México: tres diferentes titulares de medio ambiente en menos de dos años
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Presidencia de México

México: tres diferentes titulares de medio ambiente en menos de dos años

Los constantes cambios en Semarnat son una muestra más de que el tema ambiental no es prioridad en el actual gobierno de México señalan especialistas que trabajan en la defensa de los derechos ambientales,
Presidencia de México
Por Thelma Gómez Durán / Mongabay Latam
5 de septiembre, 2020
Comparte

En menos de dos años, el sector ambiental en México no solo ha enfrentado los mayores recortes a su presupuesto, también ha visto cómo llegan y se van los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Es la secretaría de Estado que más cambios ha tenido durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador: desde diciembre de 2018, tres diferentes personas han estado al frente de la dependencia.

El 31 de agosto, el biólogo y doctor en ciencias Víctor Toledo Manzur presentó su renuncia como titular de la Semarnat, cargo al que llegó en mayo de 2019, cuando sustituyó a Josefa González Blanco, quien solo duró poco menos de seis meses como secretaria de Medio Ambiente.

Este 2 de septiembre, en un mensaje difundido a través de un video, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la nueva titular de la Semarnat será la ingeniera agrónoma María Luisa Albores, quien estaba al frente de la Secretaría de Bienestar y de Sembrando Vida, uno de los programas sociales más importantes del gobierno de López Obrador.

Una salida anunciada

El presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que Víctor Toledo Manzur dejaba el servicio público por motivos de salud. En el mismo video, en donde se hizo oficial su salida de la Semarnat, Víctor Toledo Manzur recalcó que la decisión de dejar la secretaría está “exenta de toda implicación política”. Sin embargo, su renuncia a la dependencia se presenta después de que, el 5 de agosto pasado, se filtró a la prensa un audio en el que se le escucha decir que la 4T —término que se refiere a la cuarta trasformación, como López Obrador define a su gobierno— “está llena de contradicciones”.

Lee: Cambio en el gabinete: sale Víctor Toledo de Semarnat, lo sustituirá María Luisa Albores

En el audio, Toledo Manzur muestra sus diferencias con varios miembros del gabinete, entre ellos secretarios de Estado, a quienes señala de favorecer los agronegocios y la minería, además de estar en contra de la agroecología y la transición energética.

“Estamos haciendo un esfuerzo desde Semarnat —se oye decir a Toledo Manzur en el audio—, pero no estamos en un gobierno totalmente del lado nuestro, adentro hay contradicciones muy fuertes y yo, la verdad, es que (lo) veo muy difícil. No debemos idealizar la 4T… es un gobierno de contradicciones brutal y toda nuestra visión… no está para nada en el resto del gabinete y me temo que tampoco está en la cabeza del Presidente”.

En el video con el que se hizo oficial su salida de Semarnat, Toledo Manzur menciona que regresará a sus actividades como investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Y aprovechó el momento para anunciar que en los próximos días se publicará un decreto sobre la prohibición del maíz transgénico y, en forma gradual, del glifosato. El hoy ex secretario buscó prohibir el uso de este herbicida en México; incluso, en noviembre de 2019 se detuvieron las importaciones del producto; eso lo enfrentó con otros miembros del gabinete y con el sector agroindustrial.

El jueves 3 de septiembre, el diario La Jornada publicó que una semana antes del cambio de titular en la Semarnat, Toledo Manzur comunicó a su equipo que desconocidos entraron a su casa de Morelia, Michoacán, y vaciaron glifosato en la azotea. En una entrevista con Aristegui Noticias, la ecóloga Patria Moguel —esposa de Toledo— precisó que sí encontraron polvo en uno de los techos.

Entérate: Gobierno de AMLO ‘está lleno de luchas de poder’, dice titular de Semarnat

Gustavo Sánchez Valle, presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red Mocaf), resalta que la renuncia de Toledo Manzur fortalece la posición de la agroindustria que busca seguir con la inercia de seguir usando un paquete tecnológico que no necesariamente es bondadoso con el medio ambiente.

Llegar a una secretaría con recursos mínimos

La nueva secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores, es originaria de Ocosingo, Chiapas. Tiene una maestría en pedagogía del sujeto y práctica educativa por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CESDR). Durante más de 10 años formó parte de la Unión de Cooperativas Tosepan, organización que lleva varios años luchando en contra de la instalación de hidroeléctricas y minas en la Sierra Norte de Puebla.

María Luisa Albores llega a encabezar a un sector ambiental que, desde el sexenio pasado, sufre de una continua disminución de su presupuesto; recortes que se han agravado durante la llamada cuarta transformación.

En 2019, el primer año de gobierno de López Obrador, al sector ambiental se le destinaron poco más de 31 mil millones de pesos (alrededor de 1400 millones de dólares); cantidad que representó seis mil millones (275 millones de dólares) menos respecto a 2018.

En 2020, pese a que el entonces secretario señaló —en octubre de 2019— que era necesario declarar una “emergencia ambiental” en el país, se redujo aún más el presupuesto para el sector: se aprobaron 29 mil millones (mil 330 millones de dólares), lo cual equivale casi a la misma cantidad que el gobierno federal destinó a Sembrando Vida, programa social que consiste en otorgar un apoyo económico mensual a quienes realicen plantaciones de árboles frutales y maderables.

