Regala una cena a quien más lo necesita (y ayuda a un negocio)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Sonrisas Navideñas: así puedes regalar una cena a quien más lo necesita (y ayudar a un negocio)

Apoya a gente de bajos recursos a tener una comida caliente y a negocios locales que forman una red solo con consumir local.
Especial
25 de diciembre, 2020
Comparte

Esta Navidad y fin de año puedes ayudar a que personas que perdieron sus empleos o vieron sus ingresos reducidos tengan algo que comer, y a que pequeños negocios sobrevivan la crisis por la pandemia de COVID-19.

Para ayudar, basta con ir a consumir en fondas y restaurantes locales que forman parte de una red comprometida a regalar comidas a personas que no cuenten con recursos para pagarlas.

La iniciativa se llama Sonrisas Navideñas, y es coordinada por personas que desde hace 12 años reparten comida y bebidas calientes a familiares que esperan afuera de hospitales a que les den informes de pacientes, a poblaciones callejeras y damnificados por los sismos en la Ciudad de México.

Lee: La comida que nos une en Navidad

Denisse Silva, quien inició con Sonrisas Navideñas, cuenta que hace 13 años, cuando su bisabuela estuvo internada en un hospital de la Ciudad de México la noche de Navidad, un grupo de personas llegó a regalarles vasos de ponche y pan dulce, un gesto que ella y su familia apreciaron mucho, por lo que decidieron replicarlo.

“Vimos que tenía potencial porque se fue agregando gente de mi familia y amigos. Pronto dejó de ser solo café y empezamos a preparar sándwiches y algunas cosas más elaboradas. Para la tercera edición se hizo más grande y pudimos cubrir cada vez más hospitales”, señala.

Desde hace tres años, decidieron ampliar la iniciativa y acudir también a regalar una cena de Navidad a personas en situación de calle, y en 2017 incluyeron a familias que perdieron su casa a causa de los sismos.

Sin embargo, este año, debido a la pandemia tuvieron que modificar el esquema de apoyo. En vez de acudir a repartir comida a las calles, diseñaron una plataforma para que pequeños negocios de comida se conecten con personas que necesitan alimentos, de tal forma que ambos grupos sean favorecidos.

¿Cómo funciona Sonrisas Navideñas?

Sharoon Negrete, voluntarie de la iniciativa, explica que las comidas que regalarán los restaurantes estarán previamente pagadas por personas que acudan directamente a los locales, o mediante donativos que reciba Sonrisas Navideñas y sean distribuidos por los organizadores entre los negocios que se inscriban en la plataforma.

Los negocios inscritos aparecerán en un mapa para que quienes decidan ir a consumir y donar sepan en dónde están ubicados y cuáles son.

Cada restaurante contará con un pizarrón en la entrada en el que se señale que hay comidas disponibles para quien las requiera, y por cada una que regalen emitirán un recibo que será entregado a Sonrisas Navideñas para comprobar la entrega de alimentos.

Entérate: Pandemia y Navidad: los relatos de cómo afectados por COVID vivirán la Nochebuena

Esto permitirá que los negocios cuenten con ventas seguras de comida, lo que reducirá el riesgo de que cierren ante las restricciones por el semáforo rojo en la Ciudad de México, previsto por lo menos hasta el próximo 10 de enero.

El esquema fue probado en el último mes en algunas fondas de la colonia Del Valle, y ha funcionado. Los dueños de los negocios aceptaron con gusto tener entre 30 y 40 comidas pagadas a la semana, que reparten a personas que piden dinero en las calles y que se acercan a sus locales para pedir que les regalen comida.

Aunque de inicio, la idea surgió en Estados Unidos, donde actualmente vive Sharoon. En mayo pasado ella y su esposo perdieron su trabajo y  el departamento en el que vivían, en Filadelfia, se incendió.

Ante su situación, Josh Kim, dueño del restaurante local Spot Burgers, les ayudó a conseguir un nuevo lugar para rentar y les obsequió comida.

Y como ellos no fueron los únicos afectados por la crisis derivada de la pandemia, montó también una pequeña tienda de productos a precio de proveedores, para que los vecinos pudieran adquirir sus productos a menor costo que en otros negocios.

De acuerdo con Sharoon, estas acciones incrementaron la clientela de Spot Burgers, debido a que se corrió la voz de que es un negocio solidario, por lo que esperan que ocurra un efecto similar en los negocios que participen en Sonrisas Navideñas.

Además de la Ciudad de México, la iniciativa espera que grupos de otros estados del país decidan replicar el modelo de acercamiento de pequeños negocios con donantes y con personas que necesiten comida.

Para saber qué negocios participan en Sonrisas Navideñas y apoyarlos visita su página web, en donde también podrás inscribir tu restaurante, o ponerte en contacto con las organizadoras, quienes se encuentran abiertas a compartir la información de cómo montar una red solidaria en cualquier otro estado del país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 consejos (muy) simples para lidiar con la fatiga que nos generan las pantallas

Para muchos, este último año la casa se transformó en el lugar de trabajo. Y la vista es uno de los sentidos perjudicados por tanto consumo de pantallas digitales. Te compartimos consejos fáciles que puedes aplicar para aliviar la fatiga ocular.
17 de abril, 2021
Comparte

Agenda para hoy:

7:00 a 9:00 – revisar las noticias y los correos (dispositivo: teléfono celular).

