11 mil trabajadores denuncian despidos y abusos laborales en la epidemia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Al menos 11 mil trabajadores denuncian despidos y abusos en la epidemia; organizan movimiento nacional

Debido a la multiplicación de casos de abusos laborales en la pandemia, trabajadores del sector salud, cultural, automotriz y educativo, así como organizaciones de repartidores de comida, recolectores de basura, jornaleros y empleados de call centers promueven una iniciativa para conformar un movimiento.
26 de junio, 2020
Comparte

El gobierno federal ha registrado más de 11 mil denuncias digitales de trabajadores por despidos injustificados y reducción arbitraria de salarios durante la emergencia sanitaria por COVID-19, dio a conocer la Secretaría del Trabajo federal.

Dicha cifra, sin embargo, representa solo una parte del universo total de denuncias de abusos laborales cometidos por los patrones en la pandemia, mismo que permanece desconocido.

Leer más: Empleados en Grupo Salinas denuncian despidos arbitrarios; se respetó la ley, dice la empresa

Esos 11 mil casos fueron registrados exclusivamente a través de la aplicación virtual habilitada por la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) a mediados de abril, denominada Procuraduría Digital.

Pero la Profedet también levanta denuncias mediante otras tres vías: telefónica, por correo electrónico y de manera presencial en sus oficinas centrales de la Ciudad de México, según confirmó personal de comunicación social de la institución.

Desde el 8 de junio, Animal Político ha solicitado reiteradamente a la Secretaría del Trabajo y a la misma Profedet el número global de denuncias por abusos laborales (esto es, promovidas de manera presencial, digital, telefónica y por correo) acumulado desde mediados de marzo, cuando inició la pandemia de COVID-19 en México; también se ha solicitado un informe desagregado del tipo abuso denunciado (despido injustificado, recorte salarial o descanso sin goce de sueldo), así como el nombre de las empresas repetidamente señaladas por los trabajadores. Ambas dependencias han postergado consistentemente atender la petición de información pública.

La Profedet proporcionó a este medio una numeralia: todos los días, esa institución recibe, en promedio, mil 200 llamadas y 300 correos electrónicos, además de mensajería por WhatsApp de parte de trabajadores que exponen sus quejas. Dichas comunicaciones, sin embargo, no se traducen necesariamente en denuncias.

Hasta ahora sólo se sabe de las 11 mil quejas digitales porque la titular de la STPS, Luisa María Alcalde, dio a conocer la cifra en un conversatorio virtual organizado por El Colegio Nacional el pasado 18 de junio.

“Se puso a disposición una herramienta que es la Procuraduría Digital, que nos ha ayudado muchísimo a identificar estas denuncias de trabajadores, sobre todo aquellos que se despidieron injustificadamente por la cuestión de COVID o que los mandaron a descansar a su casa sin goce de sueldo, y hemos recibido más de 11 mil denuncias en este sentido”, señaló la funcionaria.

Te puede interesar: Estas son las 10 empresas que el gobierno de CDMX sancionará por el despido masivo de personal

Trabajadores afectados organizan movimiento nacional

Debido a la multiplicación de casos de abusos laborales en el contexto de la pandemia, grupos de trabajadores del sector salud, cultural, automotriz y educativo, así como organizaciones de repartidores de comida, recolectores de basura, jornaleros y empleados de call centers promueven una iniciativa para conformar un Movimiento Nacional contra la Precarización Laboral y los Despidos.

El manifiesto de la iniciativa critica la muerte por COVID-19 de empleados que fueron obligados a continuar asistiendo a sus centros de trabajo y señala los casos de contagio entre el personal médico por falta de insumos o por su mala calidad. También denuncia que en las maquilas hay hacinamiento y se utilizan precarios páneles de hule y tubos de plástico para mantener la “sana distancia” entre los trabajadores.

“La crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 profundizó la crisis económica que se venía arrastrando, generando más precarización, rebajas salariales, cientos de miles de despidos, contagios y muertes de trabajadores por la voracidad de ganancias de los patrones. ¡El capitalismo mata!”, indica el manifiesto.

