Netflix estrena documental sobre mujer que luchó contra el feminicidio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“Las tres muertes de Marisela Escobedo”: Netflix estrena documental sobre mujer que luchó contra el feminicidio

Se cumplen diez años del asesinato de Marisela Escobedo, una mujer que luchó hasta el final para exigir justicia por el feminicidio de su hija. Netflix recrea su vida con un documental dirigido por Carlos Pérez-Osorio y con Laura Woldenberg como productora ejecutiva.
Cuartoscuro
28 de septiembre, 2020
Comparte

Diez años después del asesinato de Marisela Escobedo, ocurrido en 2010 tras dos años denunciando el feminicidio de su hija, Netflix estrena “Las tres muertes de Marisela Escobedo”, un documental dirigido Carlos Pérez-Osorio y con Laura Woldenberg como productora ejecutiva.

“Queremos contar la historia de una mujer admirable, que estaba dispuesta a todo para buscar justicia”, explica Pérez-Osorio, su director. 

“A partir de un feminicidio se desata una serie de casos que van creciendo como bola de nieve. Desplazados, otros asesinatos, una familia entera se desmorona”, añade Woldenberg.

Una década después del asesinato en plena calle, la historia de la familia Escobedo es terriblemente actual. La hija de Marisela, Marisol Rubí Frayre Escobedo, murió de forma violenta en Ciudad Juárez, Chihuahua, en 2008. Tenía 16 años. El feminicida fue Sergio Rafael Berraza Bocanegra, quien hasta ese momento era su pareja. Harta de que las autoridades no moviesen un dedo, la madre tuvo que convertirse en investigadora. Y ubicó al asesino en Zacatecas. Pero, nuevamente, las instituciones la defraudaron. El feminicida fue absuelto por un tribunal a pesar de que él mismo había confesado el crimen y mostrado el lugar en el que quemó el cuerpo. Desde entonces, Escobedo se convirtió en símbolo. No solo habían matado a su hija, sino que permitían que su asesino siguiera libre. Además de investigadora, ahora era una activista, una voz, un ejemplo de dignidad. Y siguió buscando al asesino mientras denunciaba la ausencia de justicia. Nunca llegó a verlo entre rejas. El 16 de diciembre de 2010, mientras mantenía un plantón frente al palacio de gobierno de Chihuahua, le dieron un balazo en la cabeza.

A través de entrevistas con sus hijos, su hermana, activistas que le acompañaron y autoridades de la época, el documental recrea una realidad violenta y desoladora que, en aquel momento, no hacía más que comenzar. Es el tiempo tristemente recordado por las “muertas de Juárez”, los inicios de la “guerra contra el narcotráfico” decretado por el presidente Felipe Calderón, la brutalidad de Los Zetas y otras organizaciones criminales; el año en el que César Duarte, actualmente encarcelado en Estados Unidos, llegó al gobierno de Chihuahua. 

Lee: ONG pedirán justicia ante la CIDH por los asesinatos de Marisela Escobedo y su hija

“La guerra contra el narco comienza en 2007. Se empieza a hablar de las muertas de Juárez, la sociedad se empieza a familiarizar con una violencia extrema y empieza la descomposición social. Ahí es parte del origen”, explica Woldenberg, quien anteriormente ejerció como productora ejecutiva de la serie “1994: poder, rebeldía y crimen en México”, también en Netflix. 

La narrativa está construida a través de entrevistas con los principales protagonistas, grabaciones en los lugares en los que ocurrieron los hechos y una profunda labor documental, además de una sólida investigación periodística a cargo de la reportera Karla Casillas. 

“Se leyeron miles hojas de expedientes, diarios personales de la familia. Queríamos que el espectador pudiera ponerse en los zapatos de Marisela. Ella fue muy vocal, dejo muchas entrevistas, entendía qué era estar con medios, nos dejó un mapa para contar la historia completa”, explica Pérez Osorio. “Lo que pensamos fue evocar algunos momentos de su historia para que de su propia boca la audiencia pudiera entender el camino, que es muy duro, con la dignidad y la templanza con la que lo transitó”, explica el director, cuyo último trabajo, “Caravanas”, fue nominado a un Emmy y que además es conocido por estar al frente de la primera temporada de “Las crónicas del taco”, también en Netflix. 

A través de los videos caseros facilitados por sus allegados, se observa una faceta que pasa mucho más inadvertida: la de una madre que disfruta de lo cotidiano con su familia. En definitiva, como explica Pérez Osorio, una mujer “con una vida ordinaria” a la que las circunstancias la obligaron a convertirse en un ser excepcional. 

No revictimizarla y lanzar un mensaje más allá de lo desolador de la historia era uno de los objetivos, dice el director. En palabras de Woldenberg, presentarla como lo que fue, una mujer “empoderada, luchona, que no tiene miedo a nada”. “Esa fue una de las discusiones. ¿Cómo hacer que el documental no se quede en la desesperanza? Ella causa admiración e inspiración. Por lo que tratamos de hacer que ella cuente su historia”, señala Pérez Osorio, que indica que uno de sus objetivos era que el espectador “se meta en la piel” de Marisela a pesar del tiempo transcurrido. 

