Publicidad oficial en Nuevo León amaga a la prensa crítica: comunicadores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Publicidad oficial en Nuevo León amaga a la prensa crítica, denuncian comunicadores

Comunicadores denuncian haber sido despedidos, suspendidos o removidos de sus fuentes por órdenes de una autoridad, siempre con el amago de la pauta publicitaria o por amistad con los dueños de los medios.
Cuartoscuro
Por Sheccid Torres, Andrea Rivera y Alonso Flores
22 de noviembre, 2020
Comparte

“Hubo quejas de gente cercana a Jaime Rodríguez”, luego de “emitir una opinión personal sobre mi experiencia en la cobertura en su cierre de campaña”. Juan Teniente periodista regiomontano.

En junio de 2015, Teniente fue despedido de la estación Dominio Radio presuntamente a solicitud de Diana Adame, quien en ese entonces se desempañaba como vocera del futuro gobernador independiente de Nuevo León, Jaime Rodríguez.

“La gente de Jaime ha buscado callarme desde la campaña”… no les gustó que dijera “que no iba a ser un buen gobernador y en todo este tiempo lo he dicho y lo he sostenido”.

Juan Teniente después de eso batalló para conseguir un trabajo fijo. Luego de su primer despido, también fue desalojado de un periódico local que apenas comenzaba, y después de otra estación de radio.

Lee: Aumenta 45% las agresiones a periodistas en primer semestre de 2020

“Fue la época en que Jaime decía puras tonterías como lo de las niñas gordas, aquello o lo otro, y pues ahí el problema”.

Para Teniente, aunque la propia Diana Adame lo niega, su línea crítica hacia Jaime Rodríguez provocó su salida de la radio, pero también de otros medios que lo contrataban y donde según comentó el periodista, la propia Adame amagaba a los directivos con quitar la pauta de publicidad en caso de mantenerlo en la nómina.

“Si lo conozco. (Pero) No recuerdo que nos haya acusado de algo, de hecho algunas veces lo veo cubriendo la fuente. Desconozco en qué medio este”, aseguró Diana Adame, a quien se le pidió una entrevista sobre los señalamientos de Juan Teniente, pero por estar “enferma en cama” prefirió enviar su respuesta por escrito.

“Por parte del gobierno del estado nunca hemos pedido despedir a ningún reportero. No sería ético ni justo”, respondió de manera breve Adame.

Se intentó contactar con algún directivo de Dominio Radio para confirmar o negar las declaraciones citadas en este reportaje, pero no hubo respuesta de la empresa.

Teniente no es el único periodista en Nuevo León supuestamente despedido de su medio por órdenes de una autoridad o un político, con el amago de retirar la publicidad o por algún tipo de amistad con los dueños de los medios.

Para este reportaje se habló con al menos cinco periodistas y se supo de primera mano de por lo menos otra docena de casos donde los comunicadores dicen haber sido despedidos en el peor de los escenarios, pero también suspendidos o removidos de sus fuentes por órdenes de una autoridad, siempre con el amago de la pauta publicitaria o por amistad con los dueños de los medios donde se documentaron los casos.

Esto ocurre en todos los niveles del gobierno local, a nivel legislativo y ejecutivo. Y es algo que se ha dado en muchas administraciones. Condicionar la línea editorial o censurar a los periodistas por sus cuestionamientos es una agresión que de acuerdo con la ONU coarta la libertad de expresión no solo del periodista sino de toda la sociedad en su conjunto, pues se limita el derecho de ser informados libremente. Sin ningún tipo de presión.

Tan solo en 2019, la organización Artículo 19 registró diez agresiones contra la prensa en Nuevo León, ejecutadas por autoridades locales. La mayoría por una línea editorial crítica.

En estos casos, los políticos intimidaron y hostigaron a los periodistas, pero también bloquearon sus notas. Sobre todo cuando la información tocaba “temas de corrupción y política”, dijo Pedro Cárdenas, documentador de agresiones a periodistas para Artículo 19.

***

En el caso del gobierno de Nuevo León, cuyo gobernador Jaime Rodríguez se comprometió al inicio de su gobierno a “disminuir en lo mínimo indispensable” el gasto de la publicidad en los medios, su administración etiquetó en la Ley de Egresos Estatal para este 2020 más de 219 millones de pesos en servicios de comunicación y medios, sin que exista un desglose de los medios que han sido destinarios finales de los millonarios recursos desde el 2018 a la fecha.

