Colima e Hidalgo pasan a naranja en semáforo COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Colima e Hidalgo pasan a naranja en semáforo COVID-19; 15 entidades en riesgo máximo

El subsecretario aseguró que será el gobernador del estado de Tabasco quien decida los cambios en las actividades que pueden realizarse y que la Federación solo le dará asesoría.
Cuartoscuro
19 de junio, 2020
Comparte

Los estados de Colima e Hidalgo pasaron a color naranja, de riesgo alto pero no máximo, en el Semáforo de Riesgo Epidémico para COVID-19 que corresponde del 22 al 28 d ejunio. Por el contrario, Tabasco, que la semana pasada estaba ya en color naranja, regresó al rojo. 

En total, 17 estados están ya en color naranja: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, Hidalgo, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas. 

Te puede interesar | CDMX sigue en semáforo rojo: tianguis, centros comerciales y servicios religiosos no podrán abrir

Mientras que en color rojo se mantienen: Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Veracruz y Tabasco. 

Respecto al regreso de este último estado a color rojo, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló en conferencia de prensa diaria que no es una cuestión de fallas en la estrategia de la entidad para controlar la epidemia. 

“Es una cuestión de indicadores, que no son tan controlables, se intenta con la sana distancia pero estos tiene efectos que no se ven de un día a otro. Es importante no verlo (el regreso al rojo) como fallas, vamos a tener cambios en las diferentes entidades y es importante no verlo así”, afirmó. 

El subsecretario agregó que ya sea en color rojo o naranja a toda la población se le envía el mismo mensaje: la epidemia continúa y hay que ser extremadamente prudentes. 

“Necesitamos recuperar la vida pública, de ella depende que la gente tenga su sustento diario y la mitad del país vive al día. Pero no debemos entrar en una falsa dicotomía: de que es una o la otra, o proteger la salud o la economía y el bienestar. Es más complejo. Hay que encontrar los equilibrios para recuperar la vida pública y que la gente empiece a salir de una forma planeada y organizada”, aseveró. 

López-Gatell volvió a advertir que si empieza a haber rebrotes se retiran algunas de las actividades de la vida pública, así como la carga de aforo. “Esta es la dinámica que va a haber. No es blanco o negro. No es tan simple como decir todos afuera o todos adentro”. 

Como ejemplo puso el de los tianguis en Hidalgo. “Convenimos en buscar la manera de que los tianguis tuvieran adaptaciones, se pueden segmentar y darles más plazas o por horarios: las verduras los martes, el queso los jueves, pero que las personas no estén en un sitio de alta densidad. Hay maneras creativas de encontrar la solución y no caer en falsas dicotomías, porque a la epidemia todavía le falta mucho”, reiteró López-Gatell.  

Sobre si algunas actividades se volverán a cerrar en Tabasco ahora que regresó al color rojo, el subsecretario evadió entrar en mayores detalles y solo aseguró que “no es de que se echan para atrás, vamos a apoyar al gobernador para que él disponga de las adaptaciones que considere necesarias y le daremos la asesoría técnica que requiera”. 

Leer más: Restaurantes y bares se preparan para su reaperura y obtener la certificación COVID Free

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, explicó que para diseñar el semáforo se tomaron en cuenta los mismos cuatro indicadores de las dos semanas pasadas. 

El primero es la ocupación hospitalaria con un peso de 50% para la calificación final; el segundo es la tendencia de síndrome COVID-19 (la vigilancia de qué tanto aumentan los casos positivos y sospechosos) con 20% del peso. 

También se considera la tendencia de hospitalizaciones (personas por cada 100 mil habitantes que requieren atención hospitalaria por síndrome COVID-19) también con 20%, y con 10% la positividad al SARS-Cov2 (el número de casos positivos en las pruebas realizadas).

Cortés Alcalá detalló que de acuerdo al color del semáforo en una entidad se sabrá qué actividades podrán reanudarse y en qué porcentaje. 

En las entidades que siguen en semáforo rojo, los hoteles deben operar con las áreas comunes cerradas y una ocupación máxima de 25%, en los estados que ya están en naranja, se pueden abrir las áreas comunes y tener un aforo de 50% de ocupación. 

