Detienen a la activista Kenia Hernández por segunda vez en cuatro meses
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Detienen a Kenia Hernández por segunda vez en cuatro meses; organizaciones denuncian “montaje” contra la activista

La FGE de Edomex la acusa de robar en una camioneta. La activista se encuentra en el penal de Almoloya desde su arresto, a manos de agentes de la Guardia Nacional.
Cuartoscuro
Comparte

La activista social Kenia Inés Hernández Montalván fue detenida el domingo en la caseta de peaje de Amozoc, Puebla, y conducida al Centro de Reinserción Social de Almoloya, Edomex. Se trata de su segundo arresto en los últimos cuatro meses. Su abogado, Antonio Lara, presidente del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero AC, denunció que se trata de “un montaje”. “Pretenden acusar a Kenia de que se subió a un camión a robar a los pasajeros. Está fuera de toda noción de la realidad. Hace cuatro meses la acusaron de que el robo con violencia lo hace en un auto privado. Ahora que subió a robar a un autobús”, dijo.

Está previsto que la primera audiencia del caso se celebre este martes a las 8:30 horas en la cárcel de Almoloya. Lara aseguró que la detención se produjo con violencia y que los agentes que procedieron al arresto vestían uniformes azules sin distintivo, aunque se identificaron como integrantes de la Guardia Nacional. Reivindicó la inocencia de su defendida y consideró que se trata de una estrategia puesta en marcha por las autoridades del Edomex para castigarla por su activismo social. 

La orden de aprehensión fue solicitada por la Fiscalía del Estado de México y aceptada por el Juez de Control del Distrito Judicial de Toluca con residencia en Almoloya. 

Recluida en la prisión, Hernández recibió la visita de oficiales de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Comisión Estatal de los Derechos Humanos del Edomex (CEDH) y el Mecanismo de protección para Personas Defensoras y Periodistas, del que la activista es parte ya que tuvo que ser extraída de Guerrero a causa de las amenazas de muerte que recibió.

Lee: ¿Quién era Óscar Eyraud, activista Kumiai que defendía el agua en BC y fue asesinado?

El arresto se produjo cuando Hernández y otros ocho compañeros regresaban de participar en una actividad en Puebla. 

“Antes de llegar a la caseta de Amozoc había un retén, lo habían puesto para nosotros. Dijeron que iban a revisar la Urban pero no mostraban ninguna orden. Así que los policías empezaron a forcejear con los compañeros y a golpearlos. Una compañera fue arrastrada y sometida hasta la patrulla”, explica Flor Hernández, integrante del colectivo Zapata Vive y una de las activistas que acompañaba a Kenia Hernández en el momento del arresto.

Explica Hernández que pasaron varios minutos hasta que los policías dijeron que venían a arrestar a su compañera. Sin embargo, según denuncia, no mostraron orden de aprehensión alguna. “Creemos que en ese momento no la tenía, que primero la arrestaron y luego buscaron la orden”, dice el abogado Antonio Lara.

Según el relato de la testigo, en un primer momento, las dos únicas policías mujeres tuvieron dudas en entrar para bajar a la fuerza a los activistas. De hecho, Hernández recuerda que fueron insultadas por el hombre que parecía el mando, un oficial que vestía de civil. Finalmente, fueron varios hombres los que bajaron a Hernández a la fuerza. Como ella se resistía a entrar en el furgón policial la golpeaban en las costillas hasta que lograron meterla en la camioneta. 

“Soltaron a los compañeros y nos dijeron que nos marchásemos, que no iba con nosotros”, dice Hernández.

Finalmente, Kenia Hernández fue arrestada y conducida al penal de Almoloya. Ahí lleva encerrada desde el domingo por la noche. En la audiencia de hoy el juez deberá decidir si continúa el proceso en su contra y si la acusada puede seguir el caso en libertad. 

Por el momento no hay más información sobre la acusación que la que dispone el abogado. Animal Político consultó con la FGE del Edomex, que indicó que “si el Poder Judicial otorgó la orden de aprehensión es porque encontró que hay los suficientes elementos para que fuera presentada ante un juez”. 

