Condóminos se disputan edificio dañado a casi 3 años del sismo de 2017
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

¿Demoler o rehabilitar? Condóminos se disputan edificio dañado a casi 3 años del sismo de 2017

La mayoría de los habitantes pide que se demuela y reconstruya, pero una minoría asegura que el edificio no tiene daño estructural y a través de una suspensión logró parar la demolición.
Carlo Echegoyen
3 de julio, 2020
Comparte

A casi tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017 que azotó la Ciudad de México, los propietarios de un condominio de la colonia Roma Sur que resultó dañado no han logrado ponerse de acuerdo sobre el destino del inmueble, lo que ha detenido las labores de demolición o rehabilitación de la Comisión para la Reconstrucción del gobierno capitalino.

Una parte mayoritaria de los condóminos del edificio ubicado en la calle de Aguascalientes número 12 defiende la necesidad de demolerlo y reconstruirlo, con el argumento de que el inmueble tiene daño estructural. No obstante, seis propietarios tramitaron una suspensión judicial -que les fue concedida- para evitar la demolición; convencidos de que el condominio no tiene daños severos, exigen sólo una rehabilitación.

El grupo que se opone a la demolición y reconstrucción del inmueble aún vive en el lugar, con todo y las grandes grietas que atraviesan de lado a lado paredes y columnas. Allí mismo estaban en el momento del nuevo sismo de 7.5 grados ocurrido el pasado 23 de junio, tras el que más restos de escombros se desprendieron y cayeron al suelo.

Lee: Avance en reconstrucción tras sismos del 2017 es de apenas 30%; “hubo apoyos incompletos”, acusa Sedatu

Ese día, tras el temblor, tres funcionarios de las Secretarías de Obras y de Bienestar de la CDMX acudieron a inspeccionar el lugar luego de que vecinos de la misma calle alertaron a las autoridades de que el inmueble había sufrido más daños. Al cabo de media hora de recorrer pasillos, un departamento y el sótano, se retiraron con la observación de que habían detectado grietas transversales en columnas.

El Instituto para la Seguridad en las Construcciones (ISC) determinó en 2018 que el edificio estaba en alto riesgo de colapso. El grupo minoritario de los condóminos tramitó una suspensión para evitar la demolición del inmueble, misma que les fue concedida este año por el Juez Primero de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México.

El dictamen del ISC señalaba que el condominio debía ser deshabitado por representar un riesgo para la vida, no sólo de los ocupantes, sino también de vecinos y peatones, y advertía que comprometía la seguridad de los edificios colindantes, según constató Animal Político.

No obstante, las personas que aún habitan el inmueble exhibieron otro estudio independiente de ingeniería que sustenta su dicho de que no existe daño estructural y que sólo se requiere de obras de rehabilitación.

demoler-rehabilitar-condominos-disputan-edificio-danado-sismo-2017

Foto: Carlo Echegoyen

“Mandamos a hacer un estudio estructural y el perito nos dijo que la estructura estaba bastante bien, lo que necesitaba el edificio era una reparación, nada más”, dijo Juda Negrete López, uno de los dueños que rechaza la reconstrucción.

Por su parte, María de los Ángeles Moreno, propietaria de un departamento y vocera de los 61 condóminos a favor de la demolición y reconstrucción, descalificó el dictamen independiente del otro bando y defendió la conclusión a la que arribó la autoridad capitalina.

“Es lamentable la situación, que por un pequeño grupo de inconformes nos han venido afectando por más de dos años, impactando considerablemente nuestra vida, nuestra economía, nuestro patrimonio que, como a ellos, a todos nos ha costado un gran esfuerzo y mucho trabajo adquirirlo, a nadie le regalan una propiedad nada más así, tienes que trabajar y esforzarte mucho por tenerlo”, sostuvo.

Moreno indicó que el juez que el Juez Primero de Distrito en Materia Administrativa ordenó la realización de un nuevo dictamen oficial para determinar si se concede el amparo definitivo o se levanta la suspensión para que proceda la demolición. El pasado 11 de junio, agregó, personal del ISC acudió al inmueble para realizar el estudio solicitado, que continúa en elaboración.

