4 años de feminicidio de María José: familia acusa inacción de autoridades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cuatros años sin justicia para María José: su familia denuncia inacción por el feminicidio en Michoacán

María José desapareció el 17 de febrero de 2017 en Morelia, después de ir a un bar en el que un hombre la abordó y salieron juntos del sitio. Un día después su cuerpo fue hallado sin vida.
Cuartoscuro
18 de febrero, 2021
Comparte

El papá de María José Medina Flores dice que creyó que con el tiempo se le iría pasando la tristeza, pero no ha sido así y no hay un solo día que no piense en su hija desde que hace cuatro años fue asesinada en Morelia, Michoacán, sin que haya ni un solo detenido ni avances claros en la investigación por feminicidio.

Te puede interesar: Feminicidios en México se concentran en el 18% de los municipios; Juárez, el lugar con más casos

José Armando Medina y su familia viven en Salvatierra, Guanajuato. María José estaba estudiando Veterinaria en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y cada fin de semana volvía a casa. Hasta que el 18 de febrero de 2017 su cuerpo fue encontrado sin vida. María José ya no volvió, y en lugar de eso, su padre lleva ya cuatro años yendo a la ciudad en la que perdió a su hija, tan solo para toparse con pared.

Lo más cerca que sintió estar de que se hiciera justicia fue a los dos años del crimen. La Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE) le informó que había localizado en la red social Facebook a un hombre que parecía ser la última persona con quien se vio hablando a María José en videos de la puerta de un bar.

“Me da la impresión, a estas alturas… no, no me da la impresión, tengo la certeza de que no están haciendo nada porque una vez que logran identificar al tipo, dan con él, dan con el nombre, dan con el domicilio, lo citan y se presenta a declarar. Pero pues obviamente en la declaración él no iba a decir ‘sí, yo fui o yo hice esto’. Al contrario, yo después fui a ver qué había pasado y me dicen: no, pues no pasó nada, él dijo que no estuvo ahí”, relata.

El sujeto era también de Guanajuato, del municipio de Uriangato, a menos de una hora de distancia de Salvatierra y el mismo de donde son originarios los amigos con los que María José salió esa noche. Pero todos negaron conocerlo, aunque en Facebook, uno de ellos sí tenía contacto con uno de los amigos con los que el sospechoso reconoció haber ido a ese bar de Morelia en otra ocasión.

“De los otros tres, creo que nada más uno fue a declarar y que no tenía nada que ver. Y los otros dos, los citaron pero que no habían ido, y así se la llevaron una buena cantidad de días o meses, que no iban y no iban, y según esto, me decían que ellos no podían hacer nada cuando es una Fiscalía del Estado, me dicen que no pueden hacer nada en otro estado, no pueden molestar a nadie en otro estado, como si fueran países independientes. Y pues el caso es que estas tipos no fueron, le encargaron la entrevista al Ministerio Público de Uriangato, nomás fue uno y el otro nunca apareció”, recuerda.

María José desapareció la madrugada del viernes 17 de febrero de 2017 después de ir a un bar con unos amigos estudiantes de Derecho. Los videos muestran que en la mesa de al lado había cuatro jóvenes, uno de ellos la abordó y en algún momento salieron juntos del bar. Después de eso, ella intentó llamar por teléfono a varios amigos y amigas, pero nadie le contestó y no se supo más de qué le pasó después de eso.

Su familia empezó a buscarla en la tarde para saber a qué hora regresaba a Salvatierra, pero su teléfono ya no daba tono. Entonces viajó a primera hora del sábado a Morelia, y unas horas después recibió la noticia que cambiaría todo: se había encontrado el cadáver de una chica que fue violada, golpeada y asesinada con un disparo en un paraje rumbo a Atécuaro, unos kilómetros al sur de la ciudad. Era el cuerpo de María José.

“A partir de ahí empezó un viacrucis, porque hay que estar declarando, hay que estar al pendiente de la investigación, hay que estar acudiendo las veces que sea necesarias a presentar pruebas, a presentar testigos. Pero me voy dando cuenta desde que pasa el primer año, pues que no tienen nada; pasa el segundo, pasa el tercero, el cuarto año va a pasar. Yo me desespero porque las veces que he ido me devuelvo con una patada en el trasero. Muchas de las veces que he ido ni me reciben, y me reciben pero solo con previa cita. Y el problema no es ese, sino que cada que voy pues no tienen nada”, lamenta su padre en entrevista.

José Armando ni siquiera ha podido hojear la carpeta de investigación. Nunca se la ofrecieron, dice, y tampoco tienen abogado de oficio, así que mucho después se enteró de que tenía derecho a tener una copia. Pero una vez que se las pidió, le dijeron que justo ese día, no la tenían ahí, en la Fiscalía de Investigación y Persecución del Homicidio Doloso contra la Mujer y Feminicidio.

Otra pista de la que lamenta que no se hizo nada para obtener más, es de las llamadas que intentó hacer su hija la última noche de su vida. En la sábana de llamadas aparecía que había marcado varios números, unos fueron ubicados como compañeros de la misma universidad de Morelia, pero otro era uno de Salvatierra que no identificaban.

Hace poco, se presentó a casa de la familia Medina Flores un vecino que le contó a los padres que era de él ese registro, y además de la llamada, recibió mensajes de Whatsapp. En ellos María José le decía que se sentía muy incómoda porque estaba en un bar y había llegado un muchacho con el que una vez pasó “algo malo” que en ese momento no quería contar. Es decir, la prueba de que sí conocía a quien estaba en la otra mesa esa noche.

Dieron aviso a la Fiscalía de Michoacán y hasta 15 días después fueron a buscar al vecino, que para ese entonces, se echó para atrás, negó tener información, y no hubo nada que lo obligara a entregar esos mensajes.

En septiembre pasado, José Armando vio en las noticias el caso de Jessica González Villaseñor, otra joven casi de la misma edad de su hija que fue asesinada. Vio cómo se publicó por todos lados la fotografía del presunto asesino, Diego Urik N, la Fiscalía ofreció una recompensa de un millón de pesos y emitió una Ficha Roja a la Interpol, hasta que fue detenido, y reclama que para el posible feminicida de su hija no haya habido más que una entrevista de la que lo dejaron ir porque negó ser el responsable.

Animal Político preguntó a la Fiscalía sobre avances del caso; la respuesta fue que han tenido reuniones para darle información al padre de María José, pero por seguir en investigación no se puede dar ningún dato públicamente.

Lee más: Mujeres de entre 20 y 24 años, la mayoría de las víctimas de feminicidios en México

Este jueves, cuatro años después del crimen que sigue impune, colectivas feministas de Morelia planean montar un memorial en honor de María José.

Morelia fue en 2020 el onceavo lugar en feminicidios de todo el país, por encima de Ecatepec, con 9 casos registrados. Pero Michoacán es uno de los estados que menos tipifica así los asesinatos de mujeres y que más absuelve a los acusados, a pesar de ser una de las 14 entidades que tiene una Fiscalía especializada para ello. En 2020 solo clasificó como feminicidio 21 de 250 homicidios femeninos, el 8.4%, cuando a nivel nacional fue el 25.8%.

La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos y Todas (Red TDT) documentó en un informe publicado el año pasado que de 2017 hasta mediados de 2019, Michoacán fue el estado con más condenas absolutorias en caso de feminicidios, 26, ligeramente por encima de las condenatorias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.