El resultado es humano, conmovedor, empático, e inspirador. Se sobrepone a una historia que no tiene un final feliz. Vemos a Marisela empoderada en una marcha clamando por la justicia en Juárez, o destrozada en los juzgados al constatar la absolución del feminicida. Y, nuevamente, en la calle, inagotable y digna, exigiendo a las autoridades que encierren al asesino de su hija. Y podemos pensar en las madres rastreadoras que buscan a sus familiares desaparecidos por toda la República o las que se plantan ante las instituciones para clamar por su desidia por las violaciones y los feminicidios, o las jóvenes que se cubren el rostro y denuncian, tomando un edificio público, que México es un país en el que la mitad de la población tiene un riesgo mayor solo por el hecho de nacer mujer. 

Lee: ‘Marcho por Miroslava Breach y Marisela Escobedo’: mujeres de Chihuahua protestan por víctimas de feminicidio

Pérez Osorio traza una línea de continuidad desde aquellos hechos hasta la actualidad. “El 97% de los feminicidios quedan impunes. Esa impunidad se acumula. Es un panorama desolador y el documental invita a la reflexión. Este debería ser uno de los puntos principales de la agenda nacional. No puede haber diez asesinatos de mujeres al día”, dice.

Para Woldenberg, un punto importante es “la necesidad de hacer visible estos casos y la necesidad de pedir justicia, que está más latente que nunca”. “En las marchas de marzo (las protestas feministas previas a la declaración de la pandemia de Covid19), vimos algunas pancartas que tenían el nombre de Marisela. Ella se convirtió en un icono, sigue siendo un referente para el movimiento feminista”, explica. Por este motivo, la productora ejecutiva esperaría que “Marisela se convierta en un referente. De no dejar que existan los crímenes y no dejar que sean impunes”. 

Con “Las tres muertes de Marisela Escobedo” se aborda un problema trágicamente actual desde una perspectiva personal, la de la víctima, que se convierte en símbolo de un sistema que da la espalda a las mujeres. 

El documental “Las tres muertes de Marisela Escobedo” se estrenará este 14 de octubre en la plataforma. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Protestas en Cuba: miles salen a las calles en una manifestación masiva al grito de 'abajo la dictadura'

Luego de que las protestas se extendieran por toda la isla, el presidente Díaz-Canel llamó a sus seguidores "a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones".
AFP
11 de julio, 2021
Comparte

A gritos de “libertad”, “abajo la dictadura” y “patria y vida” miles se lanzaron a las calles de Cuba este domingo en varias provincias, en la mayor protesta ocurrida en la isla en los últimos 60 años y que está siendo reprimida en varios lugares.

Al extenderse la manifestación, el presidente Miguel Díaz Canel convocó a los seguidores del gobierno a salir a las calles a “enfrentarlas” y varios videos en redes sociales y fotografías mostraron a militares y agentes de civil golpear a los manifestantes.

“Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones, hoy, desde ahora y en todos estos días”, dijo el mandatario en un inusual mensaje que se trasmitió por todas las cadenas de radio y televisión de la isla.

A través de redes sociales, numerosos cubanos trasmitieron en vivo las marchas que se iniciaron en la ciudad de San Antonio de los Baños, en el suroeste de La Habana, y luego se extendió a otras, desde Santiago de Cuba, en el oriente, hasta Pinar del Río, en el occidente.

En las transmisiones se veía a un numeroso grupo de personas gritando consignas contra el gobierno, contra el presidente Díaz-Canel y pidiendo cambios.

Según contó Selvia, una de las participantes en San Antonio de los Baños, la protesta inicial fue organizada el sábado a través de las redes sociales para este domingo a las 11:30 AM (hora local).

“Nos reunimos frente a la plaza de la iglesia y seguimos toda una marcha por toda la Calle Real y seguimos hasta el gobierno y la policía”, dijo en diálogo telefónico con BBC Mundo.

“Esto es por la libertad del pueblo, ya no aguantamos más. No tenemos miedo. Queremos un cambio, no queremos más dictadura”, dijo.

Las manifestaciones tienen lugar en el peor momento de la pandemia en el país, con denuncias de centros de salud colapsados y tras meses de escasez de alimentos, medicinas y prácticamente todos los productos de primera necesidad.

Qué ha dicho el gobierno

BBC Mundo contactó con el Centro de Prensa Internacional, la única institución del gobierno autorizada a dar declaraciones a medios extranjeros para conocer su posición, pero no tuvo respuesta inmediata.

En la transmisión televisada Díaz-Canel dijo que en su gobierno estaban “dispuestos a todo y estaremos en la calle combatiendo”.

“La orden de combate está dada: a la calle los revolucionarios”, afirmó.

