres futbolistas publican manifiesto sobre desigualdad de género
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#CuandoTodasJuegan: Mujeres futbolistas de México publican manifiesto sobre desigualdad de género

Las futbolistas hacen un llamado a la industria del futbol para que la liga femenil se valore igual que la varonil.
Cuartoscuro
12 de marzo, 2020
Comparte

Jugadoras de la Liga MX femenil compartieron un manifiesto en el que plantean las desigualdades que hay en el medio y los cambios que deben darse para alcanzar una verdadera equidad de género.

Sin centrarse en la Liga MX, pues se trata de un problema mundial, las jugadoras exponen en 5 puntos las brechas entre hombres y mujeres.

Con el hashtag #CuandoTodasJuegan, el manifiesto ha sido compartido en redes sociales por jugadoras profesionales y mujeres que laboran en la liga.

Reconocimiento como personas

En el primer punto las jugadoras piden ser reconocidas “como personas, como, seres humanos completos”, y que todas las mujeres en el ámbito futbolístico puedan ser madres, estudiantes y trabajadoras sin necesidad de enfrentar barreras por género.

Ante los bajos salarios, las futbolistas argumentan el trabajar o estudiar “no tendría que ser un complemento necesario” sino de elección como ocurre con los hombres.

Lee: Bajos salarios, desigualdad y machismo, los rivales de las futbolistas en México

“Actualmente, si un hombre desea combinar su vida laboral con el fútbol puede hacerlo (…) si juega fútbol profesionalmente puede gozar de un salario que le permitirá dedicarse, por elección, de lleno a esa sola profesión”, plantean.

De acuerdo el estudio Global Sports Salaries Survey, publicado en 2017, el sueldo promedio mensual de las jugadoras en México es de 3 mil 420 pesos, apenas el 0.63% de lo que ganan los hombres.

En la Liga MX varonil, el sueldo mensual promedio de un jugador ronda los 540 mil 456.50 pesos, y los que menos ganan perciben como mínimo 25 mil pesos mensuales.

Los bajos salarios propician que la mayoría de las futbolistas busquen un trabajo extra, que no siempre consiguen por los horarios, mientras que otras combinan estudios y futbol para tener una profesión adicional que les de certeza económica.

Las futbolistas señalan que la desigualdad laboral por género también afecta sus proyectos de vida, principalmente al planear un embarazo o tener una familia, lo cual no tendría que ser razón para dejar el futbol.

“Tener hijxs no tiene que afectar el rendimiento en la cancha. Ahora bien, si mujeres futbolistas no desean formar una familia, también están en su derecho de elegir no hacerlo, pues no deberían cargar con estigmas y expectativas de género traducidas en el rol histórico asignado a las madres”.

Valorar su trabajo

A la industria del futbol y a las personas que laboran para ella directa o indirectamente, les piden que “dejen de ver quién juega, quién transmite, quién comenta y quién dirige, para enfocarse en cómo juega, cómo transmite, cómo comenta y cómo dirige”.

En la actualidad, directivos de equipos y la liga en general, no dan la misma importancia y valor al futbol femenil que al varonil.

Entérate: México tiene la peor brecha salarial de la región, mujeres trabajan más que los hombres y ganan menos

“En el momento en que el valor se desligue del género, hablaremos de una verdadera equidad (…) El hecho de otorgarle a las mujeres espacios que antes no eran concebidos para ellas no es un juego en el que ellas ganan y ellos pierden”, expresan.

También piden acabar con los roles de género y con la idea de que “un sistema previamente dominado por hombres nos “permitió”: jugar, narrar, dirigir, hablar, discutir y entrar al mundo del futbol”.

Futbol femenil como negocio propio

A casi tres años del arranque de la liga, las jugadoras demandan que el futbol femenil sea un negocio propio y autosustentable, ajeno a los ingresos y los resultados de sus contrapartes varoniles.

“El futbol profesional femenil, como cualquier actividad empresarial, debe reinventarse con el fin de ofrecer un producto atractivo y de calidad, y de diversificar el mercado futbolístico y deportivo para beneficio de la afición”, refieren.

Lee: El partido sigue: jugadoras de la Liga MX Femenil buscan ‘llevar el balón’ hacia la equidad

Las jugadoras mencionan el éxito que tuvo el mundial femenil de Francia 2019, para ejemplificar el potencial de negocio que podría representar el futbol femenil a nivel de ligas.

Lamentan que, a pesar de ello, no se tenga la misma intención de negocio que en el futbol varonil.

En enero pasado jugadoras profesionales dijeron a Animal Político que la Liga MX y los medios de comunicación no dan la misma cobertura a hombres y mujeres.

En el caso de los clubes, si bien hay excepciones como Chivas o Pachuca, la mayoría de los equipos no invierten en en sus equipos femeniles al igual como lo hacen con los hombres.

