Protección de Áreas Naturales Protegidas, en vilo por ajuste al presupuesto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cortesía Javier de la Maza/Natura

Protección de Áreas Naturales Protegidas en México está en vilo por ajuste al presupuesto

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) llegó a sus 20 años de creación con el presupuesto más bajo de su historia. Esos recursos podrían reducirse aún más.
Foto: Cortesía Javier de la Maza/Natura
Por Thelma Gómez Durán/Mongabay Latam
9 de junio, 2020
Comparte

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) llegó a sus dos décadas de existencia, que cumplió el pasado 5 de junio, con el presupuesto más bajo de su historia, pero también con la amenaza de tener aún menos recursos para el segundo semestre del 2020.

En los últimos cuatro años, el presupuesto destinado a la Conanp, organismo descentralizado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ha ido en picada: en 2016 contó con 1300 millones de pesos (poco más de 60 millones de dólares), uno de los años en los que tuvo más recursos; para 2020 se le otorgó 867 millones de pesos (un poco más de 40 millones de dólares).

Lee: Poco presupuesto, deforestación y defensores asesinados: las deudas ambientales de México en 2019

Este monto se reducirá aún más con el ajuste presupuestal que el gobierno federal busca implementar, después del decreto publicado el pasado 23 de abril, donde se establece que “no se ejercerá el 75 % del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros”. Es decir, no se tendrán recursos para gastos de operación relacionados con la renta de oficinas, papelería, gasolina, mantenimiento o viáticos.

Archipielago de Revillagigedo-Foto: Napoleon Fillat-Conanp

Foto: Napoleón Fillat/CONANP

Además de estos ajustes presupuestales, hasta el pasado viernes 5 de junio, la Conanp tenía “congelados”, por la Secretaría de Hacienda, recursos que se destinan a proyectos como el llamado “Sinergia +” que la institución tiene con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Si esos recursos no se liberan en los próximos días, no se podrá renovar el contrato de 150 consultores técnicos, de los 235 que forman parte del programa con el PNUD, explicó en entrevista con Mongabay Latam, Roberto Aviña Carlin, comisionado de la Conanp.

De los 150 consultores técnicos muchos son guardaparques o trabajan en campo con las comunidades que se encuentran dentro y alrededor de las áreas naturales protegidas.

Entérate: Espacios naturales ocupados y agua contaminada: las irregularidades de las granjas porcícolas en Yucatán

Reajuste institucional

El programa Sinergia + —cuya vigencia es hasta 2022— tiene como objetivo fortalecer el manejo efectivo de las áreas naturales protegidas. Además, permite a México cumplir con diversos compromisos establecidos en el Convenio sobre Diversidad Biológica, en el Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, entre otros.

El 30 de junio se termina el contrato semestral de gran parte de estos consultores técnicos del programa con el PNUD, por lo que en los próximos días tendría que definirse si se contará con los recursos necesarios para la renovación de sus contratos.

“Estamos en una situación complicada”, reconoce el comisionado, quien explica que la Conanp transfiere el dinero al PNUD para que este organismo contrate a los consultores. “Desafortunadamente —señala Aviña— no son funcionarios de Conanp, su relación contractual es con el PNUD, así se ha llevado durante muchos años”.

Aviña asegura que se está revisando el presupuesto que se tenía para otros programas; además, están en reuniones con funcionarios de Hacienda para encontrar la manera de tener los recursos que permitan renovar el contrato a los 150 consultores del programa del PNUD.

Apicultores Campeche

Foto: Thelma Gómez Durán

Uno de los presupuestos que se han visto obligados a revisar, en este contexto, es el del Programa de Conservación para el Desarrollo Sostenible (Procodes), el cual subsidia proyectos en las comunidades que se encuentran dentro de las áreas naturales protegidas o en su zona de influencia.

Este programa ya operaba con menos presupuesto, si se compara con otros años. En 2019, la Conanp transfirió a programas de subsidios —incluyendo el que tiene con el PNUD— 420 millones de pesos (19 millones de dólares). Para 2020 solo recibió 310 millones de pesos (14 millones de dólares) para estas acciones.

