¿Tienes un crédito de Fovissste en UMAS? Podrás reestructurarlo a pesos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Tienes un crédito de Fovissste en UMAS? Ya podrás reestructurarlo a pesos

Este lunes el Fovissste presentará su esquema para dar certeza a los acreditados sobre cuánto deberán pagar y dentro de qué plazo. Habrá dos programas para la reestructuración.
Cuartoscuro
7 de diciembre, 2020
Comparte

Este lunes 7 de diciembre entra en vigor el programa “Reestructura de UMAS a pesos”, impulsado por el Fondo de Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste). Con esta iniciativa se podrán migrar los financiamientos obtenidos en Unidad de Medida y Actualización (UMA) a pesos.

El programa nace “en respuesta a una demanda social que por décadas han externado los trabajadores del Estado”, aseguró el vocal ejecutivo del órgano, Agustín Rodríguez López, durante la conferencia matutina el pasado 3 de diciembre.

Con estas acciones, Rodríguez López aseguró que se estará cumpliendo con el compromiso del gobierno al ofrecer las condiciones que permitan elevar la calidad de vida del trabajador del Estado y de su familia.

El programa atenderá a los acreditados mediante dos productos: Reestructura de UMAS a Pesos Interna y Reestructura de UMAS a Pesos con la Banca Comercial. Para transformar el crédito, el trabajador deberá estar atento a su estado de cuenta, ya que se analizará el mismo para dictaminar si es candidato a la aplicación de alguna de las dos modalidades.

Lee también: Discurso completo de AMLO en su informe de dos años de gobierno

De ser el caso, se habilitará en automático un banner con la siguiente leyenda: “Este programa es susceptible a incorporarse al programa Reestructura de UMAS a pesos”. 

Al hacerle click al anuncio, aparecerá una lista con todos los documentos con los que los trabajadores del Estado deberán dirigirse al departamento de vivienda para realizar el trámite.

Según información de El Economista, este mismo lunes el Fovissste presentará su esquema para dar certeza a los acreditados sobre cuánto deberán pagar y dentro de qué plazo. Asimismo, se especificarán detalles de los dos productos propuestos.

Uno de los programas estará en manos del organismo para la reestructuración y el otro funcionará con el apoyo de la banca comercial, la cual se encargará de reconfigurar los créditos otorgados por el fondo.

¿Qué es un UMA?

La Unidad de Medida y Actualización, según el Instituto de Geografía e Información (Inegi), es una referencia económica en pesos para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas, así como en las disposiciones jurídicas que emanen de todas las anteriores.

Se utiliza para calcular créditos hipotecarios, multas, impuestos, trámites gubernamentales y prestaciones. El Inegi cambia su valor cada 12 meses.

El valor mensual de la UMA se calcula multiplicando su valor diario por 30.4 veces. Su valor anual se calcula multiplicando su valor mensual por 12.

En 2020 su valor diario es de 86.8 pesos mexicanos; su valor mensual es de $2.641.5 y el valor anual es de $31,693.80.

Reestructura de UMAS a Pesos Interna

Con propósito de este cambio, el trabajador deberá de cumplir con un crédito otorgado antes del 1 de enero de 2006 y, de manera individual, ser un trabajador activo al cierre de junio de 2019 y no encontrarse en cobranza.

El Fovissste ofrecerá una quinta al salario insoluto de la deuda, el crédito se denominará en pesos y se le aplicará una tasa nominal del 6%.

Te puede interesar: Discurso completo de AMLO en su informe de dos años de gobierno

Esta reestructuración, según El Economista, se pretende transformar en un principio a 5 mil 482 créditos y se ofrecerá una quinta hasta del 5% del saldo de la deuda.

La Reestructura de UMAS a Pesos Interna tendrá que ser formalizada ante un notario público, asimismo el plazo del crédito no se extenderá, sino que se mantendrá el plazo legal del crédito original.

Reestructura de UMAS a Pesos Banca Comercial

Los bancos participantes en este segundo producto ofrecerán créditos denominados en pesos a una tasa de interés fija nominal preferencial para refinanciar el préstamo original, mientras que el plazo del crédito será el que determine tanto el acreditado como el banco.

Con este esquema se plantea la reestructuración de alrededor de 47 mil 668 créditos. El Fovissste cobrará, a su vez, una comisión a la institución bancaria por los servicios de recuperación vía descuento de nómina de los créditos hipotecarios.

Con relación a esto: Bancos extienden un mes más el congelamiento del pago de créditos por la pandemia

En el caso de que el acreditado se pensione, salga del sector, disminuya su salario, cambie de dependencia o presente algún cambio similar, se deberá hacer el pago por medio de la institución que otorgó el préstamo. 

Para este programa se deberá contar con aportaciones del SAR en los últimos seis meses, además su edad sumada con el tiempo restante del crédito debe ser menor a 80 años.

La dependencia sugiere estar al pendiente de las actualizaciones que haga a través de sus redes sociales y de su portal digital Fovissste: https://www.gob.mx/fovissste

Con información de El Economista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: enfrentamientos y desesperación en Shanghái por el estricto confinamiento y la falta de comida

La tolerancia cero contra el coronavirus en China está poniendo a prueba la capacidad de resistencia de los residentes de Shanghái cuando la mayor parte del mundo aprende a convivir con el patógeno.
15 de abril, 2022
Comparte

Bloques de apartamentos convertidos en centros de cuarentena. Civiles enfrentados a la policía. Interrupciones en el suministro de alimentos y productos.