Ejemplo de esto son los casos de las centellas del Necaxa o las rayadas del Monterrey, cuyas directivas las mandan en autobús a para enfrentar sus partidos otros estados.

“La logística e inversión que permiten el máximo rendimiento en la cancha no son iguales en la mayoría de los casos: las mujeres viajan en su mayoría en camión, muchas veces más de 6 horas, y a veces hasta el mismo día”, se lee en el manifiesto.

En este punto acusan que no hay intención por parte de directivos de buscar una estrategia diferenciada de patrocinios, dado que no se valoran los logros femeniles en la misma forma.

Dicen estar conscientes de que la exigencia de estos derechos implica asumir más responsabilidades como futbolistas y dar resultados.

“No nos asusta, ni le huimos. Tener la misma oportunidad de someterse a estos retos, de ser tratadas con la misma exigencia que a los hombres, y obtener ganancias respaldadas y acorde al trabajo realizado, también es equidad”.

Uso del lenguaje

Las jugadoras exigen terminar con las formas actuales del juego “cuyos roles de género aún enquistados agreden desde el lenguaje, acosan, y censuran todo aquello que las cuestiona”.

Plantean que, mediáticamente, para hablar del talento y futbol femenil se siguen utilizando tecnicismos relacionados con un referente masculino, y en clave de consumo varonil.

Lee más: Sueldos atrasados y descuidos de logística, lo que enfrentan jugadoras de la Liga MX femenil

Por ejemplo, se habla de los físicos de las jugadoras, en vez de hazañas deportivas, y se refieren a los equipos femeniles como una extensión de su franquicia varonil, como si el futbol femenil fuera “de segunda categoría o como de fuerzas básicas”.

Reconocen el trabajo hecho por algunos medios al exponer las desigualdades y mostrar el talento de la liga femenil, ya que eso ayuda a no objetivar a las futbolistas y a demostrar su verdadero valor.

Un deporte incluyente

Para finalizar, las jugadoras celebran que el futbol femenil se haya catapultado como “un movimiento revolucionario en sí mismo” pero señalan necesario buscar una extensión de derechos a otros grupos humanos vulnerables.

Refrendan su compromiso de hacer del futbol un deporte incluyente, que valore a las personas independientemente del género y condición física o social.

Las futbolistas plantean que solo hablando de las desigualdades por género, aunque incomode, se puede avanzar en una solución que acabe con la brecha.

“Hoy hablamos de género para de-generar el mañana: para que en el transcurso de esta década deje de ser tema, porque la equidad será real. Ese es nuestro partido, y queremos que lo juegues con nosotras”, finalizan.

El manifiesto completo puede leerse en la página de la Asociación Mexicana de Futbolistas. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo puedes volver a hacer ejercicio después de haber tenido COVID-19?

Independientemente de la gravedad del cuadro, un 16% de los pacientes con covid-19 sufre complicaciones cardíacos. Esto es algo crucial a tener en cuenta al retomar el ejercicio.
4 de diciembre, 2020
Comparte

Encuestas realizadas en todo el mundo estiman que hasta un 16% de los pacientes con covid-19 tienen algún tipo de complicación cardíaca.

El daño al corazón no depende del grado de la enfermedad: incluso los cuadros más leves pueden dañar el sistema cardiovascular.

El problema es que, muchas veces, esta secuela en el pecho no da ningún síntoma y la persona solo sentirá sus consecuencias cuando exija un trabajo extra al sistema cardiovascular.

Esto sucede, por ejemplo, durante la actividad física: el corazón necesita latir más para bombear sangre a los músculos y, si tiene algún daño causado por el coronavirus, puede funcionar mal e incluso descomponerse.

Por esta razón, lo más recomendable es consultar con un médico, quién puede ordenar una serie de exámenes cardiológicos antes de que volvamos a hacer ejercicio de más intensidad.

Pero, ¿cómo afecta el coronavirus al corazón?

Atrás quedó la época en que el covid-19 se veía solo como una enfermedad respiratoria.

Hoy en día se sabe que no se limita a los pulmones y tiene varias repercusiones en el organismo, con consecuencias para el intestino, los riñones, el cerebro y, por supuesto, el corazón.

En el músculo cardíaco, el Sars-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual, tiene una acción directa e indirecta. En primer lugar, el patógeno puede alojarse allí y devastar las células del órgano.

Corazón

Getty Images
El covid-19 puede afectar al corazón de manera directa e indirecta.

En segundo lugar, la infección genera una inmensa respuesta del sistema inmunológico. Esto, a su vez, lleva a un estado de inflamación que afecta el funcionamiento de varias partes del cuerpo (incluido el propio sistema cardiovascular).

“Estos procesos pueden derivar en miocarditis, con la aparición de áreas con cicatrices y fibrosis que se relacionan con arritmias”, señala Marcelo Leitão, expresidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, que elaboró en colaboración con la Sociedad Brasileña de Cardiología una guía sobre cómo volver a hacer ejercicio de forma segura después del covid-19.

