Productores de aguacate en Guerrero ganan 70% menos por pandemia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Franyeli García

Crisis verde en Guerrero: Productores de aguacate ganan hasta 70% menos por pandemia

El Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología en Guerrero estima que en el estado hay 3,649 productores, pero no se cuenta con empacadoras y eso impide que la entidad exporte la fruta.
Franyeli García
6 de febrero, 2021
Comparte

En Chilpancingo no hay compradores de aguacate, pero sí un exceso de fruta en los expendios, lo que orilló a los productores a reducir sus precios más de un 70%. La pandemia por la Covid-19 es una de las principales causas. 

Filiberto Torres de Jesús tiene 70 años y es uno de los más de 3,000 productores de aguacate en el estado que padecen los estragos de estos tiempos.

Leer más: Campesinos de Guerrero cambian cultivo de amapola por el de mariguana para fabricar productos con ella

Desde hace 10 años siembra aguacate en su pueblo Azinyahualco, perteneciente a Chilpancingo, pero en los últimos meses ha dejado de cortarlo de los árboles por semanas, porque no hay venta. En entrevista para Amapola. Periodismo transgresor contó cómo la está pasando por los bajos costos del aguacate en el mercado.

En algún momento formó parte de la organización Pueblos Unidos por el Desarrollo Sustentable de la Sierra de Guerrero A. C. (Puedess), pero la estructura no les ha garantizado ningún apoyo sólido en esta pandemia. Solo recibió de ellos 120 matas de aguacate, pero después les perdió el rastro. 

Los únicos que le apoyan en esta de crisis sanitaria y económica son sus cuatro hijos. Juntos trabajan en sus tierras. Además del aguacate cosechan limón agrio y plátano, pero su fuerte era el aguacate.

Lo más caro que llegó a vender en kilo de aguacate antes de la pandemia fue en 70 pesos el kilo. Por la caja con 21 kilos recibía más de 1,000 pesos, en la actualidad apenas 420 pesos, porque el kilo bajó a 20 pesos.

–¿Sabe por qué están bajando los precios tan drástico?, –se le preguntó.

–Nosotros solamente vemos en las noticias algunos comentarios, que es por lo que está pasando, la enfermedad, pero yo no sé. Para acá en la Sierra (Azinyahualco) la enfermedad no llega, pero, pues, aquí en los pueblos no hay ventas.

Filiberto vende el aguacate principalmente en el mercado de Ocotito, también municipio de Chilpancingo. Lo vende a menudeo, y antes entregaba por cajas apersonas que, supone, lo revendían. Tenía compradores, porque no se han aparecido, de Acapulco.

A ciencia cierta no sabe por qué no le compran como antes o por qué no vende como antes el aguacate, pero, cree, tiene que ver con la pandemia, porque las personas no salen como antes y muchas perdieron su empleo.

Aun cuando la venta de aguacate es escasa y los precios son muy bajos, Filiberto tiene que darle tratamiento a sus árboles, para eso compra abonos, gasto que ahora les es difícil solventar. También hay veces que llega a contratar hasta seis peones por semana para trabajar en los cultivos, porque, aunque que el aguacate no se venda lo tienen que cortar, y a cada uno paga 200 pesos por jornada laboral.

Así como él, sus compañeros en el pueblo siguen trabajando sus tierras y sin ingresos.

Para su fortuna, explica el propio Filiberto, el aguacate no es como el jitomate, que madura rápido y rápido se echa a perder. El aguacate puede durar de un mes a dos meses en el árbol.

“Aunque sea más barato pero lo vamos vendiendo”, dice Filiberto.

El productor dejó de esperanzarse en las autoridades municipales, porque en otro momento les han pedido apoyo y no los han considerado.

Mejor aprovechó este espacio para pedir que quienes estén interesados en comprar fruta le marquen al número telefónico 745 126 5014 y le hagan sus pedidos.

Algunos datos sobre el aguacate

El presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología A.C (COMCE) en Guerrero, Noé Galeana Cadena, tiene el dato de que en Guerrero hay 3,649 productores de aguacate.

