Acusado de presuntos ataques sexuales tiene discapacidad, dice su familia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
SSC-CDMX

Familia de detenido por presuntos ataques sexuales dice que tiene discapacidad intelectual

Familiares y vecinos señalan que Francisco "S" tiene episodios de enojo por la discapacidad mentar y que no mide las consecuencias de su actos.
SSC-CDMX
Por Arturo Angel y Francisco Sandoval
5 de septiembre, 2020
Comparte

La Fiscalía Especializada en investigación de Delitos Sexuales de la CDMX investiga si Francisco “S”, acusado de abuso sexual, se encuentra vinculado con una serie de ataques sexuales ocurridos en la delegación Miguel Hidalgo, para lo cual realizarán diversas diligencias como requerir a otras víctimas que lo vean presencialmente o a través de fotografías para revisar si lo reconocen – lejos de toda duda razonable- como su agresor, así como la verificación de cámaras de seguridad en la zona de las agresiones.

Por su parte, familiares y amigos del detenido, sostienen que el joven cuenta con una discapacidad intelectual de nacimiento, para lo cual solicitaron una valoración médica que determine su estado de salud.

Este domingo la Fiscalía capitalina informó que fue vinculado a proceso y se le impuso prisión preventiva oficiosa, como medida cautelar, como presunto responsable de la comisión del delito de violación equiparada.

Lee: Detienen a presunto agresor sexual de mujeres en Polanco y Lomas

Según lo indicado por autoridades capitalinas consultadas por Animal Político, la evidencia inicial es la denuncia que interpuso la mujer que la noche del 3 de septiembre dijo que el detenido la había amenazado con un cuchillo, y el parecido que tiene con el retrato hablado que ya se había elaborado por la denuncia de otros casos.

Desde el punto de vista de las autoridades existen similitudes de tiempo, forma y lugar entre la presunta agresión por la que fue detenido Francisco y ataques anteriores. No obstante, para sostener una imputación inicial por varios casos ante un juez se requieren de mayores elementos.

El plazo de 48 horas referido al inicio es el que contempla el Código Nacional de Procedimientos Penales para que se defina la situación jurídica de una persona detenida por un presunto delito en flagrancia. La Fiscalía también tiene la opción de imputarle solo el caso por el que fue aprehendido, y dejar abierta la indagatoria para revisar su posible nexo con otras agresiones.

Tanto la Fiscalía como el juez al que sea enviado el detenido (si es que se considera que pudo cometer un delito) están obligados por ley a verificar su estado de salud físico y mental, y en su caso la posible discapacidad que las personas que conocen a Francisco sostienen que padece.

De acuerdo con el citado Código, de encontrarse culpable y en caso de que la discapacidad señalada sea permanente las autoridades deberán remitirlo a una institución médica especializada para su control y tratamiento.

Si el trastorno no es permanente deberá ser sometido al tratamiento que requiera hasta su completa recuperación, pero no podrá ser procesado penalmente, según señala el artículo 62 del Código.

Sin embargo, cualquier determinación que se tome en este sentido deberá estar sustentada por los peritajes médicos que se estimen convenientes.

Lo anterior es relevante ya que de acuerdo con el artículo 29 del Código Penal de la Ciudad de México no se puede imputar un delito a una persona que padezca un “trastorno mental o desarrollo intelectual retardado” que le impida comprender la gravedad del hecho que ha realizado.

La organización Documenta explicó que tanto la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, como el Código Nacional de Procedimientos Penales, señalan como una obligación de todos los operadores de justicia (desde los primeros respondientes hasta los Ministerios Públicos, defensores, jueces, y custodios) implementar una serie de ajustes en los procedimientos cuando están involucradas personas con alguna discapacidad.

En el caso de la discapacidad intelectual, las autoridades están obligadas a brindar todas las facilidades a estas personas, como el tener cerca a personas de confianza que los ayuden a atender el proceso y las acusaciones que enfrentan, así como un defensor que entienda las implicaciones de su discapacidad, lo que hasta el momento no ha ocurrido, de acuerdo con familiares del joven.

