Una ley de Salud Mental que violaría derechos de PCD avanza en Senado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Pixabay

Ley de Salud Mental que vulnera derechos de personas con discapacidad avanza en el Senado

Esta iniciativa de ley tiene elementos de violaciones de derechos humanos y perpetúa un modelo que ha fracasado.
Foto: Pixabay
Por Katia D’Artigues / YoTambién
28 de marzo, 2020
Comparte

Una nueva iniciativa de Ley de Salud Mental fue aprobada en la comisión de Salud del Senado esta semana. Lo que plantea es preocupante, caduco y violatorio de derechos humanos de personas con discapacidad psicosocial. En la emergencia de COVID-19, preocupa que el gobierno no hable de salud mental

Esta semana la comisión de salud del Senado aprobó por unanimidad, sin discusión de por medio ni consulta a la sociedad civil, una Ley general de Salud Mental que preocupa. Presentada por los senadores Alejandra del Carmen León Gastélum, Joel Badilla Peña, Cora Cecilia Pinedo Alonso, Nancy de la Sierra Arámburo y Geovanna del Carmen Bañuelos y Miguel Ángel Lucero Olivas esta iniciativa de ley -que aún no se aprueba en el pleno- tiene elementos de violaciones de derechos humanos hacia personas usuarias de salud mental en México y perpetúa un modelo que ha fracasado.

Hablamos con Diana Sheinbaum, de Documenta, AC, organización que al saberlo, redactó una carta que buscó firmas de adhesión para parar el intento de que avance esta ley.

Pensemos en personas que no tienen mayor referencia de salud mental. ¿Qué es lo que más preocupa de esta iniciativa que ya pasó en comisiones?

Que perpetua o continua impulsando un modelo de atención donde las personas usuarias del sistema de salud ven limitados sus derechos fundamentales, como el derecho a decidir sobre su propio tratamiento. En esta nueva iniciativa, un familiar podría decidir sobre el tratamiento de una persona con alguna condición de salud mental e incluso internarlo en contra de su voluntad.

Hay preocupaciones fundamentales en torno a este tipo de decisiones donde no se toma en cuenta a las personas que requieren estos servicios y eso es un modelo que existe en méxico en la actualidad y que esta ley parece seguir avalando.

Lee más: ¿Estrés laboral? Ahora la empresa donde trabajas es responsable de tu salud mental

¿Hay alternativas para que esto no sea así? ¿Qué ley o modelo del mundo recomendarías checar para pasar de un sistema donde se niega la voluntad a una persona con una condición mental a otro donde puede participar?

La ley fundamental es el marco de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. Es una Convención ratificada e impulsada por el Estado Mexicano y que, por nuestra misma Constitución, tenemos que implementar. Ese es el marco.

No sólo es violatorio del Artículo 12, sobre la capacidad jurídica, sino también del 14, donde no se puede privar de la libertad a una persona por tener una discapacidad.

Lo que pasa en los sistemas de salud es que, por presentar un diagnóstico psiquiátrico o una condición de salud mental, el camino que se elige es el internamiento, ¡como si fuera la única alternativa terapéutica! Siempre nos cuestionamos a quién le podría parecer que la privación de la libertad o el encierro es un recurso terapéutico.

Entiendo las implicaciones de la Convención, pero, ¿dónde encuentras buenos ejemplos a nivel mundial donde se hagan tratamientos dentro de la comunidad? ¿Cómo podríamos pasar de este modelo viejo que quiere perpetuar esta iniciativa a otro?

El eje de la atención a la salud mental en este país por muchos años ha sido el hospital psiquiátrico y es un modelo de asilo. Es un modelo de alta especialidad, que tiene que ver con el internamiento y en muchos casos con la ruptura de lazos comunitarios y familiares.

La transición que se puede dar, más allá del marco normativo, quizá no con una reforma legislativa, es lograr, en la práctica que los servicios de salud mental se den integrados al primer nivel de atención.

Que si vives en Comala, en Jalisco, en Guanajuato en cualquier lugar de la México y tienes acceso a un centro de salud, ese centro tenga servicio de salud mental, acceso a tratamientos y atención indicada. Que las familias no tengan que trasladarse en un viacrucis tremendo que termina en un hospital psiquiátrico de alta especialidad que solo se encuentra en grandes Ciudades como la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey. (En total solo hay 39 hospitales psiquiátricos en el país)

Hoy el tratamiento de la salud mental se da como especialidad y en un hospital psiquiátrico. Pugnamos porque se creen alternativas y servicios integrados a la red primaria de atención a la Salud.

