Empresa ligada a desvíos vendió equipo de espionaje a gobiernos del PRI
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter: Alejandro Moreno

Empresa investigada por desvíos vendió equipos de espionaje a gobiernos del PRI

La empresa que vendió los equipos a los gobiernos de Campeche y Estado de México es investigada por presuntamente participar en una red de desvíos liderado por Tomás Zerón, exdirector de la AIC.
Twitter: Alejandro Moreno
Por Zedryk Raziel y Alberto Pradilla
29 de enero, 2021
Comparte

Acumen Telecomunicaciones S.A de C.V., compañía que es investigada por la FGR por presuntamente haber formado parte de un esquema de desvíos millonarios de Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), fue contratada por las administraciones del Estado de México y de Campeche, ambas del PRI, para adquirir equipos de espionaje.

Entre 2015 y 2018, los gobiernos del exgobernador Eruviel Ávila y de Alejandro Moreno Cárdenas -mandatario con licencia y hoy dirigente nacional del PRI- adjudicaron a dicha empresa contratos por 90 millones 927 mil 938 pesos, IVA incluido, para la compra de aparatos y licencias de espionaje fabricados por la firma estadounidense de ciberseguridad e inteligencia Verint Systems Inc., que ha tenido nexos con exfuncionarios militares de Israel.

De acuerdo con los contratos suscritos con Acumen Telecomunicaciones S.A. de C.V., en poder de Animal Político, las administraciones priistas del Edomex y Campeche compraron el equipo Verint modelo GI2 para que los utilizaran sus Fiscalías. 

Los aparatos adquiridos son discretos “maletines” portátiles con antena que pueden intervenir teléfonos de manera remota en un radio de hasta 500 metros a fin de interceptar comunicaciones y extraer información alojada en los dispositivos.

Ni el exgobernador Eruviel Ávila -hoy senador de la República- ni la actual administración de Campeche quisieron responder los cuestionamientos de este medio sobre sus adquisiciones de sistemas de espionaje.

Los negocios de Verint en México no son nuevos, pues la compañía tecnológica proveyó de sus equipos al Cisen, la Policía Federal, Pemex y el SAT en las administraciones federales de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. 

En 2014, Aristegui Noticias dio a conocer que la firma colaboró con la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) para espiar a funcionarios mexicanos. En 2018, Verint pretendió fusionar NSO Group, fabricante del malware Pegasus, que durante el sexenio peñista fue utilizado para espiar a activistas y periodistas. La fusión no se concretó.

Acumen Telecomunicaciones S.A. de C.V., se constituyó en 1997 y tiene como socios a Carlos Shapiro Kudler, Bernardo Shapiro Kudler y Sión Farca Soffer, todos de ascendencia israelí. El representante legal de la compañía es Alfonso Nemesio Ramos Soriano.

Esta empresa fue vinculada recientemente por la Fiscalía General de la República (FGR) en una investigación interna sobre una presunta malversación de 60 millones de dólares del erario operada entre 2013 y 2014 por Tomás Zerón, quien está prófugo de la justicia acusado de desaparición forzada, tortura, peculado y fraude. Actualmente se encontraría en Israel, donde, según el presidente Andrés Manuel López Obrador, está intentando pedir asilo alegando ser un perseguido en México. 

El gobierno de Eruviel Ávila fue el que hizo la compra más cuantiosa de aparatos de espionaje Verint. El 16 de enero de 2015, la Secretaría de Finanzas estatal suscribió, por adjudicación directa, el contrato CB/199/2014 con Acumen Telecomunicaciones S.A. de C.V.. 

La administración mexiquense compró tres sistemas tácticos Verint de inteligencia GI2 por un monto global de 62 millones 345 mil 538 pesos con IVA (el precio unitario de cada equipo fue de 20.7 millones de pesos). 

El contrato especifica que los bienes adquiridos serían utilizados por la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de México, dirigida por Alejandro Jaime Gómez Sánchez. Convertido en Fiscal General del Estado, dicho funcionario continúa en el cargo en la administración del también priista Alfredo del Mazo.

Por su parte, el 21 de agosto de 2017, el gobierno de Campeche, con Alejandro Moreno aún en funciones de mandatario estatal, suscribió con Acumen Telecomunicaciones S.A. de C.V. el contrato 112/2017 por un monto de 25 millones 520 mil pesos, IVA incluido, para la adquisición de una unidad espía de Verint y licencias de software. 

El año siguiente, el 24 de mayo de 2018, el gobierno estatal firmó otro contrato con la empresa mexicana -el número 018/2018– por 3 millones 062 mil 400 pesos para la renovación de licencias de intercepción de llamadas y mensajes SMS.

Las adquisiciones -ambas por adjudicación directa– fueron efectuadas a través de la Secretaría de Administración e Innovación Gubernamental de Campeche a petición expresa del titular de la Fiscalía General del Estado, Juan Manuel Herrera Campos, quien continúa en el cargo. 

