Ante críticas, Alsea se retracta de dar licencias sin goce de sueldo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Ante críticas, Alsea da marcha atrás a plan de dar a sus trabajadores licencias sin goce de sueldo

Alsea despidió a 200 trabajadores, aunque asegura que mantiene con empleo a 40 mil personas, incluso con la crisis de ventas por COVID-19.
Cuartoscuro
29 de abril, 2020
Comparte

La firma Alsea dio marcha atrás a su plan de otorgar “licencias voluntarias” sin goce de sueldo a sus trabajadores para paliar el impacto en sus ingresos por la pandemia de COVID-19.

El pasado 19 de marzo Alsea, que administra una docena de restaurantes en México y otros países de América y Europa, anunció a sus inversionistas un programa de reducción de gastos que implicaría ajustes de su personal en todas sus marcas, como otorgar “licencias voluntarias” sin paga o prescindir de los contratos de “terceros no esenciales”.

Sin embargo Alberto Torrado Martínez, fundador y presidente ejecutivo de la compañía, aseguró que dicho plan no se concretó debido a la ola de críticas que suscitó el anuncio lanzado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el mes pasado.

“El boletín (de la BMV) decía, y sí lo decía así, que estábamos considerando mandar a la gente a su casa sin goce de sueldo, sí lo decía así, y decidimos no hacerlo por el impacto tan duro que hubo, dijimos: ‘no, mejor no’; soy honesto, las cosas como son, y hoy no hay ni un solo colaborador de Alsea en su casa sin goce de sueldo”, relató Torrado Martínez en entrevista.

Afirmó que la corporación, que controla marcas como Starbucks, Domino’s Pizza, Burger King, Chili’s, Vips e Italianni’s, sí aplicó medidas de “flexibilización”, pero aseguró que éstas son temporales y voluntarias.

“Sí hemos implementado medidas de flexibilidad laboral, reducciones de jornadas, algunos ajustes, pero todos han sido ajustes voluntarios, temporales y siempre con el aval de la representación sindical, todo lo hemos hecho perfectamente bien, y estamos cuidando el empleo de la gente como tú no te imaginas”, sostuvo.

El empresario reconoció que, ante la pérdida de ingresos durante la pandemia de COVID-19, Alsea despidió a menos de 200 trabajadores. Sin embargo, la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México divulgó este martes que la razón social Holding de Restaurantes S. de R.L. de C.V., perteneciente a Alsea, fue sometida a inspección por haber despedido a 292 empleados durante la contingencia sanitaria tan sólo en la capital.

La dependencia indicó que trabajadores de El Portón y Starbucks, administrados por Alsea, también denunciaron la violación de sus derechos laborales.

Por su parte, Torrado Martínez aseguró que Alsea aún mantiene las fuentes de empleo de aproximadamente 40 mil personas.

“Hoy hemos mantenido en el país el 93% de nuestros empleos, que son 39 mil 825 personas, Alsea le sigue pagando el sueldo a casi 40 mil personas, independientemente de que tengo sólo el 30% de los restaurantes abiertos y que tengo ventas de menos del 25% de lo que vendía el año pasado”, explicó.

“Alsea tiene a nivel global 73 mil 667 personas, y a nivel global tengo el 22% de mi fuerza laboral todavía trabajando y percibiendo un sueldo en la compañía, a pesar de que tengo más del 80% de mis restaurantes cerrados en todo el mundo, porque opero en España, Holanda, Francia, Portugal, Argentina, Colombia y Chile”.

Torrado Martínez puntualizó que también fueron suscritos convenios con otras empresas para colocar a 414 trabajadores de Alsea en tiendas de Wal-Mart, Oxxo, Seven Eleven y Farmacias del Ahorro, a fin de mantener sus fuentes de empleo.

“Si la pregunta es si hemos despedido gente, sí, sí hemos despedido gente, por supuesto, principalmente hemos despedido gente del Centro de Soporte y a todos se les ha liquidado conforme a la ley, pero han sido los menos, son menos de 200 personas, pero, cuidado, de 40 mil (que aún trabajan), me parece que es súper relevante el dato”, comentó.

