Auditoría revela sobrecosto y retraso en obras de hospital del IMSS
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

Auditoría revela sobrecosto y retraso en la reconstrucción de hospital del IMSS en CDMX

Dañado en el sismo de 2017, el HGZ 32 del IMSS, en la CDMX, debió ser reforzado a un costo de 160 mdp. Una auditoría detectó que esa cifra se elevó 141 mdp más de lo presupuestado y dos años después sigue inconcluso.
Google Maps
Por Samuel Adam/MCCI
18 de mayo, 2020
Comparte

El Hospital General 32 del IMSS, uno de los hospitales reconvertidos para tratar a pacientes de Covid-19, fue reconstruido tras el sismo de 2017 con un sobrecosto de 141 millones de pesos que no estuvo justificado ni autorizado, y dos años después la obra sigue inconclusa.

Una auditoría del órgano interno de control del IMSS encontró irregularidades como que se pagaron obras que nunca se realizaron, otras fueron duplicadas, hubo atrasos e inconsistencias en contratos y costos extraordinarios.

El gasto autorizado para la reconstrucción del hospital 32 Dr. Mario Madrazo Navarro, al sur de la ciudad de México, era de 160 millones de pesos según el contrato de obra pública, pero terminó costando 304 millones.

Te puede interesar: IMSS en Baja California bloquea compra de cubrebocas por incumplir oferta

Los 144 millones extra fueron solicitados por el responsable de la jefatura de Servicios Administrativos de la Delegación Sur de la Ciudad de México del IMSS, cuyo puesto lo ocupaba entonces David Amajur Luna Méndez, a la Coordinación de Infraestructura Inmobiliaria cuando los trabajos ya se habían ejecutado y no antes, como marca la ley.

Según la auditoría interna realizada entre octubre y diciembre del 2019, en poder de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, además de los gastos improcedentes y duplicados se ejecutaron obras por 54 millones 326 mil pesos más IVA en obras que no eran necesarias para la reconstrucción. “Ni se acredita que se trate de trabajos provocados por factores ajenos al IMSS o al contratista por cambios motivados de alcances tecnológicos que incidan sustancialmente en la operación de las obras e instalaciones o para incrementar la seguridad o eficacia de las mismas”, dice la auditoría.

En la auditoría se describen otras irregularidades como que el jefe de departamento de construcción y planeación inmobiliaria del IMSS no acreditó haber obtenido la aprobación de autoridades superiores para ejecuciones de obras, falta de acreditación en el material utilizado para la construcción e irregularidades en el dictamen técnico para la adjudicación del contrato.

Durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, el hospital Mario Madrazo Navarro sufrió daños en acabados, plafones y muros sin daño estructural, según un dictamen del director responsable de obra Gustavo Oropeza, firmado en diciembre de ese año. “Dichas afectaciones no ponen en riesgo la estabilidad estructural, sin embargo estos deben repararse e incluso restituirse las piezas dañadas de muro de tabique en zona de escaleras”, señala el documento.

El IMSS publicó el 22 de mayo de 2018 la convocatoria para la licitación pública de la reestructuración y remodelación de este hospital localizado en Villa Coapa. Un mes después, el 13 de junio, las empresas Corpomara Constructores S.A. de C.V. y Desarrollo de Tecnología y Servicios Integrales S.A. de C.V. ganaron esta licitación de manera conjunta. La reconstrucción del edificio tendría un costo de 159 millones 835 mil pesos IVA incluido, estipulado en el contrato número 1832995 que se encuentra en Compranet.

Según la auditoría interna, estos costos se elevaron 144 millones 994 mil pesos por encima de lo estimado. De estos el Órgano Interno de Control identificó sólo 3 millones 442 mil pesos como justificados para su contratación.

El contrato contemplaba que la obra se realizaría del 19 de junio al 31 de diciembre de 2018; sin embargo, hasta hoy y en medio de la emergencia por la pandemia no está terminada la reconstrucción.

Lee más: IMSS ha aprobado 157 mil créditos ante COVID-19; apenas 24% de la meta

El aumento de casi el doble del gasto se debió a mil 154 conceptos extraordinarios, supuestamente realizados entre el 11 de octubre de 2018 y el 25 de septiembre de 2019.

“Incluye 407 conceptos por un total de $67,700,223.92 más IVA de los cuales 39 conceptos por 7,723,983.50 fueron cancelados; y 368 conceptos por un total de $59,967,249.42 son improcedentes, ya que por sus características son parte del alcance del contrato adjudicado, su pago generaría duplicidad”, señala la auditoría firmada por el titular del órgano interno de control, Esteban Villa Contreras y sellada el 23 de diciembre de 2019.

El órgano interno de control señala que una deficiente planeación e imprecisiones en los trabajos a contratar por parte de la autoridad derivaron en la ejecución de estos trabajos de manera irregular.

