Los establecimientos que 'murieron' antes de que llegara la reactivación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zedryk Raziel

“Se traspasa”: establecimientos que murieron antes de que llegara la reactivación

La pandemia ha provocado la pérdida de aproximadamente 300 mil fuentes de empleos directos en el sector restaurantero.
Zedryk Raziel
10 de julio, 2020
Comparte

Diez años de trabajo se esfumaron en tres meses. Ariadna Vega decidió cerrar su restaurante de ensaladas en la Condesa y colgar afuera un anuncio de “traspaso”, que implica vender los permisos de su negocio con todo y mobiliario para poder pagar las deudas que acumuló a causa de una pandemia que la llevó a la quiebra, tras semanas de ventas por los suelos y sin ningún tipo de apoyo del gobierno.

Su establecimiento, en el que invirtió todo su patrimonio, se llamaba Ensalada Lounge y daba trabajo formal a seis personas.

Ariadna Vega, dueña de Ensalada Lounge. Foto: Especial.

“Ver el lugar vacío, sin un ingreso, con cuentas en ceros, había días en que vendíamos 600 pesos, 300 pesos, pero eso no soporta una renta de 23 mil pesos que pagaba al mes, además de luz y agua, y sobre todo el sueldo de las personas que tienes que solventar, porque no hay ningún apoyo, ninguna ayuda, tú tienes que hacerte fuerte”, cuenta Adriana.

“Era todo mi patrimonio. Tengo una bebé que acaba de nacer, tiene precisamente un mes que di a luz, y tuve que tomar la decisión de terminar el restaurante, cerrar el lugar, que era todo lo que yo tenía”.

Ensalada Lounge ahora. Foto: Zedryk Raziel.

A tan pocas semanas de haber puesto en venta el establecimiento, todavía le cuesta hablar de él en tiempo pasado.

Lee: Si aumentan paseantes o comercios incumplen, nuevas medidas para el Centro Histórico: Sheinbaum

“Yo tenía toda la intención de seguir en el lugar. Son 10 años de mi vida, le dedicaba todos los días un tiempo, y duele mucho que la gente se quede sin empleo. Es muy difícil emocionalmente, ese cariño que le tenía al lugar y tener que decirle adiós. Y no tienes tanto tiempo de despedirte, pues son decisiones de horas, de ‘lo tengo que hacer ya porque, si no, voy a tener que deber otra renta’, y pues la pandemia me está dejando deudas”, afirma.

Ariadna intentó obtener el crédito de 25 mil pesos que ofreció el gobierno a pequeños negocios, pero resultó “no elegible”. Más allá de ese intento fallido, lamenta no haber tenido más opciones para poder mantener a flote su establecimiento y las fuentes de empleo que generaba.

“Hubiera sido algo muy bueno que nos hubieran visitado, una charla de 5 minutos, y hubieran conocido las necesidades reales de las personas, que a los pequeños negocios como nosotros que ahora no existen por falta de dinero pudieran habernos dicho: ‘te puedo prestar tal cantidad’. Si alguien me hubiera apoyado económicamente, yo creo que seguiría ahí”, considera.

La pandemia ha provocado la pérdida de aproximadamente 300 mil fuentes de empleos directos en el sector restaurantero, señala Francisco Fernández Alonso, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

Antes de la emergencia sanitaria, detalla, esta rama de la economía generaba 2 millones de empleos directos y un Producto Interno Bruto (PIB) de 365 mil millones de pesos anuales. Fernández Alonso estima que, por el cierre de los tres meses anteriores, el PIB restaurantero tuvo una caída de 80 mil millones de pesos.

“En 2009 (en la epidemia de influenza), López Obrador decía que no entendía por qué no habían ayudado a las empresas, entonces en esta ocasión todos pensamos que iba a haber una respuesta de apoyo a las empresas, pero en realidad no fue así”, cuestiona.

El dirigente detalla que, de las 600 mil unidades o establecimientos asociados a la Canirac, menos del 2% es manejado por grandes grupos empresariales dueños de cadenas restauranteras, mientras que el 58% -alrededor de 350 mil negocios- es gestionado propiamente por familias. Por ello, advierte, la ausencia de un plan gubernamental de apoyo para el sector restaurantero provocó un golpe tan severo en el empleo y en la economía de miles de hogares.

Lee: Sana distancia, letreros informativos y horarios escalonados: así deberán reabrir comercios en CDMX

“Este es un gremio donde no son los grandes grupos, menos del 2% son los grandes, y la mayoría son restaurantes manejados de manera casi familiar, artesanal; ése es el verdadero gremio. Cuando tú no ayudas a este gremio, pues le pegas directamente a la economía de cientos de miles de mexicanos”, sostiene.

