Pasa Día Mundial sin Tabaco en medio de pandemia y prohibiciones de alternativas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pasa Día Mundial sin Tabaco en medio de pandemia y prohibiciones de alternativas

Organizaciones buscan que se regule la venta de cigarros electrónicos, pues mientras la venta de tabaco es legal, esta opción está prohibida.
Cuartoscuro
1 de junio, 2020
Comparte

Este año, el Día Mundial sin Tabaco ocurrió cuando millones de personas alrededor del mundo estaban encerrados en su casa con motivo de la pandemia de COVID-19, enfermedad que afecta de manera particular a las personas fumadoras.

Y es que autoridades tanto mundiales como nacionales han destacado que las muertes por COVID-19 se concentran en personas de la tercera edad, pero también a quienes sufren problemas de salud como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades respiratorias y cáncer, entre otras, pero también se informó que el tabaquismo es un factor de riesgo importante que puede generar una diferencia en la gravedad de los síntomas o en las consecuencias fatales del virus.

“Fumar es adverso, es malo, es muy contraproducente para la enfermedad COVID y también el uso de los cigarrillos electrónicos”, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell en un participación en la conferencia de prensa mañanera del 25 de abril.

Sin embargo, en México mientras la venta de cigarrillos tradicionales está permitida, aunque regulada por la autoridad federal, los sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) y otras alternativas que se ofrecen en el mercado, están prohibidas.

“En México tenemos un panorama complicado. En primer lugar, las autoridades de Salud han prohibido deliberadamente la comercialización de estos productos, sin embargo, la Suprema Corte ha revertido esa prohibición en varios casos. Por otro lado, destaca un reciente decreto de la Presidencia de la República que prohíbe la importación de los SEAN”, resume Javier Zúñiga Ramiro, coordinador del área legal de iSalud Justa Mx, una organización que busca promover el diseño y la aplicación de políticas públicas que contribuyan al ejercicio del derecho a la salud, en especial ante las enfermedades no transmisibles.

En un documento titulado XV Evaluación de la Sociedad Civil sobre Políticas Públicas para el Control de Tabaco en México publicado el 27 de mayo de esta año, Zúñiga Ramiro asegura que de acuerdo con la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la prohibición de la venta, comercialización, distribución y demás actividades comerciales relacionadas con productos de tabaco, tabaco calentado o de administración de nicotina representa un trato desigual, lo que no significa que se otorgue un permiso sin restricciones.

“Al contrario, la SCJN enfatizó en la necesidad de contar con una regulación acorde a los mínimos establecidos en la Ley General de Control de Tabaco, tales como y a manera de ejemplo: contar con licencia sanitaria, prohibir el suministro de esos productos a menores de edad, exhibir material con advertencias sanitarias, cumplir con el etiquetado externo de los productos para advertir sobre los efectos nocivos del tabaco, informar sobre el contenido del producto, excluir información falsa o engañosa en el empaquetado, prohibir cualquier forma de publicidad, promoción y patrocinio”, detalló.

No obstante, aclaró que los nuevos productos no constituyen una terapia legítima para dejar de fumar debido a las sustancias tóxicas que contienen

De la misma forma se manifiesta Juan Núñez Guadarrama, también integrante de Salud Justa Mx, quien señaló que la  Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepis) tiene facultades para regular los nuevos productos de tabaco y nicotina, tomando como base las actuales restricciones al cigarro tradicional.

“Así, mediante esta regulación secundaria administrativa, se puede normar de forma puntual y atendiendo cada una de las particularidades de los nuevos productos electrónicos de tabaco y nicotina”, detalló

En tanto, durante un foro virtual, organizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) para abordar el tema de Control de Tabaco, Juan Zinzer, presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, consideró que los cigarros electrónicos se deben regular como los cigarros tradicionales.

“Se debe regular de acuerdo con las restricciones que existen para cualquier producto derivado del tabaco. La nicotina es un producto del tabaco, aunque la presentación de los dispositivos sea diferente (…). En general la actitud que hemos manejado en el grupo que hemos trabajado en esto desde hace muchos años no es que esto desaparezca, no es prohibir de manera tajante sino regular porque la regulación permite tener un mejor control en este sentido”, opinó.

A su vez, Inti Barrientos, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, apoyó este mensaje y promovió la idea de hacer una regulación fuerte que permita evitar los riesgos de este tipo de productos.

RECONOCIMIENTO AL GOBIERNO

Sin embargo, en este Día Mundial sin Tabaco, la Organización Mundial de la Salud otorgó al gobierno mexicano un premio por sus avances en control al tabaquismo. El organismo internacional reconoció dos rubros importantes.

Primero, después de ocho años sin un aumento de impuestos sobre los cigarrillos, lograr una actualización del importe fijo del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) sobre los cigarrillos dentro del Paquete Económico de 2020. Segundo, la prohibición de la importación de sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN), sistemas similares sin nicotina (SSSN) y productos de tabaco calentado (PTC), implementando una política destinada a prevenir el uso de estos productos en la población, particularmente por parte de los jóvenes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.