Así es el panorama que vive Shanghái, la mayor urbe de China, en su tercera semana de estricto confinamiento por el brote de coronavirus que amenaza a la controvertida estrategia de “covid cero” del gigante asiático.

A causa de la propagación de la variante ómicron, la ciudad, con 25 millones de habitantes y un peso vital para la economía del país, sufre la peor ola desde la originada en Wuhan hace más de dos años.

Millones están confinados. Todo aquel que dé positivo es puesto en cuarentena. La ciudad registra más de 20.000 casos al día, un número relativamente menor comparado al de muchos países que ya intentan aprender a convivir con el patógeno.

Pero las estrictas medidas de China implican que las infecciones comiencen a salirse de control para las autoridades, que ahora tienen dificultades para encontrar espacio suficiente para los positivos.

Videos aparecidos este jueves en redes sociales muestran choques entre la policía y personas forzadas a dejar sus casas para que sus hogares sirvan como lugares de aislamiento para los infectados.

Shanghái en confinamiento.

EPA
Shanghái tiene 25 millones de habitantes y es considerada la capital financiera de China.

Centros de exhibición y escuelas también han sido convertidos en instalaciones de cuarentena. También se han montado hospitales improvisados.

En un mundo que aprende a vivir con el virus, y con la mayoría de casos detectados siendo leves, las estrictas restricciones de China parecen estar causando ahora una visible desesperación en algunos de sus habitantes.


Análisis de Robin Brant – Corresponsal en Shanghái

Tres semanas de confinamiento y algunos aquí en Shanghái están enojados.

Escenas como estas (los videos de enfrentamientos entre la policía y habitantes) son inusuales, pero también lo es confinar a casi 25 millones de personas.

Vestidos de la cabeza a los pies con trajes protectores en un distrito al este de la ciudad, funcionarios forzaron personas fuera de sus apartamentos de alquiler para convertirlos en instalaciones temporales para la cuarentena, en nombre de la guerra contra el resurgimiento del covid.

Pero que secuestraran sus hogares fue demasiado para algunos, y para todos fue fácil escuchar su desesperación.

A unas pocos kilómetros de distancia hubo una protesta organizada, una postura audaz mientras se afianza el confinamiento en un país donde te pueden arrestar por buscar peleas.

Están enojados porque una escuela local se convirtió en otra instalación de cuarentena. Al final, la policía con escudos antidisturbios los obligó a salir de las calles.

Esto fue a pequeña escala, pero es una señal de ira y frustración a medida que avanza este bloqueo.


Residentes haciendo cola para hacerse tests en Shanghái.

Reuters
No hay fecha establecida para el fin del confinamiento en Shanghái.

Enojo en redes sociales y la calle

En semanas recientes, muchos han recurrido a las redes sociales para quejarse sobre las restricciones y la falta de alimento y suministros.

Normalmente, este tipo de quejas y comentarios no pasan los filtros de censura oficiales, pero el número de quejas está siendo tan alto que está dificultando la labor de los moderadores.

Muchos otros están usando aplicaciones de mensajería internas para mostrar su descontento.

Lo que ocurre en redes sociales se replica con lo que se ha visto en videos sobre lo que sucede en las calles.

Imágenes han mostrado a residentes gritando a funcionarios y policías pidiendo alimentos y suministros. Y otros videos evidenciaron los choques entre la policía y los residentes que fueron forzados a dejar sus casas para que los casos positivos sean puestos en cuarentena.

Falta de suministros

El bajo número de casos graves en Shanghái ha hecho que muchos se pregunten si el confinamiento es necesario.

Las personas deben ordenar comida y agua y deben esperar por los envíos del gobierno de vegetales, carne y huevos, pero algunos analistas dicen que muchos se están quedando sin suministros.

Trabajadores distribuyendo comida a comienzos de este mes.

Reuters
Los servicios de distribución de alimentos en Shanghái están saturados.

El alcance del confinamiento ha saturado los servicios de entrega, los sitios web de las tiendas de comestibles y hasta la distribución de los suministros del gobierno.

Mientras, en otras partes de China algunos sectores manufactureros puede que se vean obligados a cerrar, al menos temporalmente, porque las compañías no están obteniendo componentes esenciales desde Shanghái.

He Xiaopeng, presidente del fabricante de vehículos eléctricos Xiao Peng, dijo que si las operaciones no reiniciaban otra vez en Shanghái en mayo, potencialmente todas las fábricas de automóviles tendrían que dejar de operar.

“Persistir es vencer”

La vasta mayoría de casos detectados cada día son personas sin síntomas y no ha habido muertes reportadas de forma oficial en la ciudad durante este brote.

Según funcionarios de salud, este jueves solo hubo nueve casos graves, especialmente en pacientes mayores con otras dolencias previas.

Sin embargo, las autoridades han prometido que la ciudad “no se relajará en lo más mínimo”, preparando alrededor de 100 instalaciones de cuarentena para recibir a todos los casos.

La presión sobre la ciudad para poner el brote bajo control viene desde arriba, con el presidente Xi Jinping advirtiendo este miércoles que las estrictas medidas “no deben relajarse” y proclamando que “persistir es vencer” en un discurso publicado por medios estatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.