Con pocas camas y bajo número de médicos México enfrenta al COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Con pocas camas de hospital y baja proporción de médicos México enfrenta al COVID-19

El país tiene menos infraestructura en salud y menos personal médico que países donde la pandemia ha pegado fuerte como China, Italia o España.
Archivo Cuartoscuro
Por Por Andrea Vega y Arturo Daen
18 de marzo, 2020
Comparte

Autoridades de Salud calculan que en México unas 250 mil 656 personas se podrían contagiar de COVID-19, y de ellas 10,528 requerirían terapia intensiva, al estar en estado crítico. 

El director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaur, explicó que este escenario sobre la “carga de enfermedad” se calculó con base en lo ocurrido en China, el nivel de afectación que tuvo ese país y la población en México.

Se estima que la “tasa de ataque” en México sea de 0.2%, por lo que habría 250,656 personas con COVID-19. De esa cantidad, unas 140,367 solo requerirían tratamiento ambulatorio, es decir, en su hogar, sin requerir ser hospitalizadas.

Lee: Home office, calles semivacías, y negocios sin clientes: la CDMX comienza a apagarse por el coronavirus

En cuanto a pacientes que sí requerirían hospitalización, aunque sin requerir terapia intensiva, el cálculo es de 24,564 personas; mientras que 10,528 personas sí podrían necesitarla. 

La red de hospitales públicos de todo el país, y que incluye los de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Pemex, los de las secretarías de Marina y Defensa Nacional disponen de alrededor de 3 mil camas para cuidados intensivos para atender a los pacientes que se encuentren gravemente enfermos por este coronavirus precisó en conferencia de prensa Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE). 

De acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Salud, el IMSS tiene 1,867 de estas camas y 2,565 ventiladores para soporte respiratorio; el ISSSTE, 551 camas y 3,064 ventiladores; Pemex, 102 y 103, respectivamente, y Salud (con sus hospitales de alta especialidad) tiene 218 camas y 443 ventiladores. 

Lee: Alumnos y padres en CDMX se adelantaron a la suspensión de clases; salones lucieron semivacíos

En total, solo en el centro, en la Ciudad de México, señaló Terán, hay 400 camas de cuidados intensivos en diferentes hospitales.

Para tener la suficiente capacidad, desde la semana pasada el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, explicó que se hará una reorganización de los hospitales y se pospondrán todas las consultas y servicios que no sean urgentes para priorizar la atención a los afectados por COVID-19. 

Este martes, al salir de una reunión entre el gabinete extendido y el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseguró que se hará esa reconversión.  

El funcionario federal dijo que existe la posibilidad de solicitar la colaboración de hospitales privados. 

Señaló que no se requiere construir un nuevo hospital, como hizo el gobierno de China para agilizar la atención de la población contagiada.

Mal protegido 

México enfrentaría la pandemia de COVID-19 con infraestructura hospitalaria limitada y pocos profesionales de la salud. En el país hay apenas 1.4 camas de hospital por cada mil habitantes, mientras que en China hay 4.3, en Italia 3.2 y en España son 3 por cada mil personas. 

Hay además baja proporción de enfermeros con respecto a médicos, México tiene 1.2 cuando el promedio de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 2.7 (en proporción de enfermeros/médicos). 

Aunque en países como China, que recién salió de la crisis de COVID-19, el déficit es similar, allá son 1.3 y en Italia y España son 1.5. Pero en Japón son 4.7 y en Estados Unidos, 4.3.

Así lo revela el estudio: ¿Cómo se compara el sistema de salud de México con otros miembros de la OCDE? Descripción general basada en indicadores de Health at a Glance 2019, realizado por Federico Guanais y presentado en noviembre pasado. 

Lee: Personal del INER denuncia falta de equipo de protección y protocolos para evitar contagios por COVID-19

Además del poco personal e infraestructura, México enfrenta también el de un acceso desigual a los servicios de salud, algo que la OCDE señaló desde su análisis de 2016.

Un reto fundamental, se lee en ese documento, es que la atención de salud en México se proporciona a través de un conglomerado de subsistemas desarticulados entre sí. 

Cada subsistema (IMSS, ISSSTE, estatal) ofrece diferentes niveles de atención, algunos con cuotas distintas y con diferentes resultados. El acceso a cada uno está determinado por la condición laboral de los individuos y su poder adquisitivo. 

En España, por ejemplo, hay un sistema de salud unificado y gratuito para todos, con calidad aceptable, lo que hace que muy poca gente acuda a los servicios privados, aunque tengan para pagarlos. 

En México, en cambio, se hicieron en 2018, 1,077,594 cirugías en establecimientos de salud privados y 13,491,340 consultas, esto por la falta de cobertura universal a servicios de salud gratuitos, pero también porque quien busca una buena atención y puede pagarla, acude a un particular 

Públicos vs privados 

En el sector público, de acuerdo a datos del Sistema Nacional de Información en  Salud, las instituciones del gobierno tienen 1,395 hospitales, 77 mil 523 consultorios, más de 21 unidades de atención ambulatoria, 139 mil 581 camas totales, 89 mil 562 hospitalarias y 50 mil 019 en otras áreas. 

