COVID deja 14 mil contagios y 300 muertos entre militares y federales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Casi 14 mil contagios y 300 muertos, el saldo del COVID-19 entre militares y fuerzas federales

Los policías federales y militares se contagian menos que los médicos, pero mueren más enfermos en promedio. El nivel de muertes triplica al registrado en corporaciones policiales en Estados Unidos.
Cuartoscuro
9 de diciembre, 2020
Comparte

Esta nota la leyeron antes nuestros suscriptores. Suscríbete a Animal Político y lee contenido antes que nadie.

En México, 13 mil 997 mil policías federales y militares se han contagiado de COVID-19 y 298 han muerto por esta enfermedad, de acuerdo con la información oficial que reportan siete dependencias y corporaciones responsables de la seguridad nacional e interior en el país.

El promedio de agentes caídos en México triplica al de las corporaciones de los Estados Unidos. Y aunque los trabajadores de salud mexicanos se contagian más que los soldados y policías federales, en estos últimos es mayor el promedio de los que mueren respecto a los que enferman.

Animal Político obtuvo a través de solicitudes de transparencia el balance que ha dejado la pandemia sanitaria en las dependencias federales que participan en tareas de seguridad nacional y de prevención, combate e investigación de delitos federales y locales en apoyo a los estados.

Leer más: México, el país en que más trabajadores de salud han muerto por COVID

En concreto se requirieron dichos datos a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar); a la Fiscalía General de la República (FGR); a la Guardia Nacional; a la Secretaría de Seguridad y Protección Civil (SSPC); al Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (penales federales); y al Instituto Nacional de Migración (INM).

La información proporcionada con corte al mes de noviembre arroja 13 mil 997 elementos contagiados del nuevo virus SARS-COV-2 en estas dependencias en conjunto. Se trata de casos plenamente confirmados con la prueba respectiva. Dichos casos positivos han dejado como saldo 298 fallecimientos.

En el desglose por corporación se advierte que la mayor cantidad de contagios y decesos en cifras absolutas se reporta en la Secretaría de la Defensa Nacional con 5 mil 200 militares afectados y 143 decesos. No obstante, se trata también de la corporación de mayor tamaño con casi 215 mil servidores públicos en sus filas, lo que significa que sus casos positivos equivalen a solo el 2.4% de toda su fuerza.

En cambio, la Semar sí presenta una de las proporciones más altas de contagios entre las corporaciones federales consultadas. Sus 4 mil 914 marinos confirmados representan el 8% de sus 61 mil elementos. Dicho de otra forma: por cada 12 marinos en el país hay uno que ya contrajo COVID-19. De ellos 47 han fallecido.

Una proporción similar de contagios se registra en la FGR, dependencia que reportó 1 mil 159 casos confirmados entre sus policías, fiscales, peritos y funcionarios administrativos. Es el 8% de su plantilla completa. De ellos, 20 han fallecido.

Les sigue en nivel de contagios el INM, donde los 186 casos confirmados como positivos representan en 4% de sus más de 4 mil 500 funcionarios. Pero además en Migración se registra el mayor nivel de letalidad: casi el 6% de los que han enfermado fallecieron. En total, 11 casos.

La Guardia Nacional registra la segunda mayor letalidad de las corporaciones de seguridad federales: el 3.5% de los 1 mil 994 guardias contagiados en sus filas han fallecido. Se trata de 70 elementos caídos por la enfermedad.

En cuanto al personal de seguridad de los penales federales, el OADPRS reportó 493 casos positivos de la enfermedad. Seis de ellos han perdido la vida. En el caso de la SSPC, el balance es de 51 funcionarios contagiados y uno fallecido.

Agentes expuestos

En comparación con otras corporaciones o sectores, el COVID-19 ha cobrado una mayor proporción de vidas en las fuerzas de seguridad federales en México.

