Por qué grandes como Unilever, Coca Cola y Starbucks dejan Facebook
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Boicot a Facebook: por qué grandes como Unilever, Coca Cola y Starbucks dejarán de anunciarse en esta red

Las empresas se sumaron a la campaña "Stop the Hate for Profit" (No al odio por las ganancias) que busca una mejor regulación de los grupos que inciten al odio, al racismo y a la violencia en las redes sociales.
Cuartoscuro
29 de junio, 2020
Comparte

Compañías grandes, pequeñas y transnacionales se unieron a la lista de compañías que anunciaron que suspenderán las compras de publicidad en Facebook durante julio después que la Liga Anti-Difamación (ADL) convocara a un boicot como parte de la campaña “Stop the Hate for Profit” (“No al odio por las ganancias”). 

Las compañías señalan que Facebook hace muy poco – o nada – para reprimir el discurso de odio a incitación a la violencia.

Las “políticas de discurso de odio, incitación y desinformación de Facebook son inequitativas”, dijo el jueves en una carta el presidente ejecutivo de la ADL, Jonathan Greenblatt. 

Las asociaciones critican a Facebook especialmente por haber incluido al sitio Breitbart, cercano a la extrema derecha estadounidense, entre sus medios asociados para su hilo de noticias.

Facebook ha obtenido un estimado de 70 mil millones de dólares anuales en anuncios, de acuerdo a información de la agencia AFP.

“Respetamos la decisión de cualquier marca y seguimos centrados en el importante trabajo de eliminar el discurso de odio y proporcionar información crítica para votar”, dijo Carolyn Everson, vicepresidenta de soluciones de marketing global de Facebook. 

Los ‘gigante’ que le dicen no a Facebook

Starbucks anunció el domingo que “pausará” sus anuncios en todas las redes sociales de Estados Unidos para mostrar su “oposición al discurso de odio” que se extendió en esos espacios, sumándose a iniciativas similares de otras conocidas marcas. 

“Creemos que se necesita hacer más para crear comunidades acogedoras e inclusivas en línea, y que tanto empresarios como políticos deben sumarse”, escribe la cadena de cafeterías.

“Tomaremos un descanso de la publicidad en todas las plataformas de redes sociales mientras continuamos las discusiones internas con nuestros socios de medios y organizaciones de derechos civiles para terminar con el discurso del odio”. 

Este anuncio está en la misma línea que los formulados por el gigante de alimentos y cosméticos Unilever y Coca-Cola, quienes anunciaron una “pausa” similar el viernes. 

“No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”, dijo James Quincey, el director ejecutivo de Coca Cola.

Coca-Cola aprovechará ese periodo para “hacer un balance sobre (sus) estrategias publicitarias y ver si necesita revisarlas”, explicó el director ejecutivo. 

El gigante estadounidense de las telecomunicaciones Verizon se sumó el jueves a la creciente lista de marcas que prometieron dejar de anunciar en Facebook.

“Estamos pausando nuestra publicidad hasta que Facebook pueda adoptar una solución aceptable que nos haga sentir cómodos y sea consistente con lo que hemos hecho con YouTube y otros socios”, dijo John Nitti, director de medios de Verizon. 

Los fabricantes de artículos deportivos Patagonia, North Face y REI, así como la agencia independiente de contratación de personal Upwork también dejarán de anunciarse.

La respuesta de Zuckerberg

Tras el boicot de las marcas, Facebook endureció sus políticas de moderación de contenidos el viernes, al prohibir más tipos de mensajes de odio en los anuncios publicitarios y comenzar a colocar advertencias a las publicaciones problemáticas que decida no eliminar.

Mark Zuckerberg, el presidente de la red social, dio detalles sobre el endurecimiento de su posición.

La plataforma ahora suprimirá los anuncios que afirmen que las personas de determinados orígenes, etnias, nacionalidades, género u orientación sexual representan una amenaza para la seguridad o la salud de los demás.

La segunda decisión tomada por el jefe de Facebook está relacionada con el incidente que encendió el debate a finales de mayo.

Zuckerberg habló el viernes sobre cómo se prepara la plataforma frente a las elecciones presidenciales de noviembre y aseguró que las medidas tomadas son resultado “directamente de las sugerencias de una organización que defiende los derechos”.

“Las elecciones de 2020 ya se anunciaban caldeadas, y eso antes de enfrentar las complejidades adicionales relacionadas con la pandemia y las protestas por la justicia racial en todo el país”, dijo. 

Prometió que sus equipos están movilizados para contrarrestar cualquier intento de maniobra para disuadir a las personas de ir a votar (en particular a las minorías). 

Y volvió, aunque sin mencionarlo explícitamente, al incidente que provocó protestas contra su red. 

A diferencia de Twitter, Facebook se negó a moderar mensajes polémicos del presidente Donald Trump a fines de mayo, uno sobre el voto por correo (que trató como fraude electoral) y otro sobre las manifestaciones y disturbios que siguieron a la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asfixiado por un policía blanco en Minneapolis. 

Twitter decidió ocultar los comentarios del presidente y reducir su circulación potencial, aunque dejándolos disponibles para consulta. 

Facebook toma así una postura a medio camino entre eliminar contenidos o no intervenir en absoluto, lo que era su política hasta ahora. 

“Los usuarios podrán compartir este contenido para condenarlo (…) pero agregaremos una advertencia para decirle a las personas que el contenido que comparten puede violar nuestras reglas”, dijo Zuckerberg.