También aclaró que las siembras de aguacate se dan en las partes altas de los municipios de Petatlán, Tecpan de Galeana, Atoyac de Álvarez, Leonardo Bravo, Coyuca de Catalán, José Joaquín de Herrera, Heliodoro Castillo, Chilpancingo, Iguala y Taxco, y es donde están concentrados los productores. En Guerrero, dijo, no se cuenta con empacadoras y eso impide que el estado exporte la fruta. 

En una entrevista del año pasado, la cual está documentada en la prensa, el presidente de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM), Gabriel Villaseñor, dijo que la crisis causada por la pandemia de la Covid-19 afectaba los niveles del precio del aguacate, y ahora es más que evidente.

Del 2019 al 2020 el precio se redujo en un 20%, pero ahora el precio cayó otro 50% más.

Este texto se publicó originalmente en Amapola. Periodismo transgresor 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 cambios en la ley migratoria de España que permitirán a miles de extranjeros trabajar y residir de forma legal en el país

La reforma facilitará el acceso al mercado de trabajo de los estudiantes, mejora las contrataciones en origen, flexibiliza los requisitos para la reagrupación familiar y crea la figura del arraigo por formación.
29 de julio, 2022
Comparte

Poder trabajar en España de forma regular va a ser, desde ahora, un poco más fácil.

Cerca de 5 millones y medio de extranjeros, más de un tercio de ellos procedentes de países de América Latina, viven en España, según los datos oficiales. La cifra real, sin embargo, es más difícil de calcular.

Perdidos en el laberinto burocrático, muchos entran en un círculo vicioso en el que no pueden trabajar legalmente porque no tienen permiso de residencia, pero tampoco pueden solicitarlo porque no pueden acreditar una vinculación laboral.

La reforma de la ley de Extranjería que acaba de aprobar el gobierno español y que se estrena a mediados de agosto resuelve algunas de estas disfunciones, por lo que no solo va a facilitar que los empresarios puedan contratar a más extranjeros directamente en sus lugares de origen, sino que busca nuevas fórmulas para que los que ya viven en España puedan regularizar su situación.

Estudiantes

Unos de los principales beneficiados de la reforma van a ser los estudiantes extranjeros matriculados en centros españoles. Hasta ahora, aquellos que tenían un visado de estudiante para cursar, por ejemplo, un grado en una universidad española, no podían trabajar para costearse sus estudios. La nueva normativa les permite trabajar de forma legal hasta 30 horas a la semana.

Estudiantes

Getty Images
Los alumnos extranjeros podrán trabajar mientras realizan sus estudios.

Además, una vez acabados los estudios, podrán quedarse un año más sin tener que pedir una ampliación de la estancia en España.

Casi uno de cada cuatro estudiantes extranjeros de grado en España proceden de países de América Latina y Caribe, proporción que se eleva a cerca del 64% de los de máster y casi al 53% de los de doctorado.

“Antes de la reforma, quien tenía un permiso por estudios, si trabajaba lo hacía de forma irregular y esto no tenía ningún sentido“, explica Gemma Pinyol-Jiménez, directora de políticas migratorias de Instrategies, una consultora especializada en asuntos de movilidad, migraciones y gestión de la diversidad.

Las modificaciones de la ley permiten que la autorización de estancia, con algunos criterios específicos, se pueda convertir en una autorización de trabajo. Y esto, opina, la experta, no solo es positivo para esas personas de manera individual, “sino también para el país, porque es una forma de garantizar que quien ha estudiado y ha hecho una formación de tercer grado -porque esto está pensado para los altamente cualificados-, puedan acceder al mercado de trabajo español”.

España quiere que ese talento que se ha formado en sus universidades pueda quedarse, además de hacer más atractivos sus centros de educación superior y facilitar su internacionalización.

Bandera de España

Getty Images

Arraigo por formación

A partir de ahora, las personas que han permanecido en España durante un periodo mínimo de dos años, podrán obtener un permiso de residencia de 12 meses si se comprometen a realizar una formación reglada para el empleo, una figura para la que el gobierno español se ha inspirado en un modelo existente en Alemania conocida como “duldung”.

