Logros y pendientes del reglamento para uso medicinal de la mariguana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Qué logra y qué pendientes deja el reglamento para uso medicinal de la mariguana? Esto dicen usuarios y organizaciones

Aunque familias usuarias y organizaciones consideran un paso histórico la publicación del reglamento, señalan la ausencia del autocultivo y el acceso a medicamentos por parte del Estado como los grandes pendientes.
Cuartoscuro
Comparte

Luego de tres años de retraso, autoridades sanitarias publicaron al fin un reglamento para el uso medicinal de la mariguana en México. 

Esto, tras dos antecedentes: la aprobación del uso medicinal y científico aprobado en 2017, y una orden de 2019 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a la Secretaría de Salud para “crear las reglas para el uso de medicinas con cannabis sin que pasen 180 días hábiles”, plazo que se extendió en varias ocasiones, ante la pandemia de COVID-19.

Leer más: ONU reconoce valor medicinal de la mariguana, pero la mantiene en lista de sustancias de riesgo

La regulación, que entra en vigor este 13 de enero, busca controlar y vigilar materias primas, derivados farmacológicos y medicamentos hechos con cannabis, ya sea fines de producción, investigación o terapéuticos. 

¿Qué implica, cuáles son los logros? 

De acuerdo con el colectivo Familias y Retos Extraordinarios, quienes luchan desde 2015 para que se les reconozca a sus hijos el derecho a la salud, esto significa un reconocimiento oficial del uso medicinal de la mariguana, lo que permite también romper estigmas, avanzar en investigación médica y establecer un ruta para la importación y producción de medicamentos. 

“Es un parteaguas que nos va sacando del exilio legal y el exilio médico, que nos cerraban las puertas, creo que este reglamento obliga a médicos a informarse un poco más”, dice Margarita Garfias, integrante del colectivo y madre de Carlos, joven con discapacidad múltiple, que obtuvo un amparo de la Corte para la publicación del reglamento. 

“El reglamento establece la ruta para la importación de medicamentos, para hacer los trámites necesarios y que podamos tener acceso, a poder ir a la farmacia y tener el medicamento que necesitamos”, explica en entrevista. 

Erick Ponce, presidente del Grupo Promotor de la Industria de Cannabis (GPIC) asegura que este paso dará “certeza y seguridad a los miles de pacientes que han mejorado su calidad de vida con tratamientos que incorporan el cannabis”, además de que traerá beneficios económicos y de creación de empleo

“Hay temas que se deberán mejorar y complementar en el futuro para que en la práctica tengamos un marco regulatorio robusto. Un paso inmediato será llevar las necesidades del mercado mexicano ante la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, organismo encargado de establecer los límites de importación de la planta para cada país”, sostuvo el dirigente.

Permisos y autoridades involucradas

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) será la encargada de la regulación con fines de investigación, fabricación y médicos, así como el control y seguimiento en el testado y trazabilidad, el mecanismo para verificar la procedencia de las semillas. 

Por otro lado, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) promoverá “la sanidad de la cannabis”, y vigilará la producción primaria; el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) será quien regule, certifique y ponga en circulación todas las semillas de la cannabis en este ámbito, incluyendo los permisos, de acuerdo con el reglamento.

En tanto, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) verificará los procesos de importación y exportación, e incluso, junto con la Secretaría de Economía, podrá determinar aranceles correspondientes.

Autocultivo y acceso a medicamentos, los pendientes

Para Garfias, el poder adquisitivo de cada persona podrá marcar diferencias en la aplicación del reglamento, pues quienes puedan pagar tratamientos aprobados en Estados Unidos o Canadá con costos cercanos a los 28 mil pesos, podrán tramitar su receta y solicitar un permiso ante Cofepris. 

Pero quienes no pueden costear un tratamiento y decidan elaborarlos deberán esperar, pues deben solicitar permisos de materias primas con los cuales se elaboran aceites de cannabis.