Fernández Alonso estima que, en la fase de la reactivación económica, con un semáforo epidemiológico en naranja que sólo permite a los restaurantes tener el 30% de su aforo, dichos negocios están teniendo menos de la tercera parte de sus ingresos normales, por lo que prevé que, aun con la reapertura, más negocios cerrarán.

“Aunque tú tengas un aforo del 30%, hay gastos que siguen al 100%: la luz, por ejemplo; la renta te la cobran completa. En esta nueva realidad hay mucha gente que tiene mucho entusiasmo y piensa que ya al abrir se soluciona el problema, y no es cierto, así no funciona”, señala. 

“La pandemia fue el remate”

Hace 19 años, una pareja proveniente de Uruguay abrió en la Condesa un restaurante de cortes de carne bautizado como Don Asado. Vecinos del lugar recuerdan las filas que los fines de semana se formaban afuera para poder entrar. Al negocio le fue tan bien que el dueño, Gustavo Barcia, pudo abrir otras cinco sucursales en la Ciudad de México a lo largo de estas casi dos décadas. Pero el establecimiento original, ubicado en la calle de Michoacán, no sobrevivió a la pandemia y el propietario decidió su traspaso. Afuera del establecimiento cuelga un anuncio con un teléfono para los interesados.

El declive de Don Asado Condesa viene de tiempo atrás y se remonta al sismo de 2017, que causó graves daños en esta antigua colonia de la capital. La pandemia sólo vino a asestar el golpe final, lamenta Samantha Rodríguez Gómez, que fue gerente durante los últimos tres años de la sucursal que fue cerrada.

“Después del temblor de 2017 fue difícil recuperar a nuestros clientes, se vino muy abajo, y ya solamente la pandemia fue el remate. La renta ya superaba lo que nosotros estábamos generando, más todos los gastos de servicios, luz, agua, teléfono, entonces ya no era rentable, más bien ya Condesa se mantenía de las demás sucursales. También nos fue muy complicado llegar a un acuerdo con los dueños que rentan el local para que nos pudieran ayudar de alguna manera a sobrellevar el tema de la pandemia, pero no se llegó a ningún acuerdo”, relata.

Don Asado antes de la pandemia. Foto: Especial.

Carolina Lara, dueña de Gramelia, una tienda de semillas ubicada justo al lado de Don Asado, recuerda que el restaurante era tan concurrido que para ella fue una buena señal para abrir su propio negocio en ese preciso local.

“Cuando vinimos a ver este local, un sábado, estaba lleno de gente Don Asado, había mesas afuera, la música, el ambiente; eso fue un atractivo que dijimos: ‘este es el lugar que necesitamos, donde haya gente’. Y con mucha tristeza vemos que ya lamentablemente se está cerrando ese local y otros, porque no resistieron el pago de rentas, porque los gastos siguen, los gastos no respetan ninguna pandemia, hay que seguir pagando la luz, el agua, el teléfono, el internet, a los empleados, la renta del local”, comenta esta emprendedora.

La exgerente de Don Asado señala que nueve de los 21 trabajadores que laboraban en la sucursal de Condesa fueron despedidos y que el resto fue reubicado en los demás establecimientos.

Don Asado actualmente. Foto: Zedryk Raziel.

“Fue muy duro a nivel personal, porque fue el primer lugar donde yo tuve una gerencia. Se va este lugar en mi corazón, porque viví muchas cosas aquí; aprendí muchas cosas, fue el lugar que me dio la oportunidad de crecer profesionalmente, además de que hice un buen ambiente con mis compañeros de trabajo, y dejarlos ir y saber que algunos ya no iban a regresar fue una decisión muy difícil, anímicamente sí me pesó mucho”, lamenta Samantha.

Hace tres semanas que han intentado traspasar el establecimiento, pero no han tenido suerte. En una época de crisis, tampoco es fácil encontrar compradores. Samantha cuenta que, incluso, ya se tuvo que bajar el precio inicial del traspaso.

La exgerente considera que, si se hubiera apoyado a las empresas con subsidios para el empleo durante la pandemia, los despidos no habrían sido tan drásticos.

“Se ha puesto mucha presión sobre los empresarios, porque al personal no se nos está dando ningún apoyo como empleados, ni durante la pandemia ni ahora, entonces creo que obligan a los dueños a tomar decisiones que ya están fuera de su alcance, porque no pueden mantener una empresa si no estamos generando. Yo creo que de parte del gobierno no tuvimos ningún apoyo”, critica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ómicron: 3 incógnitas y 3 cosas que sabemos sobre la nueva variante de COVID que preocupa al mundo

La variante más mutada del coronavirus hasta la fecha, ya ha provocado la vuelta de algunas restricciones y genera preocupación mundial. En BBC Mundo te contamos lo que se sabe y lo que se desconoce de ella.
6 de diciembre, 2021
Comparte

Ómicron, la última variante de SARS-CoV-2 en ser detectada y la más mutada hasta la fecha, es el foco de atención de autoridades sanitarias, gobiernos y población a nivel global.