“Sabemos que en estos momentos hay masa revolucionaria en las calles haciendo frente a esto”, dijo el mandatario, quien fue designado para el cargo en 2018 luego de que Raúl Castro anunciara que no continuaría en el poder.

cuba

AFP

“No vamos a admitir que ningún contrarrevolucionario, ningún mercenario, ningún vendido al gobierno de EE.UU., vendido al imperio, recibiendo dinero de las agencias, dejándose llevar por todas estrategias de subversión ideológica van a crear desestabilización en nuestro país”, agregó.

El gobierno cubano generalmente acusa a sus opositores de ser mercenarios o agentes al servicio de Estados Unidos.

https://twitter.com/norges14/status/1414361022723461122

“Habrá una respuesta revolucionaria”, dijo Díaz-Canel, a la vez que pidió a los “comunistas”, enfrentar las protestas con “decisión, firmeza y valentía”.

El llamado del presidente cubano provocó cuestionamientos entre opositores y en las redes sociales, quienes le señalaron de estar “llamando a una guerra civil”.

“Qué irresponsabilidad… esto es el llamado a una guerra civil: ´La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios´, amenaza Miguel Díaz-Canel”, escribió en Twitter la reconocida opositora Yoani Sánchez.

Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que su gobierno estaba “muy preocupado por los ´llamados a combatir´ en Cuba”.

“Apoyamos el derecho a las protestas pacíficas del pueblo de Cuba. Llamamos a la calma y condenamos cualquier violencia”, dijo en Twitter.

Las protestas

Según el sitio de investigación independiente cubano Inventario, se reportaron más de una veintena de focos de protestas por toda la isla.

protestas

@inventario
Los lugares donde se han registrado protestas según el sitio de investigación @inventario.

En La Habana, la capital del país, los manifestantes tomaron algunas de las principales avenidas a la vez que se enfrentaban o eran reprimidos por la policía.

“Hay mucha gente por Galeano y por Malecón. Han parado el tráfico y todo”, contó vía telefónica a BBC Mundo Mairelis, desde Centro Habana.

Alejandro, uno de los que participó en la protesta en Pinar del Río, contó a BBC Mundo que decenas de personas se ubicaron frente a uno de los parques de la ciudad y luego marcharon por una calle principal.

“Vimos la protesta en San Antonio y la gente empezó a salir. Este es el día, ya no aguantamos más”, dijo el joven vía telefónica.

“No hay comida, no hay medicinas, no hay libertad. No nos dejan vivir. Ya nos cansamos”, agregó.

cuba

AFP
Policías y agentes de civil reprimieron a manifestantes.

Tres personas que participaron en la protesta en Pinar del Río, La Habana y San Antonio aseguraron a BBC Mundo que las manifestaciones habrían sido reprimidas por la policía.

“Mandaron a las tropas especiales, estaban dando palo duro en Galeano (una céntrica calle de La Habana)”, contó Carlos Alberto, otro manifestante desde La Habana que asegura se retiró luego que se reprimiera la manifestación.

protesta

Facebook
Imágenes de policías haciendo frente a los manifestantes abundaron en las redes sociales.

Varios videos y fotos publicados en redes sociales también muestran lo que parecen ser agentes de tropas especializadas deteniendo a varios manifestantes.

En otras transmisiones en redes sociales se ve a un numeroso grupo de personas romper vidrieras y saquear algunas de las llamadas tiendas por moneda convertible (divisas extranjeras), que se han vuelto la única forma para muchos cubanos de acceder a productos de primera necesidad.

Cuba

Facebook/Yoan de la Cruz
La protesta es una de las mayores ocurridas en Cuba en los últimos 60 años.

También hay reportes de que ha habido cortes intermitentes de internet en diversos lugares del país.

“Nos están quitando la conexión. No podemos ni hacer llamadas nacionales”, dijo Selvia.

Cuba

AFP

Contexto

Durante el fin de semana, las redes sociales de la isla se llenaron de mensajes bajo las etiquetas #SOSCuba y #SOSMatanzas para pedir ayuda ante la crítica situación con el coronavirus en la isla, donde, según las denuncias, muchos hospitales han colapsado ante el creciente número de casos.

BBC Mundo conversó en días anteriores con varios cubanos que aseguran que sus familiares murieron en sus casas sin recibir cuidados médicos o en los hospitales por carencias de medicamentos.

Con el turismo prácticamente paralizado, el coronavirus ha tenido un profundo impacto en la vida económica y social de la isla, a lo que se ha unido la emergencia de una creciente inflación, apagones, escasez de comida, medicamentos y productos básicos.

El gobierno cubano atribuye la situación al embargo de EE.UU. y ha cuestionado #SOSCuba y #SOSMatanzas como una “campaña mediática” para “sacar provecho” en una situación de crisis de salud.

Las redes sociales han servido en los últimos tiempos para que los cubanos expresen su malestar contra el gobierno.

Las protestas en Cuba son muy inusuales y, cuando ocurren, son reprimidas.

Antes de la de este domingo, la mayor manifestación que ocurrió en Cuba desde 1959 tuvo lugar en 1994 frente al Malecón de La Habana, pero se limitó a la capital y solo participaron algunos cientos de personas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HIx6dQmYtPo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.