Pedro Pantoja, el sacerdote que defendió a migrantes en tierra de narcos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Pedro Pantoja, el sacerdote que defendió a los migrantes en tierra de narcos

El fundador de la Casa del Migrante de Saltillo falleció a los 76 años, su voz sonó con fuerza en el noreste del país, especialmente en los años más cruentos de la guerra contra el narco de Felipe Calderón.
Cortesía
20 de diciembre, 2020
Comparte

El viernes 18 de diciembre, fecha que se conmemora el Día Internacional del Migrante, falleció el sacerdote Pedro Pantoja a los 76 años, fundador de la Casa del Migrante de Saltillo, y uno de los defensores de migrantes y de personas refugiadas más activos y respetados en México.

Nacido en 1944 en el seno de una familia pobre de San Pedro del Gallo, en el estado de Durango, el padre Pantoja, como era conocido, dedicó sus 49 años de sacerdocio a la defensa de los derechos humanos en territorios donde el crimen organizado ha impuesto históricamente su dominio en México.

Antes de sacerdote, Pantoja trabajó como obrero, minero y campesino, viviendo las causas sociales a las que dedicó su vida. De hecho, él mismo fue migrante en Estados Unidos, donde arrancó su activismo acompañando luchas sociales y logrando mejoras de salario para los jornaleros de Delano, California, junto al líder migrante César Chávez.

Cortesía.

En México, ya como sacerdote y activista, también logró mejorar las condiciones laborales de obreros y mineros de Coahuila, donde lideró la construcción de una casa para migrantes y refugiados en Ciudad Acuña y en Saltillo, tema que ha ocupado su vida en los últimos 30 años.

Tomador empedernido de café, y amante de los tacos de arrachera, y de la música norteña y de las rancheras -casi siempre vestía de pantalón tejano, camisa a cuadros, bota, y sombrero, en detrimento de la sotana, que solo utilizaba durante las homilías-, la voz del padre Pantoja en defensa de los migrantes sonó con fuerza en el noreste del país, especialmente en los años más cruentos de la Guerra contra el Narco del presidente Felipe Calderón, cuando territorios como Coahuila fueron tomados por los cárteles.

“Coahuila es territorio de Zetas, de cárteles, y de muchísima violencia”, dijo en un amplio perfil publicado en 2012 por la revista Gatopardo bajo un título que bien podría englobar sus casi 50 años de sacerdocio-activismo: ‘Padre Pantoja: amar a Dios en tierra de Zetas’.

En el texto, el cronista Emiliano Ruiz Parra narró que, a pesar de las amenazas, el padre Pantoja era de los poquísimos sacerdotes que se atrevían a hablar públicamente de la complicidad del narcotráfico con las autoridades, y de su absoluto dominio sobre las cárceles locales, los cuerpos policiacos, los legisladores, las calles, así como de los negocios lícitos e ilícitos, como el tráfico de personas.

“El crimen organizado -denunció Pantoja en aquella entrevista- es una empresa perfecta que cubre todos los estamentos de la sociedad: los aparatos políticos, los empresarios, los ganaderos, los comerciantes… Son hasta dueños de bancos que subsidian el desarrollo del gobierno y de las agencias de envío de dinero desde Estados Unidos, que siempre el gobierno se ha negado a investigar. (…) Y en el caso del noreste, no se puede separar la infiltración de las autoridades con el crimen organizado”.

La masacre de 72 migrantes a manos de Los Zetas en Tamaulipas, y de otras masacres como la de Fosas Clandestinas de San Fernando y la de Cadereyta,  tocaron de manera especial al sacerdote.

Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático, recuerda en entrevista que Pedro Pantoja siempre llamó a estas masacres como “holocausto, genocidio y crímenes de lesa humanidad”, y que levantó la voz ante la falta de resultados del Estado mexicano que, en 2012, envió cuerpos equivocados a Centroamérica a las familias de las víctimas y féretros cargados de arena.

Aunque cordial y de plática suave con un marcado acento norteño, la lengua del Padre Pantoja nunca se contuvo. “Siempre llamaba a las cosas por su nombre, y su convicción por la defensa de las y los más vulnerables nunca vaciló”, enfatiza Delgadillo.