“Hemos mandado a otras gentes a trabajar a otras compañías, les hemos conseguido chamba a 414 personas en otras compañías para que tengan chamba, o sea, estamos haciendo un esfuerzo increíble que no se vale que lo ataquen hoy cuando generamos casi 40 mil fuentes de empleo. Y toda mi gente está en el seguro social, absolutamente todos, no hay nadie que no cotice en el seguro social”.

Torrado Martínez precisó que Alsea asumió el costo de mantener a su planta laboral sin obtener ningún apoyo gubernamental.

“Tú imagínate una empresa que no está ganando un peso y que le está pagando el sueldo a 39 mil personas sin apoyo del gobierno, a diferencia de otros países, como España, que nos paga el gobierno el 70% del sueldo de las personas, o como Francia o como Chile, donde el gobierno apoya”, señaló.

Aprueban pagos para su Consejo de Administración

La Asamblea General de Accionistas de Alsea aprobó el pago de honorarios para los miembros de su Consejo de Administración y Comités auxiliares.

El pasado 16 de abril, la empresa avaló una compensación de 2 millones 200 mil pesos anuales que se repartirán entre 8 de los 12 integrantes del Consejo de Administración.

Entre los empresarios que recibirán este beneficio se encuentra Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quien fue nombrado en dicha asamblea como consejero independiente de Alsea.

De acuerdo con el acta de la asamblea reportada a la BMV, cada miembro del Consejo de Administración obtendrá un pago de 55 mil pesos brutos por cada sesión de dicho órgano a la que asistan; la Ley del Mercado de Valores establece que el Consejo debe sesionar, cuando menos, cuatro veces al año, aunque Alsea sostiene cinco reuniones anuales.

Cuatro de los 12 miembros del Consejo de Administración rechazaron cobrar la compensación: Alberto Torrado Martínez, fundador y presidente ejecutivo de Alsea, y los consejeros Cosme Alberto Torrado Martínez, Armando Torrado Martínez y Federico Torrado Bárcena.

Los otros ocho integrantes no se pronunciaron en contra de recibir los honorarios.

El área de comunicación del CCE confirmó que Carlos Salazar Lomelín no renunciará al pago, pues se trata de una remuneración por su tiempo y su trabajo, además de que el líder empresarial se encuentra jubilado.

La Asamblea de Accionistas de Alsea también aprobó una compensación de 310 mil pesos para seis integrantes del Comité de Auditoría y del Comité de Prácticas Societarias: los dos presidentes de ambos órganos auxiliares recibirán 55 mil pesos brutos por cada sesión en la que participen, y cada uno de los otro cuatro miembros, 50 mil pesos brutos.

La Ley no establece un mínimo de sesiones para tales Comités, por lo que pueden reunirse cuantas veces sean necesarias, y la erogación de Alsea por el pago de sus honorarios puede variar considerablemente.

Los miembros de ambos Comités auxiliares son a su vez integrantes del Consejo de Administración, así que obtendrán el pago de la compensación por partida doble.

Se trata de los consejeros Fabián Gerardo Gosselín Castro, León Kraig Eskenazi, Alfredo Sánchez Torrado, Luis Carlos Ferezin y Julio Gutiérrez Mercadillo (este último participa en los tres órganos simultáneamente: el Consejo de Administración, el Comité de Auditoría y el Comité de Prácticas Societarias).

Cuestionado al respecto, Alberto Torrado Martínez señaló que todas las empresas que cotizan en la Bolsa pagan honorarios a los miembros de su Consejo de Administración; además, observó que la erogación de Alsea por este concepto es “insignificante”.

No obstante, dijo que los consejeros que reciben esta remuneración podrían reconsiderar y renunciar al pago; de hecho, afirmó que él mismo, solidariamente, no cobró su sueldo de abril.