Es decir, democratizar el derecho a la salud mental en cualquier clínica.

Exacto y lo que nos preocupa de generar una Ley de Salud mental es que sigue separando la salud mental de la salud física, ¡como si fueran separados! Todos sabemos que no hay salud sin salud mental. Hemos pugnado es por mejorar el capítulo de salud mental dentro de la Ley General de Salud, atendiendo esta idea de que la salud implica ambas cosas.

En este país se ha priorizado temas de enfermedades crónicas, degenerativas, pero la salud mental ha sido invisibilizada en las leyes, políticas públicas, presupuestos. La transformación urgente tendría que caminar por hacer accesible los servicios de salud mental a toda la población.

Te puede interesar: En México, la atención a la salud mental es deficiente

Hacerlo siempre pero más en estos tiempos de ansiedad, aislamiento y crecimiento de la violencia por Covid-19, ¿no? ¿Estás viendo intentos por dar alternativas sobre salud mental en esta coyuntura?

No desde el gobierno. Veo el impulso general de la sociedad que se ha adelantado al gobierno como base a lo que ha sucedido en otros países: la sociedad ha decidido tomar medidas incluso más drásticas y severas de lo que ha decidido el gobierno. En el tema de salud mental es similar. La sociedad civil, los mecanismos de apoyos que existen que han salido a hablar del tema, pero el gobierno sigue invisibilizando el tema de la salud mental.

No sólo por Covid, genera una preocupación por las personas más sensibles al aislamiento y la falta de apoyos. Hemos vivido muchos años en un contexto de violencia extrema, de violencia intrafamiliar, de tasas de homicidio enormes, de suicido entre jóvenes, y esto debe atenderse desde una perspectiva de salud mental de la población.

Todos estos son datos muy preocupantes que hablan del fracaso del sistema de salud mental en en este país. Llevamos décadas pugnando por cambiar el modelo. México ha firmado y ratificado declaraciones de cómo el sistema basado en psiquiatría / hospital psiquiátrico ha fracasado. No sólo por ser un espacio de violación de derechos humanos, sino porque al querer ser una alternativa de tratamientos de atención y apoyo se convierte también en un espacio de violación de derechos que atenta aún más contra la salud mental.

¿Esta iniciativa de ley que ya se votó en comisiones fue consultada?

No, no lo fue. Nuevamente. Es muy frustrante que hace 3 años hicimos un grupo para parar una iniciativa similar de ley de Salud mental. Se paró. Mandaron una carta los relatores de discapacidad y de salud. Tres años después estamos ante un escenario igual o peor. Otra vez movilizándonos para enfrentar estas ocurrencias legislativas sin ningún conocimiento de las obligaciones que tiene el Estado Mexicano con respecto a provisiones de salud.

Esta entrevista se publicó originalmente en YoTambién.mx

Puedes leerla aquí.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuál es la fórmula de Costa Rica para ser el país de América Latina donde mueren menos pacientes de COVID-19

Casi dos meses después de registrar su primer caso, en Costa Rica solo han fallecido seis pacientes de covid-19. ¿Qué está haciendo bien el país con menor tasa de mortalidad por el nuevo coronavirus en América Latina?
Getty Images
30 de abril, 2020
Comparte

Luego de pasar una terrible noche, con fiebre y fuertes dolores de cabeza y hombros, Henry* no dudó en acudir al sanatorio a la mañana siguiente en San José, Costa Rica.

Era 9 de marzo, tres días después de que en el país se detectara el primer caso del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que a la fecha ha dejado poco más de 700 contagios pero solo 6 muertes en la nación centroamericana.

En el centro de salud gubernamental le hicieron algunas pruebas básicas, tanto a él como a su madre, que también tenía síntomas, y los enviaron de regreso a casa.

“Me dijeron que tenía una infección muy grande en la garganta”, cuenta a BBC Mundo vía telefónica.

El venezolano de 50 años, residente en Costa Rica, sospechaba haberse contagiado de COVID-19 en su oficina, pues otro empleado dio positivo unos días antes, tras volver de un viaje a Europa.