10:00 – reunión por Zoom (dispositivo: tableta)

10:30 a 18:30 – trabajar (dispositivo: computadora portátil)

20:00 – serie (dispositivo: televisor)

Tal vez esta agenda del día puede aplicarse a muchas personas que durante la pandemia por la covid-19 tuvieron que adaptarse al teletrabajo.

Y la consecuencia evidente tras estas actividades es que nuestros ojos estén cansados por estar mirando constantemente dispositivos electrónicos.

Según un reciente estudio publicado en la revista American Journal of Ophthalmology, el exceso de exposición a las pantallas digitales y las actividades al aire libre limitadas están asociadas a la aparición y la progresión de la miopía y podrían agravarse durante y posteriormente al período de la pandemia.

En un lente se refleja una pantalla electrónica.

Getty Images

Incluso algunos oftalmólogos advierten que “la fatiga visual digital en la pandemia de la covid-19 es una amenaza emergente para la salud pública”, según publica el Indian Journal of Ophthalmology.

Los niños tampoco están exentos. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) sostiene que mirar las pantallas durante horas y horas puede provocar fatiga visual, visión borrosa y ojos secos también en los menores.

Pero a no desesperarse.

Aquí te compartimos 4 consejos simples que puedes aplicar en el teletrabajo y en tus horas de ocio electrónicas para aliviar la fatiga que genera la prolongada exposición a las pantallas digitales.

1. Alarma para la 20-20-20

Ya te contamos sobre los beneficios de la regla 20-20-20 en la que tanto insisten los especialistas en ojos. 👉 La regla 20-20-20

Igual, te la refrescamos.

Reloj que marca 20 segundos.

Getty Images
La regla 20-20-20 es una manera de ayudar a descansar los ojos.

La técnica 20-20-20 sirve para relajar los músculos de dentro y alrededor de los ojos que son los que hacen que puedas mirar detenidamente en una misma dirección.

Consiste en que cada 20 minutos, debes mirar algo al menos a 20 pies de distancia, que son unos seis metros, durante 20 segundos.

Pero seamos sinceros. ¿Recuerdas descansar los ojos cada 20 minutos?

Una solución práctica para cumplir con la regla es programar una alarma en el teléfono.

Si tu teléfono no cuenta con esa función, existen varias aplicaciones gratuitas que puedes descargar como Repeat Alarm o Interval Timer y que cada 20 minutos tengas un ayuda de memoria electrónico.

2. Lámparas LED y ubicación

Si la luz artificial de tu casa te provoca dolores de cabeza, una recomendación es cambiar las bombillas.

Intenta usar lámparas LED o una luz más suave que no cause destellos o haga zumbido.

Otro consejo es que coloques la pantalla de la computadora evitando el reflejo sobre todo de la iluminación que provenga del techo o de las ventanas.

Un hombre a oscuras mira una pantalla.

Getty Images
Puedes mejorar la luz y tu posición frente a la pantalla para aliviar la fatiga ocular.

Por último, según la Asociación Estadounidense de Optometristas (AOA, por sus siglas en inglés), a la mayoría de las personas les resulta más cómodo ver una pantalla cuando los ojos miran hacia abajo.

La pantalla debe estar entre unos 15 a 20 grados por debajo del nivel de los ojos medido desde el centro de la pantalla (entre unos 10 y 12 cm) y entre 50 a 70 cm de distancia de los ojos.

3. Letra más grande y color

Adaptar la letra de la computadora puede ayudarte a que el ojo no se esfuerce más de lo que ya lo hace diariamente frente la pantalla.

No hay un tamaño ideal que se adapte a todas las personas así que debes encontrar cuál te sienta mejor, opinan los especialistas.

Una mujer frunce el ceño intentando leer la pantalla del teléfono celular.

Getty Images
Recuerda que puedes ajustar el tamaño de la letra en sus aparatos electrónicos para no forzar tu vista.

Ajustar el brillo de la pantalla para que coincida con el nivel de la luz en donde te encuentres es otra forma de ayudar a evitar la fatiga ocular.

Y algunos expertos dicen que el texto oscuro sobre un fondo claro es generalmente mejor para los ojos que el texto claro sobre un fondo oscuro.

4. Presente en Zoom

¿Estás cansado de las reuniones de Zoom?

De ellas tal vez no puedas escaparte pero si te fatiga ver tu propio rostro en la pantalla puedes ocultarlo sin que afecte la comunicación.

Puedes hacerlo con la función “Hide self view” en el menú que se despliega en los tres puntos a la derecha del cuadro donde aparece tu cara.

Boris Miranda y Analía Llorente en una llamada de Zoom.

BBC
Puedes ocultar tu rostro en una llamada de Zoom si estás cansado de verte a ti mismo.

Puedes volver a habilitarlo si cambiaste de opinión.

Y tú que llevas trabajando o estudiando en casa hace más de un año por la pandemia del covid-19, ¿tienes algunos consejos simples para evitar la fatiga que te provocan las pantallas de los aparatos electrónicos?

Cuéntanos en este post de Facebook.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.