La vida de Diego y sus hermanos antes de ser asesinados en Guanajuato
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Asociación Estudiantil de Ingeniería Química del instituto Tecnológico de Celaya.

Estudiar y diseñar autos: la vida de Diego y sus hermanos antes de ser asesinados en Guanajuato

En el fin de semana más violento del año en el país, Diego, sus dos hermanos y un menor de 16 años fueron asesinados en un taller de Celaya, en medio de una guerra criminal cada vez más violenta por la disputa de territorios y la incapacidad de las fuerzas federales para contenerla.
Asociación Estudiantil de Ingeniería Química del instituto Tecnológico de Celaya.
10 de junio, 2020
Comparte

#QuieroEstudiarSinMiedo… fue el hashtag publicado el 1 de octubre de 2019 por Diego Becerra en Facebook, acompañado de una foto de sus compañeros del Tecnológico de Celaya, quien al igual que él, se manifestaba por el homicidio de Gabriel, el segundo estudiante de ese plantel asesinado en menos de un semestre.

Nueve meses después, el miedo persiste, ahora Diego está muerto. Él, sus dos hermanos y su amigo Arturito de 16 años, también estudiantes, fueron asesinados a plena luz del día por sujetos que atacaron con armas y granadas el taller donde trabajaban en Celaya, Guanajuato. 

Leer más: Amenazas, enfrentamientos y 100 asesinatos en una semana: la crisis de violencia en Guanajuato

El homicidio de los cuatro jóvenes ocurrió en un fin de semana en el que más de 200 personas fueron asesinadas en México. Es el sábado y domingo mas violento en lo que va del año, según los conteos diarios de homicidios que publica el gobierno.

Pero la violencia en el país tiene epicentros y el principal es Guanajuato, estado sumido en una guerra criminal que igual cobra la vida de policías, de presuntos delincuentes, y de personas que no tienen nada que ver con los hechos. 

En medio de esa crisis de seguridad, 14 estudiantes han perdido la vida, de marzo de 2019 a la fecha: Diego, Ulises, Rogelio, Arturo, Humberto, Nadia, Gabriel, María Guadalupe, Nery Joanna, Edwin, Nayeli Guadalupe, Antonio, Luis y Francisca eran sus nombres. 

La mayoría de estos homicidios siguen sin aclararse. Medios locales revelaron que el gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez, optó por bloquear de sus redes sociales a varias personas que le pedían resultados en el caso de Nadia, estudiante de la Universidad Iberoamericana asesinada el pasado 8 de marzo. Este lunes se cumplieron tres meses del crimen sin que se conozca progreso alguno en la investigación.

El rector del Instituto Tecnológico de Celaya, José López, dijo que ante la ola de inseguridad que ya ha cobrado la vida de cuatro estudiantes de su plantel, han recomendado a sus alumnos evitar “riesgos” como ir a fiestas ruidosas o viajar solos. “Pero más no podemos hacer, lo que está pasando requiere de acciones mas contundentes del gobierno”, señaló a Animal Político.

Diego y Arturito: crimen y mensajes

Diego Becerra trabajaba en su taller automotriz llamado Becaa Cars la tarde del pasado 6 de junio en Celaya. Futuro ingeniero químico, los fines de semana dejaba los laboratorios y tubos de ensayo para dedicarse a su otra pasión: los autos y sus diseños. El estudiante del Tecnológico de la ciudad estaba acompañado de sus dos hermanos, Rogelio y Ulises, y de un amigo: Arturo Díez, un joven de 16 años.

Dos camionetas que se estacionaron frente al local rompieron la rutina. Uno de los hermanos de Diego se acercó para ver qué se les ofrecía, seguramente pensando que se trataba de algún servicio. A partir de ahí todo sucedió muy rápido. De las camionetas descendieron personas armadas que comenzaron a disparar hacia el interior del negocio.

Las detonaciones duraron unos segundos, y luego vino la explosión y un incendio. Antes de retirarse, los responsables dejaron dos mensajes en cartulinas y se fueron. 10 minutos después llegaron los policías y soldados, pero ya era tarde. Los cuerpos de los tres hermanos y del menor de edad yacían sin vida, entre los mensajes, el fuego, los casquillos y una granada que no alcanzó a ser detonada.

