Programa de Reconstrucción solo avanzó 20% y en daños menores: Coneval
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Programa de Reconstrucción solo avanzó 20% y en daños menores, advierte Coneval

En los documentos públicos del programa de 2019 y 2020, Coneval encontró importantes inconsistencias en cuanto a inmuebles atendidos.
Cuartoscuro
9 de julio, 2020
Comparte

Durante 2019, el Programa Nacional de Reconstrucción, creado por el actual gobierno para recuperar la vivienda e infraestructura que se perdió en los sismos de 2017 y que en la administración anterior quedó pendiente, no logró ni 20% de avances en los objetivos que se planteó y atendió solo construcciones con daño menor.

Aun así, para 2020 sufrió un recorte de presupuesto de 62%, al pasar de ejercer 7 mil 338 millones de pesos a tener asignados 2 mil 844, lo que pone en riesgo su efectividad, alertó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en su informe Evaluación de Diseño con Trabajo de Campo.

“La drástica disminución del presupuesto del programa no está relacionada con un avance igual de importante en términos de la atención ofrecida por el programa. Durante 2019, se otorgaron 36,495 apoyos de vivienda, 296 apoyos de rehabilitación, reconstrucción y equipamiento de planteles educativos, se rehabilitaron 81 inmuebles de salud y, aunque no se intervinieron inmuebles en el sector cultura, se formalizaron 206 convenios para la transferencia de recursos en dicho sector. Estos avances son menores a los presentados en el diagnóstico 2020 pero, a pesar de ello, en la versión disponible de este último documento se reconoce que el avance del programa es menor a 20%”, señaló.

En este programa, aunque la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) está a la cabeza, tiene cuatro componentes en los que intervienen distintas instancias: vivienda, a cargo de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi); salud, a cargo de dos direcciones de la Secretaría de Salud; cultura, que atiende la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura, y el componente de educación, que recaía en el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), ahora extinto por decreto.

Lee: Coneval ve fallos en programas insignia de AMLO; gobierno ignora recomendaciones

En los documentos públicos del programa de 2019 y 2020, Coneval encontró importantes inconsistencias en cuanto a inmuebles atendidos, ya que solo en el componente de vivienda había menos pendientes en 2020 que un año antes, mientras que en Cultura era el mismo número y en salud y educación, el segundo año del programa apuntaba más pendientes que en el primero.

De acuerdo con Coneval, parte de esa ineficacia del programa durante 2019 se debió a la falta de comunicación y organización entre las dependencias que operaban cada sector del programa. Cada una estableció por su cuenta su población objetivo en 2019, y hasta 2020 las unificaron, aunque a la fecha siguen sin tener un padrón unificado de beneficiarios.

También cada una publicó sus lineamientos específicos y esto ocurrió con importantes desfases de tiempo: educación el 4 de abril de 2019, vivienda el 17 de abril, salud el 29 de agosto y cultura el 19 de septiembre. Esto provocó que se retrasara hasta finales de año la firma de convenios con las secretarías de Obra Pública de los Estados, que son las que tenían que autorizar muchas de las obras.

“Lo que imposibilitó en muchos casos la ejecución de los recursos, e implicó que los recursos que sí se pudieron ejercer fueran ejercidos en la atención de obras con daño menor, obras preliminares, obras de apuntalamiento y consolidaciones, o en proyectos ejecutivos y estudios, pero no así en obras de reconstrucción que atendieran daños más graves”, sentenció Coneval.

Esto ocurrió sobre todo en el sector salud. Por la firma tan tardía de convenios, las secretarías de los estados seleccionaron las unidades de salud que tuvieran daños más fáciles de reparar y dejaron las que tuvieron daño moderado, severo o grave para otros años. Por lo que las acciones principales del programa en este componente fueron de rehabilitaciones menores, y de realización de estudios y proyectos ejecutivos.

En el caso del sector cultura, que también hubo retraso, los únicos avances en 2019 fueron proyectos ejecutivos y acciones de apuntalamiento de bienes culturales.