“Este miércoles será la primera sesión de consejo que vamos a tener este año después de la crisis y obviamente, como lo hemos hecho muchos de los colaboradores de la compañía, seguramente muchos de los consejeros van a renunciar al honorario, cuando menos, de esta sesión; no lo sé, esa es una decisión de ellos, pero es una cantidad insignificante, déjame decirte cuánto dinero es, son 250 mil pesos al trimestre”, precisó.

“Los consejeros tienen la obligación de asistir (a las sesiones), de leer toda la información que se les manda, y los consejos de Alsea duran cuatro horas, hasta donde tengo entendido todas las empresas públicas le pagan un honorario a sus consejeros por participar en los consejos”.

Torrado Martínez afirmó que Alsea es de las compañías públicas que menos pagan a los miembros de su Consejo de Administración, y destacó que tampoco les otorga prestaciones ni regalos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Black Friday 2020: por qué el Viernes Negro se llama así y otras 4 curiosidades sobre el famoso día de compras

El Black Friday se celebra tradicionalmente en Estados Unidos al día siguiente del feriado de Acción de Gracias. Pero, en los últimos años, otros países también lo adoptaron y sus ofertas se prolongan por más de un día.
27 de noviembre, 2020
Comparte

En medio de la pandemia de coronavirus, Estados Unidos y otras naciones del mundo celebran el llamado Black Friday o Viernes Negro, la jornada de descuentos y compras en las que millones de personas desbordan tiendas y centros comerciales.

Este año, sin embargo, será diferente: según encuestas de varias firmas de EE.UU., más del 65% de los consumidores optaron por realizar compras por internet, ante los temores de contagio de covid-19.

Es un contexto sin precedentes para una fecha que generalmente provoca grandes desplazamientos de personas y enormes gastos, y en la que las tiendas físicas y sus portales de internet se llenan de ofertas y promociones especiales.

Celebrado un día después de Acción de Gracias, el Black Friday es sinónimo de consumo.

Pero ¿de dónde viene el nombre de fecha? ¿Por qué se celebra en noviembre?

Aquí te desvelamos algunas de las curiosidades que rodean esta jornada.

1. Su nombre

Black Friday

Getty Images
Hay consumidores que esperan durante meses y estudian meticulosamente los descuentos ofrecidos en el Black Friday.

En realidad “el adjetivo ‘negro’ fue usado durante muchos siglos para retratar diversos tipos de calamidades”, afirma el lingüista estadounidense Benjamin Zimmer, exeditor ejecutivo del sitio Vocabulary.com.

Pero el concepto que representa hoy el Black Friday dista bastante de ese significado.

En Estados Unidos, la primera vez que se usó “Black Friday” fue el 24 de septiembre de 1869, cuando dos financistas, Jay Gould y James Fisk, intentaron tomar el mercado del oro en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Cuando el gobierno fue obligado a intervenir para corregir la distorsión mediante el aumento de la oferta de la materia prima en el mercado, se produjo una crisis: los precios cayeron y muchos inversores perdieron grandes fortunas.

2. La fecha

Mujer hace compras en internet.

Getty Images
No siempre las ofertas en internet del Black Friday son lo que parecen…

Desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX, Acción de Gracias se celebró en EE.UU. el último jueves de noviembre, en una costumbre iniciada por el presidente Abraham Lincoln (1809-1865).

Pero en 1939 ocurrió algo inusual: el último jueves coincidió con el 30 de noviembre.

Los comerciantes, preocupados por el corto período de compras que quedaba entre ese día y las fiestas de Navidad y fin de año, enviaron una solicitud a Franklin Roosevelt para que el presidente declarara el inicio de las fiestas una semana antes, lo que fue autorizado.

Los siguientes tres años, Acción de Gracias, que recibió el sobrenombre de “Franksgiving” (una mezcla de Franklin con Thanksgiving, como se conoce este día festivo en inglés), fue celebrado en días distintos en diferentes partes del país.

Finalmente, a finales de 1941, una resolución conjunta del Congreso solucionó el problema.