“Después de un rato de angustia e incertidumbre preguntando sobre ti (Diego), recibimos una respuesta que no olvidaremos jamás: sí falleció… Dos palabras nos mostraron fríamente una realidad de la que habríamos preferido huir”, publicó casi a la medianoche del sábado la Asociación Estudiantil de Ingeniería Química del instituto Tecnológico de Celaya.

Diego Becerra era vicepresidente de dicha asociación. Se trataba de un alumno aplicado, sin conflictos, y tranquilo, como lo describen sus compañeros en redes sociales. “Los que te conocimos sabíamos sobre la gran pasión que tenías por los carros y la fascinación que sentías por tu trabajo en tu taller”, recordó su asociación estudiantil en la publicación.

“Siempre tenía una sonrisa en el rostro que lo distinguía… no olvidaremos tu manera siempre positiva de ver la vida, de que fuiste un ser sumamente talentoso, de tu carisma y pasión, y sobre todo de tu cálida y siempre real amistad”, concluye el mensaje escrito por sus 11 compañeros de la asociación.

Vecinos de la colonia Las Fuentes, donde se ubicaba el taller de Diego Becerra, declararon al diario El Sol del Bajío que el joven y sus hermanos eran de carácter tranquilo y bastante educados. Nunca hubo queja ni incidente alguno sobre su negocio.

Rogelio Becerra, uno de los hermanos de Diego asesinados, estudiaba la Licenciatura de Administración de Financiera en el Campus Celaya – Salvatierra de la Universidad de Guanajuato. En un comunicado, el rector de dicha Universidad condenó los hechos y demandó el “pronto esclarecimiento” de los mismos. El tercer hermano, Ulises Becerra, también era estudiante, aunque no se precisó el plantel.

En el ataque a Becaa Cars, también perdió la vida Arturo Lara Diez de 16 años, mejor conocido por sus amigos como Arturito. Estudiante de la preparatoria Instituto Minerva, era uno de los aprendices de Diego en la técnica de wrapping, como se le conoce a la técnica de cubrir con vinilos adhesivos a los vehículos.

La muerte de Arturito enlutó el paseo ciclista del domingo 7 de junio en Celaya. Y es que el joven, de acuerdo con las crónicas de los medios locales, era bisnieto de Don Cleto Yáñez, fundador de estos paseos familiares en la ciudad.

“La bicicleta la tenía desde niño, él aprendió sin rueditas, ya andaba en los paseos, con cuidado, pero con muchas ganas, siempre es muy alegre, lo vamos a recordar, pero también vamos a extrañar, aparte de todo era buen chavo, trabajador… era un chavito que le echaba muchas ganas”, dijo al Periódico AM su tío Octavio.

El pase de lista de la violencia

Diego, Ulises, Rogelio y Arturito son los últimos casos de una lista de estudiantes asesinados en Guanajuato que cada vez es más grande. En poco más de un año suman en total 14 los alumnos de distintos niveles educativos que han sido asesinados.

A sus casos se suma el de Nadia Verónica Saro Martínez, estudiante de la Universidad Iberoamericana de León, Guanajuato asesinada el pasado 8 de marzo en Salamanca, en plena conmemoración del Día Internacional de la Mujer. 

Otro crimen que tuvo un fuerte impacto fue el de Gabriel Luna Ibarra, estudiante del Tecnológico de Celaya, y quien fue apuñalado cuando se dirigía a su plantel el 29 de septiembre del año pasado. Este crimen fue el que motivó una primera protesta de estudiantes del plantel para condenar la violencia, por la cual Diego Becerra colocó en su perfil el hashtag #QuieroEstudiarSinMiedo.

Te puede interesar: Estudiantes de Celaya protestan contra inseguridad y por asesinato de un alumno del Tecnológico Nacional

El 30 de marzo, las autoridades informaban del hallazgo del cuerpo de una joven localizada a un costado de la carretera San Miguel de Allende–Guanajuato, era el de Francisca Aguirre, una joven de 20 años que también era estudiante del Tecnológico de Celaya.

