#JorgitoCuenta: la campaña por los derechos de trabajadores de limpieza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#JorgitoCuenta: la campaña para defender a trabajadores de limpieza en hospitales

"Las condiciones laborales de estas personas son generalmente precarias, tienen bajos salarios y nulas o escasas prestaciones, pese a que hacen un trabajo vital para ayudar a controlar la propagación del virus", criticó la organización Amnistía Internacional.
Cuartoscuro
4 de febrero, 2021
Comparte

Jorge Pérez Ortega, Jorgito, tiene 70 años y se dedicaba a labores de limpieza en el Hospital 20 de Noviembre de la Ciudad de México, perteneciente al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Pero en junio pasado fue despedido injustificadamente por la empresa que brinda servicios de limpieza al hospital, sin indemnización de ningún tipo y pese a ser considerado población vulnerable ante el COVID-19, él cree que fue por haber dado una entrevista a una televisora local que le preguntó si tenía el equipo de protección necesario para su trabajo y ante lo cual explicó que no.

Leer más: Trabajadores de limpieza en hospitales, ‘héroes invisibles’ ante la pandemia

Dado que su historia refleja una realidad que se ha denunciado en el país y en toda Latinoamérica, la organización Amnistía Internacional tomó su caso para lanzar una campaña con la etiqueta #JorgitoCuenta a favor de todas las personas que realizan limpieza en centros de salud que atienden a enfermos de coronavirus, pero que no se les han garantizado las medidas de seguridad para evitar que resulten contagiadas.

Jorgito recuerda cuando empezó la pandemia y el hospital empezó a recibir pacientes de la nueva enfermedad. Una doctora lo vio y le preguntó si no le habían dado cubrebocas, porque en el piso en el que estaban ya había en ese momento tres enfermos. Él se encargaba de lavar los baños en todos los pisos, así que la médica le dijo que tuviera mucho cuidado y se pusiera al menos un trapo para taparse nariz y boca.

Al anunciarse que los mayores de 60 años serían considerados población vulnerable, él pidió a sus superiores que lo movieran a áreas administrativas, en lugar de estar tan cerca de los enfermos y el personal que los atiende directamente. La respuesta fue que por ese cambio, tendría que pagar 150 pesos semanales, lo que le quitaría 600 de los 3 mil 800 pesos que era su sueldo mensual, apenas el salario mínimo.

Todos los días, el personal de limpieza tenía que llegar a las 6 de la mañana y formarse, sin medidas de seguridad suficientes, para que supuestamente les repartieran el equipo que usarían. Pero regularmente no había suficientes cubrebocas o guantes para ellos, y así se tenían que meter al hospital a hacer el aseo.

Un día, había unos periodistas en la puerta que le pidieron una entrevista y le preguntaron qué material le daban para protegerlo. Jorgito solo contó su realidad.

“Yo no dije más que la pura verdad, que no me daban cubrebocas, no me daban guantes, no me daban nada para el servicio que tenía yo que hacer”, recordó.

A los seis días, su jefe directo de la empresa que es subcontratada por el ISSSTE le dijo que lo habían visto en la tele, que andaba fuera del hospital, y lo despidió.

El abogado Norman González, que lleva su caso, explicó en conferencia de prensa que Jorge Pérez no recibió ni un aviso por escrito que notificara su despido, ni pago de indemnización por 90 días, pago proporcional de aguinaldo o prima vacacional, lo que incumple la Ley Federal del Trabajo. Además, porque el despido en plena pandemia lo dejó en absoluta vulnerabilidad al quitarle también el acceso a servicios de salud en caso de enfermarse.

Aunque Jorgito no era empleado directamente del ISSSTE, la directora de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, señaló que el organismo es corresponsable de garantizar que el personal que está trabajando en sus instalaciones cuente con las condiciones adecuadas para hacerlo.

“Las condiciones laborales de estas personas son generalmente precarias, tienen bajos salarios y nulas o escasas prestaciones, pese a que hacen un trabajo vital para ayudar a controlar la propagación del virus”, criticó.

Animal Político preguntó al ISSSTE si había alguna postura oficial respecto a este caso; la respuesta fue únicamente que las y los trabajadores de limpieza no los contrata el Instituto sino una empresa que les presta ese servicio.