En el campo de los trabajadores de la salud, por ejemplo, la estadística oficial indicaba que, hasta el pasado 30 de noviembre, había 158 mil 191 contagios acumulados entre médicos, enfermeros, camilleros y otros, mientras que la cifra de muertos ascendía a 2 mil 109. Los decesos equivalen al 1.3% de los enfermos.

En las fuerzas de seguridad, en contraste, hay menos casos, pero el promedio de letalidad es mayor. Los 298 muertos respecto a los 13 mil 997 contagiados ya referidos, equivalen al 2.12% de los enfermos.

Mientras que por cada 75 trabajadores de la salud contagiados hay un muerto, en las dependencias federales de seguridad el promedio es un muerto por cada 47 contagios.

Por otro lado, en México la proporción de policías muertos a nivel federal triplica al de las corporaciones en Estados Unidos.

En aquel país al cierre de noviembre habían fallecido 155 policías de todos los niveles y agencias, de acuerdo con datos recopilados y publicados por dos organizaciones no gubernamentales de los Estados Unidos (Down Memorial Page y la National Law Enforcement Officer Memorial Fund). 

Aunque no se reporta el número de policías estadounidenses contagiados, si se toma en cuenta el estado total de fuerza desplegado (750 mil policías aproximadamente), el promedio es de un policía muerto por cada 4 mil 800 desplegados.

En las fuerzas civiles de seguridad mexicanas los decesos son más frecuentes. Los 107 fallecidos en las filas de Guardia Nacional, FGR, INM y sistema penitenciario combinados (se excluye en este caso a los militares) equivalen a un deceso por 1 mil 233 elementos desplegados.

Lo anterior obedece a que, aunque el total de casos fatales es menor, también es mucho más bajo el número de elementos federales en México. Tomando en cuenta eso, el promedio de morir en las fuerzas de seguridad es más alto que en las policías estadounidenses.

Otro aspecto que muestran los datos es que los agentes federales y los militares en México se contagian con mayor frecuencia de coronavirus que la población en general. Lo anterior se debe a la naturaleza esencial de su trabajo que los expone con mayor frecuencia al virus que a los demás.

A nivel país, hasta el corte del pasado 2 de diciembre la cifra oficial de contagios confirmados de COVID -19 era de 1 millón 133 mil 613. Frente a la población total del país, ello representa un caso confirmado por cada 112 habitantes.

En cambio, en la Marina o en la FGR se ha presentado un caso nuevo por cada 12 elementos; en el Ejército es un soldado contagiado por cada 41 efectivos; y en la Guardia Nacional es un contagio confirmado por cada 50 agentes. En el INM y en los penales federales, el promedio es de un caso positivo por cada 25 funcionarios.

Pese a lo anterior, el promedio de fallecidos es menor en las corporaciones de seguridad respecto a la población en general. Mientras que a nivel nacional la cifra de decesos equivale al 9% de los casos confirmados, en las corporaciones federales ese promedio está por debajo del 6%.

Un enemigo letal

Comparado con las muertes por accidentes o por enfrentamientos armados con delincuentes, la pandemia de COVID-19 ha cobrado más vidas entre los policías y militares.

Un ejemplo de ello es la Guardia Nacional. En lo que va de este año una decena de sus elementos han perdido la vida en accidentes de distinto tipo, mientras que otros siete han caído en enfrentamientos contra los delincuentes. En total 17 víctimas combinando ambas circunstancias. No obstante, esos casos representan apenas la cuarta parte de las 70 vidas de guardias nacionales que ha cobrado este año el COVID-19.

Otro caso es el de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), institución que reporta ocho elementos caídos este año en accidentes o agresiones al participar en operaciones contra el crimen organizado, lo que está muy lejos del saldo de 143 soldados fallecidos por COVID-19.

Esta situación no es exclusiva de México. Los datos de las organizaciones no gubernamentales referidas previamente arrojan que el COVID-19 ha sido la principal causa de muerte en las corporaciones de policía de los Estados Unidos.