La arritmia no es más que un desajuste en los latidos que permiten que el corazón se contraiga para bombear sangre a través de las arterias.

En un momento de esfuerzo, el órgano necesita funcionar de forma rápida y eficiente, dado que aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes de todo el cuerpo.

Médica y paciente

Getty Images
El desequilibrio cardíaco puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Y es exactamente en una situación como esta donde puede aparecer este desequilibrio cardíaco. “La miocarditis es una de las causas más frecuentes de muerte súbita”, señala Colombo.

Se estima que esto puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Los estudios realizados durante la pandemia muestran que las complicaciones cardiovasculares relacionadas con el coronavirus aparecen incluso en las condiciones más leves.

La infección puede ser un factor que empeore una enfermedad cardíaca preexistente, pero también es el desencadenante de la aparición de una enfermedad torácica en aproximadamente el 12% de los pacientes.

¿Cómo protegerse?

Según el documento de las dos sociedades médicas brasileñas, antes de volver a practicar cualquier deporte, todas las personas que hayan tenido covid-19 deben someterse a una evaluación médica.

“El profesional analizará la condición de acuerdo con la gravedad de la infección, hará un examen físico en el consultorio y solicitará algunas pruebas adicionales”, describe Leitão.

Electrocardiograma

Getty Images
Los médicos brasileños recomiendan en todos los casos un electrocardiograma.

Los expertos sugieren que todas las personas recuperadas se hagan al menos un electrocardiograma, una prueba sencilla que mide la actividad eléctrica del corazón -que se encarga de regular el latido de este músculo.

Ahora, para los casos más graves o para deportistas profesionales y o personas que hacen deportes competitivos, el chequeo posterior al covid-19 debe ser más completo.

Además del electrocardiograma, la guía brasileña enumera otras pruebas, como la dosificación en sangre de troponina (una proteína que se altera cuando el corazón no está bien), la prueba de esfuerzo (la que se hace en una cinta para medir la resistencia física, cardíaca y pulmonar), el holter (que mide la presión arterial durante 24 horas) e incluso una resonancia magnética.

Si los resultados son correctos, la persona puede reanudar el entrenamiento. En caso de cualquier alteración o diagnóstico de miocarditis, es importante esperar un poco más.

“Por lo general, el paciente necesita entre tres y seis meses de descanso y hacer algunas reevaluaciones mientras tanto para ver cómo evoluciona la situación”, dice Colombo.

Reinicio y cuidados básicos

Para aquellos que han recibido luz verde para volver al gimnasio, es importante que se lo tomen con calma al principio.

Gimnasio

Getty Images
Es importante no olvidarse de continuar con las medidas para evitar el contagio como por ejemplo limpiar con gel todo lo que tocas en el gimnasio.

No se puede seguir el mismo ritmo que antes de la pandemia, porque el cuerpo no está acostumbrado y ha perdido el acondicionamiento en los últimos meses.

“El retorno debe ser gradual y vale la pena hacer un fortalecimiento muscular antes de iniciar un entrenamiento aeróbico, como correr o andar en bicicleta”, sugiere Colombo.

Contar con la orientación de un profesional de educación física es aún más esencial en este punto.

También es bueno reforzar las medidas básicas de protección frente al coronavirus: trata de hacer ejercicio en casa o en lugares abiertos, como parques, plazas y clubes, con buena circulación de aire.

Usa mascarilla antes y después del entrenamiento. No te detengas a hablar con otras personas y mantén siempre una distancia mínima de 2 metros de otros deportistas.

Por último, lávate las manos con agua y jabón y desinfecta los objetos que utilizaste en el entrenamiento con gel de alcohol o alcohol al 70%.

Estas recomendaciones son válidas incluso si ya has tenido covid-19, ya que aún no se sabe cuánto dura la inmunidad y siempre existe el riesgo de contagiarte y transmitir el agente infeccioso a quienes te rodean.

¿Es necesaria una reevaluación?

“Si durante o después del ejercicio, te sientes muy cansado y tienes palpitaciones, dificultad para respirar o dolor en el pecho, consulta nuevamente con un profesional de la salud”, dice Leitão.

Hombre y mujer haciendo yoga

Getty Images
Después de dos o tres meses de comenzar a hacer ejercicio, es recomendable reevaluar el estado físico.

Estos pueden ser signos de que algo anda mal en el sistema cardiovascular.

Si todo está bien y el ritmo de las actividades evoluciona sin problemas, los expertos de las dos sociedades médicas piden que todos se sometan a una reevaluación dos o tres meses después de empezar a ejercitar, así la persona puede estar segura de que no han surgido nuevos problemas.

Después de todo, todavía hay mucho que no se sabe sobre el coronavirus y sus efectos a largo plazo.

Para evitar sorpresas desagradables en tu corazón, lo mejor es siempre tener mucho cuidado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sNuAl-Lj8PI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.