Un hospital de campaña en Costa Rica

Getty Images
Las autoridades instalaron un hospital de campaña en San José, pero el país tiene muy pocos pacientes internados.

Para el 17 de marzo, Henry fue de nuevo al sanatorio para que le tomaran muestras. Y cuatro días después recibió un correo electrónico: él y su madre dieron positivo de COVID-19.

A pesar de tener algunas molestias, y de que su madre tiene mayor riesgo al superar los 70 años, su tratamiento debía cumplirse en casa. También su esposa y su hija estaban contagiadas.

Henry asegura que nunca se sintieron abandonados en la enfermedad, sino todo lo contrario.

“Desde el 21 de marzo y hasta hace como 10 días, los médicos venían para acá por lo menos un día sí y un día no” para seguir de cerca el tratamiento, explica Henry.

Los visitaban los trabajadores sanitarios de los Equipos Básicos de Atención Integral de la Salud (EBAIS), y su médico estuvo en contacto con la familia a través de mensajes de WhatsApp.

Una empleada de salud en una vivienda

AFP
Los trabajadores sanitarios acuden a los domicilios de los pacientes a entregar medicinas y verificar sus tratamientos.

El sistema del EBAIS ha sido la primera línea de respuesta a la pandemia en Costa Rica y representa una de las claves que han permitido al país tener la más baja tasa de letalidad por COVID-19 de América Latina, dicen los expertos.

A medida que el país llega a los dos meses desde el primer caso detectado, solo seis pacientes han muerto y hasta este miércoles había apenas 16 hospitalizados de unos 400 casos activos.

Más de 320 personas se han recuperado de la enfermedad.

Tasa de letalidad del covid-19 en los países latinoamericanos

BBC

“Nuestra mejor vacuna contra el COVID-19 es tener una población disciplinada y educada, y un sistema de salud bastante consolidado”, dice a BBC Mundo el doctor Luis Villalobos, experto en salud pública de Costa Rica.

“Nosotros no gastamos en ejército, pero sí gastamos mucho en salud, en seguridad social y en educación, y eso ha sido muy importante”, añade el también exdecano de la Facultad de Medicina en la Universidad de Costa Rica.

Un sólido sistema de salud

El sistema de salud costarricense estaba muy fragmentado en el siglo XX, explica Villalobos, pero reformas de las décadas de 1990 y 2000 crearon un esquema sólido que ha permitido responder a esta pandemia.

A través de más de 1.000 clínicas del EBAIS, que cuentan con médicos, enfermeras, asistentes técnicos y farmacéuticos, los sanitarios están atendiendo los casos de COVID-19 en la etapa de detección, la cual es crucial para contener los contagios.

Viandantes en San José

EPA
A comienzos de abril se dio el incremento más alto de casos confirmados de COVID-19, lo que llevó al reforzamiento de campañas de distanciamiento social.

Como en el caso de Henry, desde que se identifica un posible caso se mantiene la vigilancia activa de síntomas hasta la confirmación. Si un paciente se agrava, entonces pasa al nivel de hospitalización.

La Caja Costarricense de Seguro Social cuenta con una decena de hospitales a lo largo de las siete provincias del país, explicó el Ministerio de Salud del país a BBC Mundo.

Los momentos más complicados en estos dos últimos meses se dieron entre el 19 de marzo y el 3 de abril, cuando se confirmaron 325 nuevos contagios. El peor día fue el 24 de marzo, con 60 casos.

El avance del covid-19 en Costa Rica. El primer caso confirmado se dio el 6 de marzo.. .

Sin embargo, a partir de entonces el avance de la enfermedad ha decrecido notablemente: cada día se detectan menos de 20 casos nuevos (salvo dos jornadas) e incluso menos de 10 en los últimos días.

Tener solo 16 pacientes hospitalizados ha dejado disponible casi todo el centenar de camas para tratar exclusivamente a pacientes de covid-19, según cifras del Ministerio de Salud.

Los respiradores artificiales, que muchos países luchan por obtener, son cerca de 400 en el sistema sanitario, y el gobierno anunció la adquisición de 300 más.

Una prueba de un proyecto de respirador artificial

AFP
La Universidad de Costa Rica ha trabajado en el desarrollo de respiradores artificiales que puedan ser producidos a bajo costo.

Pero solo ocho personas estaban en cuidados intensivos hasta este miércoles.

