Colima e Hidalgo pasan a naranja en semáforo COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Colima e Hidalgo pasan a naranja en semáforo COVID-19; 15 entidades en riesgo máximo

El subsecretario aseguró que será el gobernador del estado de Tabasco quien decida los cambios en las actividades que pueden realizarse y que la Federación solo le dará asesoría.
Cuartoscuro
19 de junio, 2020
Comparte

Los estados de Colima e Hidalgo pasaron a color naranja, de riesgo alto pero no máximo, en el Semáforo de Riesgo Epidémico para COVID-19 que corresponde del 22 al 28 d ejunio. Por el contrario, Tabasco, que la semana pasada estaba ya en color naranja, regresó al rojo. 

En total, 17 estados están ya en color naranja: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, Hidalgo, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas. 

Te puede interesar | CDMX sigue en semáforo rojo: tianguis, centros comerciales y servicios religiosos no podrán abrir

Mientras que en color rojo se mantienen: Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Veracruz y Tabasco. 

Respecto al regreso de este último estado a color rojo, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló en conferencia de prensa diaria que no es una cuestión de fallas en la estrategia de la entidad para controlar la epidemia. 

“Es una cuestión de indicadores, que no son tan controlables, se intenta con la sana distancia pero estos tiene efectos que no se ven de un día a otro. Es importante no verlo (el regreso al rojo) como fallas, vamos a tener cambios en las diferentes entidades y es importante no verlo así”, afirmó. 

El subsecretario agregó que ya sea en color rojo o naranja a toda la población se le envía el mismo mensaje: la epidemia continúa y hay que ser extremadamente prudentes. 

“Necesitamos recuperar la vida pública, de ella depende que la gente tenga su sustento diario y la mitad del país vive al día. Pero no debemos entrar en una falsa dicotomía: de que es una o la otra, o proteger la salud o la economía y el bienestar. Es más complejo. Hay que encontrar los equilibrios para recuperar la vida pública y que la gente empiece a salir de una forma planeada y organizada”, aseveró. 

López-Gatell volvió a advertir que si empieza a haber rebrotes se retiran algunas de las actividades de la vida pública, así como la carga de aforo. “Esta es la dinámica que va a haber. No es blanco o negro. No es tan simple como decir todos afuera o todos adentro”. 

Como ejemplo puso el de los tianguis en Hidalgo. “Convenimos en buscar la manera de que los tianguis tuvieran adaptaciones, se pueden segmentar y darles más plazas o por horarios: las verduras los martes, el queso los jueves, pero que las personas no estén en un sitio de alta densidad. Hay maneras creativas de encontrar la solución y no caer en falsas dicotomías, porque a la epidemia todavía le falta mucho”, reiteró López-Gatell.  

Sobre si algunas actividades se volverán a cerrar en Tabasco ahora que regresó al color rojo, el subsecretario evadió entrar en mayores detalles y solo aseguró que “no es de que se echan para atrás, vamos a apoyar al gobernador para que él disponga de las adaptaciones que considere necesarias y le daremos la asesoría técnica que requiera”. 

Leer más: Restaurantes y bares se preparan para su reaperura y obtener la certificación COVID Free

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, explicó que para diseñar el semáforo se tomaron en cuenta los mismos cuatro indicadores de las dos semanas pasadas. 

El primero es la ocupación hospitalaria con un peso de 50% para la calificación final; el segundo es la tendencia de síndrome COVID-19 (la vigilancia de qué tanto aumentan los casos positivos y sospechosos) con 20% del peso. 

También se considera la tendencia de hospitalizaciones (personas por cada 100 mil habitantes que requieren atención hospitalaria por síndrome COVID-19) también con 20%, y con 10% la positividad al SARS-Cov2 (el número de casos positivos en las pruebas realizadas).

Cortés Alcalá detalló que de acuerdo al color del semáforo en una entidad se sabrá qué actividades podrán reanudarse y en qué porcentaje. 

En las entidades que siguen en semáforo rojo, los hoteles deben operar con las áreas comunes cerradas y una ocupación máxima de 25%, en los estados que ya están en naranja, se pueden abrir las áreas comunes y tener un aforo de 50% de ocupación. 

Los restaurantes, en los estados en rojo siguen solo con servicio a domicilio, mientras que los que están en naranja pueden abrir con un aforo de 50%, y lo mismo en el caso de las peluquerías y barberías. 

En nivel rojo, los parques deben tener solo un aforo de 25% sin áreas infantiles abiertas, en naranja 50% de aforo. Supermercados y mercados 50% en nivel rojo una persona por familia, y en naranja el 75% de aforo. 

Deportes tanto en rojo como en naranja seguirán a puerta cerrada. Gimnasios, albercas y clubes deportivos se quedan cerrados en rojo y con 50% de aforo y con cita en color naranja.

En tanto que cines, museos y eventos culturales se quedan cerrados en rojo y con 25% de aforo en naranja. Los centros comerciales también seguirán cerrados en las entidades en color rojo y con 25% de aforo en naranja y lo mismo los centros religiosos.