Con información de AFP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué tanto contamina el bitcoin, la moneda que consume más electricidad que Finlandia, Suiza o Argentina

La minería del bitcoin utiliza gigantescas cantidades de energía para mantener funcionando servidores que trabajan día y noche en busca de la divisa digital. Pero.... ¿proviene toda esa energía de combustibles fósiles?
22 de febrero, 2021
Comparte
Bitcoins

Getty Images
En las últimas semanas el precio del bitcoin ha llegado a máximos históricos.

Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina, según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés).

Eso ocurre porque el proceso de “minar” la criptomoneda -utilizando gigantescos servidores que no cesan de trabajar- consume mucha energía.

Según los investigadores, la minería de bitcoins utiliza cerca de 121,36 teravatios-hora (TWh) de electricidad al año, un récord que provoca un fuerte impacto en el medioambiente y supera a una larga lista de países.

El tema volvió al debate luego que Elon Musk, a través de su empresa de autos eléctricos Tesla, reportó la compra de US$1.500 millones en bitcoin, disparando el precio de la divisa y encendiendo críticas por la contaminación que genera.

Esta última subida del precio del bitcoin -que ha seguido una meteórica tendencia alcista en los últimos meses- le ha dado nuevos incentivos a los mineros de la divisa para hacer funcionar más y más ordenadores con el objetivo de generar más criptomonedas.

A medida que sube el precio del bitcoin, sube el consumo de electricidad, dice Michel Rauchs, investigador del CCAF, donde crearon una herramienta en línea que permite hacer este tipo de cálculos.

“Realmente es por su diseño que el bitcoin consume tanta electricidad”, le explica Rauchs a la BBC. “Esto no es algo que cambiará en el futuro, a menos que el precio de bitcoin baje significativamente”.

Los investigadores trabajan con el Índice de Consumo Eléctrico del Bitcoin de Cambridge (CBECI, por sus siglas en inglés), el cual provee estimaciones en tiempo real sobre cuánta electricidad consume la generación de la divisa.

El bitcoin usa más energía que Argentina. Si el bitcoin fuera un país, estaría entre los 30 países que más utilizan energía en el mundo. Uso nacional de energía en teravatios-hora (TWh).

Este índice funciona con base en un modelo que asume que las máquinas utilizadas para minar en el mundo funcionan con distintos niveles de eficiencia.

Siguiendo la relación entre un precio promedio de electricidad por kilovatio hora (US$0.05) y la demanda de energía de la red bitcoin, la herramienta estima cuánta electricidad se consume en un momento dado.

“El bitcoin es anti eficiente”, dice David Gerard, autor del libro “Attack of the 50 Foot Blockchain”.

“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”.

¿Por qué el bitcoin consume tanta electricidad?

Las máquinas dedicadas a “minar” o extraer bitcoins, son ordenadores especializados que se conectan a la red de criptomonedas.

Su trabajo es verificar las transacciones realizadas por las personas que envían o reciben la divisa, en un proceso que implica resolver complejos acertijos matemáticos.

Granja de minado en Islandia.

Getty Images
Los lugares donde se ha ce la minería del bitcoin consumen gigantescas cantidades de electricidad.

Como recompensa, los mineros ocasionalmente reciben pequeñas cantidades de bitcoin en lo que a menudo se compara con una lotería.

Para aumentar las ganancias, los mineros conectan una gran cantidad de computadores, con el objetivo de aumentar sus posibilidades de conseguir bitcoin.

Y como los computadores trabajan casi día y noche para completar los rompecabezas, el consumo eléctrico es muy alto.

El consumo eléctrico vs la huella de carbono

Existe una gran diferencia entre el consumo de energía y la huella de carbono, argumenta Nic Carter, socio fundador de la firma de capital de riesgo Castle Island Ventures, especilizada en el sector de blockchains (cadenas de bloques).

“Si miramos solamente el consumo de energía no estamos contando toda la historia”, le dice a BBC Mundo.

hOMBRE MINANDO BITCOINS

Getty Images
En las provincias chinas de Sichuan y Yunnan los mineros del bitcoin utilizan energía hidroeléctrica excedente.

Aunque es cierto que la mayor parte de la electricidad se produce a partir de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas -que son altamente contaminantes- también se utilizan energías renovables (como la hidroeléctrica o la eólica) o energía nuclear.

Entonces, si bien importa el nivel de consumo de electricidad, también hay que tomar en cuenta cómo se genera aquella electricidad, apunta Carter.

Por ejemplo, señala, hay mineros en China que aprovechan la energía hidroeléctrica excedente en las represas. Si no la usaran, esa energía simplemente se perdería.

Eso explica por qué la minería del bitcoin se ha expandido tanto en las provincias de Sichuan y Yunnan.

Otro caso ocurre cuando algunos mineros capturan el metano descargado o quemado (que es un subproducto de la extracción de petróleo) y lo utilizan para generar la electricidad que requieren sus computadoras.

sÍMBOLO DE BITCOIN EN VITRINA

Getty Images
“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”, dice David Gerard.

Muchos activistas consideran que esos ejemplos son casos puntuales que no le quitan la responsabilidad ambiental a la industria del bitcoin.

De todos modos, Carter advierte que la minería del bitcoin se acabará en unos años, puesto que el sistema fue diseñado de tal manera que los acertijos matemáticos que resuelven las computadoras llegarán a su fin.

“Este proceso está completado en un 88%, apunta, lo que en la práctica significa que cada vez se hace más difícil seguir minando.

Sin embargo, en la medida que el precio siga disparándose, es probable que el consumo energético también aumente.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nkdrq_AVABk&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.