“En virtud de lo descrito, de los 1,154 conceptos por $124,994,992.87 más IVA incluidos en el dictamen técnico, únicamente se identificaron 4 conceptos por $2,967,942.63 más IVA que se estima son procedentes para ser contratados en términos de lo que establece el Reglamento de la Ley de Obras Públicas y servicios relacionados con las mismas”, señala el documento.

El encargado de despacho de la Delegación Sur de la Ciudad de México, a la que pertenece el Hospital General 32, a quien le presentaron la auditoría en diciembre de 2019, era Carlos Enrique García Romero, hoy titular de la unidad de Coordinación y Conservación y Servicios Generales del IMSS.

El IMSS señaló en una nota informativa, a solicitud de MCCI, que de los 141 millones de pesos que solicitaron las empresas constructoras por los trabajos extraordinarios, el Órgano Interno de Control sigue conciliando montos y conceptos con la empresa y no ha notificado alguna sanción hasta que termine este proceso.

«Se determinaron incumplimientos al marco normativo en la materia por los servidores públicos que participaron en cada uno de los procesos señalados. Lo anterior, con el objeto de que se subsanen las inconsistencias observadas que pudieran causar detrimento al patrimonio institucional», señaló el IMSS en la tarjeta informativa.

El hospital permaneció cerrado desde septiembre de 2017 y el pasado 3 de abril, el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador visitó el hospital acompañado del director general del IMSS Zoé Robledo y la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

Según Robledo, el hospital ya funcionaba de manera parcial para entonces y operaría como hospital de reconversión para pacientes con coronavirus a partir de que entrara en vigor la fase 3 de la pandemia, con al menos 63 camas de terapia intensiva y 50 ventiladores donados por la empresa Grupo INFRA.

Entérate: IMSS admite “problemas relevantes” en Hospital de Iztacalco donde sospechosos COVID esperaban en carpas

La empresa contratista Corpomara Constructores, S.A. de C.V. es una empresa creada en 2005 encargada de ingeniería civil y arquitectura localizada en Naucalpan, en el Estado de México. Según la herramienta Contratobook, tiene seis contratos públicos desde 2016; la remodelación del hospital es su contrato más grande, seguido de la construcción de una clínica en Tláhuac del IMSS por 27 millones de pesos en 2018.

Desarrollo de Tecnología y Servicios Integrales S.A. de C.V. realiza ingeniería, construcción y mantenimiento en el sector industrial y su director es el empresario Adán Franco Bustamante, accionista también de las empresas Constellation Software Development S. A. de C. V. y Comercializadora y Procesadora de Materias Primas del Bajio S. A. de C. V. Ambas empresas compitieron de manera conjunta para la instalación de servicios del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en 2018.

MCCI buscó a Corpomara Constructores, S.A. de C.V. y Desarrollo de Tecnología y Servicios Integrales S.A. de C.V. vía telefónica y correo electrónico, sin obtener respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: dejan cadáveres y cementerio de tanques en Bucha tras la retirada de tropas rusas

Un equipo periodístico de la BBC registra la total destrucción en la localidad de Bucha.
4 de abril, 2022
Comparte

Advertencia: esta nota incluye imágenes que pueden herir su sensibilidad.

Una avenida en el suburbio de Bucha se convirtió en el primer lugar donde quedaron enterradas las esperanzas de Rusia de rodear y entrar a Kiev e intentar deponer el gobierno del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky.

Sucedió dos o tres días después de que las primeras fuerzas rusas cruzaran a Ucrania el 24 de febrero, cuando militares ucranianos destruyeron una columna de tanques y vehículos de transporte blindados rusos que pasaban por el pueblo de Bucha hacia la capital, Kiev.

El convoy quedó destruido en una de las primeras de muchas emboscadas ucranianas que frenaron en seco el avance ruso.

Nuestro equipo de la BBC pudo llegar a Bucha porque los últimos soldados rusos se retiraron durante el pasado viernes, como parte de lo que el Kremlin ha descrito como una decisión calmada y racional de concentrar la guerra en el este de Ucrania.

Moscú afirma, sin pruebas ni confiabilidad, que sus objetivos en el centro de Ucrania han sido alcanzados y que nunca incluyeron la toma de Kiev.

La dura resistencia ucraniana

La verdad es que una inesperadamente feroz y bien organizada resistencia ucraniana los detuvo en las afueras de la capital, y la evidencia de esto incluye los restos oxidados y torcidos de la columna que todavía yacen donde fue destruida en esa calle suburbana.

Un residente de Bucha con un pan molde

BBC/Kathy Long
Los lugareños dicen que durante semanas no había podido tener pan.

