Magistrado electoral reclama la cancelación de camionetas blindadas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter: @JL_VargasV

“Buscan mártires”: magistrado electoral reclama a la Judicatura no autorizar compra de camionetas blindadas

El magistrado señaló a los consejeros del CJF de buscar que los funcionarios públicos se conviertan en “mártires” en un eventual “atentado”.
Twitter: @JL_VargasV
12 de agosto, 2020
Comparte

El magistrado electoral José Luis Vargas Valdez criticó la decisión del Consejo de Judicatura Federal (CJF) de no autorizar la compra de 10 nuevas camionetas blindadas para la Sala Superior, y responsabilizó a los consejeros Bernardo Bátiz, Loretta Ortiz y Jorge Cruz Ramos si llegara a sufrir un atentado tras emitir alguna sentencia electoral.

La acusación tuvo lugar el 23 de julio dentro de la Comisión de Administración del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en una sesión en la que los magistrados Vargas y Felipe Fuentes Barrera -presidente de la Sala Superior– pretendieron convencer a los tres consejeros del CJF de la necesidad de comprar los vehículos blindados, proyecto que finalmente fue rechazado.

Te puede interesar: Tribunal Electoral propuso comprar (otra vez) camionetas blindadas, pero Judicatura lo impidió

A lo largo de una discusión de casi dos horas y media, el magistrado Vargas acusó a los consejeros Bátiz, Ortiz y Cruz Ramos de irresponsables por no aprobar la compra, que habría costado 27.5 millones de pesos del erario, y los señaló de buscar que los funcionarios públicos se conviertan en “mártires” en un eventual “atentado”, de acuerdo con un audio al que tuvo acceso este medio.

“Yo preguntaría: ¿Mi familia se tiene que quedar conforme con que a ustedes no les parece que tiene que haber una renovación de vehículos blindados? Y se los digo por una razón, yo amo mi país, amo la institución en la cual trabajo, pero no estoy dispuesto a dejar a dos hijos huérfanos. Se los digo con toda sinceridad.

“Si ustedes no son lo suficientemente sensibles para aceptar que hay un riesgo en este país, y que tomamos decisiones límite en última instancia y que nos corresponde tener esa protección del Poder Judicial de la Federación para actuar con independencia y autonomía, pues entonces, la verdad, están buscando mártires y no servidores públicos”, dijo Vargas.

Los consejeros de la Judicatura insistieron en que los magistrados electorales no corren los mismos peligros que otros integrantes del Poder Judicial por la naturaleza de su trabajo, y señalaron que, particularmente, Vargas no justificó por qué él sí requiere de una camioneta blindada nueva, ya que el CJF debe contar con un análisis de riesgo sólido para poder determinar a qué funcionarios se les deben de otorgar instrumentos de protección especial.

“Qué más quisiéramos que todo mundo tuviera, todos los jueces, magistrados, todos tuvieran una seguridad, su camioneta blindada y su protección, pero no hay suficiente para todos, entonces hay que escoger a los que realmente corren un riesgo”, argumentó la consejera Ortiz.

Vargas replicó que las sentencias que emiten un magistrado electoral sí pueden afectar intereses de poderes económicos y criminales que tienen preferencia por determinados candidatos, lo que, sostuvo, podría ponerlo a él en riesgo de terminar “acribillado” y convertirse en “el pípila de la democracia”.

“El día de mañana, yo ruego a Dios y toco madera, (espero) que no haya un solo muerto en esta institución, pero en 2021 van a pasar muchas cosas, el poder que se va a combatir en este país va a ser absolutamente una guerra entre partidos políticos y candidatos y donde, en ese ambiente, ese contexto, la criminalidad sigue viva y cada vez más fortalecida”, afirmó.

“Tampoco sé cuánto vale ni su vida ni la vida de mis compañeros, pero sí sé cuánto vale mi vida, eso sí lo sé, y yo no estoy dispuesto a acabar siendo el pípila de la democracia y acabar -en algún supuesto hipotético, no digo que me va a pasar-, porque alguno de estos actores se enoje con alguno de nosotros -hoy puedo ser yo, mañana puede ser alguno de mis pares-, acabar acribillado porque no le gustó mi resolución, y peor aún, que no pueda tomar mi resolución con independencia y autonomía por riesgo a mi vida”.

