La fortuna que Lozoya nunca reportó en sus declaraciones patrimoniales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

La fortuna y propiedades de lujo que Lozoya nunca reportó en sus declaraciones patrimoniales

La filtración conocida como FinCEN Files aportó nuevos indicios de la riqueza oculta del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.
Cuartoscuro Archivo
Por Raúl Olmos (Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad)
23 de septiembre, 2020
Comparte

Los archivos compartidos en la investigación de FinCEN Files revelan que Tochos Holding, la empresa a la que Emilio Lozoya desvió sobornos de Odebrecht, operó dos cuentas en Suiza: una en el banco UBS y otra en Morgan Stanley.

Sin embargo, ambas cuentas fueron omitidas por Emilio Lozoya en su declaración patrimonial cuando fue director de Pemex, según corroboró MCCI.

Entérate: Inteligencia Financiera alista sexta denuncia contra Lozoya por caso Odebrecht

El pasado 11 de agosto, cuando Lozoya presentó ante la Fiscalía General de la República una denuncia de hechos por el caso Odebrecht, confesó que él se había quedado con la mitad de los fondos que la empresa brasileña había destinado para apoyar la campaña del PRI en 2012, y que ese dinero lo había transferido a una cuenta en Suiza a nombre de Tochos.

De 3.1 millones de dólares que Odebrecht aportó para la campaña de Peña Nieto, 1.6 millones se destinaron a pagar asesores electorales y el remanente de 1.5 millones fueron depositados en una cuenta de Tochos en el banco UBS de Suiza. De esa cuenta salieron las transferencias con las que Lozoya adquirió su casa en Lomas de Bezares, en la ciudad de México, y la mansión a nombre de su esposa en Ixtapa, según documento MCCI en dos reportajes publicados en junio de 2019.

En su declaración patrimonial de 2013, Lozoya reportó tener 10 cuentas en Banamex, BBVA, UBS, Bank of America, Precise Securities y el Commerzbank en las que en conjunto tenía 261 mil pesos, 250 mil dólares, 5 mil 172 francos suizos y un millón 615 mil euros.

Pero aquel mismo año, en un documento interno obtenido por MCCI, el banco UBS mencionaba que su cliente Emilio Lozoya poseía un patrimonio total de 8 millones de francos suizos (equivalente a más de 100 millones de pesos al tipo de cambio de entonces), de los cuales 3 millones eran activos negociables, otros tres millones en bienes inmuebles y dos millones en otros valores, entre los que se incluyeron su colección de relojes finos y obras de arte.

En sus declaraciones patrimoniales de 2014 y 2015, Lozoya reportó la apertura de una cuenta en Morgan Stanley en Suiza –que no era la de Tochos- con un saldo máximo de 30 mil dólares, la cual canceló en 2015. Además informó poseer acciones en las empresas JFH Holding (que luego cambió al nombre de Lucrum Finanz) en Luxemburgo; Elmo y All-Me Hamburg en Alemania y Royal Exchange Teg Capital Limited en el Reino Unido.

Pero Lozoya nunca reportó como parte de su patrimonio las cuentas que Tochos poseía en UBS y en Morgan Stanley.

Lozoya no sólo ocultó las dos cuentas de Tochos; también omitió diversos inmuebles que había ocupado. En agosto de 2013, en un trámite realizado ante el banco Morgan Stanley, el entonces director de Pemex dijo tener su domicilio en un edificio de tres pisos recién construido en la calle Monte Furriar, en Jardines de la Montaña, con vista al bosque de Tlalpan. El inmueble tiene 500 metros cuadrados construidos y está valuado en 23 millones de pesos.

En la investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) realizó sobre el patrimonio del exdirector de Pemex, obtuvo distintos reportes bancarios y encontró más domicilios atribuidos a Lozoya que tampoco fueron reportados en su declaración de bienes. En una cuenta de UBS aparecía su dirección en Auenstrasse 20, de Munich, que corresponde a un edificio de lujosos departamentos ubicado casi a la orilla del río Istar que atraviesa la ciudad alemana; en otros reportes del mismo banco aparecen como domicilios de Lozoya el número 270 de la calle Riverside y el 525 de West End Avenue, ambos en Nueva York.

