Traductores de señas en conferencias de AMLO interpretan mal e inventan algunas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Youtube

Traductores de señas en conferencias mañaneras de AMLO interpretan con errores y hasta inventan algunas

Los mensajes que emite el presidente López Obrador en sus conferencias no siempre son interpretados de forma correcta a Lengua de Señas Mexicana, como lo prueban un par de videos.
Youtube
Por Carlos Montesinos / YoTambién
14 de agosto, 2020
Comparte

Las conferencias del presidente Andrés Manuel López Obrador son el eje rector de su política de comunicación social, pero en ellas destacan fallas en materia de inclusión para transmitir sus mensajes a las personas con discapacidad. Lucero López Cázares, madre de Pato, niño con discapacidad auditiva, detectó y difundió los errores ya habituales en las interpretaciones a Lengua de Señas Mexicana (LSM) que dejan al descubierto la necesidad de esta comunidad por reclamar sus derechos.

“Dentro de mis contactos tengo gente sorda o que trabaja con sordos. Yo veía que subían material como este y decían ‘qué mal intérprete’, y pues sí. Yo lo veía y, aunque manejo un nivel básico, sí me podía dar cuenta de que, efectivamente, no estaban interpretando nada”, cuenta Lucero en entrevista sobre la molestia que generaron los mensajes de la mañanera del viernes 7 de agosto, realizada en Los Cabos, Baja California Sur.

Lucero seleccionó un par de fragmentos de esa mañanera, uno con cada intérprete, y se los envió tanto a su maestra de LSM como a la de la escuela de Pato, ambas mujeres con discapacidad auditiva. Así elaboraron videos en los que las interpretaciones en tiempo real tenían poco o nada que ver con las preguntas que se le hacían al primer mandatario o las respuestas que este daba.

Lee: El privilegio de regresar a clases: SEP deja fuera a alumnos con discapacidad

Al discutir el plan del gobierno para enfrentar la pandemia de COVID-19 y lo que representa para el gobierno el número de decesos, una de las intérpretes se refirió a “pelota” y “prostitutas”, además de deletrear palabras al azar. Mientras que la otra intérprete, cuando el presidente hablaba de la estrategia de seguridad pública y que cada institución actuaba por su lado, interpretó como “DJ”, “trompa” por Secretaría y “febrero” en vez de la Fiscalía. Ambas también dejaron amplios periodos sin interpretar e incluso inventaban señas.

Si bien este es el caso particular de la mañanera del 7 de agosto, ocurrieron errores similares en la del día 4, realizada en Tepic, Nayarit, y son una constante en las que ofrece López Obrador desde Palacio Nacional. Ahí el equipo de traductores de LSM es supervisado por la Coordinación General de Comunicación Social, que encabeza Jesús Ramírez; mientras que, cuando las conferencias son fuera de Ciudad de México, el gobierno estatal presta el servicio.

Las credenciales de los intérpretes

Entrevistado al respecto, el traductor y especialista en LSM, Noé Romero, comenta que este tema es recurrente no solo en las conferencias de López Obrador, sino también en las que se ofrecen por las tardes en materia de bienestar, economía y salud. Además de en otras dependencias, como en la Secretaría de Gobernación, y organismos autónomos como la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

“Yo te puedo decir que hay dos o tres intérpretes que están en medios que realmente puedes ponerles cualquier tema y lo van a interpretar bien. De ahí en fuera, hay intérpretes malos, muy malos y desconocidos, como los de los videos”, explica. Así como reconoce que, actualmente, “no hay verdaderos intérpretes profesionales que digan ‘yo estudié una licenciatura para interpretación’”. En su lugar, la mayoría apenas realizaron talleres.

Romero considera que el gobierno en las mañaneras “se curaron en salud” de que ya estaba solventada la cuestión de poner intérpretes, pero cuando empezó el tema del COVID-19 y las vespertinas de López-Gatell no había intérpretes al principio. “Daniel Maya dice que él fue quien logró que se pusieran intérpretes y no es así. Copesor, junto con Cecilia Guillén de En Primera Persona, interpusieron una demanda para lograr que hubiera intérpretes en las conferencias del (subsecretario de Salud, Hugo) López-Gatell. Nuevamente es a quién acudes para que haya una interpretación”.

El equipo de intérpretes que se encarga de las mañaneras es encabezado por Daniel Maya, presidente de la Asociación de Intérpretes de Lengua de Señas, que organiza varios de los mencionados talleres, y miembro de la Asociación Mundial de Intérpretes de Lengua de Señas y el Colegio Mexicano de Intérpretes de Conferencias, credenciales que le han permitido acaparar los principales puestos de traducción en los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a nivel federal.  