Las organizaciones demandan la prohibición de despidos y reducciones salariales, así como la reinstalación de los trabajadores removidos y los no recontratados, así como la suspensión de labores en sectores económicos no esenciales hasta que se controle la pandemia, y la provisión de equipo de protección de calidad y gratuito a los trabajadores de sectores esenciales.

También plantean que en cada empresa se constituyan Comisiones de Higiene y que se apliquen pruebas diagnósticas para toda la planta laboral.

En el caso de los trabajadores de la salud, la coalición de organizaciones demanda que se eleve el presupuesto público para ese sector que garantice la adquisición de los insumos necesarios a fin evitar contagios entre el personal.

Víctor Romero, profesor de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y uno de los principales impulsores de la iniciativa, señaló que las empresas y el gobierno pretenden cargar a los trabajadores la crisis económica derivada de la pandemia.

“Nos dimos cuenta de que todos estábamos en la misma afectación. No importa si es un médico, un obrero, un trabajador de limpieza, un maestro, todos enfrentábamos las mismas condiciones precarias. Ante un panorama de crisis económica a nivel mundial y en México, vimos que la crisis la quieren descargar sobre los hombros de los trabajadores, y decidimos decir: ‘¡Ya basta!’, no es posible que todas estas consecuencias las quieran dejar caer sobre nosotros”, afirmó en entrevista.

Aseguró que la pandemia agravó la precariedad laboral en el país y que las autoridades no han hecho lo suficiente por defender a los trabajadores, más allá de expresar llamados y exhortos a la buena voluntad de las empresas.

“Los despidos y la baja de salarios es precarización laboral; la respuesta del gobierno no ha sido satisfactoria; si nos unimos ahora es porque el gobierno no ha garantizado realmente una salida a la crisis para los trabajadores”, sostuvo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID en China: compras 'de pánico' y test masivos en Pekín ante el repunte de casos y el miedo a un nuevo confinamiento

La capital china teme un cierre similar al que sufre Shanghái desde hace unas semanas.
25 de abril, 2022
Comparte

Pruebas masivas de covid y largas colas en los supermercados.

Pekín, la capital de China, registra un aumento de casos del virus y ya se han empezado a cerrar algunas urbanizaciones para evitar su propagación.

Solo en el fin de semana, el distrito de Chaoyang, el más poblado de la capital y que concentra desde embajadas hasta rascacielos corporativos, ha reportado 26 casos durante el fin de semana, el número más alto hasta ahora en esta última oleada. Se ha exigido a quienes vivan o trabajen en la zona que se sometan a tres pruebas de ácido nucleico durante esta semana.

Y, a pesar de que el gobierno ha ofrecido garantías de que habrá suficiente comida, la gente se ha lanzado a las tiendas en busca de provisiones.

En el aire está el temor a que Pekín se pueda enfrentar a una situación similar a la de Shanghái, que lleva ya varias semanas bajo confinamiento estricto.

La gente hace cola para hacerse un test de covid

BBC
La gente en Pekín teme que los confinamientos sean similares a los de Shanghái.

Por ahora, se ha suspendido la llegada de turistas a la capital a partir de este lunes y se ha exigido a las agencias de viajes que reembolsen el importe de los paquetes de viajes.

Ni carne, ni huevos ni gambas

En Chaoyang se concentran los mayores temores ante el aviso del equipo de prevención de enfermedades de la ciudad de las rondas de pruebas masivas a las que deberán someterse sus habitantes.

La noticia hizo que los residentes corrieran a abastecerse de suministros esenciales. Las imágenes que empezaron a circular en los medios locales mostraban los estantes de los supermercados vacíos y largas colas en los mostradores para pagar.

Ante el aumento de la demanda, los principales supermercados de Pekín han ampliado sus horarios de apertura.

“La gente en Pekín está viendo los confinamientos en Shanghái, la falta de comida y de medicamentos. Y aunque no se sabe si Pekín tendrá unas medidas similares, la gente se está poniendo nerviosa dada la experiencia de lo que ha pasado”, apunta el corresponsal de BBC en China, Stephen McDonell.

