Alumnos piden al INAP flexibilidad en colegiaturas; instituto da ultimátum
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

Alumnos piden al INAP flexibilidad en colegiaturas; pagan o les suspenderán clases, dice Instituto

Los estudiantes piden facilidades de pago por la crisis que provocó la pandemia. El Instituto dice que ellos tienen cuentas pendientes por pagar.
Google Maps
14 de agosto, 2020
Comparte

Estudiantes de maestría del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) podrían perder el cuatrimestre que se encuentra en curso y ver suspendidos sus estudios, al no poder pagar en el plazo que les ha dado la institución para cubrir sus adeudos de colegiaturas.

En días pasados, el INAP solicitó a todos sus estudiantes liquidar los adeudos que tienen por colegiaturas a más tardar este viernes 14 de agosto. El Instituto argumenta que la administración anterior dejó pocos recursos y tienen muchos pendientes por pagar.

Ante este ultimátum, algunos alumnos se acercaron a la administración del Instituto para solicitar un plazo mayor para pagar, lo que les fue negado, pese a que manifestaron que actualmente tienen dificultades financieras por la pandemia.

Lee: Hacienda estima que por crisis de COVID se perderán 402 mil millones de pago de impuestos

Lucero Castrejón, alumna de la maestría en Inteligencia para la Seguridad Nacional, explica que la exigencia del pago para permitirles terminar el cuatrimestre se dio luego del cambio de administración del INAP, en mayo pasado.

“Nosotros estamos inscritos sin un esquema de pago establecido, en el que cada quien iba cubriendo sus cuotas conforme a sus posibilidades, pero con el cambio de administración se endureció la línea de cobro”, señala.

De acuerdo con Castrejón, el 26 de junio ella y otros estudiantes del INAP recibieron un correo electrónico en el que el Instituto informaba que debían regularizar sus pagos a más tardar el 31 de julio, o iban a comenzar a cobrarles intereses. Tampoco les informaron al inscribirse en la maestría, hace un año, que les harían recargos en caso de no cubrir las cuotas de manera parcial.

Ante esta situación, un grupo de estudiantes envió un documento a la dirección del INAP explicando que el desfase de los pagos se debía a la pandemia y que actualmente tienen dificultades para cubrir la totalidad de los montos, pero que estaban abiertos a negociar plazos más amplios para abonar el dinero, sin que la institución les diera respuesta.

Lee: Sin internet, tele o radio, tres hermanos en Chiapas terminan el año escolar solo con un celular

La última comunicación que tuvieron sobre el tema con la institución fue un correo electrónico que recibieron este lunes 10 de agosto, en el que les informaron que quien no cubra la totalidad de su adeudo este viernes se va de baja.

“La administración anterior dejó pocos recursos”

Animal Político consultó al INAP para conocer su postura respecto a la denuncia de los estudiantes, a lo que la asociación respondió que resultado del proceso de renovación del Consejo Directivo, desde el 1 de mayo pasado tienen una nueva estructura “y un nuevo proyecto de Instituto”.

A través de un comunicado, el Instituto informa que actualmente sus finanzas, “si bien no son deficitarias, tampoco gozan de bonanza debido a que la administración anterior dejó pocos recursos y muchos pendientes por pagar”.

Por ello, explica que se está realizando “una campaña dirigida a la recuperación de la cartera vencida que corresponde al cobro de colegiaturas a estudiantes con pagos atrasados. Dicha cartera comprende 98 personas irregulares entre las cuales 15 presentaron adeudos hasta por dos años de morosidad, con montos superiores a los 100 mil pesos por cada alumno”.

Entérate: Ante una economía en crisis, la educación financiera es crucial

El INAP afirma que se ha seguido una política de analizar caso por caso, “escuchando los argumentos que han sido diversos… La mayoría de los deudores se han acercado con nosotros, otros no han contestado”.

Argumenta además que la obligación de los pagos se expresa claramente en el CAPÍTULO III, artículo 19 del Reglamento de la Escuela, el cual señala que “las cuotas de cada trimestre, cuatrimestre o semestre podrán cubrirse de manera mensual. Al término del mes el alumno tendrá diez días naturales para cubrir el pago”.