Romero aclara que estas membresías funcionan efectivamente como eso: una membresía, por la que cualquier interesado paga para ser reconocido como miembro. Así como que, en la actualidad, el campo de los intérpretes se acredita principalmente por el certificado del Consejo Nacional de Certificación y Normalización de Competencias Laborales, estándar activo en el DIF Nacional y las universidades de Santa Rosa Jáuregui, de Querétaro, y de Santa Catarina, en Nuevo León.

Si bien este certificado de competencia laboral podría bastar para desempeñar un oficio, Romero considera que “para este tipo de servicios en donde está en juego el acceso al pleno ejercicio de Derechos Humanos, sí debiéramos tener, por lo menos, mínimo una licenciatura”. Y él mismo está próximo a concluir la primera Licenciatura en Interpretación y Traducción en Español, Inglés, Francés y LSM en el Sistema Harvard Educacional de la Ciudad de México.

Lee: Sin empleo o dinero y con hijos con discapacidad: la lucha de dos madres

Además de la preparación de los intérpretes, encuentra en el formato mismo de las conferencias una problemática para la interpretación a LSM. Considerando que el ya clásico ‘cuadrito’ abajo a la derecha resulta insuficiente para apreciar todos los gestos, movimientos y componentes no manuales de la lengua, por lo que propone destinar una tercera parte de la pantalla el encuadre del intérprete, así esta versión solo sea accesible en formato digital y no por televisión.

“¿Qué esperanza me das?”

Como madre de un menor con discapacidad auditiva, Lucero encuentra en estas fallas continuas en la estrategia de comunicación social un acto que violenta los Derechos Humanos de los usuarios de LSM, pese a que esta se encuentra reconocida en la Ley General para la Inclusión de las personas con discapacidad como una lengua nacional, parte del patrimonio lingüístico de México y como la lengua propia de la comunidad sorda mexicana. 

Al respecto, Romero identifica una falta de voluntad política por parte del Estado mexicano. “Un poco obedece a que el estatus lingüístico de la Lengua de Señas Mexicana está por debajo del español, la gente todavía como que hila las señas con personas con discapacidad, no como personas hablantes de otra lengua. Desde este ámbito, sí se les hace menos a los hablantes de lengua de señas, creen que somos pocos, pero en realidad no”.

Tanto Lucero como Romero hacen votos para que el gobierno de López Obrador rectifique estos errores y coinciden en la importancia de que la estrategia de comunicación social contemple a la comunidad sorda de México desde su misma elaboración. Advierten que, como el principal público al que va dirigida la traducción a LSM de las conferencias, el que esta no sea entendible es un indicador de un servicio mal realizado.

Lucero, por su parte, reflexiona sobre que “como papá, estás buscando que tu hijo tenga las mismas oportunidades que cualquier niño oyente, con la esperanza de que sea un individuo independiente y útil para la sociedad, que aporte su esencia, lo que es. Y de pronto empiezas a ver que hasta el mismo gobierno es el que está limitando el trabajo que vienes haciendo como papá, dices ‘no, ¿qué esperanza me das?’”.

Una gran comunidad

– Según el censo de población 2010 del INEGI, en todo el país la población con discapacidad auditiva sumaba 498,640 personas, de las que no existe registro de cuántas de ellas usan LSM como lengua materna.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID-2018) indica que de 7 millones 877,805 personas con alguna discapacidad, un millón 449,516 son personas con discapacidad auditiva.

– 18.4% de las personas con discapacidad tiene dificultad para escuchar y usa aparato auditivo o simplemente es incapaz de hacerlo, según la ENADID-2018.

Esta nota se publicó originalmente en YoTambien.mx. Está disponible aquí: 

https://yotambien.mx/lengua-de-senas-mananera-errores-que-cuestan-derechos/

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué tanto contamina el bitcoin, la moneda que consume más electricidad que Finlandia, Suiza o Argentina

La minería del bitcoin utiliza gigantescas cantidades de energía para mantener funcionando servidores que trabajan día y noche en busca de la divisa digital. Pero.... ¿proviene toda esa energía de combustibles fósiles?
22 de febrero, 2021
Comparte
Bitcoins

Getty Images
En las últimas semanas el precio del bitcoin ha llegado a máximos históricos.

Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina, según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés).

Eso ocurre porque el proceso de “minar” la criptomoneda -utilizando gigantescos servidores que no cesan de trabajar- consume mucha energía.

Según los investigadores, la minería de bitcoins utiliza cerca de 121,36 teravatios-hora (TWh) de electricidad al año, un récord que provoca un fuerte impacto en el medioambiente y supera a una larga lista de países.

El tema volvió al debate luego que Elon Musk, a través de su empresa de autos eléctricos Tesla, reportó la compra de US$1.500 millones en bitcoin, disparando el precio de la divisa y encendiendo críticas por la contaminación que genera.