Herrera Campos fungió como encargado de despacho de la Procuraduría estatal de Guerrero en la gestión de Ángel Aguirre, tras la destitución de Alberto López Rosas por un enfrentamiento entre policías y normalistas que dejó dos estudiantes muertos en 2011.

Las especificaciones técnicas incluidas en los contratos con Acumen Telecomunicaciones S.A. de C.V. detallan que los equipos Verint tienen la capacidad de localizar, interceptar, seguir, manipular y controlar teléfonos móviles. 

Una de sus funciones consiste en “detener” mensajes SMS entrantes y salientes de un dispositivo capturado, modificar su contenido y enviarlos de nuevo como si fuesen los mensajes originales; permite enviar SMS a nombre de “cualquier persona en el mundo” y acceder a todos los mensajes y registros de llamadas archivados en el dispositivo.

El equipo imita llamadas, bloquea llamadas entrantes y salientes, clona tarjetas SIM, rastrea dispositivos y es capaz de activar el micrófono de manera indetectable para hacer escuchas del entorno.

“Ésta es una herramienta muy valiosa para ayudar a los gobiernos, la policía, las unidades militares y agencias de inteligencia para detectar criminales y terroristas, tomar el control de las situaciones amenazantes, recoger información y pruebas y localizar objetivos y enemigos para la captura y neutralización”, señalan los anexos de los contratos.

Animal Político consultó al enlace de prensa del exgobernador Eruviel Ávila, hoy senador del PRI, sobre los motivos para adquirir sistemas de espionaje; el enlace comunicó que el priista “se reservaba” hacer comentarios. 

El área de comunicación social de la actual administración del Edomex (Alfredo del Mazo sucedió a Ávila en la gubernatura) informó que los contratos suscritos con Acumen Telecomunicaciones S.A. de C.V. ya no están vigentes, y aseguró que los equipos espía ya no están en uso.

Por su parte, a través de su oficina de comunicación, el gobierno de Campeche -que de manera provisional quedó a cargo de Carlos Miguel Aysa González tras la salida de Alejandro Moreno, que asumió como dirigente nacional del PRI- acordó que enviaría a este medio un posicionamiento sobre la adquisición de sistemas Verint, pero la comunicación no fue recibida.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Sinovac: la emergencia por la que expertos en Indonesia piden una tercera dosis de esta vacuna china

Desde febrero han muerto al menos 30 médicos y enfermeras que ya habían recibido dos inyecciones de la vacuna china en un país que registra más de 20 mil nuevos contagios al día.
Getty Images
5 de julio, 2021
Comparte

Al menos 20 médicos y 10 enfermeras en Indonesia murieron entre febrero y junio de este año, a pesar de estar vacunados con dos dosis contra la COVID-19, según la asociación de los trabajadores de la salud del país.

Los expertos están haciendo ahora un llamado para que estos reciban una tercera dosis de Sinovac (la vacuna china que también se administra en Chile, Uruguay y varios otros países de América Latina), mientras Indonesia lucha contra un aumento en las infecciones impulsado por nuevas variantes.


En la entrada de un centro de vacunación en las afueras de Yakarta, cientos de personas empujan para entrar. Un guardia les dice que tengan paciencia, que adentro no hay espacio.

Menos del 8% de la población(250 millones) de Indonesia ha sido vacunada y con un aumento dramático de casos, impulsado por nuevas variantes como la delta, la gente está desesperada por obtener protección.

Dentro, el alcalde local, Arief Wismamsyah, explica que ha habido un malentendido: deben registrarse antes de acercarse, dice.

Afuera, por un altavoz, los guardias le dicen a la gente que se vaya a la casa… pero nadie se mueve.

“Ningún efecto”

Actualmente Indonesia registra más de 20,000 nuevos casos de COVID-19 por día, aunque los expertos dicen que la cifra es con toda probabilidad mucho mayor, dado que no se hacen suficientes pruebas fuera de la capital, Yakarta.

Multitud frente a un centro de vacunación en Denpasar, Bali, Indonesia, 26 de junio de 2021

Antara/Reuters
Las filas frente a los centros de vacunación son inmensas.

Pero incluso entre los inmunizados hay una creciente preocupación sobre cuánta protección les brindará la vacuna fabricada en China.

De los 949 trabajadores de la salud que murieron por COVID-19 en Indonesia entre febrero y junio, 20 médicos y 10 enfermeras habían recibido ambas dosis de Sinovac.

Los médicos se muestran reacios a hablar públicamente, pero admiten que se sienten muy vulnerables.

Una especialista en pulmones, que prefiere permanecer en el anonimato, es una de las que recibió sus dos dosis.

Después de un mes, dice que se hizo una prueba para verificar el nivel de anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad en su cuerpo.

“No tuvo ningún efecto. Esta vacuna no me generó anticuerpos“, le dijo al servicio indonesio de la BBC. “La hice de nuevo un mes después y obtuve los mismos resultados”.

