El riesgo de colapso en la atención a los migrantes por COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Deportaciones exprés y albergues sin protocolo: el impacto del COVID-19 en la migración

Una circular de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación reconoce que México deberá hacer “ajustes” a su política migratoria para no incrementar los riesgos sanitarios.
Cuartoscuro
Comparte

“Tenemos los números de la jurisdicción sanitaria pero no sabemos a dónde dirigirnos si hay un caso de COVID-19”.

La hermana Salomé Limas, responsable del albergue Madre Asunta, de Tijuana, Baja California, reconoce que existe nerviosismo ante la pandemia. Dice que ahora tienen 51 personas en sus instalaciones, pero que han tenido que restringir el acceso por miedo a que el hacinamiento facilite los contagios. Se queja de que no han recibido instrucciones por parte de las autoridades y que el número de personas que llega al refugio se ha incrementado por los mexicanos devueltos desde Estados Unidos.  

La pandemia de COVID-19 ha sacudido el flujo migratorio hacia el norte. La lógica de detención-encierro-deportación, tanto en Estados Unidos como en México, se ha visto afectada por las medidas excepcionales adoptadas por los diferentes países para frenar la expansión del virus. 

EU restringe paso de turistas desde México por COVID-19, pero acuerda no afectar comercio

Estados Unidos cerrará la frontera a todo cruce que no sea “esencial” y esto afecta al flujo migratorio. Según adelantó su presidente, Donald Trump, implementará un sistema de devolución “exprés” para quienes sean arrestados cruzando la frontera sin documentación. 

El canciller, Marcelo Ebrard, dijo que solo aceptarán la devolución de mexicanos y centroamericanos, pero no de otras nacionalidades. 

“Si nos regresan personas que no sean mexicanos ni centroamericanos, México no lo aceptaría, o sea, que Estados Unidos se haga cargo de eso. En esencia mantendríamos la misma política que hemos seguido hasta ahorita, o sea, mexicanos por obvias razones, centroamericanas, centroamericanos particularmente de Honduras, Guatemala y El Salvador les daríamos posibilidad de esperar en México, y esa sería la política que vamos a seguir”, dijo el canciller, Marcelo Ebrard.

Al mismo tiempo, Washington ha paralizado el sistema de recepción de solicitantes de asilo por los puntos legales. Según explicó Soraya Vázquez, abogada de Families Belong Together, en Tijuana, las familias que tenían audiencia el viernes no fueron aceptadas por la Oficina de Aduanas y Protección (CBP, en sus siglas en inglés). “Les dijeron que vuelvan mañana a por una nueva cita”, explicó. 

En Centroamérica, los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras han decretado el cierre de fronteras. No obstante, Guatemala sí está recibiendo vuelos de deportados procedentes de Estados Unidos. 

México ha suspendido las deportaciones hacia estos tres países, según fuentes oficiales, que indicaron que estos procedimientos “se pueden retomar en cualquier momento”.

Te puede interesar: Bukele acusó a México de enviar en avión a personas con COVID-19; verificamos y están sanos: Ebrard

Los movimientos en las fronteras norte y sur van a tener impacto en todo el sistema de atención a migrantes en México. 

Una tarjeta informativa que la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas de la Secretaría de Gobernación (Segob) distribuyó a estados e instituciones reconoce la especial vulnerabilidad de los migrantes.

El documento reconoce la “ausencia de mecanismos de coordinación eficientes y eficaces entre las autoridades gubernamentales con el personal que brinda atención a personas migrantes en los albergues” y señala que los planes promovidos por la secretaría de Salud “no visibilizan la atención a población migrante, solicitante de la condición de refugiado y refugiada y tampoco enfatiza las condiciones de mayor vulnerabilidad a las cuales se ven expuestas frente a los riesgos asociados a su situación de irregularidad migratoria y hacinamiento”. 

También hace una advertencia: México requerirá “ajustes en la planeación nacional” en materia migratoria, “a fin de instrumentar medidas de control migratorio acordes con los esfuerzos de control sanitario”. “El control migratorio suele tener como resultado el incremento de la irregularidad y la invisibilidad de las personas migrantes y por tanto hacen más peligroso su tránsito, afectando con ello otros objetivos de la política de salud”, dice. 