Esta última subida del precio del bitcoin -que ha seguido una meteórica tendencia alcista en los últimos meses- le ha dado nuevos incentivos a los mineros de la divisa para hacer funcionar más y más ordenadores con el objetivo de generar más criptomonedas.

A medida que sube el precio del bitcoin, sube el consumo de electricidad, dice Michel Rauchs, investigador del CCAF, donde crearon una herramienta en línea que permite hacer este tipo de cálculos.

“Realmente es por su diseño que el bitcoin consume tanta electricidad”, le explica Rauchs a la BBC. “Esto no es algo que cambiará en el futuro, a menos que el precio de bitcoin baje significativamente”.

Los investigadores trabajan con el Índice de Consumo Eléctrico del Bitcoin de Cambridge (CBECI, por sus siglas en inglés), el cual provee estimaciones en tiempo real sobre cuánta electricidad consume la generación de la divisa.

El bitcoin usa más energía que Argentina. Si el bitcoin fuera un país, estaría entre los 30 países que más utilizan energía en el mundo. Uso nacional de energía en teravatios-hora (TWh).

Este índice funciona con base en un modelo que asume que las máquinas utilizadas para minar en el mundo funcionan con distintos niveles de eficiencia.

Siguiendo la relación entre un precio promedio de electricidad por kilovatio hora (US$0.05) y la demanda de energía de la red bitcoin, la herramienta estima cuánta electricidad se consume en un momento dado.

“El bitcoin es anti eficiente”, dice David Gerard, autor del libro “Attack of the 50 Foot Blockchain”.

“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”.

¿Por qué el bitcoin consume tanta electricidad?

Las máquinas dedicadas a “minar” o extraer bitcoins, son ordenadores especializados que se conectan a la red de criptomonedas.

Su trabajo es verificar las transacciones realizadas por las personas que envían o reciben la divisa, en un proceso que implica resolver complejos acertijos matemáticos.

Granja de minado en Islandia.

Getty Images
Los lugares donde se ha ce la minería del bitcoin consumen gigantescas cantidades de electricidad.

Como recompensa, los mineros ocasionalmente reciben pequeñas cantidades de bitcoin en lo que a menudo se compara con una lotería.

Para aumentar las ganancias, los mineros conectan una gran cantidad de computadores, con el objetivo de aumentar sus posibilidades de conseguir bitcoin.

Y como los computadores trabajan casi día y noche para completar los rompecabezas, el consumo eléctrico es muy alto.

El consumo eléctrico vs la huella de carbono

Existe una gran diferencia entre el consumo de energía y la huella de carbono, argumenta Nic Carter, socio fundador de la firma de capital de riesgo Castle Island Ventures, especilizada en el sector de blockchains (cadenas de bloques).

“Si miramos solamente el consumo de energía no estamos contando toda la historia”, le dice a BBC Mundo.

hOMBRE MINANDO BITCOINS

Getty Images
En las provincias chinas de Sichuan y Yunnan los mineros del bitcoin utilizan energía hidroeléctrica excedente.

Aunque es cierto que la mayor parte de la electricidad se produce a partir de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas -que son altamente contaminantes- también se utilizan energías renovables (como la hidroeléctrica o la eólica) o energía nuclear.

Entonces, si bien importa el nivel de consumo de electricidad, también hay que tomar en cuenta cómo se genera aquella electricidad, apunta Carter.

Por ejemplo, señala, hay mineros en China que aprovechan la energía hidroeléctrica excedente en las represas. Si no la usaran, esa energía simplemente se perdería.

Eso explica por qué la minería del bitcoin se ha expandido tanto en las provincias de Sichuan y Yunnan.

Otro caso ocurre cuando algunos mineros capturan el metano descargado o quemado (que es un subproducto de la extracción de petróleo) y lo utilizan para generar la electricidad que requieren sus computadoras.

sÍMBOLO DE BITCOIN EN VITRINA

Getty Images
“Es muy malo que toda esta energía se desperdicie literalmente en una lotería”, dice David Gerard.

Muchos activistas consideran que esos ejemplos son casos puntuales que no le quitan la responsabilidad ambiental a la industria del bitcoin.

De todos modos, Carter advierte que la minería del bitcoin se acabará en unos años, puesto que el sistema fue diseñado de tal manera que los acertijos matemáticos que resuelven las computadoras llegarán a su fin.

“Este proceso está completado en un 88%, apunta, lo que en la práctica significa que cada vez se hace más difícil seguir minando.

Sin embargo, en la medida que el precio siga disparándose, es probable que el consumo energético también aumente.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nkdrq_AVABk&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.