Amnistía detalló que según información proporcionada por el ISSSTE, hay 343 personas contratadas externamente para limpieza en el Hospital 29 de Noviembre, el más grande que tiene, y un total de mil 717 en sus nueve hospitales. La organización hizo visitas a ese centro médico y constató, por ejemplo, las largas filas que hace el personal de limpieza, por lo que es de suponer que el resto de las y los empleados de limpieza siguen experimentando esas inadecuadas condiciones para trabajar.

Por ello, detalló Reneaum, se tomó este caso particular considerado representativo de una situación para la campaña #JorgitoCuenta, que recoge a partir de este jueves firmas en todo el mundo para pedir tanto la indemnización laboral de Jorge, como que se revisen las condiciones estructurales en que están trabajando las personas dedicadas a la limpieza de hospitales y se garantice su seguridad, así como pedir que sean consideradas para vacunación como personal de primera línea en el combate al COVID-19. La carta será enviada al director del Instituto, Luis Antonio Ramírez; al secretario de Salud, Jorge Alcocer; y al subsecretario Hugo López Gatell.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Incendio en Matanzas: por qué no se ha logrado controlar el fuego en un depósito de combustible en Cuba

Grupos de rescate de Cuba, México y Venezuela trabajaban este lunes para tratar de sofocar las llamas del incendio que se prendió el pasado viernes en Matanzas.
9 de agosto, 2022
Comparte

Una columna de humo de grandes proporciones ensombrece el occidente de Cuba.

Al menos una persona murió, 16 se encuentran desaparecidas y unas 125 resultaron heridas tras un incendio en el mayor depósito de combustible de la isla que, casi tres días después, no ha logrado ser extinguido.

Grupos de rescate de Cuba, México y Venezuela trabajaban este lunes para tratar de sofocar las llamas, pero la situación empeoró luego de que un tercer depósito se incendiara y colapsara en horas de la mañana.

“El riesgo que habíamos anunciado ocurrió”, confirmó a la prensa local el gobernador de la provincia, Mario Sabines, al referirse a la extensión del incendio a otros depósitos.

En un tuit en la mañana del lunes, el presidente Miguel Díaz-Canel indicó que las autoridades continuaban “evaluando la estrategia para las próximas horas”, e indicó que lo que sucediera este lunes sería decisivo para controlar el incendio.

“Es un día crucial, decisivo”, dijo.

Imágenes en medios locales y redes sociales muestran que el humo ha llegado a las provincias de Mayabeque e incluso a La Habana, mientras algunas localidades en Matanzas han reportado lluvias tóxicas.

Pero, ¿por qué ha sido tan difícil contener este fuego?

En BBC Mundo te ofrecemos algunas claves sobre el desastre.

¿Qué pasó?

El fuego se inició el viernes en la noche cuando un rayo golpeó un tanque de almacenamiento cerca de la Base de Supertanqueros de la ciudad de Matanzas, según la versión oficial.

El fuerte viento dificultó las labores de extinción y llevó las llamas hasta un segundo depósito que explotó a las 7:00 hora local del sábado.

Tras una nueva explosión el domingo, el combustible llegó hasta un tercer tanque que también se incendió.

Aunque la prensa oficial asegura que los depósitos contaban con pararrayos, se desconoce si estaban efectivos o si el lugar tenía sistemas más modernos de protección contra descargas eléctricas, los equipos necesarios para situaciones de emergencias o para el control de incendios.

El historiador de la meteorología en Cuba Luis Enrique Ramos Guadalupe comentó a Granma que este sería el evento más devastador en la historia asociado a un rayo.

“No existen referencias en los archivos de un hecho similar que haya generado un siniestro de tal envergadura. Según la cronología analizada, el primer fuego originado por esa causa tuvo lugar el 30 de junio de 1741, cuando en medio de una tormenta, un rayo cayó en uno de los palos del navío Invencible, amarrado en el muelle de San Francisco, en La Habana”, señaló.

fuego en Cuba

Getty Images
Más de 5 mil personas han sido evacuadas.

Desde el viernes, se han escuchado numerosas explosiones y una densa columna de humo se ha extendido a más de 100 kilómetros de allí hacia el oeste.

Mientras, las autoridades sanitarias han pedido a la población de Matanzas utilizar mascarillas para evitar respirar partículas tóxicas.

¿Por qué no se ha logrado controlar?

Cuba, que vive una profunda crisis económica y escasez de los productos más esenciales, como jabón o medicamentos, no cuenta con la tecnología y los recursos necesarios para sofocar este tipo de incendios y su infraestructura se encuentra envejecida o es sumamente deficiente.

