'En la Ibero, cultura de género es uno de los temas más trabajados': Rector
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Contenido patrocinado
Especial
'En la Ibero la cultura de género ha sido uno de los temas más trabajados en estos últimos años': Rector
La agenda de género será una prioridad de nuevo Rector de la Universidad Iberoamericana, Saúl Cuautle Quechol quien ya lleva tres meses al frente de la institución.
Especial
14 de diciembre, 2020
Comparte

El 11 de septiembre de este año, Saúl Cuautle Quechol tomó protesta como nuevo Rector de la Universidad Iberoamericana para el periodo 2020-2024. Reconoce que en ese nombramiento se llevó, a sus 54 años, “la rifa del tigre”, pero sabe que le ayuda su experiencia educativa y su formación.

Sacerdote jesuita desde 2002, Cuautle Quechol es licenciado en Filosofía y Ciencias Sociales por lo que ahora es el Instituto Tecnológico de Estudios Superior de Oriente (ITESO) y en Teología por la propia Ibero, tiene además maestría en Pedagogía y doctorado en Educación por la Universidad Pontificia Comillas en Madrid, España y desde que tomó las riendas de la universidad confirmó que el tema de género en la comunidad está a flor de piel.

Y no es para menos, desde antes de iniciar su gestión en la Ibero se gestó en la universidad, a principios del año, el movimiento “tendedero Cuelga a tu abusador”, en el que las alumnas pegaban papeles con sus historias de violencia de género, y en que la institución estableció como principio inamovible el creerle a las víctimas y enfatizó que la queja formal, a través de los canales institucionales establecidos para este propósito, es esencial para resolver los casos.

Además, ya como Rector, le tocó el 22 de septiembre la separación de Rodrigo Perezalonso de su asignatura, luego de los comentarios hechos contra la senadora Citlalli Hernández en redes sociales.

Y el 6 de noviembre, en una reunión con líderes de grupos estudiantiles y autoridades académicas, el Rector reiteró su política de cero tolerancia, ante las situaciones de acoso.

Cuestionado sobre el tema, en entrevista con Animal Político, Cuautle Quechol sostiene que desde hace años la Ibero ha establecido un andamiaje institucional para atender las cuestiones de género entre los que destaca el Comité de Atención a la Violencia de Género, y los protocolos de actuación para hacer frente a estas situaciones.

“En la Ibero tenemos hoy por hoy un trabajo muy fuerte a nivel de los programas, cada programa de la Universidad tiene una guía transversal en donde se busca verdaderamente que no solamente tomemos conciencia de lo importante que es el tema de género para toda la sociedad, sino también se logren generar concreciones en la vida diaria de las personas en esta cultura de género en la que estamos inmersos”, respondió.

Añadió que la Universidad cuenta con espacios como la dirección de género que promueven actividades para la Universidad, así como el diálogo con los universitarios para generar también un ambiente en el que se puedan ir eliminando aquellas situaciones en las que se traspasan los límites del respeto entre las personas.

“Hay toda una protocolización de nuestros distintos reglamentos internos, en donde se está custodiando verdaderamente la propia identidad de las personas para que las garantías individuales estén siempre, siempre, siempre respetándose. Y creo yo que en la Iberoamericana la cultura de género ha sido uno de los temas más trabajados en estos últimos años (…). En la Universidad el tema está a flor de piel”, añadió.

No obstante, el Rector de la Ibero reconoce que se trata de un proceso que ha generado sus pequeños roces y fracturas al interior de la comunidad por lo que destacó que el diálogo es fundamental para poder lograr que se rompan las dinámicas “de enojo, de molestias, de crisis, de separación”. 

“El papel que como Rector quiero desempeñar es un papel por las personas, por todas y todos para que verdaderamente generemos que la cultura de género  ya sea algo como el aire que respiramos”, enfatizó.

Y aunque apenas tiene unos meses como Rector de la Ibero Cuautle Quechol reconoce que el tema de género será prioritario en su gestión por lo que se mantendrán y reforzarán los programas actuales.

“Yo creo que lo que tenemos hasta ahorita está ayudando; la verdad que podríamos hacer mucho más. Pero por lo pronto diría que lo que tenemos, mantenerlo y fortalecerlo”, aseguró.

 

LA IBERO EN LA ACTUALIDAD

Fundada en 1943, en la actualidad la Ibero ofrece 36 licenciaturas, 46 maestrías y doctorados, 115 diplomados y cursos, y 7 carreras técnicas. En el campus de la Ciudad de México acuden 12,472 alumnos: 10,610 de licenciatura, 995 de maestría, 288 de doctorado, 506 de técnico superior universitario, 53 de especialidad y 20 del programa de inclusión.

Y, sin lugar a dudas, es una de las instituciones de educación superior más prestigiadas del país.

“Me encuentro una Universidad con más de 75 años de vida, que no es poco. Tiene una solidez muy fuerte en la cuestión de academia. Es una universidad también con una vanguardia muy especial en cuanto a sus propuestas, no solamente académicas, sino de formación integral, a la universidad le gusta formar integralmente a la persona, la Compañía de Jesús forma integralmente a la persona ¿que implica esto? Pensamiento, corazón y la parte física. Somos una universidad que tiene espacios deportivos, que tiene cantidad impresionante de actividades culturales para el desempeño del alumnado, pero lo académico es nuestro fuerte”, resume el Rector al cuestionamiento de cómo recibe la Universidad.

Cuautle Quechol reconoce también que la Ibero tiene una importante incidencia social y es una voz en cuanto a lo que está pasando en el entorno; “tiene una preocupación por verdaderamente estar en los problemas, en aquellas situaciones donde la sociedad se preocupa, como cómo hacerle para poder salir adelante y eso tiene que ver con nuestra cuestión de pensamiento académico”, añade.

Finalmente, reitera que la institución a lo largo de su historia se ha vinculado con distintas comunidades con necesidades sociales como indígenas o pueblos campesinos.

En la actualidad, a juicio del Rector la Ibero tiene, al menos, tres aportaciones que hacer al país. 

Primero, el compromiso formativo. “No podemos pensar que los alumnos solamente puedan venir a recibir una clase y que salgan siendo igual. Tienen que salir diferentes, todo estudiante busca que verdaderamente la formación le incida en su vida y en su espíritu, y le incida para bien”.

Segundo, la Iberoamericana tiene que seguir siendo una voz para expresar las situaciones que le preocupan a la sociedad: “aquellas situaciones que no nos hacen mejores personas, aquello que no nos hace vivir en libertad, aquello que nos rompe toda nuestra dinámica de crecimiento humano. En la Ibero ese compromiso y esa misión la tiene muy marcada y la seguiremos haciendo no solo en la voz del Rector, sino en la voz de los distintos académicos y de las distintas personas que componen nuestra comunidad educativa”. 

Tercero, transformar la realidad del país: “esa es una misión muy particular en la que quiero que nuestra Universidad siga manteniéndose, porque somos la Ibero, porque somos jesuitas, porque somos de la comunidad educativa”, afirma el Rector.

 

Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.