De acuerdo con sus datos, los 155 oficiales caídos por la enfermedad en ese país cuadriplican a los fallecidos por heridas de arma de fuego, y multiplican los 20 fallecidos por accidentes vehiculares, o de los seis caídos por infartos, entre otros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la viruela de los monos, la extraña enfermedad que preocupa a las autoridades de EU

Un pasajero que llegó de Nigeria a Atlanta fue internado en Dallas por haber contraído la viruela de los monos, una enfermedad infecciosa de la familia de la viruela, pero menos severa.
24 de julio, 2021
Comparte

Mientras Estados Unidos acelera su proceso de vacunación en contra de la covid-19, funcionarios de Salud informaron que más de 200 personas son buscadas en 27 estados por otra amenaza: la posible infección de una rara enfermedad conocida como la viruela de los monos.

Se teme que estas personas hayan entrado en contacto con un hombre originario del estado de Texas que viajó con la enfermedad desde Nigeria a comienzos de julio.

El hombre que regresó de África, quien sería el primer portador de esta enfermedad en EE.UU. desde 2003, se encuentra internado en el hospital y su condición es estable.

Hasta el momento no se han registrado más casos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que las personas a bordo de dos vuelos que el hombre tomó para regresar al país pueden haber estado expuestas a la enfermedad.

Este pasajero voló primero desde Lagos, Nigeria, a Atlanta (Georgia) el 9 de julio, y luego abordó un vuelo a Dallas, donde fue hospitalizado.

Los CDC señalaron que están trabajando con ambas líneas aéreas para analizar “los riesgos potenciales de aquellos que tuvieron un contacto cercano” con el portador de la enfermedad.

Pero las autoridades añadieron que la obligación de llevar mascarillas, debido al coronavirus, reduce las chances de contagio.

“El riesgo para el público en general, se cree, es bajo”, indicó un portavoz de los CDC, quien añadió que no se teme que ninguno de los otros 200 pasajeros corran serios riesgos.

¿Qué es la viruela de los monos?

La viruela de los monos es una rara enfermedad viral de la misma familia de la viruela, pero menos severa.

Su área de influencia suelen ser las zonas remotas del centro y el este de África, donde hay áreas de tupidos bosques tropicales.

Los síntomas incluyen una fiebre temprana, dolores de cabeza y de espalda, hinchazones, músculos adoloridos y una sensación general de pesadez.

Una vez que empieza la fiebre puede comenzar un sarpullido, generalmente en la cara, que luego se extiende a otras partes del cuerpo, como las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La irritación de la piel puede generar una comezón extrema hasta que finalmente se forma una costra que más tarde se cae.

Si el paciente se rasca mucho es posible que queden cicatrices.

Partícula del virus de la viruela de los monos

Science Photo Library
Así se ve una partícula del virus de la viruela de los monos en el microscopio.

Aunque la mayoría de los casos son suaves, como puede ser la varicela, y sus síntomas no suelen durar más de unas pocas semanas, la viruela de los monos también tiene la capacidad de desarrollarse de forma más severa.

Uno de cada 100 casos, según la información de los CDC, puede llegar a ser mortal.

El virus ingresa al cuerpo a través de heridas de la piel, las vías respiratorias, los ojos, la nariz y la boca; pero también puede ser adquirido al entrar en contacto con animales infectados como monos, ratas y ardillas, y también a través de objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.

Casos fuera de África

El mes pasado, tres casos de esta rara enfermedad fueron identificados por primera vez en Reino Unido.

El origen fueron dos personas que también habían volado desde Nigeria; el tercer caso fue un trabajador de la Salud que entró en contacto con uno de los pacientes.

El virus fue identificado por primera vez en un mono cautivo y desde 1970 se han producido brotes esporádicos en diez países africanos.

En 2003, un brote de esta enfermedad en EE.UU. causó decenas de casos, entre confirmados y probables, en lo que fue la primera vez que se registró el accionar del virus fuera de territorio africano.

En su momento, el origen del brote fue vinculado a pequeños mamíferos que habían llegado importados al país y no se registraron víctimas fatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.