5 cosas que probablemente no sabías de Mafalda
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

5 cosas que probablemente no sabías de Mafalda

La niña más famosa de las tiras cómicas en América Latina cumple 50 años y a pesar de su fama extendida por el mundo, en BBC Mundo te mostramos cinco curiosidades de este entrañable dibujo.
30 de septiembre, 2020
Comparte

El reconocido dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado, conocido universalmente como Quino, murió este miércoles a los 88 años de edad.

“Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará”, escribió Daniel Divinsky su editor en Twitter.

Quino fue el creador de la famosa tira cómica Mafalda y era uno de los humoristas gráficos en español más reconocidos a nivel internacional.

La niña más famosa de Argentina apareció por primera vez en la revista Primera Plana.

Pero, ¿conoces realmente a Mafalda? Sí, seguro que sabes de sobra que ella odia la sopa y ama a los Beatles y el Pájaro Loco.

No es lo único. BBC Mundo te presenta otros datos menos conocidos por los lectores de la niña más contestataria del humor gráfico latinoamericano.

En fotos: 5 grandes del humor gráfico homenajean a Mafalda

1. Mafalda fue concebida para anunciar electrodomésticos

La misma niña que tanto reflexionó sobre el capitalismo, la economía y el orden mundial es fruto mismo de la sociedad de consumo.

Al poco de publicarse en 1963 el libro Mundo Quino, el primero de humor gráfico de este dibujante argentino, a Joaquín Lavado le piden diseñar a una familia de personajes para poder promocionar los electrodomésticos Mansfield de la firma Siam Di Tella en una tira de diario -todos con nombre que comiencen por M-.

La niña recibe el nombre de Mafalda – por uno de los personajes de la novela Dar la cara, de David Viñas-, pero la campaña publicitaria nunca vio la luz y Quino guardó a su nena en el cajón.

Es finalmente unos meses después, cuando le piden a Quino publicar una tira en el semanario Primera Plana, que Mafalda se convierte en papel prensa y comienza su carrera a la fama.

2. Mafalda vivió en San Telmo

Casa de Mafalda

Chile número 371, en el barrio de San Telmo es la casa de Mafalda.

Poco se sabía del hogar de la familia de Mafalda, más allá de que ella vivía con su hermanito Guille y sus padres en el departamento E, en un edificio donde habitaba también su amigo Felipe.

Pero no todos fuera de Buenos Aires saben que ese edificio existió -y existe todavía- en el barrio porteño de San Telmo, en el número 371 de la calle Chile, muy cerca del hogar de Quino.

“Aquí vivió Mafalda”, reza una placa en homenaje en el edificio.

Quino también se inspiró en la panaderia del padre de un amigo para dibujar el almacén de Don Manolo.

Hoy en la esquina de las calles Chile y Defensa una escultura de Mafalda a tamaño real aguarda sentada en un banco la llegada de los turistas y se ha convertido en una de las principales atracciones del barrio.

3. Un libro “para adultos”

– “Te explicaré: los milibares son una medida de presión. Según esté la atmósfera, se dice que hay una presión de tantos mili…”

– “Perdón papá, yo te pregunté por los milibares; no por los militares” Mafalda

La siempre crítica Mafalda no sentó demasiado bien a algunos sectores.

En España, la censura franquista obligó a los editores a colocar una franja en la portada del primer libro de Mafalda con la que se declaraba como una obra “Para adultos”.

Mafalda también tuvo que enfrentarse a la censura en otros países, como Bolivia, Chile o Brasil.

“De entrada nomás la tuve”, cuenta Quino sobre la censura y sus primeros trabajos como humorista gráfico.

“Me decían: ‘Pibe, chistes contra la familia no, militares no, desnudos no. Yo nací con autocensura”.

4. Felipe existió realmente, y vivía en Cuba

Felipe

Su gran amigo de los dientes de conejo, Felipe, realmente existió. Está inspirado en el periodista Jorge Timossi.

Al mejor amigo de Mafalda le encanta fantasear, jugar a ser El Llanero Solitario y retrasar todo lo posible los deberes de la escuela.

Pero quizás lo que más defina a Felipe son sus dientes de conejo y su cara alargada, con pelo despeinado.

Esas mismas facciones son las del periodista argentino Jorge Timossi, quien trabajó en la agencia cubana Prensa Latina y fue un buen amigo de Quino.

“Cuando estuve en Argelia me cayó el primer cuadernito de Mafalda”, contó Timossi en una entrevista al diario Perú21 antes de morir en 2011.

“Yo lo vi y pensé, aquí hay algo familiar. Poco después, en Chile, me cayó una dirección suya y le mandé una tarjeta de presentación mía en la que le puse: Quino, confiesa, hijo de p… Y a vuelta de correo, me llegó un afiche con Felipito, que decía: “Justo a mí me toca ser como yo’”.

5. Mafalda hasta en la sopa

Mafalda está en todas partes. Y no sólo porque sus libros hayan sido traducidos a 30 idiomas.

En el barrio de Colegiales, en Buenos Aires, hay una Plaza Mafalda. Y en el de San Telmo está la escultura de la niña en tamaño real, del artista Pablo Irrgang.

Pero también bajo tierra hay un homenaje a la tira. En la estación de Subterráneo de Perú, en la capital argentina, hay un mural de “El Mundo Según Mafalda”.

Exposición de Mafalda

Mafalda ha sido traducida a 30 idiomas y en 50 años está en todas partes.