Los colectivos que acompañan a Hernández, por el contrario, creen que es un episodio más de la criminalización en su contra. “Creo que el gobierno del estado de México y las principales concesionarias de los peajes ven en Kenia una mujer defensora, activista, bastante incómoda”, dice Antonio Lara, de Zeferino Ladrillero. En su opinión, el protagonismo de la mujer en protestas en las que se libera el paso en los peajes es lo que provoca las detenciones. “Han satanizado y estigmatizado un ejercicio de protesta”, aseguró.

Lee: Atacan a Regina Zoé, mujer trans y activista en Colima; su estado de salud es delicado

Kenia Hernández es oficial de las Policías Comunitarias de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias en el Estado de Guerrero, partícipe del Movimiento por la Libertad de los Presos Políticos y en el Encuentro Internacional de Defensores y Víctimas de Violaciones Graves a Derechos Humanos y miembro de la Dirección Política Nacional de Encuentro Nacional por la Unidad del Pueblo Mexicano y dirigente del Colectivo Libertario Zapata Vive.

Su anterior arresto tuvo lugar el pasado 6 de junio, cuando policías estatales y ministeriales la detuvieron junto a tres menores de edad en la caseta “Hortaliza-Valle de Bravo” en el Edomex. De allí fue trasladada al penal de Chiconautla, Ecatepec, Estado de México, donde permaneció privada de libertad hasta el jueves 11 de junio, cuando la jueza Susana Álvarez Marín del Juzgado Penal de Primera Instancia de Ecatepec, le concedió seguir con su proceso penal en libertad para determinar su situación jurídica. La acusación era de haber robado 500 pesos en un vehículo particular.

Ahora vuelven a acusarle de robar, aunque en este caso en una camioneta. “Se trata de la misma metodología, acusar de robo con violencia. Pero liberar el peaje no es un delito en este país”, dijo Antonio Lara.

Su abogado explicó que el objetivo principal es que las autoridades liberen a Kenia Hernández y, si hubiese proceso en su contra, que pueda llevarlo en libertad. No obstante, no descartó interponer denuncias contra los agentes que practicaron la detención, tanto por presuntas irregularidades durante el arresto como por la violencia empleada para detener a la activista.

Hoy martes a las 17.00 horas está previsto un mitin ante la secretaría de Gobernación en la que diversos colectivos exigirán la libertad de Kenia Hernández. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Afganistán: los primeros cambios para las mujeres en Kabul tras el control talibán

La toma del control de la capital afgana por parte del Talibán causa desconfianza en la población, particularmente en las mujeres, que temen perder los derechos ganados en los últimos 20 años
17 de agosto, 2021
Comparte
Mujeres caminan en Kabul el 15 de agosto.

Getty Images
Mujeres caminan en Kabul el 15 de agosto.

La llegada del Talibán a Kabul, la capital de Afganistán, despertó el miedo en los ciudadanos, principalmente en las mujeres.

Con el retorno del Talibán al poder 20 años después, las mujeres en Afganistán tienen miedo a perder los derechos sociales y económicos que ganaron en las dos últimas décadas.

El Talibán impone una interpretación radical y restrictiva de la ley islámica que restringe notablemente los derechos de las mujeres.

Estos son algunos de los cambios que se observan ya en Kabul contra las mujeres en los primeros días de control talibán.

Sin mujeres en la TV

Los principales canales de televisión de Afganistán siguen transmitiendo tras la llegada del Talibán al poder.

Sin embargo, hay diferencias notables, como el hecho de que ya no hay presentadoras mujeres en la pantalla, según detalla el servicio BBC Monitoring.

También se destaca que hay un gran aumento de comentarios favorables y muy pocas críticas al Talibán en los canales como el estatal National Afghanistan TV y los privados Tolo News, Ariana, Shamshad y 1TV.

Presentador afgano en el canal Shamshad TV.

Shamshad TV
Captura de pantalla de un presentador afgano en el canal Shamshad TV.

La televisión estatal, cuya dirección está en manos del Talibán desde la noche del 15 de agosto, ha estado transmitiendo en gran medida programas religiosos.

Por su parte, la mayor parte de la grilla de Tolo News y 1TV ha estado repitiendo programas emitidos el domingo, posiblemente debido a dificultades en el trabajo.