También las cuentas de UBS refieren que Lozoya tuvo tres domicilios en Ginebra, Suiza, uno de ellos en la villa residencial de Vésenaz, donde abundan las fincas campestres de lujo a la orilla del lago Leman.

Primera alerta de corrupción en Suiza desde 2013

En mayo de 2013, el banco UBS había realizado una investigación en torno a Lozoya y desde entonces emitió una alerta acerca de que al menos en una de las cuentas que había abierto en Suiza utilizó a su hermana Gilda como prestanombres o testaferro y que los recursos que recibía eran posibles sobornos.

En un intercambio de correos electrónicos entre ejecutivos de UBS, se advertía de las operaciones financieras sospechosas.

“He visto la solicitud para el Sr. Emilio Lozoya Austin, el nuevo director general de Pemex. No me siento cómodo aún para aprobar esta cuenta, ya que existen muchas preguntas que permanecen abiertas o siguen sin atenderse. Por favor recuerda el motivo para negar las dos solicitudes el año pasado, él abrió dos cuentas con un testaferro, su hermana, una estudiante”, dice un correo enviado el 8 de mayo de 2013 por el ejecutivo Dominik Mildenberger a su colega Laurent Aebischer.

En otro correo, del 27 de junio de 2013, Mildenberger hace una cronología del historial de Lozoya como cliente de UBS, y refiere que en 2010 abrió la cuenta de Tochos Holding, en la que él mismo era el beneficiario final, aunque posteriormente “por motivos no previstos y documentados” puso como titular a su hermana Gilda. Ese cambio prendió alertas en el banco.

“La señorita Lozoya aún es estudiante en la universidad y el KYC (un procedimiento anti-lavado de los bancos) nos informó que ella era consultora para empresas extranjera en México en cuanto a la intermediación de contratos en construcción de carreteras, con un ingreso de 500 mil dólares por contrato, los cuales eran divididos entre múltiples contrapartes”, dice el mensaje de Mildenberger, quien se desempeñaba como oficial de cumplimiento de UBS para latinoamérica.

“Desde un inicio estaba claro que en esta cuenta teníamos un testaferro”, concluyó el ejecutivo de USB; “una estudiante no puede estar participando en dichos contratos”.

Además –alertó Mildenberger- hay indicios de posibles pagos de sobornos en las operaciones bancarias que involucraban a Lozoya.

“El cliente (Lozoya) contaba con una cuenta privada y la cuenta de Tochos. Ambas cuentas se encuentran en proceso de investigación en el área de cumplimiento de Ginebra para saber si nosotros tenemos asuntos con posibles pagos de sobornos”, concluye el escrito del ejecutivo.

La recomendación de UBS fue no aceptar ninguna relación con Lozoya y romper tratos con él. Fue entonces que el 3 de septiembre de 2013 se cerró la cuenta de Tochos en UBS y el saldo fue transferido a una nueva cuenta en el banco Morgan Stanley, sucursal Zurich.

A la par, se hicieron una serie de cambios de los despachos que representaban a Tochos en el manejo de sus recursos. Por un lado, TMF Services renunció como su representante bancario y en su lugar se nombró a Molson Management Services, ubicada en Belice. Por otro lado, Southfield Management, una empresa mencionada en los Panamá Papers y que estaba afincada en las Islas Vírgenes, cedió a Anchor Trustees de Nueva Zelanda su posición como fiduciario de un fideicomiso de Tochos, llamado Magnolia, del que los documentos consultados por MCCI no mencionan los nombres de los beneficiarios.

Lozoya va de compras: joyas y arte

Emilio Lozoya es coleccionista de arte y aprecia la joyería cara. Cuando en diciembre de 2012 se incorporó como director de Pemex, declaró en su patrimonio obras de arte valuadas en 1 millón 250 mil dólares y cinco relojes de lujo con valor superior a los 200 mil dólares.