De acuerdo con datos de la misma Conanp, a principios de este año se aprobaron 1280 proyectos presentados por las comunidades para recibir recursos del Procodes. Sin embargo, a partir de los ajustes presupuestales, Aviña explicó que se revisan cada uno de esos proyectos para determinan cuáles podrán seguir y en cuáles se hará una reducción del dinero que originalmente se aprobó.

Con los recursos del Procodes se apoyan proyectos relacionados con el desarrollo de actividades productivas —como la apicultura—, el combate a los incendios, la restauración ambiental, el monitoreo biológico, entre otras acciones.

En la entrevista, el comisionado reconoció que aunque la institución reestructure algunos programas y busque la mayor eficiencia, el ajuste presupuestal del 75 % en los gastos de operación tendrá un fuerte impacto. De concretarse esa reducción, la Conanp no podrá operar “de manera óptima”.

Entérate: ¿Por qué la deforestación y la pérdida de especies abren la puerta a nuevas enfermedades?

Quedarse sin gasolina

El pasado 5 de junio, fecha en que se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente, el titular de la Semarnat, Víctor Toledo anunció que se estableció una mesa de trabajo con funcionarios de la Secretaría de Hacienda, para “arreglar” el tema del presupuesto en el sector ambiental.

Días antes, pero sobre todo ese mismo 5 de junio, en las redes sociales se difundieron cartas y manifiestos de más de 60 organizaciones civiles, investigadores, conservacionistas e incluso extitulares de la Sermanat. En estos pronunciamientos se solicitaba —y en algunos casos se exigía— al gobierno federal detener los recortes al presupuesto de las dependencias ambientales, en especial al de la Conanp.

Incluso se abrió una petición en Change.org, para solicitar al presidente el “Restablecimiento del presupuesto de la Conanp”. Hasta el domingo 7 de junio, más de 17 000 personas firmaron la iniciativa.

Algunas organizaciones no gubernamentales destacaron la incongruencia de disminuir el presupuesto en el sector ambiental y, al mismo tiempo, destinar recursos para megaproyectos como el llamado Tren Maya —cuyas obras ya comenzaron, sin contar con una Manifestación de Impacto Ambiental— y la Refinería Dos Bocas.

En la entrevista con Mongabay Latam, Roberto Aviña aseguró que a la Secretaría de Hacienda, así como al presidente Andrés Manuel López Obrador, ya se les entregó un análisis sobre todo lo que estaría en riesgo, en caso de que el sector ambiental no cuente con los recursos necesarios para operar.

En el caso de la Conanp, señaló, el reducir al 75 % los gastos de operación implicaría que no se cuente con recursos para hacer gran parte del trabajo de campo que permite combatir incendios forestales, evitar la propagación de plagas, realizar monitoreo y trabajar con las comunidades en el cuidado y vigilancia de las áreas naturales protegidas.

“Estaría en riesgo la operatividad básica de la Conanp”, apuntó Aviña, quien además resaltó que la institución enfrenta 406 litigios jurídicos relacionados con demandas por la expropiación de terrenos o con inconformidades con los programas de manejo de las áreas naturales protegidas. Esa defensa legal se complicaría si no se cuenta con recursos suficientes.

Para Luis Fueyo, quien estuvo al frente de la Conanp de 2010 a 2015, de concretarse la disminución del presupuesto “se estaría inmovilizando a la Conanp”.

Fueyo identifica que las áreas naturales protegidas más sensibles a este recorte, por la fuerte presión que existe sobre ellas, son la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, el Parque Nacional Huatulco, la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’ an, el Parque Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuk, la Meseta de Cacaxtla, la Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California, entre otros. “Son lugares —comenta— en donde ha costado mucho trabajo construir un tejido social para que los recursos naturales se conserven”.

Para Ernesto Enkerlin, quien fue titular de la Conanp entre 2001 y 2010, los recortes al presupuesto de la institución impactarán en el trabajo de conservación que se realiza con las comunidades.