Lee: Jóvenes Construyendo el Futuro: nadie verifica que becarios salgan capacitados, dice Coneval

“En el caso del proceso de la Entrega de apoyos, durante el trabajo de campo realizado en 2019 no se pudieron constatar las distintas actividades descritas en los lineamientos específicos de los sectores, debido a que, para ese momento, no existía infraestructura terminada en ninguno de ellos”, concluyó Coneval sobre el funcionamiento del programa.

Otro fallo detectado en este primer análisis fue que varios de los beneficiarios del sector vivienda entrevistados dijeron que tuvieron problema con las transferencias del Banco del Bienestar. Por la incapacidad financiera de esa institución para entregar el dinero en tiempo, la Conavi optó por hacer los depósitos a través de Banco Azteca, del empresario Ricardo Salinas Pliego, así que en octubre les cambiaron la tarjeta de débito del banco gubernamental por órdenes de pago en el privado, y aun así hubo quienes se quejaron de que no pudieron cobrarlo porque el personal no tenía certeza sobre el trámite.

También se detectó que el manejo de los recursos tenía que ser individual, por lo que no se pudieron abaratar costos de comprar materiales en conjunto; y que faltaban oficinas para registrarse al programa o meter quejas, así que quiénes son beneficiarios dependió de que las instituciones se hubieran acercado a ellos.

Las principales recomendaciones del organismo fueron, por todo esto, la necesidad de mejorar la coordinación entre las dependencias involucradas, y aclarar qué pasará con la atención al sector de educación una vez que se eliminó el Inifed, además de ser el componente con mayor recorte presupuestal, de 800 millones de pesos asignados en 2019 a solo 9.

“El recorte sufrido en el presupuesto aprobado de 2020 es un elemento que claramente afectará la planeación, sobre todo en las metas del programa. En términos de la operación, estos recortes presupuestarios afectarán de manera inicial a las actividades de supervisión y acompañamiento técnico de las obras realizadas, lo que no solamente reduce las posibilidades de conseguir el resultado esperado del programa, sino que, además, implica riesgos, al tratarse de una intervención que opera a través de la reconstrucción de infraestructura que requiere de conocimientos técnicos”, señaló Coneval.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La carrera científica para encontrar a las personas resistentes a la COVID-19

Científicos en 10 países están investigando qué es lo que hace que algunas personas sean naturalmente resistentes a la infección del SARS-CoV-2.
22 de noviembre, 2021
Comparte

¿Has estado en contacto directo con personas enfermas de Covid-19 y nunca te infectaste? ¿Te hiciste pruebas de PCR o inmunológicas y salieron negativas?

Si tu respuesta es sí, podrías ser una de las raras personas en el mundo que tienen una resistencia genética al SARS-Cov-2, el virus causante de la covid-19.

Y si lo eres, podrías tener información “muy valiosa” sobre cómo prevenir esta enfermedad que ha causado más de cinco millones de muertes en el mundo.

Es por eso que un grupo de científicos de 10 países está llevando a cabo una búsqueda para encontrar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2.

Los investigadores lo anunciaron en la revista Nature y desde entonces han reclutado a más de 500 personas para someterlas a análisis y verificar si son portadoras de esta resistencia genética.

“Estamos buscando a miembros de una familia, un matrimonio, por ejemplo, en el que uno estuvo críticamente enfermo y el otro lo cuidó, sin adquirir la infección en ningún momento”, le explica a BBC Mundo Sara Espinosa, del Instituto Nacional de Pediatría de México.

“O puede ser alguien del personal de la salud, como un médico que estuvo expuesto cuidando a pacientes enfermos y positivos y nunca ha tenido la infección”, añade la doctora, quien coordina en ese país el llamado Consorcio Internacional para el Estudio Genético Humano de Covid.

“En estos casos podríamos estar hablando de un paciente que posiblemente es resistente. Es decir, una persona que tiene algún mecanismo en sus genes por el cual el virus no puede causar el proceso infeccioso”.

Ilustración de una cadena de ADN

Getty Images
Los científicos investigan el ADN de las personas que no se contagian.

Resistentes, no asintomáticos

El candidato “ideal”, explican los investigadores, es una persona que se ha expuesto en repetidas ocasiones al virus y nunca resultó infectado.

Esta persona tuvo que haber obtenido resultados negativos en las pruebas de PCR después de haberse expuesto al virus.