“Lo que nos ha detenido ha sido lo de los amparos de estas personas; hemos visto cómo el gobierno ha rehabilitado muchos edificios, cómo ha demolido algunos y ya los está construyendo; lo único que está impidiendo son las personas que están actuando de una manera deliberada a favor de ellos, y no puede ser posible que una minoría tenga la verdad absoluta, cuando una mayoría estamos a favor de la reconstrucción de nuestro edificio”, comentó.

Te puede interesar: Comida caduca, ropa vieja, trajes de baño… en la emergencia de los sismos de septiembre 2017 también fallamos

La vocera sostuvo que ingresar al programa de reconstrucción no provocará que los propietarios pierdan su estatus de condóminos o dueños de su vivienda, que es uno de los principales argumentos del grupo que rechaza la demolición.

“En septiembre se cumplen tres años del sismo, somos el único edificio que queda que está amparado, hasta al gobierno le urge, porque es un riesgo para nosotros que, si en 2021 (en el cambio de administración) no hemos resuelto esta situación y al gobierno se le agotan los recursos, nos quedamos sin reparación y sin construcción del edificio, se queda como está y ahí sí perderíamos todo”, advirtió.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la transmisión de COVID entre quienes se han vacunado tres veces no causa alarma

La rápida propagación de la variante ómicron que ocurre particularmente entre poblaciones altamente vacunadas está creando dudas sobre la protección que pueden ofrecer las vacunas. No obstante, la inoculación sigue siendo la mejor opción contra covid.
8 de enero, 2022
Comparte

Cuando la variante ómicron surgió por primera vez en Sudáfrica en noviembre de 2021, hubo gran alarma ante la propagación exponencial de la infección. Esa fenomenal velocidad de propagación sobrepasa lo que hemos observado en variantes anteriores.

La tendencia se ha visto replicada en otras partes del mundo, incluyendo Reino Unido donde el número de infecciones se vio doblada cada dos días a comienzos de diciembre. Lo que aumentó la preocupación fue que esta rápida propagación estaba ocurriendo entre una población altamente vacunada (y por ende, en teoría, altamente inmune). ¿Estaría fallando la protección que nos daba la vacuna?

A simple vista, parecía que las vacunas no estaban funcionando. Pero eso depende de cómo se define la protección de una vacuna. Primero, ¿protege la vacuna contra la infección?

Actualmente hay amplia evidencia que muestra que las vacunas no son muy efectivas para evitar la infección de personas vacunadas o que propaguen la infección.

Eso estuvo gráficamente ilustrado por el evento súper propagador que tomó lugar en las Islas Feroe donde 21 de 33 trabajadores de la salud que estaban triple vacunados y asistieron una reunión privada se contagiaron de ómicron. Además, sucedió a pesar del hecho que varios se habían hecho una prueba PCR o de antígeno 36 horas antes del evento.

Algunos -especialmente los antivacuna- podrían tomar esto como prueba de que las vacunas no funcionan. Sin embargo, eso no es inesperado. Aún contra otras variantes, como delta, se sabe que las vacunas no ofrecen “inmunidad esterilizadora”, o sea, una prevención total de la infección.

Nadie ha afirmado que las vacunas de covid ofrecen inmunidad esterilizadora y que puede ser una meta alcanzable. En el mejor de los caos, ofrecen protección débil contra la infección. No obstante, esta protección débil podría ayudar a ralentizar la propagación de la infección.

La función de la tercera dosis

Lo que sí hacen las vacunas es proveer una protección excelente de otro tipo. Hasta ahora, las vacunas han demostrado que son muy buenas para prevenir la enfermedad severa. Esta protección es igualmente importante, si no más, porque mantienen a la mayoría de las personas infectadas lejos de los hospitales y de la muerte.

Contra la variante delta, la protección de las vacunas contra la enfermedad severa y muerte por covid fue más de 90% con relativamente poco decaimiento de protección a lo largo de por lo menos cinco meses después de dos dosis.

Cuando se descubrió ómicron por primera vez, hubo preocupación de que las mutaciones que produciría podrían permitirle eludir la protección de las vacunas. En efecto, los datos sugieren que dos dosis de las vacunas Pfizer o AstraZeneca ofrecían protección limitada contra ómicron.