Enkerlin resalta que el Programa de Conservación para el Desarrollo Sostenible (Procodes), uno de los que se afectarán con los recortes, ha sido el detonador de proyectos productivos exitosos, por ejemplo, iniciativas de ecoturismo que han beneficiado directamente a comunidades rurales e indígenas. Si este programa se debilita, advierte, se dará un golpe al trabajo de conservación que se hace con las comunidades.

Lee el reportaje completo en Mongabay Latam

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 razones por las que puedes estresarte cuando tratas de relajarte (y qué hacer para evitarlo)

Si alguna vez has tratado de relajarte y eso te ha puesto aún más ansioso, no te alarmes, es algo más común de lo que te imaginas y hay medidas que puedes adoptar para que esto no te ocurra.
2 de abril, 2022
Comparte

¿Alguna vez has tratado de relajarte, y en cambio has acabado estresado y con pensamientos negativos? Resulta que muchos de nosotros experimentamos esto, por ello ha surgido el término “stresslaxing” (una palabra en inglés que en español podríamos traducir como estrelajarse”, una mezcla de estrés y relajación).

Pero, aunque estrelajación es un término nuevo, describe la ansiedad inducida por la relajación que se ha estudiado durante años.

Se ha demostrado que esto le sucede a entre el 30% y el 50% de las personas cuando intentan hacer cosas relajantes, lo que causa síntomas de estrés (como latidos cardíacos rápidos o sudoración).

Es paradójico, dado que las personas que experimentan “estrelajación” pueden necesitar hacer algo relajante para desestresarse. Esto puede convertirse en un círculo vicioso destructivo en el que estas personas no pueden aliviar el estrés que sienten, lo que podría resultar en tener más emociones negativas y ataques de pánico.

No todos experimentarán “estrelajación”. Algunas investigaciones incluso sugieren que las personas que tienen ansiedad pueden ser más propensas a ello.

Las siguientes son solo algunas de las otras razones por las que sucede, y lo que puedes hacer para superarlo.

1. Estás negando que estás estresado

Pretender que un problema no existe -también conocido como negación- es una de las estrategias de afrontamiento menos efectivas para el estrés. En el caso de la “estrelajación”, esto podría ser negar que estás estresado para empezar.

Los períodos breves de negación pueden ayudarnos a adaptarnos al cambio.

Mujer recibiendo un masaje

Getty Images

Por ejemplo, la negación puede ayudar a una persona a sobrellevar sus emociones después de experimentar la muerte de alguien cercano. Pero cuando la negación se usa con frecuencia para lidiar con los factores estresantes diarios, puede hacer que las personas se sientan perpetuamente atrapadas en una rutina.

Cuando estás en negación, tu cuerpo continúa enviando señales de estrés para incitarte a tomar medidas y resolver tus problemas. Es por eso que intentar (sin éxito) relajarte en lugar de abordar las causas de tu estrés puede hacer que te sientas más estresado.

Así puedes resolverlo:

  • Reconoce que los síntomas del estrés pueden ser útiles. Tu cuerpo está tratando de alertarte de que es necesario solucionar un problema, por lo que está activando todos sus recursos fisiológicos para ayudarte a lograrlo. Por ejemplo, una mayor frecuencia cardíaca ayuda a tu cuerpo a transportar más sangre oxigenada a tu cerebro, de modo que pueda encontrar una solución rápida a los problemas que te están causando estrés.
  • Escribe tus pensamientos y sentimientos más profundos asociados con tu estrés. Esto te ayudará a entender la fuente de tu estrés para que puedas abordarlo. Por ejemplo, no tiene mucho sentido hacer meditación todos los días para desestresarte si la causa de tu estrés es el exceso de trabajo. En este caso, hablar con un gerente o colega para ajustar tu carga de trabajo ayudaría más a aliviar tu estrés que las actividades relajantes.
  • Piensa de forma creativa. Cuando estamos estresados, es posible que solo pensemos que ciertas actividades (como la meditación o el ejercicio) pueden ayudarnos a relajarnos. Pero hablar con amigos o familiares, o usar una aplicación o un recurso de internet, podría ser una mejor manera de abordar tu estrés y ayudarte a sentirte mejor.