“Para pacientes que vamos a requerir medicamentos magistrales, que son fórmulas específicas o personalizadas con ciertos tipos de cannabis, vamos a estar esperando seis meses porque uno de los trámites para importar resina para elaborarlos es presentar de enero a marzo previsiones de cuánto vas a importar para elaborar tu producto”, detalla. 

Garfías lamenta que el reglamento no reconozca el autocultivo para uso médico y que tampoco garantice el acceso a medicamentos de calidad por parte del Estado. 

“Yo todavía estoy desarrollando los aceites que requiere Carlos. En mi caso, yo pido que el Estado provea porque a mí nadie me garantiza que cada cosecha sea igual. A ningún otro paciente se le obliga a fabricar sus propios medicamentos”, insiste Garfias, quien elabora los tratamientos medicinales que reducen los ataques de epilepsia de su hijo Carlos.

Además, señala que es necesaria la capacitación y certificación al personal médico por parte de academias e instituciones como universidades.

Un paso histórico, pero falta por avanzar

Raúl Elizalde, padre de Graciela Elizalde, una de las primeras niñas en obtener permiso para el uso de mariguana medicinal en México, también celebró la publicación del reglamento sanitario, pero destacó que deberá seguirse su aplicación.

“La siembra y cultivo no están incluidos, eso a lo que muchas madres tenían que recurrir va a seguir siendo ilegal y sería bueno una protección, para dar acceso rápido a los medicamentos”, comentó Elizalde en entrevista. 

El empresario de productos cannábicos también dijo que será importante hacer efectivo el reglamento para que no se convierta en “letra muerta”. 

“Lo que sigue es el análisis del reglamento y obtener los registros y tener toda la papelería necesaria para hacer gestiones ante la Cofepris y tener los productos disponibles”, insiste.

Aunque señala que la industria farmacéutica es la que debe tomar la iniciativa para agilizar la autorización sanitaria de productos, advierte que no será sencillo ni rápido, pues además de los procesos de investigación, hay prioridad en el tema de vacunas por la epidemia de COVID.

“Sí puede ser una problemática, pero esperemos que las autoridades tengan formatos listos, los pasos, procedimientos y la estructura para poder dar la información a las empresas que puedan empezar a producir los medicamentos”, señaló.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: la creciente angustia en el refugio de los últimos civiles y militares en Mariúpol

Uno de los últimos combatientes ucranianos que quedan defendiendo la sitiada ciudad de Mariúpol, dijo a la BBC que las condiciones dentro del refugio son extremas pero que no se rendirán.
22 de abril, 2022
Comparte

Uno de los últimos combatientes ucranianos que resisten la toma de Mariúpol dijo a la BBC que el exterior de la sitiada siderúrgica donde están atrincherados está en gran parte destruido y que los civiles están atrapados bajo los edificios colapsados.

El capitán Svyatoslav Palamar, que milita en el polémico regimiento nacionalista Azov, afirmó desde la planta de Azovstal -la única parte de Mariúpol que no está bajo control de las fuerzas rusas- que los defensores habían repelido una oleada de ataques.

“Siempre he dicho que mientras estemos aquí, Mairúpol seguirá bajo control de Ucrania”, declaró.

Con anterioridad, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, canceló el planeado asalto a la siderúrgica -que es un laberinto de túneles y talleres- y en cambio exigió a sus tropas cercarla completamente.

“Bloqueen esta zona industrial para que no escape ni una mosca”, ordenó el mandatario.

Gran parte de Mariúpol ha quedado destruida tras semanas de intensos bombardeos rusos y combates calle a calle. La toma de control del puerto sobre el mar de Azov es un objetivo clave de la guerra de Rusia y liberaría más tropas para la ofensiva de Moscú en la oriental región de Donbás.

El capitán Palamar contó que los rusos habían disparado contra la planta metalúrgica desde buques de guerra y lanzado bombas “rompebúnkeres”.

La BBC no ha podido verificar ninguno de los detalles de esa declaración. Sin embargo, coincide con los testimonios dados a comienzos de semana por un comandante de la marina ucraniana que también está dentro de la siderúrgica, quien dijo que los combatientes estaban superados en número y quedándose sin provisiones.