No se contuvo con los temidos cárteles de la droga -a los que denunció en 2010 en Washington, Estados Unidos, en una audiencia de la Comisión Interamericana por los casos de secuestros masivos en México-. Y tampoco lo hizo con las autoridades mexicanas, siendo especialmente crítico con Migración y con las fuerzas policiacas, a quienes también denunció públicamente ante casos de abusos y ataques a migrantes, como el que tuvo lugar el pasado 31 de julio de 2019 en su ciudad, Saltillo.

Ese día, la Casa del Migrante de Saltillo dio a conocer que policías locales persiguieron y mataron a balazos frente a su hija al migrante salvadoreño Marco Tulio Perdomo Guzmán, que había dejado el albergue para intentar llegar a la frontera con Estados Unidos.

Tras el suceso, la Fiscalía de Coahuila acusó al migrante de 29 años de haber disparado a los agentes policiacos, que solo habrían respondido a la agresión. Sin embargo, tras el acompañamiento de la Casa del Migrante de Saltillo del Padre Pantoja, cuatro días después la Fiscalía se desdijo y deslindó de cualquier hecho delictivo al migrante, anunciando además que detuvo al policía de investigación que mató al salvadoreño.

Precisamente, apenas el 14 de octubre pasado, en una de sus últimas participaciones públicas, el padre Pantoja arrancó su intervención en un foro sobre COVID y personas migrantes recordando el asesinato de Marco Tulio.

“La pandemia de COVID-19 fue precedida por un terrible año de presiones, acoso violatorio de las diferentes fuerzas de seguridad, amenazas de muerte a nuestras abogadas, y de persecución policiaca a migrantes que terminó con el asesinato de Marco Tulio”, denunció el sacerdote.

Ante este panorama, Pantoja pidió al resto de organizaciones civiles que participaban en el foro que analizaran la necesidad de plantearse “nuevas estrategias y perspectivas más audaces” ante la persistencia de los ataques sistemáticos a migrantes en México, país que ya en el lejano 2009 fue escenario del secuestro de al menos 20 mil personas indocumentadas que buscaban cruzar a Estados Unidos, según un informe especial que publicó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“Con todo respeto. Nuestra postura es más agresiva y radical. Está llena de indignación por lo que han vivido migrantes forzados y refugiados”, señaló Pantoja, que acusó al gobierno mexicano y a su sistema migratorio de haber “despedazado” a los migrantes, especialmente en el contexto de esta emergencia sanitaria, donde albergues y sociedad civil mantuvieron sus puertas abiertas sin el apoyo gubernamental y con complicaciones severas para atender a personas migrantes debido a la falta de agua, material sanitizante, y de espacios adecuados.

“A nadie respetó esta pandemia, es cierto. Aunque los más golpeados, como siempre, son los nadie. Los de la extrema vulnerabilidad. Los migrantes”, concluyó el padre Pedro Pantoja.

Cortesía

“No representen a los migrantes, caminen con ellos”

Gretchen Kuhner, directora del Instituto de Mujeres en Migración AC (IMUMI), fue una de las participantes del foro. En entrevista, explica que la rebeldía del padre Pantoja reside en que su defensa de los migrantes no se limitó al acompañamiento, ni a la denuncia ante los reflectores de los medios de comunicación.

“Él nos recordaba la importancia de ver el panorama migratorio desde una perspectiva mucho más amplia de relaciones de poder y sistemas económicos y políticos que han dejado a la mayoría de personas en el mundo en una situación de pobreza”, apunta.

“Nos recordaba que teníamos que ser activistas sociales, pero no representar a las personas, sino caminar con las personas. Me recordó muchas veces la necesidad de discutir menos, de dar menos estadísticas, y de hablar más de los testimonios de los migrantes”, añade la directora del IMUMI, que resume la pérdida del Padre Pantoja como la pérdida del ‘ancla histórica, moral y espiritual’ del movimiento por los derechos de los migrantes.

Por su parte, Ana Lorena Delgadillo recuerda “su valentía, su rebeldía y su indignación con todo esquema que fuera injusto o abusivo”, y destaca también su visión de lo que debe ser la defensa de los derechos humanos.

“Para él, no se trataba solo dar pan y agua. Era aprovechar la Casa del Migrante de Saltillo para que las personas que iban en tránsito recuperaran un poco de esa dignidad que les arrancó la violencia y el maltrato a su paso por México; para que aprendieran sus derechos y supieran defenderlos”, plantea Delgadillo.

Mientras que Linda Flores, activista chihuahuense, destaca el compromiso, la integridad, y sobre todo, la congruencia de Pantoja a lo largo de su vida.

