Estudiantes varados en Argentina piden ayuda para volver a México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

'Estamos sin dinero y atrapados por la pandemia': Estudiantes varados en Argentina piden ayuda para volver a México

El gobierno argentino endureció las medidas ante la pandemia, prohibiendo por decreto los vuelos comerciales hasta el próximo 1 de septiembre.
Cuartoscuro Archivo
8 de mayo, 2020
Comparte

Era la primera vez en su vida que Néstor Morales, un joven jornalero y estudiante de 21 años de Hermosillo, Sonora, salía de México. Y, paradójicamente, no fue para ir al norte, a Estados Unidos, cuya frontera tiene a unos pocos kilómetros de su casa.

Néstor se fue mucho más lejos y en dirección opuesta: al extremo sur del planeta.

-Me fui a Argentina, a la provincia de San Luis. Mi universidad me ofreció una beca de intercambio por unos meses y me pareció una gran oportunidad. Así que la acepté.

El sonorense explica a través una llamada algo intermitente de WhatsApp que para llegar a esa beca tuvo antes que sudar mucho. Y lo de sudar no es metafórico, subraya, porque para pagarse sus estudios en Ingeniería Mecatrónica tiene que alternar los libros con el campo, donde trabaja recolectando la fruta de temporada o empacando alimentos.

Por eso, cuando su universidad le ofreció la posibilidad del intercambio, Néstor cuenta aún emocionado que sintió que estaba ante una gran oportunidad en su carrera profesional y también en su vida.

No lo pensó mucho. Tomó un vuelo de Aeroméxico que recorrió más de 9 mil kilómetros en dirección sur y se plantó en un país desconocido para él; nervioso, pero con la ilusión y la expectativa de ver y conocer nuevo mundo.

Pero la euforia duró poco.

-Llegué a principios de marzo. Y como a la semana y media o así… ¡Pum! Que declaran la cuarentena por el coronavirus.

Al otro lado de la llamada, Néstor ríe cansado, resignado.

-Así que no he podido hacer mi curso en la universidad, ni nada. De hecho, no he tenido oportunidad ni de conocer la calle donde estoy viviendo. Tuve una pésima suerte.

No obstante, tras reflexionar unos segundos, el sonorense dice que una vez pasado el enojo por no poder vivir una gran experiencia en otro país y continuar con sus estudios, ahora lo que siente es incertidumbre; especialmente, desde que el pasado 25 de abril el gobierno argentino endureció las medidas para mantener a raya la pandemia de coronavirus, prohibiendo por decreto los vuelos comerciales hasta el próximo 1 de septiembre.

Es decir, nadie entra al país ni sale por vía aérea en al menos medio año.

Y para salir por vía terrestre, la situación está igual de complicada. Desde el 20 de marzo pasado, el presidente Alberto Fernández impuso una “cuarentena total obligatoria” que prohíbe salir a la calle -con la excepción de ir a comprar alimentos o a la farmacia- y moverse de una provincia a otra sin un salvoconducto. Una restricción que la policía argentina se tomó muy en serio: tan solo 48 horas después de que se declarara el estado de emergencia, 743 personas fueron detenidas por no cumplir la cuarentena.

Ante estas restricciones, Néstor pasó de ser un estudiante de intercambio a engrosar la lista de 290 connacionales que, de acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, continúan varados en Argentina.

-Quiero salir de aquí -dice el sonorense-. ¡Necesito salir de aquí! -exclama para plantear a colación que Aeroméxico ya le canceló su vuelo de regreso previsto para inicios de julio. Solo puede cambiarlo por otro vuelo que saliera a partir del 1 de septiembre, cuando finaliza la prohibición. Pero el problema, puntualiza el estudiante, es que su reserva de dinero no durará más allá de junio, cuando terminaba su estadía.

-Si los vuelos se abren hasta septiembre, ¿con qué dinero voy a vivir aquí medio año sin poder trabajar? -cuestiona-. Cada día que paso aquí atrapado es un día más que se me acaba el dinero. Y un día más en que la presión y la angustia va en aumento.

Tres veces atrapados

Fernando Hernández tiene 24 años, es de Chetumal, y llegó a Buenos Aires en octubre del año pasado para estudiar una maestría en derechos humanos que debía durar diez meses, hasta agosto de este año.