“La idea es que las personas que están en situación irregular puedan acceder al mercado de trabajo pasando primero por una formación. Eso sí, en sectores en los que se determina que hay una necesidad de mano de obra”, aclara Pinyol-Jiménez.

Dos trabajadores en una fábrica.

Getty Images
El arraigo por formación permitirá obtener un permiso de trabajo.

El arraigo por formación se suma a las dos vías por las que, hasta ahora, los extranjeros que ya se encontraban en España podían regularizar su situación.

Una es el arraigo social, para el que hay que demostrar tres años de residencia y, además, que se dispone de una oferta de trabajo. Este contrato ya no deberá tener una duración mínima de un año, como se pedía hasta ahora, pero sí que cumpla con el salario mínimo interprofesional.

La otra es el arraigo laboral, en la que hay que demostrar que ha habido una relación laboral, aunque la persona hubiera trabajado sin contrato y cobrado, por lo tanto, en negro.

“Muchas personas llegan en situación regular y luego dejan caducar su visado por pánico a intentar entrar en el mercado de trabajo. Lo que se intenta con la reforma es reducir este espacio en el que las personas acaban trabajando de manera irregular, que al final es un desastre para ellos mismos, para la economía y para todos”, interpreta la consultora.

Contratación en origen

La contratación en los propios países de origen de los trabajadores también se va a flexibilizar.

Por un lado, se mejora la contratación para los temporeros. A partir de ahora, estos trabajadores que van a España a participar, por ejemplo, en campañas agrícolas, podrán acceder a una autorización de 4 años en la que podrán trabajar hasta 9 meses por ejercicio, con la obligación de volver a sus países después de cada periodo.

Si se cumple con estas condiciones, como “premio”, estos trabajadores podrán solicitar un permiso de residencia y trabajo por dos años prorrogable.

Trabajadores en un invernadero.

Getty Images
La reforma mejora las condiciones de los temporeros.

Pero además, la reforma quiere mejorar lo que se conoce como Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura, es decir, la lista de profesiones para los que los empresarios tienen dificultades para encontrar personal y que le permiten contratar a profesionales en origen.

“Este es un sistema tan poco realista que, desde hace años, la lista te dice que lo que hace falta en España son entrenadores de fútbol”, bromea Gemma Pinyol-Jiménez. Además de entrenadores, según la lista en España solo se necesita personal de buques mercantes, entrenadores y deportistas profesionales.

La reforma va a hacer una fotografía más realista del mercado de trabajo, que se va a actualizar cada tres meses.

Reagrupación familiar

Una de las grandes novedades de la reforma, y que va a suponer una gran mejora para la vida de muchas familias extranjeras en España, es la que concierne a la reagrupación familiar.

Dos mujeres en una cocina.

Getty Images
La reforma mejora las condiciones para la reagrupación familiar.

Los familiares, al recibir el permiso de residencia, también recibirán la autorización de trabajo por cuenta propia y ajena. “Hasta ahora, estas personas recibían un permiso de residencia, pero tenían que esperar para tener el de trabajo, mientras que con los cambios, cuando se renueve la reagrupación familiar, se adquirirá la autorización de trabajo”, precisa la consultora.

“El sistema está tan loco que condenaba a la gente a malvivir cuando podía trabajar”, una disfunción, denuncia Pinyol-Jiménez, relacionada con el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura. “Se intentaba mantener y respetar la realidad del mercado de trabajo español, pero se hacía con un instrumento que hacía una radiografía nada realista de la realidad”.

También se flexibilizan los requisitos de reagrupación familiar cuando afectan a menores, a personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad.

Además de estos cuatro puntos, las modificaciones de la ley de Extranjería también racionalizan los requisitos exigidos a los trabajadores autónomos procedentes de terceros países, y crea una Unidad de Tramitación de Expedientes de Extranjería, una suerte de “ventanilla única” para agilizar y facilitar los trámites.

“La obsesión fronteriza”, opina la experta, “se ha comido todo el debate público sobre las cuestiones migratorias. Esta es la primera vez en años que estamos hablando de reformas que no tiene que ver con fronteras”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.