El tema de la publicidad oficial es algo que el gobernador, conocido como el “Bronco”, ha presumido como un logro, al grado que en 2018 como candidato a la presidencia de México aseguró que en su administración al frente de Nuevo León no se había gastado dinero en este renglón, lo que fue desmentido en su momento por Verificado 2018.

En el portal de transparencia del Gobierno de Nuevo León se reportaron gastos en difusión por radio, televisión y otros medios de mensajes sobre programas y actividades gubernamentales; desde octubre de 2015 hasta diciembre de 2017, los primeros dos años de la administración de Rodríguez Calderón; desde entonces no se ha publicado información desglosada al respecto.

En el año 2017 se descubrió un sobreejercicio en temas de comunicación, además se  detectó que el dinero etiquetado en este rubro en su mayoría se destinaba a las difusoras de radio.

En mayo de 2017, en el foro del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el Bronco aseguró que el estado bajo su mandato se encontraba “muy bien…pero no lo vemos, ¿por qué razón?, porque los periódicos y las televisoras todos los días están jorobe, jorobe y jorobe, y saben cuál es la razón: que no les pagamos, que no les damos dinero”.

Verificado 2018 estableció que “entre septiembre de 2015 y mayo de 2017, la empresa a la que se ha destinado mayor cantidad de dinero (en la administración del Bronco) es Mercadotecnia de Emociones (que recibió ocho millones 972 mil 600 pesos), Ediciones del Norte S. A. de C.V. (dos millones 111 mil 298 pesos), Stereorey México (1 millón 459 mil 825 pesos) y Radio Televisora del Valle (599 mil 778)”.

Lo dicho por los periodistas entrevistados para este reportaje, sin embargo, muestra que en sus casos se ha amagado a los medios donde laboraban para condicionarlos editorialmente.

Al menos en la actual administración, los casos de despidos de periodistas incomodos documentados para este reportaje se han dado principalmente en dos de las radiodifusoras de mayor cobertura en la entidad.

***

Hasta hace un año, Armando Galicia continuaba trabajando como reportero para un noticiero de una estación de radio, hasta que un diputado local utilizó su amistad con el director de la concesión, para pedir su salida del medio.

El periodista Armando Galicia contó que su despido se dio después de cuestionar al legislador, amigo del director de la estación donde trabajaba, sobre la sanción a Jaime Rodríguez luego de utilizar recursos públicos para recabar firmas para su campaña presidencial.

“No sé si fue el tema o la forma cómo pregunté lo que no le gustó, porque yo simplemente me avoqué a preguntarle la fecha…además porque Samuel (García) decía que llevaba un año en la congeladora esa sanción y ya la corte o tribunal lo había ordenado por segunda vez y no lo estaban acatando, entonces yo nunca vi el motivo para molestarse porque era un cuestionamiento normal”, dijo Galicia.

Otros casos de periodistas despidos injustificadamente en Nuevo León son los de Mario Palacios y Alma de la Rosa Flores; quienes también perdieron sus empleos, uno de ellos en un periódico con ediciones a nivel nacional y local, y la segunda en una televisora también con alcance nacional para el noticiero regiomontano. Ambos casos se registraron en administraciones pasadas.

Alma de la Rosa dijo que luego de trabajar en dicho canal televisivo por casi 13 años, fue despedida por un supuesto reajuste laboral días después de que el área de prensa del exgobernador Rodrigo Medina le dijera a la periodista que dejara de cuestionarlo tanto y que de no ser así pedirían un cambio de fuente.

“Si tu medio está amarrado publicitariamente con estos funcionarios es donde te limitan, fue el caso que se dio con la tele donde yo trabajaba, me decían: ya no le preguntes de estos temas al gobernador que nosotros tenemos convenios con tu medio”.

“Ahí te limitan a ti como periodista y a los medios de comunicación pues no hay una agenda libre para poder cuestionar al funcionario al que estás entrevistando, comentó.

Por su parte, Mario Palacios cuenta que en 1997 Raymundo Pérez Balcón, quien fuera jefe de prensa del entonces candidato a gobernador Natividad González Parás, pidió su destitución del entonces llamado Diario de Monterrey.