Fue tan congruente, recalca, que su fallecimiento se produjo exactamente el día de los migrantes, a cuya defensa dedicó su vida.

“Me gusta pensar que murió en el Día Internacional del Migrante porque ya era parte del plan perfecto que Dios tenía para él”, asegura emocionada la activista. “Ahora, además de conmemorar a los migrantes, será siempre el día para recordar y honrar al padre Pedro Pantoja”.

Aquí puedes leer la carta íntegra que dedica Ana Lorena Delgadillo al padre Pedro Pantoja:

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID-19: qué puedes hacer y qué no tras recibir la vacuna, según la ciencia

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué puede cambiar su vida luego de recibir las inmunizaciones.
Getty Images
2 de abril, 2021
Comparte

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué pueden cambiar sus vidas luego de recibir las inmunizaciones.

Y es que desde que el coronavirus comenzó a propagarse por el mundo, las autoridades y la comunidad científica subrayan que la vacuna es una de las principales vías para terminar con la pandemia.

Ahora que millones de personas reciben dosis cada día, gobiernos, universidades y agencias de salud pública también han comenzado a publicar sus recomendaciones de lo que pueden hacer y lo que no los que han sido vacunados.

Estas recomendaciones, no obstante, pueden cambiar a medida que se conozca más de las vacunas o de las actuales variantes del coronavirus.

También pueden cambiar de un lugar a otro. De hecho, puede que en tu país aún no se apliquen, dada las restricciones que cada nación ha impuesto para controlar la pandemia por las circunstancias específicas de cada lugar.

También, en numerosos lugares, la flexibilización tras la vacunación ha sido limitada de momento, ya sea porque la cantidad de población que ha sido inmunizada es muy pequeña o ante temores de que dar una mayor libertad a personas vacunadas pueda llevar a discriminar a los que no han podido inmunizarse.

Los expertos también señalan que, más allá de las recomendaciones generales, cada persona debe evaluar sus riesgos individuales y hacer un análisis bien meditado de lo que es seguro hacer no solo para uno mismo, sino también para los que lo rodean.

Recuerda que aún estamos descubriendo cómo funciona el virus y las vacunas, por lo que te recomendamos que, ante la duda, consultes también con tu médico y visites las páginas oficiales sobre el tema de tu país.

¿Cuándo una persona puede considerarse completamente vacunada?

De acuerdo con los Centros para el Control de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), se considera que las personas están completamente vacunadas:

  • dos semanas después de recibir la última inyección de las vacunas que se administran en una serie de dos dosis, como las de Pfizer o Moderna;
  • dos semanas después de recibir una vacuna de dosis única, como la de Johnson & Johnson.

“Si han pasado menos de dos semanas desde su primera dosis, o si aún necesita recibir su segunda dosis de una vacuna de dos dosis, NO está completamente protegido”, alertan los CDC.

¿Puedo visitar amigos o reunirme con otras personas en grupos?

Aunque depende de las regulaciones vigentes en tu país, los científicos coinciden en que no supone un riesgo reunirte con otras personas en pequeños grupos si estas ya están también vacunadas.

Una reunión con un pequeño grupo de personas vacunadas, según la Universidad de Harvard, es considerada de bajo riesgo, ya sea en espacios abiertos o cerrados, y no es necesario el uso de mascarillas.

La situación es diferente si se visita a alguien que no ha sido vacunado, dado que existe una posibilidad de que, aunque tengas la vacuna, todavía puedas portar el virus y trasmitírselo a alguien que aún no tienen inmunidad.

Sin embargo, los CDC aseguran que es posible visitar personas no vacunadas que tengan un riesgo bajo de contraer una enfermedad grave debido al COVID-19 si tomas medidas de protección, como el uso de mascarillas y la distancia física de al menos dos metros.

La Universidad de Harvard señala que los riesgos son mayores si una persona vacunada visita a otra mayor de 60 años que no ha recibido aún la vacuna, dado que el COVID-19 suele ser más grave en edades avanzadas.

“Si es posible, realice la visita al aire libre o en un espacio bien ventilado para reducir el riesgo de contagio”, indica la universidad en ese último caso.

Algo semejante debe hacerse, indica, en caso de una reunión con personas que provengan de diferentes hogares o diferentes lugares.

¿Puedo viajar por placer o irme de vacaciones?