Colapso en Tijuana

“Vamos a colapsar los albergues”, dijo Esmeralda Siu, integrante de la Coalición Pro Migrantes de Tijuana, en la que participan diversas estancias de alojamiento. 

“Como sociedad civil estamos tomando medidas de prevención, intensificando la higiene, para que no se de un brote. Pero tenemos menos espacio y más repatriados”, asegura.

El problema, en su opinión, es que Estados Unidos ha incrementado las devoluciones de mexicanos que son arrestados por tratar de entrar ilegalmente en el país. Sus estimaciones indican que antes se deportaba una media de entre 120 y 180 personas cada día por Tijuana. Una cifra que ha alcanzado ahora los 200 o 220 diarios. La cifra total, según Marcelo Ebrard, es de 1,250 detenidos al día en toda la frontera, de los que 1,150 serían mexicanos y centroamericanos. 

Preparándose al incremento de las devoluciones por parte de Estados Unidos, el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) hicieron público un comunicado en el que anunciaron que reforzarán la atención en las fronteras y ampliarán los horarios de los puntos por los que se devuelve a los mexicanos.

“Ahora hay muchas personas centroamericanas y mexicanas que están en la lista de espera para el proceso de asilo. También hay retornados por las deportaciones exprés. A los mexicanos no los meten en centros de detención, sino que los devuelven”, dijo la hermana Salomé Limas, de Madre Asunta. La religiosa explica que están por encima de su capacidad pero que ponen límites para evitar contagios.

Explica que intentan aplicar protocolos de separación y de higiene, pero que nadie del gobierno se ha dirigido a ellos.

“No tenemos protocolos”, dijo Sergio Tamai, del Hotel del Migrante, en Mexicali. En su caso, reconoció que sí han recibido la visita de la secretaría de Salud, pero afirmó que no ofrecieron instrucciones concretas. “No tenemos ni gel”, dijo, quejándose sobre su situación económica. 

En Ciudad de México también denunciaron la ausencia de directrices. “La autoridad no dice nada”, aseguró Gabriela Hernández, del albergue Casa Tochán. Ahí es el propio refugio el que ha improvisado sus propias medidas, como restringir las salidas al exterior o insistir en las recomendaciones de higiene. A la amenaza por la pandemia se unen los recortes. El gobierno de la Ciudad de México les informó recientemente de que a partir del lunes ya no les harán entrega de las 40 raciones de alimentos que brindaban a sus usuarios. 

La ausencia de directrices federales o estatales se repite en el sur, donde la situación es completamente diferente. Ramón Márquez, del albergue La 72, explicó que ahora reciben menos afluencia que hace un año. Sin embargo, las autoridades les están enviando a grupos procedentes de estaciones migratorias como la de Villahermosa o la de Tabasco. Se trata de solicitantes de asilo que logran una alternativa a su situación de detención.  

Márquez aseguró que no tienen garantías del estado de salud de las personas que llegan, que ellos han elaborado su propio protocolo por la presencia de Médicos Sin Fronteras, pero que las autoridades no les apoyan.

Recientemente, la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH) elaboró una recomendación por la que instaba al INM a impedir el hacinamiento en las estaciones migratorias para evitar el contagio entre migrantes y trabajadores de los centros de detención. El INM respondió que desde enero han desarrollado las acciones recomendadas por la secretaría de Salud para abastecerse de insumos como jabón y gel antibacterial. Además, aseguró que sus instalaciones están al 45% de capacidad (3 mil 059 personas en espacios en los que podrían alojarse 6 mil 728).

La crisis sanitaria afecta también a la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar). Según explicó su responsable, Andrés Ramírez, están planificando un método con el que poder atender a los solicitantes sin que la presencia sea necesaria, para evitar contagios. Operamos en condiciones de mucho hacinamiento, vamos a tratar de hacerlo a distancia”, explicó.

Ante la pandemia, organizaciones de la sociedad civil que participan en el colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano emitieron un comunicado por el que instaron a poner fin a las detenciones por razones migratorias y a liberar a los encerrados en los centros de detención; acceso a los servicios médicos; acciones contra la xenofobia; trámites de regularización y protección a la población mexicana que se encuentra en otros países.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.