En años más recientes, con la llegada de Jaime Rodríguez a la gubernatura, Palacios relata que en uno de los medios donde laboró sus superiores le pidieron no hacer ningún comentario o crítica hacia el mandatario estatal.

“No porque el gobernador dijera algo sino porque sencillamente son los colaboradores más cercanos a él o la gente de comunicación y prensa los más sensibles o reacios a las críticas o a los comentarios”.

  ***

El informe especial sobre asignación y contratación de publicidad oficial de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del 2018, menciona que la publicidad oficial, a diferencia de la publicidad convencional, “no debe tener como finalidad promover productos y servicios con un fin comercial, sino que su propósito es la concientización de la ciudadanía sobre temas de interés común”.

Señala que la colegiación obligatoria de periodistas, las llamadas leyes de privacidad, las leyes de “desacato”, la existencia de monopolios u oligopolios en la propiedad y control de los medios de comunicación, la utilización del poder del Estado y los recursos de la Hacienda Pública, la concesión de prebendas arancelarias, así como la asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial constituyen medios indirectos que limitan el pleno ejercicio del Derecho Humano de la Libertad de Expresión.

Desde 2008 la organización Open Society Justice planteó, en su informe “El precio del silencio”, como los gobiernos de América Latina estaban abusando de la publicidad oficial para generar censura.

En dicho documento se identificaron los siguientes patrones relativos al manejo de publicidad oficial, como el hecho de que ante la  “ausencia de criterios claros, transparentes y razonables en la distribución de la publicidad oficial” esta sigue “siendo administrada con gran discrecionalidad por los funcionarios del gobierno”, donde hay casos que las asignaciones de dinero se dan “como medios de premio o castigo en función de la línea editorial”.

Para Paulina Castaño, investigadora de la organización Fundar, la cual se encarga de documentar y analizar los gastos en publicidad oficial de entes gubernamentales, acceder a los gastos públicos den este rubro por parte de las autoridades locales, llamase municipio o estado, es muy complicado.

Si a nivel estatal es muy difícil conocer esta información, a nivel municipal es todavía peor, no hay nada, es un vacío impresionante cuando te sientas a buscar información sobre publicidad oficial”, comentó Castaño.

Castaño, al narrar su experiencia en la petición de documentos de fiscalización de los gastos de publicidad oficial, señala que en el caso de los estados, muchas veces contestan con información distinta a la solicitada, y pocas veces comparten lo que se pide, mientras que en otros casos responden que simplemente no se cuenta con los datos, e incluso, que por temas de “seguridad nacional” no entregan la información.

En el último informe de la organización sobre los gastos de publicidad oficial en los estados, realizado en 2015, los estados de Nuevo León y Guerrero no presentaron la información solicitada.

Además, Paulina mencionó que durante años electorales se muestra una tendencia a la alza en los gastos de publicidad oficial por parte de los estados. Lo que le abre la puerta a utilizarlos para beneficio de las autoridades en turno y sus candidatos.

Para este reportaje se buscó tener una postura del gobernador Jaime Rodríguez para preguntarle sobre estos casos de censura documentados, atribuidos a su administración, sin que se tuviera una respuesta por parte del gobernador.

Esta historia es parte de la iniciativa Voces en Red misma que fue posible gracias al apoyo de USAID.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: 'Brasil es como un Fukushima biológico, un reactor nuclear que está fuera de control'

Miguel Nicolelis, un reconocido neurocientífico y profesor de la Universidad de Duke, en EE.UU., advierte sobre el riesgo que representa la situación sanitaria de Brasil para el mundo.
16 de abril, 2021
Comparte

Miguel Nicolelis habla de la situación de Brasil como un “Fukushima biológico”. “Cuando la gente me pide que haga una metáfora, digo que para mí es como Chernóbil o Fukushima, un reactor nuclear, pero uno biológico, que está fuera de control en una reacción en cadena”, dice para BBC Mundo el reconocido neurocientífico y profesor de la Universidad de Duke (Estados Unidos) desde su casa en Sao Paulo.

Desde que comenzara la pandemia, la covid-19 ha dejado allí 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de EE.UU. (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Mientras se teme que una variante más contagiosa del virus, la P.1, esté impulsando el aumento de casos, no son pocos los expertos y trabajadores sanitarios que denuncian que el sistema de salud está, en algunas áreas, al borde del colapso.

