ONU pide información a México sobre represión a víctimas en Guanajuato
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook: Colectivo a tu encuentro

Grupos de la ONU piden información a México sobre represión contra colectivos de víctimas en Guanajuato

Piden información sobre la detención de tres familiares y una activista durante una protesta celebrada en julio. Una jueza pidió continuar las investigaciones por abuso de autoridad después de que la FGE archivó la causa.
Facebook: Colectivo a tu encuentro
3 de diciembre, 2020
Comparte

Representantes de diversos grupos de trabajo de la ONU dirigieron a México una comunicación en la que se interesan por la represión sufrida por colectivos de familiares de desaparecidos que se manifestaban Guanajuato cuando fueron reprimidos por policías estatales.

En su escrito, los representantes del organismo internacional piden información sobre la detención que sufrieron Gisela Verenice Olimpia Montoya, Carla Verónica Martínez Jiménez y Verónica Durán Lara, que buscan a sus familiares desaparecidos, y la activista María del Carmen Ramírez. Las tres primeras pertenecen al colectivo A tu encuentro, mientras que la última participa de la organización Guanajuato Despertó. Todas ellas estaban manifestando el pasado 10 de julio contra el nombramiento de Héctor Alonso Díaz Ezquerra como comisionado estatal de búsqueda cuando fueron golpeadas y posteriormente detenidas por los agentes. 

El Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias; el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria; la Relatora Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión; el Relator Especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación y la Relatora Especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos solicitaron información sobre los hechos ocurridos en aquella protesta, así como detalles sobre “la debida investigación de los hechos, y en su caso sanción a los elementos que hubieran incurrido en faltas administrativas o delitos en el operativo llevado a cabo el 10 de julio de 2020 y en las detenciones, incluyendo el abuso de la fuerza por parte de los elementos de seguridad”.

Recientemente, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato quiso archivar las investigaciones contra los policías. Sin embargo, la jueza Liliana Martínez Sandoval revocó esta decisión y ordenó que se reactive la investigación para determinar si hubo abuso de autoridad, así como revisar la cadena de mando para saber quiénes fueron los responsables. 

Las acusaciones contra las mujeres fueron retiradas tres meses después de los hechos. En un principio, los colectivos acordaron levantar el plantón que mantenían en Guanajuato a cambio de que el gobierno de Diego Sinhué organizara mesas de diálogo y retirara los cargos. Sin embargo, las mujeres tuvieron que pasar varios meses con la acusación encima. 

Sobre esta detención, los representantes de la ONU piden “informaciones detalladas sobre la base legal del arresto de las defensoras”. “En particular, sírvase indicar en qué medida el arresto y la privación de libertad de estas personas son compatibles con las normas contenidas en los artículos 9 y 10 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y 9 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”, indican.

Además, reclaman datos sobre las investigaciones penales que se condujeron contra las activistas y “sobre las medidas de reparación del daño ocasionado por las violaciones y hechos descritos”. 

El documento está fechado a 1 de octubre y da 60 días a México para responder. El plazo ya ha expirado pero hasta el momento no se han hecho públicas las alegaciones gubernamentales. A partir de aquí, el organismo internacional podría decidir emitir recomendaciones o incluir estos hechos en el informe anual que redacta el Consejo de los Derechos Humanos. 

Así sucedió la protesta

Los hechos tuvieron lugar el 10 de julio de este año en el contexto de un plantón instalado por colectivos de desaparecidos en Guanajuato. Durante una protesta, las activistas fueron interceptadas por policías estatales que las golpearon y jalonearon. Cuatro de ellas resultaron detenidas. 

“Me siento destrozada, desilusionada, decepcionada. Todos los sentimientos. Si las autoridades nos hacen esto, ¿quién nos va a ayudar?”, explicó entonces Verónica Durán, de 49 años, en entrevista con Animal Político. Relató que estaba protestando de forma pacífica cuando agentes uniformadas la rodearon, la golpearon y la introdujeron un vehículo junto a varias compañeras. 

“Nos jaloneaban del cabello y de los brazos. Cuando estábamos al frente, policías nos pegaban en las piernas con la macana”, denunció. 

“Es muy relevante que se de esta comunicación y da cuenta de la situación tan grave que se vive en Guanajuato, donde no solo hay una crisis de desaparición forzada y forense, sino que cuando las familias se organizan, son reprimidas”, dijo Sofía de Robina, abogada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

Según explicó, esta comunicación de la ONU pide que “cesen las violaciones a los Derechos Humanos, que cese la criminalización y no quede en impunidad”. Recordó la abogada que las familiares de desaparecidas tienen derecho no solo a participar en los procesos de búsqueda, sino a “no ser criminalizadas”. 

Publicado por A Tu Encuentro en Lunes, 10 de agosto de 2020

 

La protesta tuvo lugar en un contexto de grave crisis por la violencia en Guanajuato. En julio el gobierno de Sinhué ni siquiera reconocía la existencia de desaparecidos o fosas clandestinas, aunque posteriormente tuvo que asumir que el estado se encuentra a la cabeza del país también en personas a las que se busca o en enterramientos clandestinos. En agosto, Animal Político reveló que el cálculo llegaba hasta los 2 mil desaparecidos. A finales de octubre se hicieron públicos los primeros hallazgos de fosas en Salvatierra. Un escenario terrible que mujeres como las que fueron detenidas y golpeadas por la policía de Guanajuato llevan meses denunciando. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.