2. Te preocupas por lo que dirán los demás

La mayoría de nosotros tenemos algo que nos apasiona, ya sea nuestro trabajo o incluso un pasatiempo. Pero la razón por la que estás motivado para hacer estas cosas es importante.

Algunas personas persiguen su pasión porque quieren, ya sea para mejorar o aprender una nueva habilidad. Pero otros solo persiguen su pasión porque quieren el reconocimiento de otras personas. Las personas con ciertos tipos de personalidad pueden ser más propensas a obsesionarse con su pasión.

Otros pueden simplemente seguir una determinada actividad para obtener elogios de sus colegas o incluso para demostrar su valía a amigos o familiares.

Mujeres listas para nadar

Getty Images
Tener un pasatiempo siempre ayuda, pero es importante entender por qué lo haces.

El problema de perseguir una pasión por la razón equivocada es que puede hacer que una persona se esfuerce hasta el límite, lo que podría significar trabajar a pesar de estar enfermo o no tomarse un tiempo libre para desestresarse.

Esto puede hacer que sea difícil y estresante relajarse, como si estuvieras perdiendo el tiempo que podrías dedicar a tu pasión cuando tratas de hacer cosas relajantes. Incluso podrías estar preocupado de que la gente piense mal de ti por tomarte un tiempo libre. En última instancia, esto puede afectar negativamente tu bienestar.

Para las personas que se sienten así, puede ser útil tomar un breve “descanso mental” de lo que les apasiona. El descanso no tiene que ser largo, ni tiene que implicar hacer algo que necesariamente te parezca relajante.

Pero tomar descansos incluso breves puede ayudarte a sentir que está bien tomarse un tiempo lejos de tu pasión de vez en cuando para desestresarte y relajarte.

3. No puedes decidirte

Al tomar una decisión, algunas personas no pueden evitar explorar todas las opciones posibles disponibles para ellos, lo que se conoce como maximizar los pensamientos.

Esto incluso puede suceder cuando se trata de elegir algo relajante para hacer. Incluso después de elegir algo, es posible que pienses en las otras opciones y te preguntes si algo más te habría ayudado a sentirte más relajado. Entonces, en lugar de relajar tu mente, te estás estresando aún más.

Mujer dubitativa

Getty Images

Desafortunadamente, la maximización conduce al arrepentimiento, sin importar la opción que elijamos. A veces también se asocia con un menor bienestar.

Una persona que tiene el hábito de maximizar puede estar pensando en todas las otras cosas que tiene que hacer ese día en lugar de relajarse, lo que puede generar sentimientos de estrés.

Esto es lo que puedes hacer para evitarlo:

  • Limita la cantidad de decisiones que debes tomar el día que deseas hacer algo relajante. O incluso planifica cuándo vas a hacer algo relajante (como ver una película o meditar) y cuánto tiempo vas a hacerlo. Esto puede hacer que sea más fácil relajarse cuando llegue el momento, ya que sabrás que no estás postergando otras cosas.
  • Recuerda por qué estás tratando de relajarte. Tu salud es importante, por lo que recordar esto puede ayudarte a sentirte menos estresado mientras intentas realizar una actividad relajante.

Lo bueno es que, incluso si la relajación causa ansiedad, aún puede tener un efecto positivo en la salud mental e incluso puede ayudarte a crecer como persona.

Lo más importante es encontrar una actividad relajante que disfrutes. Ya sea cocinando, haciendo jardinería o corriendo, es importante que te ayude a desconectar del estrés del día.

*Jolanta Burke es profesora del Centro de Psicología y Salud Positivas, en Dublin, Irlanda.

*Esta nota se publicó en The Conversation y fue reproducida aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original en inglés.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.