Y en el metro de París, en la estación Argentine, Mafalda observa atenta desde un mural a figuras de la ciencia, la política o las artes de Argentina, como Jorge Luis Borges.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día Mundial de la Salud Mental 2020: cómo evitar el agotamiento emocional

¿Sientes estrés y una sensación de que todo te supera? Hay luz al final de túnel. Una médica británica comparte algunos consejos que podrían salvarte de caer en la total extenuación física y mental.
10 de octubre, 2020
Comparte

¿Sientes un gran nerviosismo? ¿Cansancio? ¿Estrés? ¿Fatiga?

¿Sientes que el trabajo te agobia y esto no te sucedía antes?

¿Tienes la sensación de estar atrapado en una rutina interminable y no ves una luz al final del túnel?

Podrías estar encaminándote hacia el agotamiento emocional.

Pero la buena noticia es que puedes hacer algo al respecto. La Dra. Radha Modgil, médica general y divulgadora británica, compartió algunos consejos para que podamos reconocer las señales de agotamiento emocional y tomar medidas antes de que nos arrolle por completo.

¿Qué es exactamente el agotamiento emocional?

El término “agotamiento emocional” fue usado por primera vez por el psicólogo germano-estadounidense Herbert Freudenberger en un estudio publicado en 1974.

Freudenberger describió un “estado de agotamiento mental y físico” causado por la vida profesional de un individuo.

El psicólogo señaló que ese estado tenía diferentes fases, incluyendo una etapa de “querer probar nuestro valor en forma compulsiva”.

Dra Radha Modgil

BBC
El estrés excesivo y prolongado hace que “nos sintamos incapaces de hacer frente a los desafíos de la vida”, explicó la Dra. Radha Modgil.

Actualmente se considera al agotamiento emocional como un estado de estrés excesivo y prolongado”, según Modgil.

Y ese estado hace “que nos sintamos incapaces de enfrentar los desafíos de la vida“.

A diferencia de Freudenberger, la doctora cree que los factores estresantes pueden provenir de muchas áreas de nuestra vida, no solo del trabajo.

¿Cómo se siente?

Modgil compara al agotamiento emocional con una batería de celular descargada.

Cuando sientes agotamiento o fatiga absoluta es como si se hubiera vaciado tu tanque de reserva.

Ilustración de un celular con la señal de batería descargada

BBC
El agotamiento emocional es como la batería descargada del celular. Sientes que no tienes nada para dar.

Tal vez eres una persona que suele encarar sin problema las situaciones estresantes y los desafíos en el trabajo.

Pero ahora todo te parece una lucha cuesta arriba. Y eso podría indicar que uno de tus “tanques emocionales” tiene reservas muy bajas.

Puedes pensarlo de esta forma: tienes un cubo o tanque de reserva para el trabajo y otro para tu vida en tu hogar“, afirmó Modgil.

“Si una de esas reservas es baja pero la otra está en buenas condiciones probablemente podrás hacer frente a tus desafíos”.

“Pero si ambos tanques están bajos y no tienes reservas a las que recurrir, allí pueden comenzar los problemas”.

“Debemos prestar atención a nuestra batería emocional”, afirmó la médica británica.

De la misma forma en que cargas tu celular cada día debes preguntarte: ‘¿cómo me recargo a mi mismo?’

¿Cuáles son las causas?

Modgil asegura que “cualquier cambio o evento significativo” en nuestra vida puede causar agotamiento emocional.

Ilustración de dos baldes o cubetas vacíos

BBC
La Dra. Modgil señala que cuando estamos estresados tanto en el trabajo como en el hogar podemos acabar emocionalmente agotados.

Algunos ejemplos, según la médica, son las preocupaciones financieras, los problemas de pareja, o las situaciones estresantes como perder el trabajo, mudarse de casa o prepararse para un examen.

¿Cómo podemos entonces protegernos del agotamiento emocional y evitar sentirnos agobiados?

Algunos consejos

Ilustración de un encuentro de amigas, de una mujere haciendo ejercicio y de una mujer cantando.

BBC
Ponerse al día con amigos que nos hacen sentir bien, hacer ejercicio y dedicar tiempo a cosas que disfrutamos nos ayudarán a sentirnos mejor.

Modgil compartió estas sugerencias:

  • Aprende a escucharte con compasión.

Detente, reflexiona y realmente intenta conectar con lo que estás sintiendo unos 20 minutos cada día. Y no seas tan duro y crítico contigo mismo.

  • Enfócate en las cosas que sí están funcionando bien.

Si tu vida personal está bien pero el trabajo es problemático, extrae todos los sentimientos de bienestar posibles de lo que sí va bien. Lo que funciona puede ayudarte a recargar las baterías.

  • Ponte al día con amigos que te hacen sentir bien.

Las relaciones fuertes son importantes para generar resiliencia.

  • Haz ejercicio regularmente.
  • Haz cosas que disfrutas y haz de esto una prioridad.

Aún si se trata simplemente de ver tu comedia favorita.

  • Escucha tus canciones preferidas

La música afecta nuestro sistema nervioso parasimpático, lo que nos ayuda a relajarnos.

  • ¡Duerme suficientes horas!

La Asociación Estadounidense del Sueño constató que los adultos que duermen menos de ocho horas cada noche reportan niveles más altos de estrés que aquellos que duermen ocho horas. La falta de sueño afecta nuestro humor y nuestra habilidad de lidiar con los desafíos.

  • Transforma gradualmente estos consejos en hábitos diarios.

Haz que sean parte de tu rutina.

Radha Modgil espera que sus sugerencias ayuden a prevenir el agotamiento emocional.

La médica cree que si damos prioridad a nuestras baterías emocionales, como solemos hacer con las de nuestros teléfonos, veremos una gran mejoría en nuestro bienestar físico y mental.

Esta nota fue adaptada de un video de BBC Ideas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.