Juez concede suspensión a médica para no laborar en hospital durante lactancia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Juez concede suspensión a médica del ISSSTE para no trabajar en hospital COVID durante lactancia

Silvia Adriana demandó a dependencias del gobierno debido a que elaboraron una “guía” para el retorno al trabajo presencial en la que las mujeres en periodo de lactancia materna ya no son consideradas población en riesgo.
Cuartoscuro Archivo
10 de agosto, 2020
Comparte

Un juez federal concedió una suspensión a una trabajadora de la salud que se encuentra en etapa de lactancia para no ser obligada a reincorporarse a su empleo presencial en el Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, ubicado en la Ciudad de México, que fue convertido en su totalidad para atender a pacientes con COVID-19.

Silvia Adriana Hernández Cervantes, quien se desempeña como médica paliativista, presentó la solicitud de amparo indirecto el pasado 3 de agosto en contra del director de Recursos Humanos del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, y también en contra del ISSSTE y de las Secretarías del Trabajo (STPS) y de la Función Pública (SFP).

La médica de 34 años, quien tuvo a su hijo hace cuatro meses y se encuentra en etapa de lactancia, señaló que la suspensión provisional le fue concedida este lunes por el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México.

Entérate: Impulsar la lactancia, una deuda de México y sus gobiernos

Hernández Cervantes demandó a diversas dependencias del gobierno federal debido a que elaboraron una “guía” para el retorno al trabajo presencial en la que las mujeres en periodo de lactancia materna ya no son consideradas población en riesgo ante la COVID-19.

Si el Poder Judicial concede el amparo, ello sentaría un precedente que les permitiría a más madres trabajadoras en lactancia continuar laborando de manera remota durante la pandemia.

“Empezando este mes fui a preguntar a Recursos Humanos cómo iba a quedar la situación de las mamás en la etapa de lactancia, me dicen que no estamos contempladas para continuar laborando desde casa o de permiso para no asistir”, comentó Hernández Cervantes en entrevista.

“Yo les comenté que la lactancia es un derecho, que tengo a mis hijos pequeños, y me dijeron que no, que tengo que presentarme a trabajar, y fue por eso que solicité el amparo. Me comentaron que habían salido unas guías para reincorporar al personal y que en esas guías ya no se consideraba la lactancia como personal vulnerable resguardado en casa”.

En efecto, los “Criterios para las poblaciones en situación de vulnerabilidad que pueden desarrollar una complicación o morir por COVID-19 en la reapertura de actividades económicas en los centros de trabajo”, elaborados por el gobierno federal, establecen que las mujeres trabajadoras deberán presentarse a laborar físicamente tras concluir su licencia por maternidad, que dura tres meses, a pesar de que la lactancia puede extenderse por más tiempo.

El documento argumenta que en bebés lactantes es muy bajo el riesgo de contraer COVID-19, además de que no hay evidencia de que la enfermedad se pueda transmitir vía alimentación del seno materno; también señala que en México la mayoría de los bebés recibe fórmulas, leche de vaca u otras bebidas azucaradas durante los primeros seis meses de vida y no necesariamente leche materna.

Desde el pasado 3 de agosto, Hernández Cervantes ha acumulado faltas en el hospital porque decidió no presentarse a trabajar y quedarse con su hijo recién nacido. De hecho, comentó, el personal de Recursos Humanos la amagó con ser despedida.

“Me habían comentado que, en caso de no presentarme a trabajar, podía incurrir en faltas y que eso me podía llevar a una rescisión de contrato”, acusó.

Aunque, de acuerdo con el propio ISSSTE, el Centro Médico 20 de Noviembre sí cuenta con salas de lactancia, la médica afirmó que el hecho de que haya sido transformado en hospital COVID lo vuelve un lugar inseguro para ella y para su hijo.

“El hospital es COVID, hay todavía muchos pacientes en esa situación, no hay un lugar seguro para que yo pueda ejercer la lactancia”, sostuvo.