Sin embargo, explica también a través de una llamada de WhatsApp, la pandemia se atravesó y se quedó varado entre las paredes de un departamento en Buenos Aires que renta con otros dos roomies, que también están atrapados.

Fernando dice que ya tenía listo su vuelo de regreso para inicios de agosto. El problema es que la Universidad de San Martín, en Buenos Aires, interrumpió las clases por la pandemia y hasta hace apenas unas semanas les dio la autorización para reanudarlas en línea, desde México.

-Pero con la restricción de los vuelos me quedé atrapado -cuenta el estudiante-. Porque, aunque pudiera pagar otro, que no es el caso, no puedo salir del país.

Y viajar por carretera hasta Uruguay “está imposible” sin un salvoconducto o un permiso especial de la embajada mexicana. Y, aunque lograra llegar a la frontera, tampoco podría ingresar porque el gobierno uruguayo solo permite hasta nuevo aviso la entrada a sus connacionales y de extranjeros residentes.

-Estamos tres veces atrapados: en nuestro departamento, del que casi no podemos salir para nada; atrapados en Buenos Aires, porque no podemos movernos a otras ciudades o provincias sin un salvoconducto; y atrapados por las fronteras de Argentina, puesto que no podemos ir a ningún otro país.

En la ciudad de Mendoza, en el lado oeste de Argentina, ya casi en la frontera con Chile, la estudiante tijuanense Melissa Zulette Arenas cuenta que compró su vuelo de regreso para salir desde Santiago de Chile porque le resultaba mucho más práctico que recorrer mil kilómetros hasta Buenos Aires.

Pero el gobierno de Sebastián Piñera también restringió los vuelos hasta el próximo 1 de junio, y peor aún, también decretó medidas que restringieron el acceso al país a extranjeros no residentes durante la emergencia sanitaria.

Es decir, ni Chile ni Uruguay son opción. Y Brasil, uno de los países más afectados por el coronavirus en Sudamérica, con más de 135 mil infectados al corte del jueves 7 de mayo y más de 9 mil 100 muertes, tampoco es opción.

-No puedo volar ni puedo moverme en carro a Buenos Aires. No sé qué hacer. Me siento muy atrapada -asegura la tijuanense-.

“Esperamos una respuesta de la embajada”

El estudiante Fernando Hernández plantea que, ante la imposibilidad de viajar y el progresivo desgaste económico, su única salida, y la de la mayoría de los 290 mexicanos que hay varados en este momento en Argentina entre estudiantes y turistas, es un vuelo de repatriación.

De hecho, la Cancillería mexicana ya ha realizado múltiples vuelos de repatriación. Hasta el corte del 4 de mayo, ha traído de vuelta a 11 mil 342 connacionales desde que estalló la pandemia, y también ha realizado varios vuelos de repatriación desde Argentina.

Por ejemplo, los pasados 11 y 13 de abril, tras el cierre de fronteras y cancelaciones de vuelos comerciales, el canciller Marcelo Ebrard anunció en su cuenta de Twitter que regresaron 160 connacionales que fueron repatriados de Argentina, y también de Chile y Uruguay.

El problema, claro, es que aún restan muchos mexicanos varados por la pandemia: según Cancillería, 2 mil 868 siguen atrapados al corte del 4 de mayo en algún punto del mundo, de los cuales mil 242 permanecen en países con restricciones de vuelos comerciales, como es el caso argentino.

En otras palabras: traer de inmediato a todos es complicado. Y más aún por las restricciones aéreas. Por eso, la Cancillería dijo a este medio que están trabajando en buscar opciones para apoyar a los connacionales. Aunque, por el volumen de connacionales a atender, el llamado es a tener paciencia.

Sin embargo, la paciencia y el dinero para mantenerse a flote, coinciden en apuntar los estudiantes mexicanos entrevistados, es lo que empieza a faltar.

-La embajada de México en Argentina ha sido muy amable. Pero ha sido tan amables como ineficiente. La respuesta siempre es la misma: que están trabajando para darnos las mejores condiciones, pero sin decirnos más. Y así llevamos tres semanas o un mes, esperando una respuesta -asegura Fernando-.