Preocupa que, por ser tan diferente a la versión original identificada por primera vez en Wuhan, China, sea más contagiosa, letal o burle el efecto de vacunas y tratamientos.

Es muy pronto para saber hasta qué punto debemos preocuparnos, advierten los científicos, quienes piden prudencia mientras se conocen más detalles.

Distintas proyecciones apuntan a que en un período de dos semanas podríamos tener información más consistente sobre ella, aunque los primeros reportes indican que podría aumentar el riesgo de reinfección.

Te explicamos tres aspectos que ya conocemos sobre la nueva variante y lastres incógnitas que más preocupan a los expertos.

¿Qué sabemos?

1. Es la variante más mutada hasta la fecha

No caben dudas: lo que más alarma a las autoridades de salud es el alto número de mutaciones de ómicron.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha definido como “variante de preocupación”, la categoría del listado conocido de SARS-CoV-2 en que también se encuentran alpha, beta, gamma y delta.

A ella pertenecen las variantes del virus que se transmiten con más facilidad, que son más virulentas o disminuyen la eficacia de las medidas de protección o de las vacunas y tratamientos disponibles.

Tabla de principales variantes de Sars-CoV-2 monitoreadas por la OMS

BBC

El profesor Tulio de Oliveira, director del Centro de Innovación y Respuesta a Epidemias en Sudáfrica, país donde se detectó por primera vez, dijo que posee una “constelación inusual de mutaciones” y que es “muy diferente” a otras variantes que han circulado.

En total tiene más de 50 mutaciones, más que la delta, que hoy domina en el mundo.

“Pero no es el número de mutaciones lo que importa, sino la posición de esas mutaciones”, le advierte a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

La mayoría de las mutaciones de ómicron se encuentran en la proteína de espiga y el dominio de unión del receptor, dos zonas que intervienen en cómo el patógeno entra y se adhiere a nuestras células.

Los cambios son tan numerosos que entre los científicos existe el temor de que nuestros cuerpos no reconozcan al virus si entramos en contacto nuevamente con él, incluso estando vacunados.

2. Está más extendida de lo que se pensaba

La variante fue detectada por primera vez en Sudáfrica, lo cual no implica que surgiera allá.

Es uno de los países del continente que cuenta con mayor capacidad técnica para la detección de variantes.

Varias naciones han impuesto severas restricciones sobre este país y otros en el sur de África.

Pero a pesar de estas restricciones, ya se han registrado casos en varios de los países que horas antes habían cancelado vuelos o impuesto nuevas medidas de control a pasajeros procedentes de esta zona.

Bélgica, el primer país en Europa en descubrir un caso en su territorio, informó que se trataba de un turista que llegó el 11 de noviembre procedente de Egipto.

Gráfico de la variante Ómicron

BBC

La variante fue identificada por primera vez el 9 de noviembre, apenas dos días antes.

En Reino Unido hay algunos casos registrados de los que no se conoce un historial de viaje en común, lo que podría ser indicio de transmisión comunitaria.

Decenas de países, incluidos varios en América Latina como México, Chile o Brasil, ya están confirmando también sus primeros casos de la variante.

3. La necesidad de altas tasas de vacunación

Los científicos lo han advertido desde el principio: no dominaremos al virus si el mundo entero no marcha a la par en la carrera por la vacunación.

Hay mucha desigualdad en cuanto a las tasas de inmunización y los países africanos están a la cola, muy lejos de los países con más recursos.

Según Our World in Data, solo un 10% del total de población de África ha recibido al menos una dosis.

En Europa, Estados Unidos y Canadá, incluso en América Latina, este porcentaje supera el 60%.

Para hablar de niveles razonables de inmunidad, señalan los expertos, más de un 80% de la población mundial debe recibir la pauta completa.

Las vacunas han demostrado proteger no solo contra los cuadros más graves de la enfermedad, sino también tener un impacto importante en ralentizar la transmisión del patógeno.

Una persona vacunándose contra el coronavirus.

Getty Images

Una muestra grande de población sin vacunar, como sucede en la mayoría de países africanos, es caldo de cultivo para que el virus circule sin control, mute y aparezcan variantes como ómicron.

“De hecho, esta no tiene por qué ser la última variante que veremos, aunque tampoco quiere decir que cada nueva variante implique ser más o menos peligrosa que las anteriores”, contextualiza para BBC Mundo el biólogo José Manuel Bautista, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid.

Entonces ¿cuáles son las 3 principales incógnitas?

1. ¿Será esta variante la más peligrosa de todas?

La OMS advirtió este lunes que el riesgo que plantea ómicron podría ser “muy alto”.

