COVID-19 no para la migración, 84% de migrantes solo posterga su viaje
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El COVID-19 no para la migración, 84% de migrantes solo posterga su viaje

Según el sondeo de la Organización Internacional para las Migraciones, el 10% de los migrantes renunció a sus planes a causa de la pandemia.
Cuartoscuro
20 de agosto, 2020
Comparte

Un sondeo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) evidencia el impacto del COVID-19 en los flujos migratorios en México y Centroamérica, y señala que la mayoría de migrantes no tiene pensado poner fin a su intento de migrar después de la pandemia, sino que está esperando que se relajen las medidas de confinamiento o se reabran fronteras para ponerse nuevamente en ruta.

“Las personas migrantes dispuestas a migrar en su gran mayoría solo posponen su viaje”, dijo Alexandra Bonnie, coordinadora regional del Programa Mesoamérica de la OIM, quien reconoció que no el documento no aborda las posibles nuevas rutas que se pongan en marcha paro deja claro que “habrá nuevas tendencias”. 

Te puede interesar | Tenemos que pagar “coyote” para regresar a nuestro país: Migrantes varados en México por COVID

Según el sondeo, únicamente el 10% de los migrantes renunció a sus planes a causa de la pandemia. Por el contrario, el 43% de los que no siguió su camino pospuso su plan por razones ajenas al coronavirus, mientras que el 47% lo hizo a causa de la pandemia. 

“La mayoría de las personas (84%) considerarían retomar el viaje cuando se hayan normalizado las restricciones de movilidad, lo cual parece indicar que la pandemia solo ha postergado el proyecto migratorio”, dice el documento. 

Otro dato relevante del informe es el incremento del deseo de retorno a su país de origen entre la población migrante a causa de la enfermedad. 

En este sentido, uno de cada cinco migrantes tiene pensado regresar debido al COVID-19. Se trata de un fenómeno que ya se está viendo en Venezuela, con grandes flujos de retornados y, en menor medida, en Centroamérica, a donde están regresando migrantes que encontraron cerrada la frontera con Estados Unidos. 

Este regreso implica un reto para la OIM, según dijo Alexandra Bonnie, quien explicó que habrá que analizar cómo afecten estos flujos de personas en los mercados laborales en contexto de pandemia. 

“En una situación como la que enfrentamos los países están intentando apoyar sus nacionales retornar con vuelos humanitarios. Los que no pueden retornar por sus propios medios disponen de programas específicos”, dijo Rosilyn Boreland, de la Oficina para América del Sur de la OIM. 

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentó los principales hallazgos del sondeo “Efectos de la…

Publicado por OIM Centroamérica y Norteamérica en Jueves, 20 de agosto de 2020

 

El sondeo de la OIM analiza también el impacto socioeconómico de la pandemia en la migración. Cuatro de cada 10 migrantes vieron reducida su jornada laboral y con ello su salario; la mitad perdieron su empleo a causa de la crisis provocada por el coronavirus. 

Estos son datos a tomar en cuenta cuando los migrantes deciden seguir en el país en el que se encuentran o retornar a su lugar de origen. 

No obstante, el sondeo también indica que el 22% de los migrantes iniciaron algún emprendimiento después de haber perdido su empleo, aunque la mayoría de ellos en el sector informal. La mayoría de negocios emprendidos por mujeres fueron de alimentación y comercio, mientras que los de los hombres fueron de construcción, comercio, mecánica, electrónica, sastrería o telecomunicaciones. 

El documento revela que la pandemia también incrementó las vulnerabilidades de los migrantes. Así, nueve de cada 10 personas sin ingresos temen ser engañadas o explotadas al buscar trabajo. Al mismo tiempo, ocho de cada 10 estarían dispuestos a aceptar un empleo sin conocer detalles sobre el mismo, arriesgándose a ser engañado o explotado.

En el ámbito de la salud, el 99% de los sondeados dijo estar siguiendo las recomendaciones sanitarias. El 7% aseguró tener miedo de haber contraído COVID-19  pero solo un tercio acudió al médico. Asimismo, seis de cada 10 migrantes vieron afectada su condición mental. 

“El acceso a los servicios es más limitado, especialmente cuando nos enfrentamos al estigma, discriminación y xenofobia”, explicó Alaksandar Arnikov, experto en Salud de la OIM. 

El sondeo se realizó con cuestionarios a más de 1,600 migrantes en Estados Unidos, México y Centroamérica. La mayoría de los encuestados eran de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Cuba. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué efectos tendrá el fenómeno de La Niña que se está desarrollando en el Pacífico

La Organización Meteorológica Mundial anuncia que este nuevo episodio de la La Niña probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en todo el mundo.
30 de octubre, 2020
Comparte

Un nuevo episodio de La Niña se está desarrollando en el Océano Pacífico y se espera que sea “de moderado a intenso”, anunció la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El fenómeno, que ocurre naturalmente, provoca el enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano.

Este episodio, que durará hasta el primer trimestre de 2021, probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales.

Pero no evitará que 2020 sea uno de los años más cálidos que se han registrado.

La Niña se describe como una de las tres fases del patrón climático conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

Este incluye la fase cálida llamada El Niño, la más fría (La Niña) y una fase neutra.

La Niña se desarrolla cuando los vientos que soplan sobre el Pacífico empujan el agua templada de la superficie hacia el oeste, hacia Indonesia.

En su lugar, las aguas más frías de las profundidades del océano suben a la superficie.

Esto provoca cambios climáticos importantes en diferentes partes del mundo.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

NASA

Normalmente, La Niña significa que países como Indonesia y Australia pueden recibir mucha más lluvia de lo habitual, y se produce un monzón más activo en el sureste de Asia.

Es probable que haya más tormentas en Canadá y el norte de los EE.UU., lo que a menudo conduce a condiciones de nieve.

Al mismo tiempo, los estados del sur de Estados Unidos pueden verse afectados por la sequía.

La última vez que se desarrolló un evento intenso fue en 2010-2011.

La OMM dice que ahora hay cerca de 90% de probabilidades de que las temperaturas del Pacífico tropical permanezcan en los niveles de La Niña durante el resto de este año.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

Si bien un evento de La Niña normalmente ejerce un efecto de enfriamiento en el mundo, es poco probable que esto tenga mucho impacto en 2020.

“La Niña normalmente tiene un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales, pero esto queda compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero”, dijo el profesor Petteri Taalas, de la OMM.

“Por lo tanto, 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos registrados y se espera que 2016-2020 sea el período de cinco años más caliente que se ha registrado”, dijo.

“Los años de La Niña ahora son más cálidos incluso que los años del pasado con intensos eventos de El Niño”, explicó.

Una vista satelital de tormentas en el Atlántico

NOAA
Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

La OMM dice que está anunciando La Niña ahora para dar a los gobiernos la oportunidad de comenzar a planificar en áreas clave como la gestión de desastres y la agricultura.

Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

Un evento de La Niña reduce la cortante del viento, que es el cambio en los vientos entre la superficie y los niveles superiores de la atmósfera.

Esto permite que crezcan los huracanes.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre y hasta ahora ha habido 17 tormentas con nombre de las entre 19 y 25 que fueron pronosticadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.