-La embajada solo nos dice que no tiene información de cuándo saldrá el próximo vuelo humanitario -tercia por su parte el estudiante sonorense Néstor Morales-. Y esto nos genera aún más angustia. Porque no sabemos cuándo podremos salir de aquí y regresar a casa.

-Nos dicen que sí habrá otro vuelo pero no cuándo -lamenta por su parte la tijuanense Zulette Arenas-. Necesitamos que, al menos, nos den una fecha para tener una estabilidad emocional. Y de aquí a esa fecha ya vemos cómo le hacemos con el dinero. Pero al menos necesitamos que nos digan algo seguro. Necesitamos una mínima certeza de qué pasará con nosotros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Boris Johnson: 4 claves del escándalo que motivó la dimisión del primer ministro de Reino Unido

El primer ministro británico, Boris Johnson, enfrentó una crisis de credibilidad en su gobierno que generó nuevas presiones en las propias filas conservadoras para sustituirle.
7 de julio, 2022
Comparte

Hicieron falta más de 50 renuncias a su gobierno para que el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, escuchara las voces que pedían su dimisión.

Johnson se vio inmerso en una crisis de consecuencias imprevisibles que derivó en una ola de renuncias de ministros y otros altos funcionarios que alegan haber perdido su confianza en el primer ministro para llevar las riendas del país.

La sacudida se inició el martes cuando, a partir de un escándalo de acoso sexual en el que se vio involucrado Chris Pincher -un parlamentario conservador cercano a Johnson- los ministros de Economía, Rishi Sunak, y de Salud, Sajid Javid, dos pesos pesados del ejecutivo, presentaron su dimisión.

Sunak argumentó que los ciudadanos esperan que el gobierno sea dirigido de una forma “apropiada, competente y seria”; mientras que Javid afirmó que la administración de Johnson no estaba “actuando en el interés nacional”.

A partir de allí, y en un plazo de 24 horas, presentaron su renuncia más de 40 viceministros y otros altos cargos. Para la mañana del jueves, el número ya había llegado a 50 y seguía en aumento.

Tras resistirse inicialmente a la posibilidad de abandonar el cargo, Johnson anunció la tarde del jueves hora local que renunciaría como líder del Partido Conservador, pero conservará su puesto hasta que se elija un nuevo líder conservador para que tome las riendas del país.

El mandatario había dejado clara su voluntad de seguir en el cargo durante una sesión parlamentaria el miércoles.

Los llamamientos para que renunciara ocurrieron solo un mes después de que el primer ministro enfrentara una moción de censura en el Parlamento en la que 41% de los legisladores de su propio partido votaron contra él.

Rishi Sunak.

Reuters
El ministro de Economía, Rishi Sunak, era una de las figuras de más peso en el gabinete.

Aquel intento de destituirlo tuvo lugar después de que salieran a la luz pública fotos y pruebas de encuentros y celebraciones en la sede del gobierno mientras el resto del país se encontraba confinado por las restricciones impuestas por el propio ejecutivo de Johnson durante la pandemia.

BBC Mundo responde las preguntas clave sobre la crisis que hizo colapsar el gobierno de Boris Johnson.

1. El origen de la crisis

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó que el entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Pincher, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Pincher, quien había sido nombrado en ese cargo por Johnson en febrero de este año en medio de una reorganización del Ejecutivo, renunció inmediatamente.

A los pocos días, los medios británicos publicaron información sobre al menos otros seis casos de supuesta conducta sexual inapropiada por parte de Pincher ocurridos en los últimos años.

Pincher, quien fue suspendido por el Partido Conservador, ha pedido disculpas y ha dicho que cooperará plenamente con las investigaciones sobre su conducta y que está buscando “apoyo médico profesional”.

2. ¿Cómo estuvo implicado Boris Johnson?

Aunque el primer ministro británico no es quien ha incurrido en conductas sexuales inapropiadas, el escándalo de Pincher lo coloca en una situación difícil debido a que se está cuestionando su buen juicio, así como la transparencia con la que el gobierno manejó el caso.

Chris Pincher

PA Media
Los señalamientos contra Chris Pincher desataron la ola de renuncias que llevó a la decisión de Johnson.