Y una vez que se le somete a una prueba de anticuerpos, esta debe ser negativa y mostrar que la persona no desarrolló anticuerpos contra el virus porque a pesar de que estuvo expuesta al virus nunca se infectó.

“La persona resistente tuvo que haber estado en estrecho contacto con la persona infectada y no haber tenido síntomas, pero además debemos confirmar que el virus no confirió infección con una prueba negativa por PCR y una prueba inmunológica de anticuerpos negativa”, aclara la doctora Espinosa.

Ahora sabemos que muchas personas pueden infectarse con el virus y no desarrollar síntomas de la enfermedad.

Pero los investigadores subrayan que estas personas que no presentan síntomas no necesariamente son resistente al SARS-Cov-2, y pueden tener el virus y contagiarlo a otras personas.

“Una persona asintomática puede estar infectada, tener el virus y pasarlo a otras personas”, explica el inmunólogo Evangelos Andreakos, de la Fundación de Investigación Biomédica de Atenas y quien también forma parte del Consorcio para el Estudio Genético Humano de Covid (COVIDHGE).

El proceso biológico de un enfermo asintomático es diferente yno estamos buscando a estas personas para este estudio”.

“La categoría que estamos buscando es de personas resistentes que no se infectan con el virus. Es decir, aunque el virus puede estar en contacto con las vías respiratorias de esta persona, no logra entrar a las células ni logra replicarse dentro de ellas“, explica el investigador.

Casos raros

La introducción del SARS-Cov-2 en las poblaciones alrededor del mundo ha permitido a los científicos estudiar grandes diferencias en los procesos de infección del virus, que van desde los contagios asintomáticos hasta las infecciones potencialmente mortales.

Desde diciembre de 2019, cuando se detectó por primera vez el virus, el conocimiento sobre la enfermedad de covid-19 potencialmente mortal y la susceptibilidad genética que hace que unas personas se enfermen más que otras ha ido en aumento.

Sin embargo, todavía se sabe muy poco sobre las bases genéticas de la resistencia al SARS-Cov-2.

Sars-cov-2

Getty Images

Los científicos señalan que esta resistencia, aunque rara, existe, porque ya se ha visto con otras enfermedades infecciosas.

“Pensamos que esta resistencia es muy rara porque eso es lo que hemos visto con otras enfermedades infecciosas. Se han visto casos de individuos con variantes genéticas que los han hecho resistentes a la infección de VIH”, señala el doctor Andreakos.

“Y también tenemos precedentes de resistencia a la malaria y a la anemia de células falciformes”, agrega el investigador.

Los investigadores están llevando a cabo análisis del ADN de los voluntarios con el objetivo de detectar regiones que son diferentes y compararlos con individuos que sí se han infectado con el virus.

El objetivo final, dicen los investigadores, es poder desarrollar una terapia o tratamiento para evitar la infección del SARS-Cov-2.

“El objetivo primario es entender y conocer el mecanismo por el cual algún cambio genético no lleva al proceso infeccioso”, le dice a BBC Mundo la doctora Sara Espinosa.

“Y ese conocimiento puede llevar a encontrar medicamentos que tengan efectividad en contra de SARS-Cov-2”.

“Porque hasta hoy los medicamentos que tenemos son para disminuir las complicaciones de la enfermedad, pero no tenemos fármacos en contra del microorganismo como tal”.

“Y esta investigación pretende también ayudar a encontrar esos medicamentos”.

Los investigadores señalan que identificar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2 es “una tarea enorme”, pero tienen confianza en que las encontrarán.

“Sabemos que hay un número de personas que posiblemente tengan esa inmunidad, este cambio genético que confiere resistencia. Tenemos ya alrededor de 500 personas reclutadas y ya se están haciendo los estudios genéticos”, dice Sara Espinosa.

“La búsqueda no es fácil, pero es muy importante y aun si identificamos a pocas personas ellas pueden conferir mucha información y muy valiosa. Y es por eso que se está haciendo este esfuerzo en todo el mundo”.

En América Latina, además de México, el Estudio Genético Humano de Covid se está llevando a cabo también en Colombia y Brasil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.