A esta lista se suman varios casos más: El 9 de septiembre de 2019 fue herido mortalmente Humberto Martínez Cervantes, tras ser alcanzado por una bala perdida sobre la carretera Celaya – Salamanca. El joven tenía 19 años y era estudiante del cuarto trimestre en la Universidad Politécnica de Guanajuato Campus Cortazar.

María Guadalupe Gervacio Arellano y Nery Joanna Gervacio Campos eran estudiantes del Instituto Universitario del Centro de México en Celaya. Ambas fueron asesinadas el 22 de febrero cuando un grupo armado ingreso al local de tatuajes donde se encontraban y disparó contra los asistentes.

Un día después de ese crimen, el 23 de febrero, Edwin Medina de 20 años, estudiante de la Ingeniería de Robótica de la Universidad Politécnica Juventino, y apasionado de la música, perdió la vida durante un ataque armado al bar La Buchaca en el municipio de Villagrán.

Nayeli Guadalupe González Ramírez y Antonio Alberto Balderas, estudiantes de la carrera de Gestión Empresarial en el Instituto Tecnológico de Roque, fueron dos de las cinco víctimas que dejó un nuevo ataque armado registrado el 28 de febrero al bar Las Muñecas, también en Celaya.

El estudiante de menor edad entre los asesinados es Luis Eduardo Ruiz, quien cursaba el tercer grado de secundaria, y quien fue una de las ocho personas asesinadas durante el ataque a una gasolinera Repsol ubicada en la carretera Panamericana, el pasado 18 de mayo.

Evitar fiestas, no viajar solos: la rescomendaciones

Cuatro estudiantes del Instituto Tecnológico de Celaya han perdido la vida en distintos hechos de violencia en el ultimo año y medio. Las causas de dichos homicidios, según explica el rector del Instituto José López, han ido desde frustrados intentos de asalto hasta agresiones directas. Pero el común denominador es la inseguridad.

El instituto ha intentado tomar medidas para proteger a su comunidad, principalmente a través de recomendaciones. Se le ha sugerido a los estudiantes, por ejemplo, evitar viajar solos en el transporte público, no desplazarse de noche, evitar fiestas “ruidosas” o que por algún motivo puedan llamar la atención de los criminales. 

También se les ha pedido que en lo posible haya un familiar que pueda monitorear su presencia y desplazamientos todo el tiempo.

“Pero para darle la vuelta a lo que sucede en Celaya y en general en el estado se requieren de acciones más contundentes y más fuertes de la autoridad; que de verdad se vea que quieren proteger a los estudiantes de Guanajuato porque son los estudiantes el futuro del desarrollo de nuestra sociedad”, dijo en entrevista.

Aunque la violencia y los delitos comunes como los asaltos persisten, el rector dijo que han tomado la decisión de no realizar alguna manifestación pública como las del año pasado para evitar riesgos tanto por la contingencia sanitaria, como por la inseguridad. “Necesitamos proteger a nuestra comunidad ahora, es la prioridad”, señaló.

Guerra criminal y víctimas colaterales

De acuerdo con los especialistas, la creciente violencia que se registra en el país, y específicamente en Guanajuato, está relacionada con la fuerte disputa de grupos del crimen organizado, a la que se suma la incapacidad de los gobiernos de los tres niveles para hacerles frente.

Los datos oficiales reflejan el nivel de deterioro. De acuerdo con el conteo diario de homicidios que hace el gobierno federal, entre el sábado 6 de junio y domingo 7 de junio se registraron 211 homicidios. Es el fin de semana más violento del país. La sexta parte de esos crímenes se concentraron solamente en Guanajuato.

La situación en el estado es crítica. Animal Político publicó la semana pasado que en la entidad se habían registrado, en solo una semana mas de 100 asesinatos. El 80% de los homicidios se atribuyen a la presencia directa o indirecta del crimen organizado, pero hay otro 20% de crímenes que también los está cometiendo la delincuencia común.