El pasado 1 de julio, la oficina del gobierno le dijo a la prensa que Johnson no sabía que hubiera acusaciones contra Pincher antes de su nombramiento.

El portavoz del gobierno dijo que el primer ministro no era consciente de “acusaciones específicas” sobre Pincher.

Esa fue la misma línea que mantuvieron en los días siguientes varios miembros del gabinete.

Sin embargo, el 4 de julio, el portavoz del mandatario dijo que Johnson conocía “acusaciones que fueron resueltas o no progresaron hasta la fase de queja formal” y que no se había considerado apropiado detener el nombramiento de Pincher debido a “acusaciones no sustentadas”.

Esa misma tarde BBC reveló que Johnson había sido informado de una queja formal sobre el “comportamiento inapropiado” de Pincher, mientras este trabajó en el Ministerio de Exteriores entre 2019-2020.

Esta queja llevó a un proceso disciplinario que confirmó que sí hubo un comportamiento inapropiado.

Posteriormente, en una entrevista con la BBC, Johnson dijo: “Hubo una queja que me hicieron llegar a mí específicamente… fue hace mucho tiempo y me la presentaron de forma oral. Pero eso no es excusa, yo debí haber actuado a partir de ella”.

Manifestación contra Boris Johnson.

Getty Images
El llamado “partygate” había dañado la credibilidad del gobierno de Johnson.

El primer ministro calificó como “un error” haber nombrado a Pincher, de quien dijo que se había comportado “muy, muy mal”, por lo que pidió disculpas a las personas afectadas.

3. ¿Por qué se cuestionó al primer ministro?

“Todo esto se trata de una cosa: la verdad”, señaló Chris Mason, editor de Política de BBC, al analizar la crisis en marcha en el gobierno británico.

“Al margen de la marejada de detalles y acusaciones, todo se reduce a si la gente puede creer lo que dice el número 10 (como se llama coloquialmente al Ejecutivo británico)”, agregó.

Y es que la respuesta del Ejecutivo al escándalo de Pincher fue cambiando progresivamente a medida que han ido surgiendo otros elementos, al igual que ocurrió durante el llamado partygate, el caso sobre las fiestas celebradas en la sede del gobierno durante el confinamiento por el coronavirus, en el que finalmente se comprobó que incluso Johnson había asistido a alguna de estas reuniones sociales.

“Las preguntas se refieren a lo que Boris Johnson sabía y cuándo lo supo. Y las respuestas siguen cambiando, a menudo como reacción a hechos incómodos que demuestran que su anterior defensa era una basura, o al menos no tan sincera como podría haber sido”, explicó Manson.

Reino Unido

PA
Johnson flanqueado por los dos primeros ministros que renunciaron, Rishi Sunak (dcha) y Sajid Javid.

En medio de la oleada de renuncias, Johnson fue interrogado el miércoles en un comité de la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento británico, y rechazó comentar sobre las renuncias en su gobierno.

Ante la pregunta de uno de los diputados sobre si continuaría siendo primer ministro “mañana”, Johnson respondió: Por supuesto”.

Poco después le dijo al comité que estaba teniendo una semana “excelente” y descartó la convocatoria de elecciones anticipadas.

“El trabajo de un primer ministro, en circunstancias difíciles, cuando ha recibido de las urnas un mandato colosal es seguir adelante, y eso es lo que voy a hacer”, manifestó Johnson.

4. ¿Qué ocurrirá ahora?

Tras haber sobrevivido a la moción de censura en su contra hace apenas un mes, Boris Johnson estaba protegido de otra iniciativa semejante durante un año.

Boris Johnson.

Getty Images

Pero el deterioro de la situación política de Johnson fue tan veloz tras el escándalo de Pincher, primero, y luego con las renuncias en su gobierno, que aceptó renunciar este jueves.

Según dice, seguirá siendo primer ministro hasta que se elija otro líder.

El puesto al que renuncia es como líder del Partido Conservador y ahora habrá un concurso de liderazgo en el que alrededor de 100.000 miembros del partido eligirán a un nuevo líder.

Posteriormente Johnson presentará su renuncia a la Reina Isabel II y ella le pedirá al nuevo líder del partido que forme un nuevo gobierno.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.