Entre sus obras artísticas tiene un cuadro de Picasso, que recibió por herencia, y que valora en medio millón de dólares y un Dalí de 50 mil dólares que compró en 2005. Posee, además, cuatro relojes Patek Phillipe, incluido uno modelo Complications, uno de los más caros de la marca suiza. Su colección la completa con un reloj del diseñador Franck Muller.

Lozoya valoró sus relojes en 200 mil dólares, pero en el mercado se cotizan más alto. Tan sólo el modelo Complications se ofrece en sitios especializados en el equivalente a 4 millones de pesos (unos 170 mil dólares).

Esta pasión por el arte y por las joyas explica algunas de las operaciones realizadas a inicios de 2016 desde la cuenta bancaria en Suiza en el banco Morgan Stanley, que estaba a nombre de Tochos Holding. Esas transacciones fueron reveladas en la filtración de documentos conocida como FinCEN Files.

Lozoya fue cesado de la dirección de Pemex el 8 de febrero de 2016, y casi de inmediato se fue de compras a galerías de arte y joyerías. El 23 de febrero desembolsó 110 mil dólares (unos 2 millones de pesos al tipo de cambio de entonces) por una escultura de Rafael Barrios, nacido en Louisiana de padres venezolanos, y considerado uno de los artistas plásticos latinos más cotizados.

La pieza se titula Nimbus, un conjunto geométrico elaborado en acero pintado con colores brillantes que da la sensación óptica de levitación de cada elemento sobrepuesto. La escultura fue vendida en la Galería RGR, ubicada en San Miguel Chapultepec, en la Ciudad de México.

Aquel mismo día, de la cuenta de Tochos fueron transferidos 24 mil 480 dólares a Gladstone Gallery Inc., especializada en arte contemporáneo, con salas de exhibición y venta en Bruselas, Bélgica, y en Nueva York. La información consultada por MCCI no precisa la pieza artística que fue adquirida.

El 2 de marzo de 2016 hubo una nueva transferencia, ahora por 47 mil 682 dólares (unos 850 mil pesos) a favor de la empresa de joyería Taller Talavera Inc., ubicada en el número 145 de Avenue of the Americas, en el SoHo, el barrio de Nueva York famoso por sus boutiques de diseñador, galerías de arte y tiendas de lujo.

Taller Talavera es propiedad de Aurora López Mejía, una diseñadora mexicana que hace décadas emigró de su natal Guadalajara a Estados Unidos; vivió primero en Los Ángeles donde llegó a diseñar piezas para Liz Taylor, y donde conoció a Michèle Lamy, una destacada figura de la moda francesa, quien es una de sus clientas en su estudio del SoHo, el cual instaló en 2004, de acuerdo con los documentos consultados por MCCI en el registro mercantil de Nueva York.

Su especialidad es la creación de talismanes personalizados de oro macizo y piedras preciosas, que diseña en colaboración con sus clientes, para que cada pieza tome forma en detalles memorables.

La diseñadora informó que, efectivamente, había facturado una venta a nombre de Lozoya, pero no en marzo de 2016 sino el 17 de febrero del mismo año; el pedido de un diseño exclusivo de pulsera, anillo y un par de aretes lo había realizado la esposa del ex director de Pemex.

Lozoya y Cristiano Ronaldo compartían domicilio

Tochos Holding Limited, la empresa de Lozoya a través de la cual se triangularon los sobornos de Odebrecht, tenía su domicilio legal en Vanterpool Plaza, en Tortola, la mayor de las Islas Vírgenes Británicas, en un edificio en el que también estaba la sede de una firma ligada al futbolista Cristiano Ronaldo.

Vanterpool Plaza es un pequeño edificio de dos pisos, ubicado a unos pasos del club de yates de la isla; en la parte baja hubo hasta hace poco una farmacia y en la parte superior, están las oficinas del despacho de abogados Icaza, González Ruiz & Alemán que era una agencia que representaba a Tochos.