Para saber si es más peligrosa habría que ratificar los análisis preliminares del organismo, que apuntan a que conlleva un mayor riesgo de reinfección y transmisión.

Científicos en Sudáfrica han detectado y reportado un surgimiento de personas que se contagian con coronavirus en múltiples ocasiones.

Esto puede ser indicio de que la nueva variante evade parte de nuestra inmunidad. Se basa en análisis rápidos y no definitivos, pero encajaría dentro de las preocupaciones sobre cuán mutada está esta variante.

Esto no implica que sea más peligrosa. Para comprobarlo será necesario que inevitablemente más gente se infecte y seguir su evolución.

En Sudáfrica, la doctora Angelique Coetzee, que fue la que descubrió la nueva variante, le dijo a la BBC que los pacientes a los que ha tratado presentan síntomas muy leves y que hasta ahora no han requerido hospitalización.

La doctora Angelique Coetzee.

BBC
La doctora Angelique Coetzee habló con la BBC desde Pretoria, capital ejecutiva de Sudáfrica.

Pero el virus puede comportarse distinto según la demografía.

“Las poblaciones de África y países europeos o norteamericanos son diferentes. Por ejemplo, en África hay mayores porcentajes de enfermedades endémicas y eso puede tener una incidencia en la gravedad o en la transmisión del virus”, explica Tang.

“Los primeros reportes desde África indican síntomas más leves y no hay reportes de daños neurológicos como pérdida de sentido u olfato”, dice Tang.

“Una nueva variante más adaptada a los humanos podría perder todas estas complicaciones que hemos visto con otras mutaciones y parecerse más a las cepas de resfriados comunes que vemos cada temporada”, continúa.

“Pero, como sucede con las vacunas, no todos somos iguales. Hay mucha heterogeneidad y el virus afecta de forma distinta a las personas”, completa Bautista.

2. ¿Burlará el efecto de las vacunas y la respuesta inmunitaria?

Con las vacunaciones avanzadas en varios países y con muchos otros aún pendientes de ponerse al día, es una de las incógnitas más preocupantes.

“La combinación de mutaciones de ómicron sugiere que hay una evolución selectiva y una presión por escapar del efecto de las vacunas, pero esto no es algo sorprendente”, dice Tang.

Prueba de coronavirus en el aeropuerto de Sídney, Australia.

Getty Images
En Australia han empezado a hacer más pruebas en los aeropuertos para identificar y aislar los casos infectados con la nueva variante de coronavirus.

El virólogo explica que escapar de la respuesta inmunitaria natural o de las vacunas es una especie de evolución lógica de cualquier patógeno.

En este caso se abrirían dos escenarios hipotéticos.

¿El más pesimista?Que sea necesaria una nueva vacuna. Desarrollarla tomaría menos tiempo que cuando se creó una desde cero al comienzo de la pandemia, pero implicaría algunos meses.

Un escenario más optimista es que, aunque nuestros cuerpos vacunados no reconozcan igual de bien al virus por sus distintas mutaciones, este sea más leve y no tenga consecuencias graves.

“Si la vacuna no protegiera contra la nueva variante, pero esta no causara una mayor gravedad, realmente no sería tan importante que las vacunas funcionaran peor”, explica Tang.

3. ¿Se volverá lavariante dominante?

Todas las variantes compiten por ser dominantes. Es el comportamiento natural de los virus.

Y para dominar, los expertos coinciden en que el virus debe ser muy efectivo al transmitirse. “Pero aún no estamos seguros si será así o no”, aclara Tang.

Es por ello que los expertos subrayan que las dos semanas que siguen seráncruciales para saber qué rumbo podría tomar esta nueva variante.

Hasta el momento, las dos variantes que han sido más eficientes en esta carrera han sido alpha y delta.

Si ómicron terminará por dominar el panorama o no, habrá que esperar para verlo. Como también para saber si será o no más leve.

Pasajeros con y sin mascarilla en el metro de Londres.

Getty Images
Las variantes compiten de forma natural por convertirse en dominantes.

Bautista advierte que si es más transmisible y no menos leve que las anteriores, al contagiar a muchas más personas el porcentaje de fallecidos o ingresados podría ser mayor.

Tang insiste en que si es más infeccioso pero menos peligroso, podría ser hasta una buena noticia: que el virus finalmente esté convirtiéndose en uno de los coronavirus comunes, como el de la gripe o el resfriado, que nos afectan cada temporada.

Se trata de un escenario que los científicos han barajado desde el comienzo de la pandemia.

Sea como fuere, Bautista concluye que “la principal advertencia que nos deja esta situación es que hay que vacunar lo más posible, mantener el uso de las mascarillas, la distancia y la ventilación”.

“Mientras no sepamos en qué se va a convertir el patógeno, hay que impedir que circule libremente”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VVpFyhF9iiY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.