Sin embargo, Saad Mohseni, propietario de Moby Group, que incluye Tolo TV y Tolo News TV, dijo en un tuit: “Puedo asegurarles que nuestra gente está bien y que hemos continuado con nuestra transmisión ininterrumpida durante esta ‘transición'”.

Moby Group es el mayor generador de programas de entretenimiento, noticias y actualidad de Afganistán.

Asimismo, Shamshad TV, propiedad de un exasistente presidencial, estuvo transmitiendo contenido a favor de los talibanes.

En un programa, el corresponsal del canal mostró a los residentes de Kabul celebrando que el grupo traería seguridad y unidad al país.

Ni vestidos, ni maquillajes

Tras el avance del Talibán en Afganistán, muchos derechos sociales y económicos alcanzados durante los últimos 20 años se acabaron de repente, según le dijeron a la BBC varios ciudadanos afganos.

Mujeres con burka caminan frente a retratos de otras mujeres maquilladas en Kabul, el 7 de agosto de 2021.

Getty Images
En las calles de Kabul, hasta hace unos pocos días se podía ver publicidad con mujeres luciendo maquillaje.

Y las denuncias de recortes de libertades de las mujeres no son la excepción.

“Hay muchas restricciones ahora. Cuando salgo, tengo que llevar la burka (el traje que impide ver completamente el cuerpo de la mujer), como me lo ordenan los talibanes, y un hombre me tiene que acompañar”, aseguró una partera de Ishkamish, un distrito rural con escasos servicios, en la provincia de Takhar, en la frontera noreste de Afganistán con Tayikistán.

En los primeros dos días de la llegada del Talibán a Kabul, las calles de la capital empiezan a mostrar también indicios de esos cambios restrictivos para las mujeres.

Fotos en las redes sociales muestran que vidrieras con imágenes de mujeres sin velo, con maquillaje y con vestidos de fiesta estaban siendo arrancadas o tapadas con pintura.

https://twitter.com/bbclysedoucet/status/1426855750601789449

“No sé cómo será nuestro futuro”

Muchas mujeres en Kabul sienten miedo y desesperanza.

Una joven -que prefirió no identificarse- describió la ciudad como “silenciosa”. El Talibán gobierna la ciudad y todos están en casa, le dijo a la BBC.

“Tenía muchos planes para mi futuro, pero ahora no puedo ir al trabajo ni a la universidad”, agregó.

“No sé cómo será nuestro futuro. Esto me ha hecho perder la esperanza. Estoy buscando una manera de salir de Afganistán porque no hay esperanza para las mujeres”.

Mujer con los ojos pintados y burka.

Getty Images

Por su parte, Aisha Ahmad, que estudia Ciencias de la Computación en la Universidad de Kabul, terminó el domingo golpeada por la multitud que intentaban tomar un vuelo desde el aeropuerto internacional Hamid Karzai de la capital.

“A la multitud la empujó la policía, los niños y las mujeres estaban en el suelo, yo me lastimé las manos, los pies y las rodillas”, contó la joven de 22 años a la agencia de noticias PA.

Después de no poder abordar un vuelo, Ahmad pidió en las redes sociales que algún país le diera asilo para poder terminar su educación, que ya no lo cree posible.

“He perdido la esperanza y creo que no será un camino fácil”, aseguró. “Me siento como si estuviera en un túnel… No puedo ver ninguna luz brillante y no sé qué tan largo es el túnel”, añadió.

https://www.youtube.com/watch?v=eHBHETE7NM4

Mahbouba Seraj, una activista por los derechos de las mujeres y los niños en Kabul le dijo a la BBC que no le servía a nadie si todas las mujeres abandonaban el país y agregó que está dispuesta a dialogar y trabajar con el Talibán.

“Si las mujeres de Afganistán, las que están involucradas y hemos estado trabajando, pudiéramos sentarnos en una mesa y hablar con estas personas, podrían ser inteligentes y conocer los recursos que tienen en las mujeres de Afganistán”, afirmó.

“Porque antes de esto, antes del Talibán, ni el mundo ni nuestra propia república vio realmente la fuerza de la mujer afgana“.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6X6MQcydovo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.