México emite 10 veces más metano del que reporta en combustibles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pemex

México emite 10 veces más metano del que reporta; la principal razón es la quema ineficiente de gas

La organización EDF analizó las emisiones de metano en la región productora de petróleo y gas que abarca zonas de Veracruz, Tabasco, Chiapas y la costa de Campeche, descubriendo que la principal fuente contaminante está en las instalaciones terrestres.
Pemex
Comparte

La producción de petróleo y gas en México está emitiendo hasta 10 veces más metano a la atmósfera de lo que las autoridades han reportado en los últimos años. 

Un estudio realizado por Environmental Defense Fund (EDF), una organización ambiental internacional, señala que el problema de la contaminación por metano en el país es más grave de lo que se pensaba, por la cantidad de gas emitido, así como su ubicación e implicaciones en la salud.

Para mitigar contaminación por hidrocarburos México tendría que reforestar el país dos veces: advierte estudio

De acuerdo con EDF, el metano es 84 veces más potente en calentar la atmósfera que el dióxido de carbono, y representa más del 25% de las emisiones que contribuyen al calentamiento global actual provocado por los humanos.

Durante dos años, esta organización analizó las emisiones de metano en la región productora de petróleo y gas que abarca zonas de Veracruz, Tabasco, Chiapas y la costa de Campeche, tanto en tierra como en plataformas marinas, descubriendo que la principal fuente contaminante está en las instalaciones terrestres. 

“Lo que nuestros datos sugieren es que si estas emisiones que medimos en una región en tierra estuvieran tan elevadas, y tuviéramos patrones similares en otras regiones de producción, probablemente el inventario nacional estaría considerablemente subreportado”, explicó en entrevista Daniel Zavala-Araiza, científico y autor líder del estudio ‘A tale of two regions: Methane emissions from oil and gas production in offshore/onshore Mexico’.

En instalaciones terrestres en esta cuenca del sureste, las emisiones fueron cercanas a  las 37 toneladas de metano por hora (CH4 h -1), mientras que en alta mar fueron casi 10 veces menos. 

De acuerdo con el estudio, la mayoría de esas emisiones están relacionadas con la “quema ineficiente de gas, y representan hasta la mitad del consumo de gas residencial en México”.

Con datos satelitales y monitoreo mediante el uso de avionetas con instrumentos de medición, los científicos autores de esta investigación estiman que las emisiones totales de metano de la producción de petróleo y gas de México son superiores a las reportadas en el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero (INEG y GEI).

Solo en 2018, estima el documento, se emitieron entre 51 y 170 toneladas de metano por hora debido a la producción de petróleo y gas en esta zona del país.

Debido a que existen otras zonas de producción que no se midieron en este ejercicio, como la región del norte de Veracruz, Tampico-Misantla, o la Cuenca de Burgos, Zavala-Araiza considera que el inventario que llevan las autoridades en México está incompleto.

Además de los Acuerdos de París, suscritos por México en 2015 y que buscan combatir el cambio climático, también se firmó un acuerdo trilateral junto con Canadá y Estados Unidos, para reducir  las emisiones de metano por producción de petróleo y gas entre un 40% y un 45% para 2025.

Sin embargo, la tendencia indica que esos compromisos no se están cumpliendo ni de cerca.

“No se está llegando a estas metas, no se está teniendo el progreso urgente que se necesita en cuanto a la mitigación y porque el problema es más grande de lo que se tenía pensado”, advierte Zavala-Araiza.

México desperdicia 200 mdd en recursos

Entre las instalaciones analizadas por el estudio están la de recolección de Atasta, en Campeche, y el complejo de procesamiento de gas Nuevo Pemex, en Tabasco, debido a que procesan “una fracción significativa del gas producido en la región costa afuera”.

Sin embargo, el análisis detectó una ineficiencia en la quema de gas de estas instalaciones que equivale una pérdida de 30 millones de dólares al año. 

“La cantidad significativa de gas quemado en esta instalación indica un desperdicio sustancial de gas, suficiente para cubrir la mitad del consumo de gas natural para el sector residencial nacional durante 2018”, señala el reporte.

Tomando en cuenta el desperdicio de recursos energéticos, la totalidad de la región llega a perder 200 millones de dólares al año, de acuerdo con las estimaciones del informe.

“Se está tirando a la basura o se está mandado a la atmósfera 200 millones de dólares al año, este es un gran desperdicio de recursos nacionales, es 13 veces el presupuesto asignado a la ASEA (Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos)”, aseguró Daniel Zavala-Araiza.

El especialista explica que si el gobierno actual de verdad está decidido a priorizar el sector energético, debería asegurarse de que los recursos se usen de manera más eficiente, pues al combatir estas pérdidas se vuelve más eficiente el sector, se contribuye a la lucha contra la emergencia climática y se protege la salud de comunidades de la región. 

“A diferencia de muchas otras medidas contra el cambio climático, lo que sí se sabe es que las tecnologías están disponibles para controlar las emisiones de metano y para que México redujera sus emisiones a la mitad, el costo neto sería de prácticamente 0 pesos, porque todo ese gas que ya no se emitirá, México lo podría vender”, detalla.