Una anciana se prepara para recibir la cuarta dosis de la vacuna contra covid en Israel, 6 de enero de 2022

Getty Images
Es especialmente importante tener completamente vacunados a los más vulnerables.

Felizmente, esta protección de la vacuna fue restablecida rápidamente por la dosis de refuerzo, y por eso está la urgencia de “reforzar” a la población.

Esto es especialmente importante para lo que son más vulnerables, como los ancianos, que, comparados con la población en general, para empezar corren riesgos más altos de contraer covid severa. Una persona de 80 años de edad tiene un riesgo 300 veces más alto de contraer covid severa comparada a una adulta menor de 40 años.

También es vital no olvidar que mientras ómicron puede ser menos severa para los vacunados, sigue siendo una infección peligrosa para los no vacunados.

El hecho que la inmunidad esterilizadora contra covid no exista actualmente probablemente pone en duda si la “inmunidad de rebaño” pondrá fin a la pandemia.

Lo que se cree aquí es que si suficiente gente adquiere inmunidad y esta inmunidad bloquea la transmisión, el virus se irá muriendo pues habrá menos y menos gente que infectar.

Sistemas de salud bajo presión

Sin embargo, como lo ha demostrado ómicron, las reinfecciones pueden ocurrir aún entre las poblaciones altamente vacunadas como las de Reino Unido e Israel. Se informa que ómicron tiene una tasa más alta de reinfección que otras variantes, y cinco veces más comparada con delta.

Aunque las infecciones de ómicron parecen ser menos severas, su mayor riesgo de contagio significa que más personas se están infectando. Es más, Reino Unido está registrando sus niveles más altos de infección en los últimos dos años.

Dos enfermeras en Francia cuidan de una paciente con covid, 5 de enero de 2022

Getty Images
El gran número de pacientes con una enfermedad menos severa todavía puede ejercer mucha presión sobre los ya menguados servicios de salud.

Mientras que estos no se están traduciendo en niveles más altos de ingreso a la unidades de cuidado intensivo, el gran número de pacientes con una enfermedad menos severa todavía puede ejercer mucha presión sobre los ya menguados servicios de salud.

Además de eso, los más altos niveles de enfermedad entre el personal y más el que tiene que aislarse debido a la infección añaden más presión al sistema de cuidados de la salud.

Este problema no está limitado sólo al cuidado de salud sino a lo ancho y largo de la sociedad en general donde las altas cifras de infección pueden causar alteraciones significativas.

De manera que las vacunas no son la única solución. Otras medidas de protección, como las mascarillas, más pruebas y mejor ventilación, juegan un papel importante.

Las semanas venideras auguran ser un desafío a medida que la gente regresa al trabajo y las escuelas después de las vacaciones, lo que podría conducir a más infecciones.

Mejor que hace un año

Médico se prepara para aplicar una vacuna

Getty Images
Aún cuando la situación quede bajo control y la enfermedad sea más predecible, se requerirán inmunizaciones anuales, tal como se hace con la influenza.

Pero no todo el panorama es pesimista, y la situación actual es ciertamente mejor que hace un año. En muchos países de altos ingresos que tienen amplia cobertura de inmunización, la pandemia está gradualmente haciendo la transición hacia una situación endémica.

En ese momento, el virus todavía estará presente, pero la enfermedad será más predecible. Habrá niveles altos de la población con inmunidad ya sea por vacunación o infección natural que significarán menos hospitalizaciones y muertes relacionadas a la covid.

Se requerirán inmunizaciones anuales contra covid, particularmente de los más vulnerables, para mantener una protección de inmunidad para ellos. Pero todavía no hemos llegado a eso.

Los virus mutan todo el tiempo y probablemente otras variantes de covid surgirán en el futuro que puedan evadir la inmunidad y causar reinfecciones, como pasa con los coronavirus humanos comunes y la gripe de la influenza.

Aunque por suerte ómicron parece ser menos severa, permanece el riesgo del surgimiento de más variantes que puedan incluir una más severa. Las vacunas siguen siendo la mejor opción contra estas.

*Andrew Lee es profesor de Salud Pública de la Universidad de Sheffield, Reino Unido. Su artículo original fue publicado en The Conversation cuya versión en inglés puedes leer aquí


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e4xWoH-aijs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.