El olvido de la agenda climática

El mismo día que María Luisa Albores llegó a la Semarnat, quince jóvenes originarios de Baja California —en colaboración con abogados de la organización Defensa Ambiental del Noroeste— presentaron una demanda de amparo contra el gobierno de México para exigir que se cumpla la Ley General de Cambio Climático y se realicen acciones concretas para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Hasta fines de agosto, la Semarnat no había dado a conocer la actualización de los NDC (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional), que son los compromisos del país para cumplir con el Acuerdo de París, el cual busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Adrián Fernández Bremauntz, doctor en ciencias y director ejecutivo de la organización Iniciativa Climática de México, coincide con otros especialistas en que la agenda ambiental no es una prioridad para el gobierno de López Obrador, “mucho menos la agenda climática; son agendas que desconoce. Los temas ambientales y climáticos demandan conocimiento y entendimiento. Cuando no se tiene ese conocimiento, se mira a estos temas como asuntos innecesarios, como gastos y no como inversiones”.

Lee el análisis completo en Mongabay Latam.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas 'egoistas': ¿qué son y por qué no se recomienda su uso para evitar el contagio de la covid-19?

En algunas partes del mundo las mascarillas que tienen una válvula de exhalación han sido prohibidas. Te contamos por qué expertos dicen que no son efectivas en el contexto de una pandemia.
3 de septiembre, 2020
Comparte
Mascarilla con válvula

Getty Images

Una de las discusiones que más tiempo tomó zanjar en los inicios de la pandemia giró en torno a la utilidad de las mascarillas como medida para evitar el contagio del SARS-CoV-2.

Sin embargo, ahora que Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los gobiernos alienten al público en general a usarlas donde haya “una transmisión generalizada y sea difícil el distanciamiento físico” y como parte de una serie de medidas para la prevención, que incluyen el lavado de manos y la distancia social, el debate parece haberse trasladado a la efectividad de un modelo de mascarilla en particular: la que tiene válvula.

¿Sirven o no sirven estas mascarillas faciales para frenar el avance de la pandemia? ¿Nos protegen más que las que no tienen? ¿Y por qué han generado polémica?

Respuesta contundente

Son varias las mascarillas en el mercado que vienen con una válvula en el centro o en un costado (los modelos N95, FPP2 y FPP3 cuentan con ella).

Pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada una, ningún cubrebocas con válvula es efectivo en el contexto de una pandemia, advierten los expertos.

Esto se debe a que esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala.

Es decir, si la persona que la usa está infectada, puede expulsar gotículas con el virus al exhalar, y poner en riesgo al resto de las personas.

Familia con mascarillas

Getty Images
Las mascarillas más simples son las que se recomiendan en el contexto comunitario.

Tal es así, que en junio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia en España, Fernando Simón, tildó estos tipos de mascarillas como “egoístas”, precisamente por proteger solo a quien la lleva.

“El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse”, explicó.

“Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco”, añadió.

En opinión de Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, si bien el uso general de la mascarilla tiene el doble propósito de proteger a ambas partes, “la razón por la que se promueve es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás”.

Y, desde este punto de vista, no tiene ningún sentido que se utilicen mascarillas con válvula en el contexto comunitario.

“En realidad, solo los respiradores, que se ajustan bien a la cara, tienen válvulas, y estos están reservados para los profesionales de la salud. El público ha tenido acceso a ellos, pero la recomendación para la gente es que utilice las mascarillas faciales quirúrgicas básicas, y no este tipo de mascarillas que no brindan ningún beneficio añadido para ellos”, enfatiza Killingley.

No recomendables, excepto algunos casos

Dado que la protección funciona en un solo sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que meses atrás se adelantó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en recomendar el uso de mascarillas, también advirtió en contra de su uso.

Asimismo, autoridades de distintas regiones en España, donde el uso de mascarillas es obligatorio hasta en la calle, han prohibido esta clase de respiradores en algunas circunstancias.

Y en muchos lugares del mundo —incluidas algunas aerolíneas— tampoco se permite el ingreso a espacios cerrados con ellas.

Mascarilla con válvula

Getty Images
Las mascarillas con válvula están destinadas a los trabajadores sanitarios.

¿Para que se hacen mascarillas con válvula entonces?

“La idea de incluir una válvula que se cierra cuando se inspira y se abre cuando se exhala es que sean más cómodas para el trabajador sanitario que las usa”, explica Killingley.

“Esas mascarillas son más cómodas de usar, porque permite una mejor circulación de aire“.

Al permitir la salida de aire, la válvula ayuda a regular la temperatura y evitar que la tela se humedezca.

Por eso resultan útiles si uno está por ejemplo en una obra en construcción, un taller, o en cualquier lugar donde se genere polvo, para evitar respirar estas partículas.

La otra excepción es, como mencionamos antes, el caso de los trabajadores sanitarios, que pueden estar en contacto con personas infectadas, y donde el objetivo es que ellos no se contagien.

Aún así, los CDC dejan claro que el personal hospitalario no puede usarlas en ambientes que deban permanecer estériles (como durante la realización de un procedimiento invasivo o en una sala de operaciones), ya que la válvula “permite que el aire exhalado no filtrado entre en el ambiente estéril.

Y para otros procedimientos, cuando los trabajadores de la salud utilizan este tipo de mascarillas con válvulas, lo suelen hacer acompañados de una careta protectora.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

https://www.youtube.com/watch?v=zERDdsdMRRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.