En ese contexto, la de Nicolelis, quien ha asesorado a algunos estados de la región noreste del país en la lucha contra la enfermedad que causa el SARS-Cov-2, es una de las voces que alertan sobre la gravedad de la situación.

Semillero

Según el experto, los factores que explican cómo Brasil se volvió un reactor nuclear biológico fuera de control se pueden resumir en tres: la “falta de liderazgo gubernamental, la ignorancia (del gobierno) y la confianza en noticias e información falsa o el negacionismo científico”.

Miguel Nicolelis

Cortesía: Miguel Nicolelis
Uno de los proyectos más conocidos del neurocientífico Miguel Nicolelis es el que permitió que en la inauguración del Mundial de 2014, el saque de honor lo hiciera un paciente parapléjico que usó un exoesqueleto controlado por su cerebro.

Y para el científico, es fundamental que no sólo Latinoamérica sino el mundo sepan que lo que está pasando “no es culpa del pueblo brasileño”.

“Los brasileños quieren salir de esto, no quieren exportar variantes a todo el mundo”, señala, pero apunta a lo que considera ha sido una ausencia de estrategia y dirección para enfrentar la pandemia por parte del gobierno federal, al que acusa de carecer de empatía.

“El gobierno brasileño nunca diseñó una estrategia o tomó alguna iniciativa con la intención real de luchar contra la pandemia”.

Y así, advierte, Brasil se ha convertido en un semillero de variantes que amenazan al mundo. “Literalmente permitimos que este virus esté haciendo estragos por todo el país, que es enorme”.

“A pesar de que tenemos un sistema nacional de salud pública que es bastante bueno, el gobierno nunca lo aprovechó para financiarlo y fortalecerlo significativamente en medio de esta crisis”.

Enfermera en un hospital

Fabio Teixeira/Anadolu Agency/Getty Images
Unidad de Cuidados Intensivo del Hospital Municipal de Sao José, en Río de Janeiro.

Como consecuencia, “estamos en medio de un colapso de la salud nacional, algo que nunca ha sucedido en la historia de Brasil”.

Varios estados han reportado escasez de suministros de oxígeno y sedantes.

Nicolelis habla además de la alta tasa de ocupación de las unidades de cuidados intensivos en varias zonas del país, cercano al 100% en algunos casos.

Todo esto es “la razón por la que tenemos tantos casos y tantas mutaciones que ocurren simultáneamente en todo el país”.

“Y cuando hay un número alto de mutaciones como las que estamos teniendo, el surgimiento de variantes es lo esperado. Es algo que puedes dar por sentado que va a suceder”.

El instituto brasileño de salud pública Fiocruz dice que ha detectado 92 variantes de coronavirus en el país, incluyendo la P.1.

El gobierno

Nicolelis cuestiona que en Brasil no se haya creado un comando central, un grupo de trabajo científico o “un liderazgo proveniente del presidente y de su gobierno que fuese eficaz para atender toda esta tragedia”.

Hombre siendo vacunado

MAURO PIMENTEL/AFP via Getty Images
El presidente Bolsonaro dijo que 2021 será el año de la vacunación de los brasileños.

“El presidente negó la gravedad de la crisis desde el principio”, recuerda el experto.

Ya en marzo de 2020, Jair Bolsonaro criticó el cierre de escuelas y comercios en algunas partes de su país por el coronavirus, al que comparó con una “gripecita” o “resfriadito”.

“Hizo campaña contra cualquier medida de aislamiento social, se opuso a las mascarillas”, prosigue el experto. Y eso, en su opinión, creó una “confusión masiva” en todo el país.

Nicolelis está lejos de ser el único que ha cuestionado la forma en la que el líder ha manejado la pandemia.

Médicos responsables de unidades de cuidados intensivos consultados por BBC Brasil señalaron que a pesar de ser defendido por el mandatario, el llamado “kit covid” o “tratamiento temprano” para el coronavirus contribuye a aumentar el número de muertes de pacientes críticos.

Y es que “más de un año después del inicio de la pandemia en la nación sudamericana, el líder sigue respaldando el uso de medicamentos como la hidroxicloroquina y la ivermectina, pese a que varias investigaciones indican que estos fármacos no son efectivos en el tratamiento de la covid-19″, señaló la periodista Nathalia Passarinho.