Agrega que en el artículo 20, se especifica que “en caso de adeudo el alumno no podrá realizar trámites ante la ENAPROG”.

El Instituto reconoce que han recibido “mensajes anónimos a nombre de todos los deudores, argumentando que existe toda una política de abuso contra los alumnos”, mismos que considera “desatinados y desvirtúan los hechos”.

Finalmente, señala que más allá de la “queja infundada” de los deudores, en el INAP “no contribuyamos a formar personas, responsables, honestas y que cumplan con sus obligaciones con los compromisos adquiridos. Esto lo tenemos que analizar a profundidad porque desde su creación este Instituto está más que comprometido con formar profesionales del más alto nivel, pero también personas cabales y congruentes”.

Acerca de esta postura de la institución, Daniel Martínez, también estudiante de la maestría en Inteligencia para la Seguridad Nacional, dice que ellos son conscientes de que tienen un adeudo y que se tiene que pagar, “pero cuando nos inscribimos la carta compromiso que firmamos, y de la cual solo tiene copia el Instituto, señalaba que debíamos cubrirlo en su totalidad antes de finalizar la maestría”.

Por ello, considera injusto que “hagan un comunicado donde hablan sin conocernos y nos tachan de ser deshonestos y poco profesionales, sin escucharnos porque quisimos acercarnos y jamás nos respondieron”.

En su caso, él pidió al Instituto oportunidad para liquidar el total de su adeudo en noviembre, a lo que el INAP le contestó a través de correo electrónico únicamente que habían leído su propuesta.

Javier Padilla, otro alumno del INAP, se encuentra en la misma situación ante un adeudo de 50 mil pesos que le piden liquidar.

“Yo vivo de los proyectos que implemento en municipios y por el covid esos proyectos se fueron a cero y se van a aplazar hasta el próximo año. Pensé que la institución iba a apoyarme y mandé una propuesta de pago, sin que me dieran respuesta. Posteriormente volví a preguntar por mi petición y me respondieron que debía liquidar todo o me suspenderían el cuatrimestre”, comenta.

Otro estudiante que podría perder el cuatrimestre, Hugo Vilches, dice que lo único que piden al Instituto es una reestructuración de la deuda, en la que se tome en cuenta que a nivel nacional y mundial se está viviendo una crisis producto de la pandemia.

Al igual que Vilches, Padilla señala que como alumnos, tuvieron la flexibilidad de adaptarse a una modalidad de clases a distancia, por lo que piden que se tomen consideraciones con los estudiantes para pagar la deuda.

Para Lucero, esta situación “deja clara la postura del Instituto, de que el alumnado dejó de ser prioridad, que no hay canales de comunicación ni de negociación”.

“Pareciera que las finanzas están por encima de la plantilla estudiantil. Ellos hablan de sanear las finanzas, pero con esta situación terminarán perdiendo más dinero porque ni siquiera va a haber quórum para abrir los grupos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Instagram

Rusia y Ucrania: cómo los rusos están usando emojis y mensajes codificados para evadir la censura

Rusia aprobó a principios de marzo una ley para sancionar a quienes publiquen "noticias falsas" sobre el ejército.
Instagram
13 de marzo, 2022
Comparte

El 24 de febrero, cuando Rusia lanzó la invasión de Ucrania, comenzó a difundirse por las redes sociales una imagen del poeta ruso Pushkin, el número 7 y filas del emoji de una persona caminando.

El significado era claro para los entendidos: un lugar (plaza Pushkin, en Moscú), una hora y un llamado a protestar contra las acciones del gobierno.

Los emojis hacían referencia a un código utilizado durante años en Rusia para referirse a las protestas, tan conocido por las autoridades que ya no es un código, según el grupo de derechos humanos OVD-Info.

¿Por qué usar un código?

Las protestas no autorizadas están prohibidas en el país desde 2014 y el incumplimiento de las normas puede dar lugar a 15 días de detención por la primera infracción. Los reincidentes pueden recibir penas de prisión de hasta cinco años.

Desde entonces, ha sido común que los activistas utilicen varias frases codificadas para organizarse en línea.