“Se  entiende que las personas con discapacidad y particularmente las que tiene discapacidad intelectual pueden enfrentarse a barreras para comprender de que son acusadas, para comprender el proceso penal, las alternativas que tienen, para dirigir o conformar con su defensa una estrategia. En ese sentido se tiene que hacer ajustes y modificaciones que permitan que estas personas se comuniquen plenamente, comprendan, y puedan ejercer sus derechos. Estos ajustes de procedimiento son una obligación”.

“Es como un niño”

Familiares y amigos de Francisco, entrevistados por Animal Político, reconocieron que el ahora detenido es un joven que actúa como un niño producto de su discapacidad intelectual.

“Por mucho tiempo lo lleve a tratamiento médico, pero ya después no quiso ir. En ese tiempo tomaba medicamento pero lo dejó”, explicó la señora Eulalia, madre de Francisco, quien trabaja como empleada de limpieza en un edificio de la colonia  Bosques de Chapultepec.

Eulalia y su hijo viven, desde hace 31 años, en un pequeño departamento de 25 metros cuadrados dentro del edificio donde trabaja la señora.

El inmueble se ubica a escasos 15 metros del Parque Gandhi y la avenida Presidente Masaryk, una de las zonas con mayor vigilancia policiaca de la CDMX.

Francisco hasta antes de la pandemia se dedicaba a lavar los carros de los inquilinos del edificio y de otros vecinos de la zona, pero con la pandemia dejó de trabajar.

Todas las tardes, de acuerdo con vecinos entrevistados, el joven salía a caminar por la zona.

Emiliano, amigo y vecino de Francisco y Eulalia desde hace 20 años, aseguró que es notaria la discapacidad del joven, pues su comportamiento es como el de un niño.

“En lo personal nunca he tenido ningún problema con él. En ocasiones yo notaba que tenía episodios de enojo, pero era por su misma enfermedad y la falta de medicamento”.

Otro vecino entrevistado, quien solicitó el anonimato, aseguró que los dos incidentes de robo que tuvo Francisco son producto de su discapacidad, pues era evidente que no medía las consecuencias de sus actos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Martha Sepúlveda

Cancelan la eutanasia de Martha Sepúlveda, la primera colombiana que iba a recibirla sin ser enferma terminal

El centro que iba a llevar a cabo el procedimiento revisa la decisión del primer comité que evaluó el caso.
Martha Sepúlveda
10 de octubre, 2021
Comparte

La eutanasia de la colombiana Martha Sepúlveda, que estaba programada para este domingo a las 7 de la mañana, ha sido cancelada, según informó en un comunicado el Instituto Colombiano del Dolor, el centro clínico donde iba a realizarse.

La mujer iba a ser la primera persona en recibir el procedimiento en Colombia sin tener una enfermedad terminal.

Según dice el comunicado, el Comité Científico Interdisciplinario para el Derecho a Morir con Dignidad “concluyó de manera unánime cancelar el procedimiento” al concluir que “no se cumple con el criterio de terminalidad como se había considerado en el primer comité” que evaluó su caso.

En Colombia la eutanasia fue despenalizada en 1997, pero solo se convirtió en ley en 2015. Desde entonces, se han realizado 157 procedimientos.

En julio pasado, la Corte Constitucional del país extendió el derecho a una muerte digna a quienes padezcan “un intenso sufrimiento físico o psíquico” por causa de una lesión o enfermedad incurable. Y el de Martha Sepúlveda se había convertido en el primer caso en que se autoriza una eutanasia en un paciente que no tiene una enfermedad terminal.

Desde que fue diagnosticada con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad grave e incurable, su familia decía que la vida de Sepúlveda, de 51 años, se había transformado en un tormento. La noticia de que podría ponerle fin había supuesto un alivio, según le contó su hijo Federico a BBC Mundo.

Recientemente, la Conferencia Episcopal colombiana le había pedido que reconsiderara su decisión.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZdWiKvBoZeA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.