El personal médico con el que se cuenta es de 69 mil 896 médicos generales y familiares, 94 mil 603 médicos especialistas, 10 mil odontólogos y 26 mil 066 residentes. 

Además hay 144 mil 784 enfermeras generales, 36 mil 602 enfermeras especialistas y 104 mil 853 auxiliares de enfermería. 

Inegi reporta en sus estadísticas particulares de salud que, en 2018, había 2,863 establecimientos privados, de estos 2,599 son generales. La mayoría se concentran en CDMX (260), Estado de México (460) y Jalisco (214). 

Los hospitales particulares registraron 90,784 médicos: 89 846 en atención directa con el paciente y 938 en el desarrollo de otras labores. Considerando el total de médicos que atienden directamente a los pacientes, 83.8% son médicos especialistas, 12.1% médicos generales, 2.1% residentes, 1.2% odontólogos y 0.8% pasantes.

Con información de Zedryk Raziel

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Derrumbe en Miami: la carta en la que se advertía a propietarios de graves daños que sufría el edificio

Los expertos alertan que es muy pronto para sacar conclusiones apresuradas sobre las causas y recuerdan que aunque las inspecciones determinaron "daños estructurales mayores", no alertaron sobre la posibilidad de un colapso inminente.
30 de junio, 2021
Comparte

A medida que pasan los días y los trabajos de rescate continúan en el edificio que colapsó parcialmente en Miami, las preguntas sobre cómo pudo derrumbarse un edificio de 12 plantas en cuestión de 11 segundos se multiplican.

Y también, comienzan a aparecer nuevas evidencias y detalles que ayudarán a los expertos a determinar con el tiempo las causas.

Desde el pasado fin de semana, medios de Estados Unidos han publicado documentos que dan cuenta de un deterioro notable en las instalaciones del Champlain Tower South.

Es el caso de una carta enviada en abril pasado a los propietarios de los apartamentos en la que se alertaba de que el “deterioro del concreto” se estaba “acelerando” y que el daño “comenzaría a multiplicarse exponencialmente”.

La carta, enviada por la presidenta de la asociación de propietarios de Champlain Towers South, Jean Wodnicki, tenía como objetivo explicar a los inquilinos por qué una renovación que en 2018 se había estimado en unos US$9 millones había aumentado a casi US$16 millones tres años después.

La recertificación

El Chaplain Towers South es un condominio de 12 plantas y más de 100 apartamentos ubicado frente al mar en el norte de Miami Beach.

El edificio fue terminado en 1981, según datos de la ciudad.

Dado que las normativas vigentes establecen que las construcciones de este tipo deben pasar una inspección a los 40 años para garantizar su habitabilidad, el edificio estaba siendo sometido a reparaciones para poder ser inspeccionado por peritos y obtener su recertificación, de acuerdo con autoridades locales.

Un consultor de ingeniería, Frank Morabito, había sido contratado en 2018 para hacer la evaluación inicial para el proceso y en su informe entonces indicó que había “abundantes grietas” y desprendimientos en el estacionamiento subterráneo del edificio.

La inspección detectó daños graves en la losa de concreto debajo de la plataforma de la piscina -al punto de señalar que había “agotado su vida útil”- y problemas en la entrada que estaban “causando un daño estructural importante a la losa estructural de concreto debajo de estas áreas”.

Para 2021, según mencionó Wodnicki en la carta del 9 de abril, el edificio estaba en peor estado.

“El daño observable, como en el garaje, ha empeorado significativamente desde la inspección inicial“, escribió en la carta, a la que tuvo acceso primero el diario USA Today.

“Cuando se puede ver visualmente el concreto desconchado (agrietado), eso significa que la barra de refuerzo que lo mantiene unida se está oxidando y deteriorándose debajo de la superficie”, alertó Wodnicki.

Otras advertencias

Wodnicki señaló también que “el deterioro del hormigón” se estaba “acelerando” y que “la situación del techo empeoró mucho”.

“Se han identificado nuevos problemas. Además, los costos aumentan cada año. Así es como hemos pasado de los US$ 9.128.433.60 estimados en el informe de 2018 de Frank Morabito, a la cifra mucho mayor que tenemos hoy”, explicó.

Wodnicki alertó además que era “imposible saber la extensión del daño en la barra de refuerzo subyacente” hasta que se abriera el concreto.

“A menudo, el daño es más extenso de lo que se puede determinar mediante la inspección de la superficie”, agregó.

La carta a los residentes presentaba una imagen más sombría sobre el estado del edificio que la que se les dio, según aseguran, después de la inspección de 2018.

Muchos de los que sobrevivieron al derrumbe aseguran que en aquel entonces se les dijo que el edificio estaba “en muy buenas condiciones”.

No está claro si los elementos señalados en la carta de Wodnicki están vinculados con el derrumbe.

rescate

AFP
Las tareas de rescate continúan.

Los expertos alertan que es muy pronto para sacar conclusiones apresuradas sobre las causas y recuerdan que aunque las inspecciones determinaron “daños estructurales mayores”, no alertaron sobre la posibilidad de un colapso inminente.

Este tipo de daños es frecuente en edificios viejos y sobre todo en los que se encuentran en la zona frente al mar y esto no implica necesariamente que se encuentren en riesgo de colapso.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.