Ese despacho y ese mismo domicilio ha sido la sede de miles de empresas “de papel” o “de gaveta”, llamadas así porque sólo existen en actas y carecen de instalaciones y empleados. Entre las compañías que compartieron dirección con Tochos estuvieron Tollin Associates y Koper Services, vinculadas al futbolista Cristiano Ronaldo y al entrenador portugués José Mourinho.

El diario alemán Der Spiegel publicó en diciembre de 2016 que Cristiano Ronaldo había canalizado 63 millones de libras esterlinas entre 2009 y 2014 a través de Tollin Associates y Mourinho había transferido sus derechos de imagen a Koper.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

6 preguntas para entender cómo Trump y los republicanos rebeldes quieren revertir en el Congreso la victoria de Biden

Te presentamos algunas claves sobre esta decisiva jornada y por qué es casi imposible que las objeciones de algunos republicanos salgan adelante.
6 de enero, 2021
Comparte

Dos meses después de las elecciones, el proceso para confirmar la victoria de Joe Biden en las presidenciales de Estados Unidos llega a su momento culminante.

O al menos eso dicen la tradición y la historia, pero si algo nos ha demostrado este ciclo electoral es que nada está escrito sobre piedra.

El evento, que suele ser una mera ceremonia, ha generado gran expectación este año, no solo por la negativa del presidente Donald Trump a aceptar su derrota, sino por la determinación de algunos legisladores republicanos a bloquear el proceso.

Sin embargo, sus posibilidades son prácticamente nulas, ya que los demócratas controlan la Cámara de Representantes.

Donald Trump en un mitin en Georgia el 4 de enero de 2021

EPA
“No se van a llevar esta Casa Blanca. Vamos a luchar hasta el final”, dijo un desafiante Trump durante un acto de campaña en Georgia el pasado lunes.

En BBC Mundo te presentamos algunas claves sobre esta decisiva jornada y por qué es casi imposible que las objeciones de algunos republicanos salgan adelante.

1. ¿Qué pasa este miércoles 6 de enero?

De acuerdo con la ley electoral de Estados Unidos, los estados tienen que enviar los resultados del voto del Colegio Electoral al Congreso para que sean contados y certificados.

El proceso suele ser una formalidad: la ley dictamina que el Congreso tiene que tratar los resultados ya certificados por los estados como “concluyentes”.

Mapa electoral de Estados Unidos

Getty Images
El Colegio Electoral se reúne cada cuatro años, unas semanas después del día de las elecciones, para emitir su voto.

Todos los estados certificaron los resultados antes de la fecha límite, el 8 de diciembre, y el Colegio Electoral confirmó la victoria de Joe Biden el 14 de ese mes.

Hay que recordar que el Colegio Electoral está formado por 538 electores cuya función es elegir al presidente y vicepresidente según el voto popular en sus respectivos estados.

Un candidato necesita ganar una mayoría de los votos electorales -270 o más- para llegar a la presidencia.

Biden derrotó a Trump por 306-232. Al Congreso le corrresponde ahora certificar el resultado del Colegio Electoral.

Mujer de espaldas votando

Getty Images
El proceso electoral de Estados Unidos tiene una serie de etapas que se desarrollan entre principios de noviembre y finales de enero.

El vicepresidente Mike Pence presidirá la sesión y será quien declare el ganador.

¿Eso es todo? Este año, no.

2. ¿Se puede detener la certificación en este punto?

La ley de Recuento Electoral les permite a los legisladores objetar los resultados electorales de uno o varios estados.

Para que una objeción sea escuchada, debatida y votada tiene que contar al menos con el respaldo de un miembro de la Cámara y un miembro del Senado.

En ese caso, las dos cámaras se separan y tienen dos horas para debatir el tema antes de votar si aceptan o no la objeción. Y así sucesivamente con cada una de las objeciones.

Para que los votos electorales de un estado sean rechazados, la objeción tiene que ser aprobada por una mayoría en ambas cámaras, algo prácticamente imposible teniendo en cuenta que los demócratas controlan la de Representantes.