Tras dos o tres semanas de guerra, los invasores rusos se quedaron sin impulso. En las calles de Bucha se puede ver.

Las tropas élite de las fuerzas aerotransportadas de Rusia entraron en el pueblo en vehículos blindados, suficientemente ligeros para ser trasladados en avión.

Llegaron desde el aeropuerto de Hostomel, a unos pocos kilómetros de distancia, que fue atacado y tomado por paracaidistas rusos que descendieron de helicópteros el primer día de la invasión.

Entonces, la fuerzas ucranianas opusieron una resistencia feroz. Cuando la columna se desplazó por Bucha camino a Kiev, tuvieron un duro despertar.

La emboscada

La carretera es estrecha y recta, el lugar ideal para una emboscada. Los testigos dicen que los ucranianos atacaron el convoy con drones Bayractar que le compraron a Turquía. Otros lugareños indicaron que los voluntarios de la defensa territorial de Ucrania también se encontraban en la zona.

Fosa común en Bucha

Getty Images
Tras la recaptura de la ciudad se han cavado fosas comunes debido a la cantidad de cadáveres hallados.

De cualquier manera que lo hubieran logrado, los vehículos de vanguardia y retaguardia fueron destruidos, atrapando a los de en medio. Los escombros no han sido tocados. Cinturones de munición con proyectiles de 30 mm yacen en los linderos de césped, con muchas piezas abandonadas de artillería peligrosa y dañada.

Los jóvenes reclutas salieron corriendo, rogando que no los entregaran a la defensa territorial ucraniana, dijeron los lugareños.

Un hombre de unos 70 años, que dijo llamarse Hrysta, expresó: “Me dieron lástima. Eran tan jóvenes, entre 18 y 20 años, con todas sus vidas por delante”.

Cadáveres en la calle

Parece que los rusos, a medida que preparaban el retiro de Bucha, no tuvieron la misma compasión. Había por lo menos 20 hombres muertos en la calle cuando las tropas ucranianas entraron en el pueblo.

El alcalde dijo que enterraron a 280 personas en fosas comunes.

Los pocos civiles que permanecieron dijeron haber intentado evitar cruzarse con los rusos. Encendieron hogueras frente a sus edificios de la era de Khrushchev, para cocinar al aire libre porque habían cortado el gas, la electricidad y el agua.

Civil muerto en Bucha

Getty Images
Las tropas ucranianas que han retomado el control de la ciudad han tenido que encargarse de los cuerpos dejados atrás.

Los voluntarios están trayendo suministros de Leópolis, en el occidente de Ucrania, y de países muy alejados de la guerra, al menos en términos geográficos.

“Este es el primer pan que he comido en 38 días”, dijo una mujer llamada Maria, mirando una bolsa plástica con unos modestos panecillos. Su hija Larysa me guio una visita al edificio residencial de la era soviética.

Muchas personas que se habían ido a lugares más seguros, o al exterior, habían trancado sus puertas de seguridad con cerrojos. Los rusos las abrieron arrancándolas de los linteles de concreto y las jambas.

Las puertas arrancadas en un edificio de apartamentos en Bucha

BBC/Kathy Long
Las puertas arrancadas en un edificio de apartamentos en Bucha.

Golpe al orgullo nacional

A unos kilómetros de distancia, el rastro de la devastación conduce al aeropuerto de Homostel. Las tropas aerotransportadas de Rusia intentaron usarlos como base de su avanzada hacia Kiev.

El avión de transporte más grande del mundo fue destruido al comienzo. El techo del enorme hangar que se construyó para guardarlo estaba agujerado con una constelación de huecos de metralla. El avión, conocido por la palabra ucraniana Mriya, que significa sueño, yace ahí roto desde el dorso, con grandes trozos de fuselaje y motores alrededor.

Su suerte es un reflejo de lo que le está pasando a Ucrania. Una enorme cantidad de orgullo nacional fue invertido en la construcción de esa aeronave, un símbolo de la capacidad de Ucrania de realizar grandes proyectos por todo el mundo.

Reacciones

Ya retirado el ejército ruso, los cadáveres de civiles encontrados en Bucha y en otros lugares cerca de Kiev se están convirtiendo en una de las imágenes más impactantes de los estragos de la guerra de Rusia contra Ucrania.

Alemania lo ha condenado como un “crimen de guerra terrible”. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó las imágenes como “insoportables”. Y el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que esos “horribles ataques” son evidencia de crímenes de guerra.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, describió las escenas de cuerpos tirados en las calles como “una patada en el estómago”.

El avión Mriya destruido dentro de un hangar en el aeropuerto de Hostomel

BBC/Jeremy Bowen
El avión más grande del mundo, el Mriya, era símbolo de orgullo de Ucrania. Así quedó destruido.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gyrC55QhAPA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.