Junta Federal de Conciliación reabre con largas filas y sin sana distancia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Junta Federal de Conciliación reabre con largas filas y sin sana distancia

La Junta Federal habilitó un esquema de citas por internet, pero algunas personas no se enteraron de esta nueva herramienta y otras no pudieron hacer el trámite.
17 de julio, 2020
Comparte

Tras casi cuatro meses cerrada al público por la pandemia, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) reabrió ayer con largas filas, esperas bajo el sol y aglomeraciones sin sana distancia entre ciudadanos y abogados laborales que acudieron a presentar demandas por abusos de patrones, o a dar seguimiento de controversias que se habían detenido debido a la emergencia sanitaria.

Para los abogados laborales, un trámite que antes se despachaba en 15 minutos ahora tomará de dos a tres horas, pues se implementó un filtro sanitario en la entrada -donde se verifica la temperatura y se proporciona alcohol en gel- y el ingreso se limitó por persona para evitar aglomeraciones al interior del inmueble, donde hay 16 Juntas Especiales.

Pese a los cuidados en el ingreso por parte de funcionarios de la Secretaría del Trabajo federal, sí hubo conglomeración de personas afuera de la JFCA, que se localiza en la alcaldía Azcapotzalco, en el norte de la CDMX, cerca de la frontera con el Estado de México.

Para procurar que no hubiera una visita masiva de usuarios en su primer día de reapertura, la JFCA habilitó un esquema de citas por internet para consultas de expedientes y audiencias conciliatorias, pero algunas personas no se enteraron de esta nueva herramienta y otras no pudieron hacer el trámite por supuestos problemas del sistema de registro.

Entérate: En 28 minutos y por internet: Así fue el primer divorcio a distancia celebrado en CDMX

“Queríamos sacar cita para ver los expedientes, pero la página te rechaza cuando quieres entrar aunque pongas los datos que se piden. Es uno de los problemas. Antes no había citas, eso lo están haciendo ahora para que podamos entrar a la Junta, pero definitivamente no está funcionando”, señala el abogado Manuel López.

“Ya tenemos un rato aquí, más de media hora”, prosigue, “imagínate cuando nos toque entrar, van a ser unas dos o tres horas; antes la fila era más corta, era más rápido y había más gente recibiendo las demandas y los escritos”.

Maru, una joven cuyo padre falleció a principios de junio por COVID-19, también tuvo complicaciones para acceder al sistema de citas.

Entre el gentío que se dispersaba afuera de la JFCA, entre boleadores de zapatos y vendedores informales de comida, dulces y aguas, la joven acudió con su madre, ahora viuda, a pedir informes para que la empresa de transporte de pasajeros donde trabajaba su padre reconozca a la familia como beneficiaria legítima del seguro de vida del trabajador fallecido y de otras prestaciones post-mortem.

Maru cuenta que, en el mes que ha transcurrido desde la muerte de su padre, no pudieron avanzar en el trámite debido al cierre de la Junta, un problema adicional que se sumó al drama de trámites funerarios por la pérdida de su familiar.

“Necesitamos una hoja de designación de beneficiarios para poder avanzar en lo de mi papá. Hasta un mes después de su muerte estamos intentando, porque ya hay movimiento. Vinimos en días pasados y estaba cerrado. El trámite ha sido muy tardado, y por internet y teléfono es muy difícil, porque hay dudas que no te resuelven, te dicen que tiene que ser con cita, y para sacar cita ha sido también complicado, porque nos piden datos personales del occiso que no conocemos, como su correo electrónico”, explica.

Cuando las Juntas Federal y Locales cerraron por la pandemia, arrastraban alrededor de un millón de casos de abusos laborales no resueltos, más la cantidad de nuevas denuncias que lleguen por despidos injustificados ocurridos a lo largo de la pandemia.

El trabajador Juan Paredes ve con pesimismo que su caso en la JFCA, que data de 2017, se resuelva pronto, frente el tamaño del rezago histórico de la autoridad y la instauración de medidas de higiene que ralentizan aún más la aplicación de la justicia laboral.

“Estamos desde 2017 en ese litigio, la empresa había dado largas a través de sus abogados, pero, después de más de dos años, ya estábamos por presentar lo que pedía la Junta y llegar a las conclusiones; pero se atraviesa la pandemia, cierra la Junta y se nos suman otros cuatro meses (de inactividad), entonces se nos ha atrasado mucho nuestra demanda”, comenta.

Para el señor Juan, quien laboraba para una empresa internacional de fabricación de llantas, el cierre de las Juntas de Conciliación durante la emergencia sanitaria dejó desprotegidos a los trabajadores víctimas de injusticias.

“La JFCA no debió haber cerrado las puertas; no entiendo por qué la autoridad no le dio prioridad, si somos el motor de país, la parte productiva; si no se arreglan los conflictos, esto se va a atorar todavía mucho más. Creo que va aumentar el tiempo de solución y eso, obviamente, nos va a perjudicar; si de por sí era incierto, con esto se vuelve más, y no sabemos en qué va a terminar”, sostiene.

El abogado José Luis Martínez afirma que el gobierno federal debió considerar la justicia laboral como una actividad esencial que no debió parar en la pandemia, y acusa que la autoridad incurrió en una denegación de garantías constitucionales de los trabajadores.