Al Gore y George Bush

Reuters
En enero de 2001, el entonces vicepresidente Al Gore (izqda.) fue el encargado de certificar la victoria de George Bush, que le derrotó en las elecciones.

Hay que destacar que los desafíos a los resultados, sobre todo en la Cámara, son algo común y hay numerosos precedentes: el más reciente ocurrió en las elecciones de 2016, cuando varios congresistas demócratas presentaron sus objeciones a la victoria de Trump.

Curiosamente, en esa ocasión fue el entonces vicepresidente Joe Biden quien les dijo a sus compañeros de filas que no obstaculizaran la certificación.

3. ¿Cuáles son los desafíos concretos?

Se sabe que más de 100 republicanos de la Cámara de Representantes van a presentar objeciones.

Son en su mayoría miembros del llamado caucus de la Libertad liderados por Mo Brooks, un congresista por Alabama que es uno de los mayores aliados de Trump en la Cámara.

La gran pregunta era si conseguirían el apoyo de algún senador para al menos forzar el debate.

El primero que apareció fue Josh Hawley, senador republicano por Misuri que objetará la certificación de los votos “por dudas sobre la integridad de la elección”, a pesar de que no hay evidencia de fraude.

Josh Hawley

Reuters
Josh Hawley fue el primer senador republicano en decir que objetará los resultados electorales.

Y 13 senadores liderados por Ted Cruz han pedido que la certificación se retrase 10 días para dar tiempo a hacer una auditoría sobre las acusaciones de fraude.

En concreto, los objetores cuestionan los resultados de estos seis estados péndulo: Arizona, Georgia, Michigan, Pensilvania, Wisconsin y Nevada, aunque finalmente puede que solo impugnen los de Arizona, Georgia y Pensilvania.

Alegan que hubo deficiencias en la aplicación de las leyes electorales en esos estados, pero todas las demandas presentadas ante tribunales estatales y federales han sido desestimadas.

Además, investigaciones del Departamento de Justicia y el FBI no han hallado rastros de fraude y los diversos recuentos de votos realizados en algunos estados han confirmado los resultados iniciales.

Ted Cruz

Reuters
El senador por Texas Ted Cruz se ha convertido en uno de los principales aliados de Trump en su intento de disputar el resultado electoral.

Varios republicanos han expresado su oposición al bloqueo, entre ellos el líder del Senado, Mitch McConnell, y su número 2, John Thune, así como otros destacados senadores, lo que hace pensar que las objeciones no saldrán adelante.

Es por esto que analistas e incluso algunos legisladores republicanos, como el senador Ben Sasse, leen estas iniciativas como una estrategia de sus impulsores para ganarse el respaldo del electorado fiel a Trump.

Hawley y Cruz se ven como potenciales candidatos para las elecciones de 2024 y sus respectivas tácticas se pueden interpretar como una carrera por demostrar quién es más leal al presidente saliente.

4. ¿Qué papel juega Mike Pence?

Esta pelea ha suscitado también preguntas sobre el papel que jugará el vicepresidente Mike Pence, a quien le corresponde oficiar la sesión conjunta del Congreso.

Mike Pence

Getty Images/Pool
El vicepresidente Mike Pence presidió la ceremonia de juramentación de los nuevos senadores en la antigua cámara del Senado en Capitol Hill el domingo 3 de enero.

El foco sobre Pence lo ha puesto sobre todo el propio Trump, que este martes tuiteó: “El vicepresidente tiene el poder de rechazar electores elegidos de forma fraudulenta”.

Con sus palabras, el presidente daba credibilidad a una teoría errónea que sugiere que Pence puede dar la vuelta a los resultados de las elecciones durante el recuento de los votos.

Sin embargo, el papel de Pence este miércoles es meramente administrativo.

Los creadores de este proceso eran muy conscientes de que el vicepresidente tendría un gran interés personal en designar un ganador, por eso su función es más simbólica que activa.