David Saucedo, consultor de seguridad en el estado, destaca que en ciudades como Celaya –donde se han concentrad buena parte de los crímenes de los estudiantes– la crisis de violencia se atribuye a los intentos de Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por arrebatar dicho territorio al Cártel de Santa Rosa de Lima.

En muchos casos los estudiantes han sido victimas colaterales de los ataques. Pero en el caso de los hermanos Becerra, el Cártel de Jalisco incluso dejó un mensaje firmado por su llamado “Grupo Élite”. 

Casi al mismo tiempo que sucedía ese hecho, otros 10 jóvenes fueron asesinados en un centro de rehabilitación en la ciudad de Irapuato. En este caso, según Saucedo, la agresión habría sido perpetrada por el Cártel de Santa Rosa de Lima, que intenta ganar control en dicha ciudad.

La violencia homicida en 2020 en Guanajuato es seis veces mayor que la que se registraba apenas hace cinco años. La presencia de la Guardia Nacional y de un creciente numero de elementos de las fueras armadas no ha sido suficientes para frenar la ola de violencia que golpea al estado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo puedes volver a hacer ejercicio después de haber tenido COVID-19?

Independientemente de la gravedad del cuadro, un 16% de los pacientes con covid-19 sufre complicaciones cardíacos. Esto es algo crucial a tener en cuenta al retomar el ejercicio.
4 de diciembre, 2020
Comparte

Encuestas realizadas en todo el mundo estiman que hasta un 16% de los pacientes con covid-19 tienen algún tipo de complicación cardíaca.

El daño al corazón no depende del grado de la enfermedad: incluso los cuadros más leves pueden dañar el sistema cardiovascular.

El problema es que, muchas veces, esta secuela en el pecho no da ningún síntoma y la persona solo sentirá sus consecuencias cuando exija un trabajo extra al sistema cardiovascular.

Esto sucede, por ejemplo, durante la actividad física: el corazón necesita latir más para bombear sangre a los músculos y, si tiene algún daño causado por el coronavirus, puede funcionar mal e incluso descomponerse.

Por esta razón, lo más recomendable es consultar con un médico, quién puede ordenar una serie de exámenes cardiológicos antes de que volvamos a hacer ejercicio de más intensidad.

Pero, ¿cómo afecta el coronavirus al corazón?

Atrás quedó la época en que el covid-19 se veía solo como una enfermedad respiratoria.

Hoy en día se sabe que no se limita a los pulmones y tiene varias repercusiones en el organismo, con consecuencias para el intestino, los riñones, el cerebro y, por supuesto, el corazón.

En el músculo cardíaco, el Sars-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual, tiene una acción directa e indirecta. En primer lugar, el patógeno puede alojarse allí y devastar las células del órgano.

Corazón

Getty Images
El covid-19 puede afectar al corazón de manera directa e indirecta.

En segundo lugar, la infección genera una inmensa respuesta del sistema inmunológico. Esto, a su vez, lleva a un estado de inflamación que afecta el funcionamiento de varias partes del cuerpo (incluido el propio sistema cardiovascular).

“Estos procesos pueden derivar en miocarditis, con la aparición de áreas con cicatrices y fibrosis que se relacionan con arritmias”, señala Marcelo Leitão, expresidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, que elaboró en colaboración con la Sociedad Brasileña de Cardiología una guía sobre cómo volver a hacer ejercicio de forma segura después del covid-19.

La arritmia no es más que un desajuste en los latidos que permiten que el corazón se contraiga para bombear sangre a través de las arterias.

En un momento de esfuerzo, el órgano necesita funcionar de forma rápida y eficiente, dado que aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes de todo el cuerpo.

Médica y paciente

Getty Images
El desequilibrio cardíaco puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Y es exactamente en una situación como esta donde puede aparecer este desequilibrio cardíaco. “La miocarditis es una de las causas más frecuentes de muerte súbita”, señala Colombo.

Se estima que esto puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Los estudios realizados durante la pandemia muestran que las complicaciones cardiovasculares relacionadas con el coronavirus aparecen incluso en las condiciones más leves.