“Todos los edificios en el territorio de Azovstal están prácticamente destruidos. Lanzaron bombas pesadas, bombas rompebúnkeres que causan gran destrucción. Tenemos a heridos y muertos dentro de los búnkeres. Algunos civiles están atrapados debajo de los edificios colapsados”, aseguró Palamar.

El regimiento de Azov fue un grupo neonazi de extrema derecha que luego se incorporó a la Guardia Nacional de Ucrania. Sus combatientes, al lado de la brigada de la marina, guardias fronterizos y policías, son de los últimos defensores ucranianos que quedan en la ciudad.

Imagen aérea de la siderúrgica de Azovstal

Getty Images
Rusia no ha podido tomar control de la siderúrgica de Azovstal.

Cuando se le preguntó cuántos defensores ucranianos quedaban en Mariúpol, el capitán Palamar simplemente respondió “suficientes para repeler ataques”.

Explicó que los civiles estaban un sitios alejados de los combatientes, en sótanos que contienen entre 80 y 100 personas cada uno. Sin embargo, no estaba claro cuántos civiles en total había pues algunos de los edificios están destruidos y los combatientes no podían llegar hasta ellos debido al fuego de artillería.

Las entradas de algunos de los búnkeres están bloqueadas por voluminosas placas de concreto que solo se podrían remover con maquinaria pesada, detalló.

“Nos mantenemos en contacto con los civiles que se quedan en sitios donde podemos llegar. Sabemos que hay niños pequeños, hasta de tres meses de edad”, dijo.

El capitán exhortó a que a los civiles se les dé salvoconducto para evacuar la siderúrgica y pidió que un tercer país o un ente internacional actuara como garante de su seguridad.

“Estas personas ya han pasado por mucho, por crímenes de guerra. No confían en los rusos y están asustadas”, manifestó, añadiendo que temían ser torturadas y asesinadas a manos de las tropas rusas o deportadas a Rusia a través de los llamados campamentos de filtración.

Los civiles ancianos dentro de la siderúrgica necesitaban medicamentos, mientras que también había unos 500 combatientes gravemente heridos que no estaban recibiendo la atención debida -incluyendo cirugías serias como amputaciones.

“Después de 52 días de bloqueo y fuertes combates, nos estamos quedando sin medicamentos. Y también hay cadáveres expuestos de nuestros combatientes que necesitan ser enterrados con dignidad en territorio controlado por Ucrania”, aseveró.

Mapas de Mariúpol

BBC

Palamar dijo que los defensores ucranianos también querían asegurar su propia evacuación, de ser posible -pero que la rendición está descartada.

“En cuanto a la rendición, a cambio del salvoconducto de nuestros civiles, creo que todos sabemos con quién estamos tratando. Definitivamente sabemos que toda garantía, toda declaración de la Federación Rusa no vale nada”.

Manifestó que muchos de los defensores de Azovstal vinieron de Crimea, que Rusia anexó en 2014, así como de las orientales regiones de Dontesk y Luhansk. Él mismo se casó allí y su hijo también nació allí.

“Fui testigo de cómo esta ciudad se desarrollaba. Cómo esta ciudad se convirtió en la perla de Azov, y también es mi ciudad natal”, declaró.

“Rusia no está renovando ni reconstruyendo nada. Su meta es destruir y aterrorizar. Si caemos, esta horda seguirá adelante y todo el mundo civilizado estará en peligro”.

Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de bombardear los refugios civiles y de usar armas prohibidas o restringidas por la ley internacional -incluyendo bombas de fósforo y de racimo– en los ataques contra Azovstal.

Tanto Ucrania como Estados Unidos y Reino Unido han anunciado investigaciones sobre posible uso de armas químicas en Mariúpol, algo que Rusia ha negado. La BBC no pudo confirmar esas acusaciones independientemente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TG6s6GRSaAY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.