Pence debe abrir los sobres de cada estado y decir en voz alta cuántos electores recibe cada candidato.

Nancy Pelosi

Reuters
Con la Cámara de Representantes en manos de los demócratas es muy improbable que alguna objeción salga adelante.

Los intentos para que Pence tenga una función más decisiva no vienen solo de Trump.

El congresista republicano por Texas Louis Gohmert presentó una demanda en un tribunal federal para ignorar la ley de Recuento Electoral y hacer que Pence tuviera la capacidad legal de elegir el conjunto de electores que quisiera.

Un juez federal de Texas, designado por Trump, desestimó la demanda de inmediato.

En cualquier caso, Pence queda en una incómoda posición después de haberse distinguido durante los últimos cuatro años por su inexorable fidelidad a Trump.

Mike Pence y Donald Trump

Reuters
Trump dijo el lunes ante sus incondicionales seguidores que si Pence “no cumple” ya no le caerá tan bien.

Su modo de actuar este miércoles puede determinar su relación futura con el hombre al que ha servido lealmente, incluso en momentos que le podían perjudicar políticamente.

5. ¿Qué dicen los demócratas?

El Partido Demócrata se ha mantenido alejado de la polémica y se ha dedicado a insistir en que Joe Biden y Kamala Harris asumirán el poder el 20 de enero.

La senadora demócrata por Minesota Amy Klobuchar será la encargada de liderar la respuesta a las objeciones republicanas este miércoles, una labor para la que dijo sentirse respaldada por un grupo bipartidario al que calificó de “combatientes contra el golpe”.

Joe Biden en un mitin en Georgia el 4 de enero de 2021

EPA
Joe Biden también ganó el voto popular por más de siete millones de papeletas de diferencia.

“El Congreso certificará los resultados de la elección como hace cada cuatro años”, señaló por su parte la portavoz de Biden, Jen Psaki.

6. Qué pasa después, ¿hay alguna posibilidad de revertir la victoria de Biden?

En principio, la certificación del Congreso es el último paso en el camino hacia la Casa Blanca, donde Biden se instalará el 20 de enero.

No se puede anticipar cuál será la reacción y estrategia de Trump y sus aliados pasados los sucesos de este 6 de enero.

Como señala el periodista de la BBC Anthony Zurcher, especializado en política estadounidense, es posible que Trump nunca deje de cuestionar la validez de las elecciones presidenciales de 2020, pero el recuento de los votos en el Congreso es el último obstáculo entre Biden y su investidura.

“Es un obstáculo que, con la ayuda de los demócratas y de algunos republicanos, Biden sorteará sin problema”, sostiene Zurcher.

“Es también la última ocasión para que los partidarios del presidente en el Congreso demuestren lealtad a su hombre mientras sigue en el cargo. En ese sentido, los eventos del día (y la noche y quizá la mañana siguiente) pueden arrojar luz sobre la extensión del apoyo que todavía tiene el presidente”, añade.

Vista nocturna del Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos

EPA
Queda por ver el impacto que este largo y litigado proceso electoral tendrá en la democracia estadounidense.

En cuanto a las secuelas que este largo proceso de litigios y acusaciones de fraude puede tener en el sistema democrático del país, la profesora de Derecho en la Escuela de Leyes Loyola (Los Ángeles) Jessica Levinson ve varias señales de alarma.

“Me faltan las palabras para describir lo subversivo que es esto para nuestro sistema de gobierno“, le dice Levinson a BBC Mundo.

“Me horroriza la idea de que la gente que supuestamente nos tiene que representar esté cayendo en falsedades, teorías de la conspiración, etc, aparentemente porque creen que es políticamente popular.

“No me preocupa tanto que Biden no vaya a ser confirmado, sino lo que nos pase a largo plazo. Al menos 40 millones de votantes se creen mentiras, falsedades, teorías de la conspiración. Tenemos que confrontar el problema de que las personas vivimos en universos informativos paralelos“, opina.

“Tenemos que dar un paso atrás y recuperar la democracia”.

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qH_FSdsBEf0&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.