Conciertos y eventos masivos de más de 500 personas, así como bares y centros nocturnos deberán permanecer suspendidos y cerrados tanto en rojo como en naranja.  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué es insólito que haya 5 ciclones tropicales en el Atlántico al mismo tiempo

En un hecho que no ocurría desde 1971: cinco fenómenos tropicales se formaron al mismo tiempo. Dos de ellas son huracanes que podrían poner en riesgo la vida de las personas que viven en las costas del sur de EU.
15 de septiembre, 2020
Comparte

Cada año, por esta misma época, comienza a vislumbrarse lo que será la temporada de huracanes y tormentas tropicales que afectarán principalmente a Norte América y el Caribe.

Y como si no faltara otra cosa por apuntar en este 2020, por segunda vez en la historia se detectaron cinco ciclones tropicales simultáneamente activos en el océano Atlántico.

La última vez que se presentó un fenómeno similar fue en 1971, cuando se registró el mismo número de tormentas tropicales en el Atlántico en un mismo momento.

De acuerdo al Centro de Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés) las formaciones son el huracán Paulette, el huracán Sally, las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene (que se desvanecerá en las próximas horas).

https://twitter.com/philklotzbach/status/1305459589878444033

Mientras el huracán Paulette está pasando por las Bahamas, Sally está a punto de ingresar en territorio estadounidense, entre los estados de Louisiana y Mississippi.

Pero, ¿por qué se presenta este inusual fenómeno? ¿Y es un anuncio de lo que ocurrirá con la temporada de huracanes en el futuro?

Hay que tener algo claro: no hay una sola respuesta a este fenómeno. Lo que vemos aquí es la suma de muchos factores que coinciden para producir estas cinco tormentas tropicales al mismo tiempo”, le dijo a BBC Mundo el meteorólogo de British Weather Services, Jim Dale.

Dale, quien escribió el libro “Weather or Not”, señala que la causa de este incidente no es únicamente el calentamiento global.

“Este fenómeno también se presentó en 1971, cuando el calentamiento global apenas estaba siendo notado, así que hay que tener siempre en cuenta los otros elementos que hacen parte de la formación de los huracanes”, agrega.

“Igual este año ha sido tan inusual con tantas tormentas tropicales, que ya se están acabando los nombres de la lista para nombrar estas formaciones. Solo queda uno: Wilfred”, anotó.

La temporada

Según señalan los científicos, en la formación de los ciclones tropicales -que de acuerdo a su avance se van transformando en huracanes o en tormentas tropicales- juegan varios factores.

“El calentamiento del agua, las zonas de baja presión en aguas cálidas, la dirección de los vientos, la absorción de vientos cálidos y fríos que le otorgan velocidad, entre otros”, señala Dale.

Para el meteorólogo, este año se pueden encontrar dos fenómenos que pueden haber influenciado el alto número de ciclones tropicales.

“La influencia de ‘La Niña’, la corriente en el Pacífico y, por supuesto, el aumento de las temperaturas del océano, que afectó algunas zonas del océano Atlántico, especialmente en la costa Occidental de África donde se originan la mayoría de estos ciclones, pudieron incidir en este fenómeno histórico”, señala.

Dale también apunta que el factor del calentamiento global seguramente incidirá en el número de huracanes y tormentas tropicales que afectarán esta zona del planeta en el futuro.

“Por ejemplo: ahora estamos viendo cómo los incendios forestales arrasan con miles de hectáreas. Aunque los incendios de este tipo los conocemos desde hace más de 100 años, lo cierto es que ahora son mucho más agresivos por la sequía y el aumento de las temperaturas”, explica Dale.

“Con los huracanes pasa algo similar: los conocemos desde siempre, pero los efectos climáticos que la Tierra ha sufrido en los últimos años van a causar que se presenten con mayor frecuencia y en situaciones inusuales como la que estamos viendo”.

Tres direcciones

En este momento, los cinco ciclones pueden ir en diferentes direcciones tanto en EE.UU. como en algunas islas en el Caribe.

De acuerdo al NHC, el paso del huracán Paulette por Bahamas “puede poner en peligro la vida de las personas”.

Hurac[an Sally.

Getty Images
Las personas que viven en las zonas de la costa de sur de EE.UU. preparan sus casas para la llegada del hurac[an Sally.

“Las marejadas producidas por Paulette están afectando parte de las Islas de Sotavento, las Antillas Mayores, las Bahamas y Estados Unidos. Estas marejadas podrían causar olas que pongan en peligro la vida de quienes habitan estas zonas”, explicó el NHC en un comunicado.

A esta advertencia se suma el huracán Sally, que ingresaría a EE.UU. por la costa sur y que el NHC llamó a observar con cuidado no sólo en su recorrido sino sobre todo en el efecto de los vientos en las zonas por donde pase.

Sin embargo, el NHC señaló que las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene en su estado actual no representan un peligro para esta región del planeta.

“Hay que tener en cuenta que tradicionalmente las temporadas de huracanes traen tres huracanes mayores. Apenas vamos en septiembre y ya contamos al menos ocho huracanes”, señala Dale.

“Es una situación para monitorear e investigar, para así poder prevenir con mayor rigor los daños que causan estos fenómenos”, agrega el meteorólogo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.