“¿Esto no es un servicio prioritario? Es obligatorio, es más que esencial: es una garantía constitucional, es más de lo que es un servicio esencial; a los trabajadores los dejaron en una situación de indefensión”, critica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Delta plus: lo que se sabe de la nueva variante de COVID-19 detectada ya en 10 países

Aunque las autoridades de salud indias la catalogaron como "preocupante", los expertos principales dicen que por ahora no hay suficientes datos como para crear alarma en torno a ella.
23 de junio, 2021
Comparte

India clasificó una nueva variante de coronavirus, la llamada delta plus, como “preocupante”, aunque según los expertos aún es demasiado pronto para crear alarma en torno a ella.

Una mutación pasa de ser una “variante de interés” a una “variante preocupante” (VOC, por sus siglas en inglés) cuando muestra evidencias de que cumple al menos con uno de varios criterios: la transmisión fácil, provocar una enfermedad más grave, una neutralización reducida por anticuerpos o una reducción en la eficacia de tratamientos y vacunas.

El Ministerio de Salud de India dice que varios estudios mostraron que la delta plus, también conocida como AY.1, se propaga más rápidamente, se une con más facilidad a las células pulmonares y es potencialmente resistente a la terapia con anticuerpos monoclonales, una potente infusión intravenosa de anticuerpos para neutralizar al virus.

Está relacionada con la delta, una variante considerada ya “preocupante” que se identificó por primera vez en India el año pasado y que se cree que impulsó la segunda ola mortal de infecciones en el verano.

El Ministerio de Salud dice que la variante delta plus, encontrada por primera vez en India en abril, fue detectada en alrededor de 40 muestras de seis distritos en tres estados: Maharashtra, Kerala y Madhya Pradesh.

Al menos 16 de estas muestras se encontraron en Maharashtra, uno de los estados más afectados por la pandemia.

Delta plus también se ha encontrado en otros nueve países (Estados Unidos, Reino Unido, Portugal, Suiza, Japón, Polonia, Nepal, Rusia y China) en comparación con la cepa delta original altamente contagiosa, que ahora se ha extendido a 80 países.

Falta de datos

Coronavirus

Getty Images
Cientos de miles de genomas virales están siendo analizados en todo el mundo.

Los virus mutan todo el tiempo y la mayoría de los cambios no tienen consecuencias. Algunos incluso dañan al virus.

Pero otros pueden hacer que la enfermedad sea más infecciosa o amenazante, y estas mutaciones son las que tienden a dominar.

Sobre esta en particular, los principales virólogos han cuestionado sea catalogada como “preocupante”, argumentando que aún no hay datos que prueben que la variante sea más infecciosa o conduzca a una enfermedad más grave en comparación con otras.

“Aún no hay información que respalde la afirmación de que se trata de una variante preocupante”, señaló Gagandeep Kang, viróloga y primera mujer india en ser elegida miembro de la Sociedad Real de Londres.

“Necesitas información biológica y clínica para considerar si realmente es una variante de preocupación”.

Esto significa que India necesita más datos para determinar si la variante es neutralizada por anticuerpos generados por las vacunas disponibles o por la infección con otra variante del coronavirus.

Reino Unido

Getty Images
La variante delta es ahora la predominante en Reino Unido.

Además, se requiere mucha más información sobre el aumento de la transmisibilidad, las fallas de diagnóstico (las pruebas de rutina no detectan la variante) así como para evaluar si la variante está causando una enfermedad más grave.

“Necesitas estudiar a cientos de pacientes que padecen esta afección por esta variante y averiguar si tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad más grave que con la variante previa”, afirmó Kang.

Ligera ventaja

La variante delta plus contiene una mutación adicional llamada K417N en la proteína de espiga del coronavirus, que se ha encontrado en las variantes beta y gamma, detectadas por primera vez en Sudáfrica y Brasil, respectivamente (la Beta se vinculó a un aumento de hospitalizaciones y muertes durante la primera ola de infecciones en Sudáfrica, mientras que se estimó que la gamma era altamente transmisible).

Incluso con 166 ejemplos de delta plus compartidos en GISAID, una base de datos global de intercambio abierto, “no tenemos muchas razones para creer que esta sea más peligrosa que la delta original”, señaló Jeremy Kamil, virólogo del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Louisiana en Shreveport, EE.UU.

“La Delta plus podría tener una ligera ventaja a la hora de infectar y propagarse entre personas que se infectaron anteriormente durante la pandemia o que tienen una inmunidad débil o incompleta provista por la vacuna”, le dice Kamil a la BBC.

India

Getty Images
La variante delta, identificada por primera vez en India, es altamente contagiosa.

“Yo mantendría la calma. No creo que India ni nadie más en el mundo haya publicado o acumulado suficientes datos para distinguir el riesgo de la llamada delta plus como más peligrosa o preocupante que la variante delta original”.

Nada inusual

Anurag Agarwal, director del Instituo de Genómica y Biología Integrativa CSIR (IGIB, por sus siglas en inglés) en Nueva Delhi, uno de los 28 laboratorios indios involucrados en la secuenciación del genoma, dijo que “todos los linajes de la variante Delta son variantes preocupantes“, por lo que no hubo nada inusual en etiquetar a delta plus como tal.

“No tenemos ningún indicador que muestre que delta plus debería estar causando preocupación en la salud pública o pánico. No vemos nada preocupante todavía. La estamos rastreando cuidadosamente y fortaleciendo todas las medidas de salud pública”, aseguró.

Kamil dijo que el gobierno indio “preferiría reaccionar exageradamente ahora que parecer despreocupado más tarde, como fue el caso con la variante delta”.

La mayoría de los científicos coinciden en que India no se ocupó de secuenciar suficientes muestras para la variante que había provocado un segundo aumento masivo de infecciones por covid en India en abril y mayo.

“No estoy demasiado preocupado. Pero es correcto mantener un ojo en la variante”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NaF9hGCiqkk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.