El consejero Bátiz planteó que el proyecto de comprar 10 camionetas blindadas contraviene la Ley Federal de Austeridad Republicana, pero Vargas reviró que dicha normatividad no es aplicable al Poder Judicial de la Federación (PJF), e hizo notar que los ministros de la Suprema Corte y los integrantes del CJF sí hacen uso de vehículos blindados nuevas.

“Perdón, consejero Bátiz, esa (ley) no le aplica al PJF y, si no, yo diría ¿por qué no nos hemos bajado los salarios? Bajémonos los salarios en esa tesitura y apliquemos exactamente los mismos criterios, pero no se vale aplicarla para algunas cosas sí y para otras cosas no”, pidió Vargas.

El magistrado sugirió que los representantes de la Judicatura se resistían a aprobar la compra de vehículos por una cuestión de corrección política y por no querer correr el riesgo de ser criticados por la erogación de recursos públicos, por lo que les “ofreció” que fuera el Tribunal Electoral, y no el Poder Judicial en general, el que se hiciera responsable ante el público de la decisión.

“Yo no tengo problema en correr un riesgo mediático”, les dijo Vargas. “¿Quieren una carta mía firmada solicitándoles esa camioneta blindada para mi seguridad? Se las presento con el dictamen (de necesidad), y me da igual si lo presentan a los medios para decir que yo estoy queriendo quitarle al pueblo lo que le corresponde”.

Leer más: TEPJF aprueba adquirir autos blindados por 22 mdp, pero la pandemia cambia sus planes

La consejera Loretta Ortiz zanjó la discusión y dijo que ella no votaría a favor de un gasto para vehículos en medio de una epidemia que exige de recursos para la salud.

“En un año en que vivimos una pandemia que no habíamos vivido ninguno de nosotros, que se van a necesitar recursos, sería una inconciencia; si a eso se suma la sociedad que tenemos ahorita, que es crítica, va a ser el hazmerreír decir: ‘se van a comprar 10 camionetas en época de una pandemia’ -que no se sabe cuántos recursos se van a necesitar para terminarla-, ¡ah!, pero eso sí: ‘¡necesitan seguridad de camionetas blindadas los magistrados del Tribunal Electoral federal!’; eso yo no lo pienso aprobar bajo ninguna circunstancia, y en conciencia, y yo no estoy poniendo en riesgo la seguridad de nadie”, sostuvo.

En repetidas ocasiones, el magistrado Vargas pidió que en el acta de la sesión de la Comisión de Administración quedara asentado que los consejeros de la Judicatura no autorizaron la adquisición de los vehículos, para poder responsabilizarlos en caso de que algo le sucediera a él o a sus colegas de la Sala Superior.

“Yo sí quiero que se tome en actas, si ustedes deciden que por un tema político y formal no debe aceptarse esta compra, yo lo que sí digo: hagámonos responsables de quién toma la decisión y por qué se toma”, señaló. “Que conste en actas, que quede claro quién está tomando una responsabilidad por la vida de otros integrantes del Poder Judicial de la Federación”.

Hacia el final del debate, Vargas se enfrascó en una discusión ríspida con el consejero Cruz Ramos, a quien, subido el tono de voz, le exigió que lo tratara con respeto porque, dijo, la investidura de ambos es “igual de importante”.

La compra de las camionetas fue rechazada por el voto de los consejeros Bátiz, Ortiz y Cruz Ramos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Getty Images

Funeral de Isabel II: dónde será enterrada la reina (y cuáles son otros monarcas que están sepultados allí)

El destino final de Isabell II será un pequeño lugar junto a su padre, el rey Jorge VI, la reina madre, su hermana Margarita y su esposo, el príncipe Felipe dentro de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.
Foto: Getty Images
19 de septiembre, 2022
Comparte

Tras viajar más de 500 kilómetros y recibir los respetos de cerca de 100 jefes de Estado de todo el mundo y de cientos de miles de personas que hicieron una fila que superó las 15 horas de espera, los restos mortales de la reina Isabel II llegarán este lunes a su destino final y tendrá su funeral.

Este es la capilla en memoria del rey Jorge VI, en el castillo de Windsor.