Y tener solo 6 muertes por COVID-19 en casi dos meses ha puesto a Costa Rica como uno de los países con menor tasa de mortalidad por la enfermedad de América Latina, e incluso de otras regiones del mundo.

El funcionamiento del sistema se debe en buena medida a que Costa Rica es uno de los pocos países de América (junto a EU, Canadá, Cuba y Uruguay) que invierte más del 6% del Producto Interno Bruto en salud.

Tener sistemas de salud “menos fragmentados, integrales, que manejen bien la información de las personas bajo su cuidado, y que esté bien articulados” como en Costa Rica es lo que otros países deben procurar, aconseja Villalobos.

La curva de covid-19 en Costa Rica. Del 8 de marzo al 27 de abril de 2020.. .

¿Cómo más se ha protegido el país?

Cuando el conteo de casos COVID-19 en Costa Rica llegó a su primera decena, el gobierno tomó decisiones similares a otros países.

Fueron suspendidas las reuniones masivas, los cursos escolares, las actividades turísticas y sociales y se cerró la frontera. Además, se iniciaron campañas de promoción de trabajo desde casa, de lavado de manos y de distanciamiento social.

Una calle vacía en San José, Costa Rica

Reuters
Dos terceras partes de los costarricenses viven en la zona metropolitana de San José.

Expertos y autoridades destacan que los costarricenses han acatado las instrucciones notablemente, a diferencia de otros países.

Un reporte de Google basado en ubicación de teléfonos móviles mostró que las visitas a comercios y espacios públicos se redujeron un 84%, y las de playas o centros recreativos, un 82%.

“Muchos se han comportado a la altura. Han entendido el momento histórico que estamos viviendo, es un momento muy delicado”, dijo el ministro de Salud, Daniel Salas, la semana pasada.

Personas hacen fila en Costa Rica

AFP
Las prácticas de distanciamientos social han sido respetadas en espacios públicos, dicen expertos y autoridades.

En ello coincide Villalobos, quien también dice que la transmisión de información en móviles y el acceso universal al agua potable explican parte de la fórmula de protección del país.

“El hecho de tener agua intradomiciliaria prácticamente en el 100% de la población nos permite que la comunicación de lavado de manos sea muy efectiva entre la población”, señala.

Caminando sobre “cáscaras de huevo”

Costa Rica tiene una población de 5 millones, dos terceras partes asentadas en la zona metropolitana de San José, la capital del país.

Esto ha permitido a las autoridades concentrar los recursos en los focos más importantes de contagios, por lo que en el resto del país la demanda de servicios de salud no ha sido tan apremiante.

Un policía inspeccionando a un automovilista

Reuters
La policía ha establecido revisiones para verificar que las personas no salgan de casa sin motivo justificado.

El ministro Salas señala que el modelo Centinela favoreció la detección temprana de la enfermedad: “Nos permite saber qué está ocurriendo en puntos más álgidos, más estratégicos del país”, dijo el 23 de abril.

“En el momento en que tengamos un aumento en los casos que están en esas unidades centinela en todo el país, inmediatamente nos alerta que hay circulación incrementada de un virus”, sostuvo.

Costa Rica, sin embargo, no está exenta de riesgos.

Políticos de oposición han pedido también que se practiquen pruebas masivas a la población. Las cerca de 250 por cada 100.000 habitantes colocan al país en la media de América Latina.

Además, el constante movimiento de nicaragüenses -8% de la población de Costa Rica- ha planteado preguntas sobre cómo controlar el flujo de personas del país vecino, que ha tomado nulas medidas de prevención.

Un mercado en San José

Getty Images
Henry dice que el sistema de entregas a domicilio funciona bien en San José, por lo que no hay tanta gente congregada en los mercados.

El ministro Salas se muestra cauto sobre el futuro cercano, pues advierte a los costarricenses que el regreso a lo que era la normalidad no puede acelerarse ni llegará en el mediano plazo.

“La mayoría de la población, por el corto tiempo de la presencia del virus en nuestro país, no se ha visto expuesta al virus, no se ha infectado al virus. Podemos tener un aumento de casos, cadenas de transmisión, de manera intensa, en poco tiempo”, señala.

El país están caminando sobre un “piso de cáscaras de huevo, muy frágil”, advierte.


* El entrevistado pidió que su identidad fuera reservada para no generar preocupación a sus familiares en Venezuela.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H_Q1WDFqnT0

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.