La médica, que es madre de otros dos hijos de 2 y 4 años, consideró que el Estado la desprotegió porque no hay guarderías y no cuenta con nadie que le ayude a cuidar a los menores.

“Es inconstitucional (la orden de reincorporarse al trabajo presencial), porque se menciona en la Ley Federal de Salud que, cuando se decrete una contingencia sanitaria, las mujeres en etapa de embarazo o lactancia deben ser consideradas como personal que debe estar bajo cuidado o protección de la salud, aparte de que mis hijos están pequeños, ellos también tienen derecho a la salud, ya que, siendo yo la que se encarga de ellos ahorita que están bajo mi protección, tienen derecho a que yo los cuide”, explicó.

“Siento que sí nos están dejando a un lado (a las madres lactantes); al inicio de la pandemia sí nos daban esa protección porque nos consideraban dentro de los criterios para que nos resguardáramos, y ahorita que nos quitan de estas guías sí queda desprotegida esa parte de la lactancia”.

Este medio preguntó al ISSSTE si reconsideraría su posición y concedería el permiso de trabajo remoto a la médica tras la decisión del juez, pero el área de comunicación social no envió un posicionamiento hasta ahora.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Corea del Norte: Kim Jong-un admite que el brote de COVI-19 es un gran desastre

El líder de Corea del Norte culpa del brote a la incompetencia burocrática y médica.
14 de mayo, 2022
Comparte

El brote de Covid-19 que se propaga rápidamente en Corea del Norte es un “gran desastre” para el país, dijo su líder, Kim Jong-un, según los medios estatales.

Kim anunció una batalla total para abordar la propagación del virus durante una reunión de emergencia.

La medida se produce después de que se confirmaran los primeros casos, aunque los expertos creen que el virus probablemente ha estado circulando durante algún tiempo.

Se teme que un brote importante pueda tener consecuencias nefastas en Corea del Norte.

Su población, de 25 millones, es vulnerable debido a la falta de un programa de vacunación y un sistema de salud deficiente.

Y el sábado, los medios estatales informaron que ha habido medio millón de casos de fiebre inexplicable en las últimas semanas. El país tiene una capacidad limitada para hacer test de Covid-19, por lo que la mayoría de los casos no están confirmados.

La cifra marcó un aumento importante en los números dados unos días antes, lo que podría proporcionar alguna indicación de la escala del brote en Corea del Norte.

“La propagación de la epidemia maligna es agitación que ha caído sobre nuestro país desde la fundación”, dijo Kim, citado por la agencia oficial de noticias KCNA.

Culpó de la crisis a la incompetencia burocrática y médica, y sugirió que se pueden aprender lecciones de la respuesta de países como China.

La imagen muestra a Kim Jong Un en una reunión

EPA
Kim Jong-un convoca una reunión de respuesta a Covid el 12 de mayo

Los medios estatales informan que 27 personas han muerto desde abril después de sufrir fiebre.

Los informes no dicen si dieron positivo por Covid, aparte de una muerte en la capital, Pyongyang, que se confirmó que era un caso de la variante Omicron.

El reconocimiento sin precedentes marcó el final de dos años de afirmaciones de Corea del Norte sobre estar libre de Covid-19.

El reservado país rechazó las ofertas de la comunidad internacional de suministrar millones de dosis de AstraZeneca y de fabricación china el año pasado. En cambio, afirmó que había controlado la Covi-19 al sellar sus fronteras a principios de enero de 2020.

El país comparte fronteras terrestres con Corea del Sur y China, que han luchado contra fuertes brotes. China ahora está luchando por contener una ola de Omicron con bloqueos en sus ciudades más grandes.

En una reunión que delineó las nuevas reglas de Covid-19, se vio a Kim usando una máscara facial en la televisión.

Ordenó controles de virus de “máxima emergencia”, que parecían incluir órdenes de cierres locales y restricciones de reunión en los lugares de trabajo.

Corea del Sur ha dicho que ofreció ayuda humanitaria después del anuncio del 12 de mayo, pero Pyongyang aún no ha respondido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kk1kYd5s1fM&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.