En este pequeño espacio reposan ya los restos del padre de Isabel II, el rey Jorge VI, así como su madre, Elizabeth Bowes – más conocida como la Reina Madre– y su hermana Margarita.

Está ubicado al lado de la famosa capilla real de San Jorge, el lugar donde se concentra el mayor número de miembros de la realeza sepultados en Reino Unido.

A este pequeño recinto también serán trasladados los restos del príncipe consorte Felipe de Edimburgo, esposo de Isabel II por más de 73 años y fallecido en abril de 2021.

Los restos de Felipe habían sido depositados en la llamada bóveda real de la capilla San Jorge y ahora serán reubicados para que reposen junto a su esposa.

La capilla en memoria de Jorge VI se construyó en 1969 por orden de Isabel II, con la idea de que allí descansaran no sólo los restos de sus padres, sino también los suyos y los del príncipe Felipe una vez fallecieran ambos.

El lugar tiene un grabado dorado con la imagen del padre de Isabel II y, en el piso, una placa oscura con letras doradas donde están los nombres de Jorge VI y la Reina Madre y los años de nacimiento y fallecimiento correspondientes.

Pero la reina Isabel II no solo estará rodeada de su familia, sino también de toda la historia que contiene el lugar aledaño a su lugar de descanso: la capilla real de San Jorge.

Capilla de San Jorge

BBC

Tumba de reyes

La capilla de San Jorge, ubicada en un costado del castillo de Windsor -tal vez la residencia real donde Isabel II pasó más tiempo-, no es simplemente un lugar de oración.

A lo largo de sus estructuras, reconocidas como un ejemplo notable de la arquitectura gótica inglesa, están las sepulturas de nueve reyes de Inglaterra, además de numerosos representantes de la realeza.

Tanto que ha sobrepasado a la famosa Abadía de Westminster como el lugar con mayor número de tumbas de miembros de la monarquía británica.

Aunque el castillo de Windsor data casi del siglo XI, la capilla en sí fue encargada por Eduardo IV en 1475 y, ocho años más tarde, él se convirtió en el primer monarca en ser enterrado allí.

El trabajo de construcción se completó en 1528, cuando se concretó el plan de Enrique VIII para la bóveda de la capilla.

De hecho, Enrique VIII, uno de los reyes más conocidos de la historia británica, también está enterrado en este lugar.

Uno de los principales sectores de la capilla de San Jorge es la llamada bóveda real, que está ubicada debajo de la nave central.

Allí se hallan las tumbas de tres reyes: Jorge III, Jorge IV y Guillermo IV, junto a otros 21 miembros de la realeza, entre ellos la princesa Alicia, quien fue la madre del príncipe consorte Felipe de Edimburgo.

Pero en otros rincones de la capilla hay tumbas de más monarcas, como Carlos I, quien fue decapitado durante la Guerra Civil inglesa (1642-1651), Enrique VI, quien inspiró una de las obras más famosas del dramaturgo inglés William Shakespeare y Jorge V.

Orden de la Jarretera y muchas bodas

Sin embargo, para muchos expertos, la capilla más allá de albergar los restos de miembros de la realeza entraña importancia histórica porque es el lugar donde son introducidos los nuevo miembros de la orden de la Jarretera.

La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Getty Images
La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Esta orden, a la que pertenecía la reina Isabel II y también el actual rey Carlos III, es la más importante de Reino Unido: sólo la integra un reducido grupo de personas seleccionadas precisamente por el o la soberana en ejercicio.

Y sus reuniones y ceremonias -en rituales que datan del Medioevo- se realizan en la capilla de San Jorge, cuyo santo es el patrono de Inglaterra y de la orden.

Y hay más: a la vez que es centro de este importante honor para la corona, la capilla se ha convertido en uno de lugares favoritos para las bodas reales.

Tal vez la más famosa que se ha realizado allí fue la de los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, en 2018.

Allí también se casaron Eduardo, el hijo menor de la reina Isabel II, con Sophie Rhys-Jones y, un siglo antes, el futuro Eduardo VII contrajo nupcias con Alejandra de Dinamarca, quien sería su reina consorte.

Este lugar lleno de historia será el último destino de Isabel II, tras los adioses a sus 70 años de reinado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RfkeSSgl6eo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.