La infección puede ser un factor que empeore una enfermedad cardíaca preexistente, pero también es el desencadenante de la aparición de una enfermedad torácica en aproximadamente el 12% de los pacientes.

¿Cómo protegerse?

Según el documento de las dos sociedades médicas brasileñas, antes de volver a practicar cualquier deporte, todas las personas que hayan tenido covid-19 deben someterse a una evaluación médica.

“El profesional analizará la condición de acuerdo con la gravedad de la infección, hará un examen físico en el consultorio y solicitará algunas pruebas adicionales”, describe Leitão.

Electrocardiograma

Getty Images
Los médicos brasileños recomiendan en todos los casos un electrocardiograma.

Los expertos sugieren que todas las personas recuperadas se hagan al menos un electrocardiograma, una prueba sencilla que mide la actividad eléctrica del corazón -que se encarga de regular el latido de este músculo.

Ahora, para los casos más graves o para deportistas profesionales y o personas que hacen deportes competitivos, el chequeo posterior al covid-19 debe ser más completo.

Además del electrocardiograma, la guía brasileña enumera otras pruebas, como la dosificación en sangre de troponina (una proteína que se altera cuando el corazón no está bien), la prueba de esfuerzo (la que se hace en una cinta para medir la resistencia física, cardíaca y pulmonar), el holter (que mide la presión arterial durante 24 horas) e incluso una resonancia magnética.

Si los resultados son correctos, la persona puede reanudar el entrenamiento. En caso de cualquier alteración o diagnóstico de miocarditis, es importante esperar un poco más.

“Por lo general, el paciente necesita entre tres y seis meses de descanso y hacer algunas reevaluaciones mientras tanto para ver cómo evoluciona la situación”, dice Colombo.

Reinicio y cuidados básicos

Para aquellos que han recibido luz verde para volver al gimnasio, es importante que se lo tomen con calma al principio.

Gimnasio

Getty Images
Es importante no olvidarse de continuar con las medidas para evitar el contagio como por ejemplo limpiar con gel todo lo que tocas en el gimnasio.

No se puede seguir el mismo ritmo que antes de la pandemia, porque el cuerpo no está acostumbrado y ha perdido el acondicionamiento en los últimos meses.

“El retorno debe ser gradual y vale la pena hacer un fortalecimiento muscular antes de iniciar un entrenamiento aeróbico, como correr o andar en bicicleta”, sugiere Colombo.

Contar con la orientación de un profesional de educación física es aún más esencial en este punto.

También es bueno reforzar las medidas básicas de protección frente al coronavirus: trata de hacer ejercicio en casa o en lugares abiertos, como parques, plazas y clubes, con buena circulación de aire.

Usa mascarilla antes y después del entrenamiento. No te detengas a hablar con otras personas y mantén siempre una distancia mínima de 2 metros de otros deportistas.

Por último, lávate las manos con agua y jabón y desinfecta los objetos que utilizaste en el entrenamiento con gel de alcohol o alcohol al 70%.

Estas recomendaciones son válidas incluso si ya has tenido covid-19, ya que aún no se sabe cuánto dura la inmunidad y siempre existe el riesgo de contagiarte y transmitir el agente infeccioso a quienes te rodean.

¿Es necesaria una reevaluación?

“Si durante o después del ejercicio, te sientes muy cansado y tienes palpitaciones, dificultad para respirar o dolor en el pecho, consulta nuevamente con un profesional de la salud”, dice Leitão.

Hombre y mujer haciendo yoga

Getty Images
Después de dos o tres meses de comenzar a hacer ejercicio, es recomendable reevaluar el estado físico.

Estos pueden ser signos de que algo anda mal en el sistema cardiovascular.

Si todo está bien y el ritmo de las actividades evoluciona sin problemas, los expertos de las dos sociedades médicas piden que todos se sometan a una reevaluación dos o tres meses después de empezar a ejercitar, así la persona puede estar segura de que no han surgido nuevos problemas.

Después de todo, todavía hay mucho que no se sabe sobre el coronavirus y sus efectos a largo plazo.

Para evitar sorpresas desagradables en tu corazón, lo mejor es siempre tener mucho cuidado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sNuAl-Lj8PI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.