Algunas personas en áreas cerradas de Shanghái dicen que están teniendo dificultades para acceder a los suministros de alimentos y se han visto obligados a esperar a que el gobierno les entregue verduras, carne y huevos.

“Nunca pensé que iría al mercado tan temprano por la mañana… Cuando llegué, todos los huevos y gambas habían desaparecido y toda la carne había sido saqueada“, dijo un usuario de Weibo -una red social usada en China-, en Shanghái, antes de agregar que logró conseguir algunas verduras.

Otro usuario de Weibo en Shanghái dijo: “Ver a la gente en Pekín apresurarse a comprar comida es divertido y angustiante. Es ver cómo era mi propia vida el mes pasado”.

El medio estatal de noticias The Global Times dijo que se ordenó a las compañías de alimentos frescos de Pekín que aumenten el suministro de comestibles como carne, huevos de aves y verduras.

También citaron a expertos en salud diciendo que los resultados de las pruebas masivas indicarían si es necesario intensificar aún más las medidas, como bloquear varias áreas de la capital.

Por otra parte, Pang Xinghuo, subdirector del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Pekín, dijo al medio de comunicación estatal China Daily que se espera que la cantidad de casos en Pekín aumente en los próximos días.

El último brote en Shanghái, detectado por primera vez a fines de marzo, ha registrado más de 400.000 casos hasta ahora y 138 muertes.

Alarmas electrónicas y evacuaciones a la fuerza

Algunas de las medidas que han aplicado las autoridades chinas en Shanghái incluyen poner alarmas electrónicas en las puertas para evitar que los infectados salgan y evacuar a la fuerza a las personas de sus hogares para realizar procedimientos de desinfección.

La gente se agolpa a las afueras de un supermercado en Pekín para conseguir comida

Getty Images
La estrategia de cero covid de China fue efectiva en un primer momento, pero no con las últimas variantes.

La última polémica en Shanghái es que, durante la noche y sin previo aviso, han aparecido en algunas urbanizaciones unas enormes vallas verdes, de unos dos metros de altura, para impedir que los residentes salgan de sus casas.

Las redes sociales recogieron este fin de semana imágenes de personas confinadas que criticaban desde el balcón a los trabajadores que, enfundados en trajes blancos de protección, levantaban estas cercas y protestaban ante la hipótesis de que, de producirse un incendio, no podrían salir de sus hogares de ninguna manera.

Algunas de estas vallas se levantaron en complejos residenciales en los que se han detectado positivos y la razón, según las autoridades municipales, es que algunas zonas deben activar un “confinamiento duro” y evitar a toda costa que la gente salga y así evitar nuevos contagios.

A diferencia de muchos otros países, China está siguiendo una estrategia de cero covid con el objetivo de erradicar el virus del país por completo. En este momento, el número total de contagiados sintomáticos activos en la China continental asciende a 29.178.

Si bien los funcionarios lograron mantener los niveles de infección relativamente bajos al comienzo de la pandemia, los confinamiento posteriores no han servido del todo para contener las variantes recientes y más transmisibles del virus.

La prensa oficial reconoce que “China ha atestiguado un prominente incremento de rebrotes en todo el país”, con más de 500.000 contagios desde marzo, pese a lo cual el país debe “insistir en la política de ‘covid cero’ y garantizar la salud de la población en la mayor medida posible”.

Según opina hoy el diario Global Times, “hay que actuar” y “ser lo más rápidos en la medida de lo posible” para impedir la propagación del virus, algo que, destaca el periódico, lograron ciudades como Cantón tras detectar sus primeros casos.

“Un confinamiento total solo se puede poner en marcha cuando la propagación está en una fase avanzada o si se detecta temprano pero no se controla de forma decidida. Debemos ser incisivos e identificar a tiempo las fuentes de infección para evitar repuntes”, acota el rotativo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=t4rIlX9zFTY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.