Reconoce que algunos de sus colegas obtuvieron mejores resultados, pero en ella, la vacuna Sinovac tuvo poco o ningún efecto, remarca.

Ensayos

La Sinovac fue aprobada para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indicó que los resultados habían mostrado que previno la enfermedad sintomática en el 51% de las personas vacunadas.

También señaló que la vacuna previno los casos graves de COVID-19 y la hospitalización en el 100% de la población estudiada.

Médicos en Indonesia

EPA
Los trabajadores de la salud comenzarón a ser vacunados con Sinovac en enero.

Sinovac Biotech, que fabrica la vacuna, insiste en que dos dosis son suficientes para ofrecer protección contra los casos graves de la enfermedad.

La farmacéutica informó que está realizando ensayos clínicos sobre la eficacia de una tercera inyección y afirma que los primeros resultados son alentadores.

“Después de dos inyecciones, nuestro cuerpo ya ha producido una memoria inmune. En cuanto a en qué casos se necesitará la tercera inyección, hay que darles a los investigadores más tiempo para estudiarlo”, dijo recientemente Yin Weidong, CEO de Sinovac a la Televisión Central de China.

Yin explicó que cuando los voluntarios que habían sido doblemente vacunados con la vacuna Sinovac recibieron una tercera inyección después de tres y seis meses, la respuesta de anticuerpos llegaba a multiplicarse por 10 en una semana y por 20 en 15 días.

El equipo de mitigación de riesgos de la Asociación Médica de Indonesia dice que cree que, en general, cualquier vacuna aprobada por la OMS y las autoridades indonesias está ayudando a reducir el riesgo de COVID-19 grave.

Pero ahora está evaluando si los trabajadores de la salud deberían recibir una dosis adicional.

Debate sobre la tercera dosis

Dicky Budiman, epidemiólogo de la Universidad Griffith, en Australia, se encuentra entre los que apoyan la medida.

“En este momento en el que nos enfrentamos a una ola impulsada por nuevas variantes, es muy urgente que reciban un refuerzo. Es necesario potenciar la efectividad de la vacuna Sinovac y aumentar los anticuerpos frente a variantes como la delta uno”, opina.

Sinovac

EPA
Indonesia confía en la vacuna Sinovac para frentar el avance de la pandemia.

Tri Yunis Miko, epidemiólogo de la Universidad de Indonesia, dice que la eficacia de la vacuna disminuye con el tiempo, y recuerda que han pasado seis meses desde enero, cuando los trabajadores de la salud recibieron sus vacunas en el país.

Pero Windhu Purnomo, profesor de la Universidad de Airlangga, también en Indonesia, se pregunta si tiene algún sentido recibir una tercera dosis.

“Hemos visto varios casos de trabajadores de la salud que murieron y que estaban completamente vacunados. Eso no debería haber sucedido”, dice.

“Si la vacuna Sinovac de hecho no protege a las personas contra nuevas variantes, entonces la administración de terceras dosis no será de utilidad”.

Siti Nadi Tarmizi, portavoz del gobierno de Indonesia para el lanzamiento de la vacuna, dice que están esperando más información.

“En relación a la sugerencia de una tercera dosis de la vacuna, no ha habido publicaciones científicas ni recomendaciones adicionales de la OMS al respecto. Por lo tanto, debemos esperar”, dijo.

“Tenemos nuestro propio equipo de investigación que se encuentra en la tercera fase de un ensayo clínico que analiza la eficacia de la vacuna Sinovac después de dos dosis. Esto nos proporcionará información sobre si necesitamos agregar una tercera inyección de refuerzo”.

“Al borde de una catástrofe”

Indonesia ha tenido el peor brote de COVID-19 del sudeste asiático, con alrededor de 2.1 millones de casos positivos y 57,000 muertes hasta la fecha.

ICU ward for COVID-19 patients at a government-run hospital in Jakarta, 26/06/2021

Reuters
Las nuevas variantes están propiciando un aumento en el número de casos en el país.

El mes pasado, la Cruz Roja de Indonesia describió la situación del país como “al borde de una catástrofe de COVID-19”, con hospitales llenos y suministro de oxígeno a niveles críticamente bajos.

El número de niños que contraen COVID-19 casi se ha triplicado desde mayo, y las muertes infantiles han aumentado drásticamente a medida que el país sufre la ola de infecciones más grave hasta el momento.

El presidente Joko Widodo anunció recientemente que el gobierno administrará la vacuna a niños mayores de 12 años.

Y las autoridades anunciaron un cierre de dos semanas en la isla principal de Java así como en Bali, con el objetivo de reducir a la mitad el número de casos.

Mientras que otras vacunas pueden estar disponibles en Indonesia, como las de AstraZeneca y Sinopharm, la mayoría de las dosis ha sido suministradas por su aliado cercano, China.

Por ello, la realidad es que el gobierno tiene pocas opciones en este momento, aparte de continuar usando Sinovac.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.