“El mundo entero sufrirá las consecuencias”

De acuerdo con el profesor, “si Brasil no está bajo control, (si hay) cientos de miles de casos todos los días, vamos a tener un depósito de nuevas variantes que pueden surgir y extenderse a América del Sur y a América Latina, y luego al mundo entero en cuestión de semanas”.

Entrada de un servicio de Emergencia

MARCIO JAMES/AFP via Getty Images
Varios estados, en Brasil, han reportado escasez de suministros de oxígeno y sedantes.

“Si se permite que tanta gente se infecte todos los días y no se hace nada para controlar esta pandemia aquí, el mundo entero sufrirá las consecuencias”.

Se trata, en su opinión, de una amenaza contra los esfuerzos de la comunidad internacional para frenar la pandemia.

Nicolelis es uno de los tantos expertos brasileños que cree que Brasil debe entrar en un confinamiento nacional.

“Sería la única alternativa que realmente tenemos en este momento para intentar bajar drástica y rápidamente el número de casos nuevos y reducir la transmisión del virus”, señala.

Pero Bolsonaro se opone a cualquier medida de confinamiento, pues sostiene que el daño a la economía sería peor que los efectos del propio virus y ha tratado de revertir, en los tribunales, algunas de las restricciones impuestas por las autoridades locales.

El presidente argumenta que las medidas de ese tipo hacen a los pobres más pobres.

Vacunación

Una de las prioridades, según Bolsonaro, es la vacunación masiva. De hecho, ya dijo que 2021 será “el año de la vacunación de los brasileños“.

“Estamos y hemos estado desde el principio luchando sin descanso contra la pandemia. Somos un ejemplo para el mundo”, indicó el presidente.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

Reuters
El presidente Bolsonaro se opone a un confinamiento nacional que muchos expertos y científicos brasileños recomiendan para frenar la propagación del virus.

Según el Ministerio de Salud de Brasil, 24.809.790 personas han recibido ya la primera dosis y 8.000.733 la segunda, en un país de más de 210 millones de habitantes.

De acuerdo con el periodista de la BBC Jake Horton, para fines de marzo el país había recibido la mitad de las 46 millones de dosis que tenía como objetivo.

“Brasil ha ordenado ahora dosis suficientes para vacunar a toda su población, pero los críticos dicen que estos acuerdos llegaron demasiado tarde, ya que otros países grandes con un poder adquisitivo similar ahora están por delante en la cola”, señaló Horton.

Brasil, destacó, cuenta con “un sólido historial en la realización de campañas de vacunación y, en comparación con muchos otros países de América Latina, tiene una infraestructura de atención médica bien establecida”.

Sin embargo, explica Nicolelis, confiar en un programa de inmunización “claramente no es suficiente para solucionar el problema”.

Y Chile lo demuestra.

El ejemplo del vecino

Para el docente, Chile se ha convertido en un ejemplo de lo que se debería hacer: una combinación de medidas.

Prototipos de vacunas

Getty Images
En marzo, el Instituto Butantan informó que solicitaba la autorización de las entidades reguladoras brasileñas para iniciar los ensayos clínicos en humanos de su candidata a vacuna contra covid-19.

Aunque el país ha avanzado con rapidez en las jornadas de vacunación, ha tenido que imponer medidas de confinamiento porque registró un aumento de los casos.

Y es que se ha demostrado que la vacunación no puede sustituir otras medidas de prevención, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

Nicolelis, quien ha vivido en Estados Unidos desde 1989, cuenta que la pandemia lo agarró en Brasil cuando se encontraba visitando a su madre en Sao Paulo.

Fue invitado a coordinar un grupo de científicos para asesorar a los gobiernos de los estados del noreste del país de cara a la crisis generada por el nuevo coronavirus.

Por casi un año, trabajó como voluntario.

“Básicamente me encontré en medio de la crisis haciendo algo que había hecho cuando era estudiante de medicina, pues comencé mi carrera científica trabajando en temas epidemiológicos”.

Dice que, como muchos brasileños, se ha confinado por su cuenta en su apartamento por más de un año.

Entre las soluciones que vislumbra, insiste, está un confinamiento nacional, que dure al menos 30 días y que empiece cuanto antes, y que se pueda conseguir vacunar entre dos y tres millones de personas cada día.

“Hay soluciones”, dice, para evitar que se siga profundizando “la tragedia”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.