El investigador también señala que las regulaciones dadas a conocer por la ASEA en 2018 son un paso urgente a seguir para reducir las emisiones de metano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Home Office: 3 formas de moverte más mientras trabajas desde tu casa

La pandemia ha forzado a muchas personas a trabajar desde casa. Eso no sólo aumenta el aislamiento sino que nos hace más sedentarios, en detrimento de nuestra salud. Aquí hay unos consejos para reincorporar la actividad a tus días.
28 de enero, 2021
Comparte

Aunque las personas que trabajan en oficinas están sentadas hasta un 80% de la jornada laboral, muchas todavía logran caminar un promedio de 3.616 pasos diarios, en gran parte gracias a varias pequeñas oportunidades de actividad durante el día.

Pero con tantos de nosotros obligados a trabajar desde casa durante la pandemia, esto significa que cualquier tipo de ejercicio que hubiéramos podido hacer durante el día -ya sea yendo en bicicleta al trabajo o caminando para conseguir el almuerzo- es posible que ya se dé.

A pesar de que la manera en la que trabajamos ha cambiado, eso no quiere decir que no podamos encontrar fácilmente formas de ser más activos durante la jornada laboral.

Aquí hay unas maneras en las que puedes tratar más actividad física mientras trabajas desde casa:

1. Trabaja de pie y muévete

Mantenerse de pie prolongadamente quema más calorías que sentarse. Aunque esto no se suficiente para rebajar de peso, reemplazar dos horas sentado al día con estar parado puede consumir hasta 130 calorías a la semana y podría mejorar la concentración.

Hombre trabajando de pie

Getty Images
Intenta trabajar dos horas de pie y, si puedes, llega hasta cuatro horas.

Pararse más frecuentemente durante el día también puede mejorar a largo plazo los niveles de glucosa e insulina, así como regular la presión arterial.

Te podría sorprender saber que estar inquieto también es bueno. Estos movimientos pequeños y regulares (como zapatear con el pie o cambiar de posición) mientras se está sentado también queman más calorías al aumentar el consumo de energía de 5% a 10%.

Los expertos recomiendan a los trabajadores de oficina que incluyan al menos dos horas de estar de pie o en movimiento durante la jornada laboral, que deberían aumentarse hasta cuatro horas, si es posible.

Para empezar, trata de añadir por lo menos de 30 a 60 minutos de pie durante el trabajo, tal vez alternando cada 15 minutos entre ponerte de pie y sentarte. O tal vez ensaya responder a todas tus llamadas o hacer todas las reuniones de pie.

Una mujer habla por teléfono parada

Getty Images
Cuando recibas una llamada telefónica, párate de tu puesto.

2. Toma “tentempiés de ejercicio”

Pequeñas actividades súbitas de ejercicio -o “tentempiés de ejercicio”- son beneficiosas para tu salud.

Con anterioridad, se creía que las sesiones de ejercicio tenían que durar más de diez minutos para tener algún beneficio para nuestra salud.

Sin embargo, investigaciones recientes indican que la actividad de cualquier duración es buena para la salud.

Una mujer de espaldas frente a una pantalla estira sus brazos.

Getty Images
Cualquier actividad es buena, pero entre más hagas es mejor.

El ejercicio regular tiene efectos que benefician al cerebro, mejorando la memoria y reduciendo la inflamación cerebral (que puede generar condiciones como el Alzheimer).

Toma recesos regulares de actividad o de tentempiés de ejercicio durante el día. Por ejemplo, tomar las escaleras puede ser un ejercicio útil, con estudios que demuestran que diez minutos de subir las escaleras pueden tener un efecto en los niveles de energía similares a los que una taza de café tiene en las personas que no han dormido mucho.

Subir vigorosamente tres tramos de escaleras (60 escalones) por lo menos tres veces al día -intercalado con entre una y cuatro horas de descanso- puede mejorar tu condición física.

Una mujer sube las escaleras rápidamente y un hombre la sigue detrás

Getty Images
Cuando termines de subir las escaleras ya no vas a necesitar esa taza de café que buscas para darte ánimo.

Una opción de menor impacto sería dar unas cuantas vueltas caminando alrededor de tu casa. Cosas tan simples como ir de un cuarto a otro para tomar un vaso de agua o una taza de té puede ayudarte a acumular ese movimiento adicional.

3. Haz ejercicio a la hora de almuerzo (al aire libre si es posible)

Está emergiendo evidencia que indica que hacer ejercicio durante el día en ambientes naturales (como parques, campos abiertos, ríos y costas) puede ser beneficioso para nuestra salud mental y habilidad cognitiva.

Muchas personas no tienen la suerte de vivir cerca de ambientes naturales. Afortunadamente, los estudios señalan que salir al aire libre a caminar o correr mejora la salud.

Una mujer camina por un parque

Getty Images
No hay nada mejor que una refrescante caminata al aire libre.

Recuerda, cualquier movimiento es mejor que nada, cuanto más hagas mejor.

Cuando estés trabajando desde casa, haz un esfuerzo especial para reincorporar la actividad a tu vida diaria, tanto para tu salud mental como física.

*Julie Broderick es profesora asistente de fisioterapia en la universidad Trinity College Dublin, Irlanda. Su artículo original fue publicado en The Conversation, cuya versión en inglés puedes leeraquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.