Pese a las dimensiones del fuego, solo tres helicópteros habían sido desplazados al área hasta la mañana del lunes y estaban tratando de controlar el fuego con “agua de mar”, según informó el sitio oficialista Cubadebate.

“Tres helicópteros militares realizaron más de 60 lanzamientos de agua de mar de 2 mil 500 litros cada uno, en la zona del siniestro, donde esta mañana colapsó el domo de un tercer tanque de combustible”, indicó la publicación.

Agregó que más tarde el lunes se incorporaría una “avioneta de fumigación”.

fuego en Cuba

AFP
El incendio comenzó en la noche del viernes.

El gobernador de Matanzas indicó que uno de los elementos que ha complicado las tareas de los bomberos es el difícil acceso al área incendiada por la densidad del humo y por la falta de oxígeno.

Los equipos de rescate de Cuba, por lo demás, no están habituados o entrenados para situaciones de este tipo, dado que gran parte de los bomberos de la isla son jóvenes que realizan el servicio militar obligatorio.

Ante su incapacidad para controlar el fuego el sábado, el gobierno de Cuba pidió ayuda internacional y equipos de Venezuela y México se encontraron entre los primeros en llegar a la isla.

Según informaron las autoridades cubanas, unos 60 miembros de las Fuerzas Armadas Mexicanas y 16 técnicos de la petrolera Pemex se encuentran en el lugar del siniestro, junto a otros 35 bomberos especialistas y técnicos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Este lunes, Granma informó que comenzaría a operar un equipo de bombeo venezolano llamado Dominator para lanzar agentes químicos que ayuden a disipar el fuego.

La nivel de crudo en los tanques es otro de los factores que parece complicar las tareas, según indica la prensa local.

Los ocho depósitos con que cuenta la instalación tienen una capacidad de 50 mil metros cúbicos cada uno (el equivalente a 15 piscinas olímpicas), aunque no está claro de momento la cantidad de combustible que tenían los tanques incendiados.

Sin embargo, se conoce que fue allí donde llegaron los 700 mil barriles enviados por Rusia a la isla en junio pasado.

¿Qué se sabe de las víctimas?

Granma identificó al único fallecido reportado de momento como Juan Carlos Santana Garrido, de 62 años, quien trabajaba para el comando especial de protección contra incendios de una refinería en la provincia de Cienfuegos.

Otras 16 personas continúan desaparecidas, al parecer, bomberos que llegaron al lugar en las primeras horas del fuego, de acuerdo con la prensa oficial.

Las autoridades cubanas no han identificado a los desaparecidos y anunciaron que la recuperación de cadávares no comenzará hasta que se extinga el incendio.

mapa

Centro Meteorológico Provincial
El humo se ha extendido hasta la capital, según muestran imágenes satelitales.

El Ministerio de Salud informó este lunes que, de la veintena de personas que permanecen hospitalizadas, cinco están en estado crítico y dos graves.

Cerca de 5 mil habitantes de los alrededores han sido evacuados y las autoridades pidieron este lunes a los residentes de Matanzas cerrar puertas y ventanas para evitar la potencial inhalación de gases tóxicos.

La columna de humo comenzó a ser visible este lunes en la capital, donde algunas zonas incluso se ensombrecieron, según muestran imágenes publicadas por la prensa local y redes sociales.

Radio 26 reportó la caída de lluvia contaminada en algunas localidades de Matanzas.

¿Cuáles han sido los daños materiales?

Las autoridades de Cuba no han ofrecido aún una evaluación preliminar de daños, pero la Base de Supertanqueros de Matanzas es la principal instalación de almacenamiento y trasvase de combustible de la isla.

El lugar donde ocurrió el incendio se encuentra en un área industrial cerca de la termoeléctrica Antonio Guiteras, una de las mayores de Cuba, que salió de operaciones este lunes como resultado.

fuego en Cuba

AFP

El incendio ocurre, además, en un momento en el que la isla vive una crisis energética generalizada que ha llevado a constantes y prolongados apagones en la mayor parte del país.

En algunas localidades en la isla, solo han contado con servicio eléctrico una o dos horas al día, según confirmó la Unión Eléctrica.

En Matanzas se encuentra la playa de Varadero, el principal polo turístico de la isla que aún trata de recuperarse de la devastación en la que lo dejó la pandemia de coronavirus.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JGbkCxkQ2zQ&t=24s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.