Este viernes, los CDC aseguraron que era seguro para las personas que estaban vacunadas viajar, siempre que mantuvieran la mascarilla en los medios de transporte público, incluidos aviones.

Según los CDC, investigaciones recientes sugieren que las personas vacunadas pueden viajar sin necesidad de hacer cuarentenas o presentar pruebas de COVID-19, dado que para ellos el riesgo es bajo.

Esto solo aplica a Estados Unidos y es posible que en tu país todavía no sea posible.

A excepción de los CDC, la mayoría de las recomendaciones señalan que, de momento, no es prudente viajar, aunque te hayas vacunado.

“Viajar en avión, autobús o tren te pone en contacto con muchas personas y aumenta el riesgo de transmisión”, indica la Universidad de Harvard.

Playa de Miami Beach

Reuters
Los viajes y las vacaciones de momento no son recomendables.

Los expertos de la Universidad de Harvard explican que esto se debe a que las vacunas no ofrecen una protección del 100% y apuntan a la amenaza de nuevas cepas.

“Debemos mantener la cautela, especialmente a medida que aprendemos más sobre las variantes que nos preocupan y cuánto protege la vacuna contra estas”, indican.

¿Puedo ir a restaurantes o conciertos?

De nuevo, siempre dependerá de lo que tu país haya regulado en su estrategia para contener el coronavirus.

No obstante, lo que la ciencia ha averiguado hasta ahora es que el riesgo de infección durante actividades sociales públicas, como cenar en el interior de un restaurante o ir al gimnasio, es menor para las personas completamente vacunadas.

“Sin embargo, aún se deben tomar precauciones ya que el riesgo de transmisión en estos entornos es mayor y probablemente aumenta con la cantidad de personas no vacunadas presentes”, indican los CDC.

The Shady Maples Smorgasbord bufé

Getty Images
Aún no es recomendable comer en el interior de restaurantes.

Por lo tanto, señalan que las personas completamente vacunadas que participan en actividades sociales en entornos públicos deben continuar siguiendo todas las pautas de protección, incluido el uso de mascarillas bien ajustadas, mantener la distancia física, evitar multitudes o espacios mal ventilados y lavarse las manos con frecuencia.

¿Qué pasa si, después de la vacuna, entro en contacto con alguien que da positivo por coronavirus?

De acuerdo con los CDC, si ya te has vacunado y has estado cerca de alguien que tiene covid-19, no es necesario que hagas cuarentena ni que te hagas la prueba a no ser que presentes síntomas.

Sin embargo, la situación es diferente si vives con otras personas que no están vacunadas.

En ese caso se recomienda mantenerse alejado de los demás durante 14 días y hacerse la prueba, incluso si no tienes síntomas.

¿Qué más no debo hacer?

Cada país puede tener recomendaciones diferentes basadas en sus propias medidas para contener el virus.

Las diferentes recomendaciones publicadas hasta la fecha sugieren que las personas vacunadas deben seguir evitando aglomeraciones, ya sean medianas o grandes, y también visitar espacios cerrados donde haya muchas personas.

Un hombre inocula una vacuna a otro

Getty Images
Como las vacunas no son efectivas al 100% debemos protegernos aunque estemos vacunados.

Si las situaciones anteriores son inevitables, se recomienda el uso de mascarilla y mantener la distancia física de ser posible.

Los CDC recomiendan que en los lugares de trabajo también se mantengan las medidas de distanciamiento, aunque el personal esté vacunado.

También que las personas vacunadas estén atentas ante cualquier síntoma de coronavirus y evitar contacto con otros en caso de presentar alguno.

¿Qué debo tener en cuenta tras ser vacunado?

Los expertos insisten en que cada persona debe realizar una profunda evaluación de riesgos y tomar en cuenta que:

  • ninguna vacuna es totalmente efectiva;
  • no sabemos aún cuánto dura su protección;
  • no sabemos tampoco del todo cómo responden a las nuevas variantes;
  • se deben atender factores de riesgo personal que puedan colocarte a ti u a otras personas a tu alrededor en mayor riesgo;
  • no sabemos cuán bien protegen las vacunas de que propaguemos el virus a otras personas, aunque no nos afecte a nosotros;
  • y, por tanto, se deben mantener otras medidas de prevención que ayudan a detener la propagación del coronavirus incluso aunque estemos vacunados.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5JIm2fDK1es

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.