De ahí en adelante, el día de Acción de Gracias sería conmemorado el cuarto jueves de noviembre, garantizando así una semana adicional de compras hasta Navidad.

3. Síndrome de Acción de Gracias

Papa Noel en un local de Estados Unidos.

Reuters
El Black Friday comenzó en Estados Unidos, pero fue adoptado por otros países con el paso de los años.

En 1951, una circular llamó la atención sobre la cantidad de trabajadores que no iban a trabajar el día después de Acción de Gracias.

Según Bonnie Taylor-Blake, investigadora de la Universidad de Carolina del Norte, EE.UU., el boletín del mercado laboral Factory Management and Maintenance reivindica la autoría del término “Síndrome del viernes después de Acción de Gracias” asociado con el período de fiestas.

Según publicó el boletín, este síndrome “es una dolencia cuyos efectos adversos sólo son superados por los de la peste bubónica. Por lo menos, así se sienten aquellos que tienen que trabajar cuando llega el Viernes Negro. El almacén o establecimiento estaba medio vacío y los que estaban ausentes era por baja médica”.

4. Su ‘boom’ de popularidad

Loja com cartaz da Black Friday

PAulo Pinto/Fotos Públicas
Black Friday chega à sua nona edição no Brasil

El término Black Friday permaneció limitado a Filadelfia, Estados Unidos, durante un largo tiempo .

“Podías ver que se usaba de manera moderada en Trenton, Nueva Jersey, pero no traspasó las fronteras de Filadelfia hasta los años 80”, dice el lingüista Zimmer.

Aunque el Viernes Negro es considerado el mayor día de compras del año, la fecha no ganó esa reputación hasta los 2000.

Eso fue porque, por muchos años, los estadounidenses no tenían devoción por este día de rebajas sino que más bien optaban por retrasar el momento de ir a las tiendas.

Así, el momento en que sus billeteras se quedaban vacías solía ser el fin de semana: esperaban hasta el sábado (y no el viernes) para inaugurar la temporada de compras navideñas.

5. Influencia en otros países

Macy's

AFP
La influencia del Black Friday traspasó las fronteras estadounidenses.

Por mucho tiempo, los comerciantes canadienses se morían de la envidia ante sus colegas estadounidenses, especialmente cuando sus fieles clientes decidían viajar al sur en busca de buenas ofertas.

Por ese motivo, también en Canadá comenzaron a ofrecer sus propias promociones, pese a que el día de Acción de Gracias se celebra en ese país un mes antes.

En México, el Viernes Negro recibió otro nombre: el “Buen Fin”.

Se asocia al aniversario del inicio de la revolución, el 20 de noviembre de 1910, que a veces coincide con el día de Acción de Gracias en Estados Unidos.

Y como el nombre indica, el evento Buen Fin dura todo el fin de semana.

Black Friday

Getty Images
Además del Black Friday, está el “Gray Thursday ” y el “Cyber Monday”.

En Brasil, donde el feriado de Acción de Gracias no existe, el Viernes Negro pasó a incluirse en el calendario comercial del país cuando los comerciantes se dieron cuenta del potencial de ventas del día.

Y en los últimos años, países como España, Bolivia, Argentina o Perú entre muchos otros, también se sumaron a la fiebre comercial de ofertas del Black Friday o el Cyber Monday, que se celebra el lunes siguiente.

Y en los últimos años, al calendario de eventos de rebajas se le sumó una jornada más.

Wal-Mart, una de las mayores cadenas de tiendas minoristas del mundo, rompió en 2011 la tradición del Viernes Negro cuando abrió sus establecimientos en la noche del feriado de Acción de Gracias.

Esta práctica comenzó a expandirse por buena parte del mundo y a ese día adicional de compras se le bautizó como “Jueves Gris”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=_G0B2CRj58Y&t=13s

https://www.youtube.com/watch?v=3rcExl9PeFo

https://www.youtube.com/watch?v=9W9ZxcmNdj0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.