Los restaurantes, en los estados en rojo siguen solo con servicio a domicilio, mientras que los que están en naranja pueden abrir con un aforo de 50%, y lo mismo en el caso de las peluquerías y barberías. 

En nivel rojo, los parques deben tener solo un aforo de 25% sin áreas infantiles abiertas, en naranja 50% de aforo. Supermercados y mercados 50% en nivel rojo una persona por familia, y en naranja el 75% de aforo. 

Deportes tanto en rojo como en naranja seguirán a puerta cerrada. Gimnasios, albercas y clubes deportivos se quedan cerrados en rojo y con 50% de aforo y con cita en color naranja.

En tanto que cines, museos y eventos culturales se quedan cerrados en rojo y con 25% de aforo en naranja. Los centros comerciales también seguirán cerrados en las entidades en color rojo y con 25% de aforo en naranja y lo mismo los centros religiosos.

Conciertos y eventos masivos de más de 500 personas, así como bares y centros nocturnos deberán permanecer suspendidos y cerrados tanto en rojo como en naranja.  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Venezuela le quita 6 ceros a su moneda y el bolívar soberano se convierte en bolívar digital

Con esta nueva reconversión, ya son 14 los ceros que se han quitado al bolívar en 14 años.
1 de octubre, 2021
Comparte
Bolívares venezolanos

Getty Images

A partir de este viernes, el bolívar soberano pasa a llamarse bolívar digital, con seis ceros menos.

De esta manera, el gobierno de Venezuela pone en marcha su decisión de apostar nuevamente en una reconversión monetaria para contrarrestar el proceso de hiperinflación que vive el país.

Solamente en lo que va año, el bolívar se ha depreciado más de un 70% y este viernes se necesitaban más de 4 millones 500 mil bolívares soberanos para comprar un dólar, según la plataforma venezolana Dolar Today.

El nuevo nombre “bolívar digital” se basa, según un comunicado del Banco Central de Venezuela (BCV), “en la profundización y desarrollo de la economía digital” en Venezuela.

La vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, anunció el jueves que todo el sistema bancario nacional ya se encontraba preparado para quitarle seis ceros a la moneda.

Pero la medida ha sido criticada desde la oposición, que la considera como una muestra del “fracaso” de la política económica del gobierno de Nicolás Maduro.

“Podría perderse en seis meses”

El exdiputado opositor José Guerra aseguró hace dos semanas que la nueva reconversión monetaria se podría perder “en meses” si no se pone en marcha un programa contra la hiperinflación.

“Si esa actualización del cono monetario no va relacionada con un programa económico para acabar con la hiperinflación y hacer crecer la economía, esa reconversión monetaria se va a perder en meses, tal vez en un año”, explicó en un video difundido por la oposición.

“Las causas de la hiperinflación siguen estando ahí y el cono monetario pierde otra vez sus atributos para facilitar y hacer factible la transacción”, añadió.

En los últimos 14 años, Venezuela le ha quitado 14 ceros a su moneda.

En 2007 se eliminaron tres y nació el bolívar fuerte. Once años después se eliminaron cinco ceros y surgió el bolívar soberano.

Ninguno de estos procesos de reconversión logró parar la hiperinflación, que ha pasado a ser la más alta del mundo.

Una economía altamente dolarizada

No obstante, esta nueva reconversión se da en un contexto diferente. En la actualidad, la economía venezolana está altamente dolarizada.

La moneda preferida hacer pagos en efectivo es el dólar estadounidense, y en caso de utilizar bolívares, la mayoría prefiere utilizar tarjetas o transferencias electrónicas.

Ya a comienzos del año, escribía el excorresponsal en Venezuela de BBC Mundo Guillermo D. Olmo, se estimaba “que más de un 55% de las transacciones en el país se realizan en dólares”.

El cambio en la moneda ha sido descrito por las autoridades económicas como “un hito histórico necesario en un momento en que el país comienza el camino de la recuperación económica”.

El BCV añadió que la introducción del bolívar digital no afectará el valor de la moneda y que “el tipo de cambio de referencia seguirá siendo el que determine el sistema de mercado cambiario venezolano”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SzEkz4DM-wU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.