“Es como: ‘Vamos a dar un paseo por el centro’ o ‘El clima es genial para caminar'”, dice María. Este es el mensaje de texto que enviará a sus amigos para hacerles saber que planea asistir a una protesta.

Lo que comenzó como una forma de evadir a los censores del gobierno casi se ha convertido en una broma o un meme, añade.

Sin embargo, las consecuencias de no utilizar este lenguaje pueden ser graves.

Una mujer mira su teléfono móvil en Moscú.

Getty Images
Los activistas que convocan protestas contra el gobierno ruso se organizan a través de las redes sociales.

¿Cuáles son las posibles consecuencias?

Alexander asistió a una protesta en Moscú y publicó al respecto en las redes sociales.

A la mañana siguiente, agentes vestidos de civil lo recogieron frente al edificio de su novia y lo llevaron al departamento de la policía local. Lo detuvieron durante varios días y lo obligaron a firmar un documento en el que se enumeraba lo que las autoridades decían que había hecho.

No podemos estar seguros de que su asistencia a la protesta o su actividad en las redes sociales llevara a la detención de Alexander. Más tarde fue arrestado por segunda vez, mientras usaba el metro de Moscú, en un día en que no había asistido a una protesta.

BBC recibió información sobre otras detenciones basadas únicamente en la actividad de las redes sociales, incluida una mujer arrestada por un tuit.

“No he caminado por el centro en mucho tiempo”, publicó el 24 de febrero. Y citó el tuit de otra cuenta que contenía un llamado más explícito a la concentración.

Cinco días después, fue arrestada mientras tomaba un tren.

Ella cree que fue detectada por un software de reconocimiento facial activo en el sistema de metro de Moscú, y en su audiencia judicial, se presentó un documento que contenía su tuit, mostrando que las autoridades habían tomado una captura de pantalla casi inmediatamente después de que ella lo publicara.

En otro caso, un bloguero llamado Niki describió cómo el hermano de un amigo cercano había sido detenido dos veces: una vez horas después de asistir a una protesta y la segunda, durante toda una semana, por compartir los detalles con sus amigos en VK, el equivalente ruso de Facebook.

Casi 14.000 personas han sido detenidas en Rusia desde que comenzó el conflicto, principalmente por asistir a protestas, según OVD-Info, que brinda asesoramiento legal.

Hasta ahora, la mayoría han sido detenidos durante horas o días.

Un hombre es detenido en Moscú

Getty Images
Un hombre es detenido por protestar contra la invasión de Ucrania en el centro de Moscú.

¿Está cambiando la situación?

El viernes 4 de marzo, se aprobó una ley en Rusia con el objetivo declarado de abordar las “noticias falsas” sobre el Ejército, pero se espera que se utilice para reprimir aun más las protestas contra la guerra, incluidas sentencias de prisión de hasta 15 años, significativamente más largas que las sanciones anteriores.

Para jóvenes como María, “esto ya ha cambiado las cosas, porque ahora tengo miedo de ir a protestar y también tengo miedo de publicar sobre esta ‘operación especial'”, refiriéndose a la invasión de Rusia a Ucrania.

Y hay evidencias claras de que los arrestos han aumentado desde que se aprobó la nueva ley, señala OVD-Info.

Un hombre es detenido por la policía rusa en el centro de Moscú

Getty Images
Casi 14.000 personas han sido detenidas en Rusia desde que comenzó el conflicto en Ucrania

¿Dónde publican los rusos ahora?

El cierre de los medios de comunicación independientes, el bloqueo de Facebook y las restricciones a las publicaciones rusas en TikTok han eliminado rutas clave para acceder a la información, dice el coordinador de OVD-Info, Leonid Drabkin, y la gente se autocensurará por miedo.

“Ahora, si vas a tu Instagram, hay como 10 veces menos publicaciones“, apunta.

Muchos de sus contactos han eliminado por completo sus perfiles de redes sociales.

Junto con las estrictas sanciones, esto ya ha tenido un impacto en la cantidad de personas “lo suficientemente valientes como para protestar”.


Se cambiaron los nombres de algunos entrevistados para proteger sus identidades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zCY05LVIK6Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.