Manejo deficiente limitó cobertura de vacunación en 2019: Auditoría
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Manejo deficiente limitó cobertura de vacunación en 2019 e incrementó riesgos, documenta Auditoría

La cobertura para menores de un año fue de 80.5% en el esquema completo y de 79.7% al año de edad, cuando el compromiso, en el ámbito nacional e internacional, era elevarla y mantenerla en 90%.
Cuartoscuro
23 de febrero, 2021
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) documentó que en 2019, el Programa de Vacunación no alcanzó la cobertura prevista; no hubo seguimiento a la red de frío para garantizar la adecuada conservación de los biológicos; no se sustentó que la adquisición de vacunas se hubiera realizado con base en lo programado para garantizar la disponibilidad oportuna, suficiente y de calidad y no se acreditó el número de personas a las que les fueron aplicadas las dosis. 

Las deficiencias recurrentes en la operación de este programa, señala la ASF, propiciaron que, durante el periodo 2013-2019, los casos de enfermedades prevenibles por vacunación se incrementaran en promedio anual en 1.3%, al pasar de 469,291 casos en 2013 a 508,450 en 2019, en tanto que la mortalidad por estas enfermedades también registró un aumento promedio anual del 27.4%, al pasar de 343 defunciones en 2013 a 1,466 en 2019.

Leer más | Vacunas COVID: las autorizadas, sus dosis y a quiénes se destinarán en México


La ASF documentó la serie de deficiencias mencionadas en la Auditoría de Desempeño 172-DS realizada al Programa de Vacunación, a cargo del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia) de la Secretaría de Salud. El informe forma parte de la fiscalización a la Cuenta Pública 2019, del primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Censia informó una cobertura del 85% en el esquema completo para menores de un año y de 83.4% al año de edad; sin embargo, de acuerdo con la información de su base de datos, la cobertura para menores de un año fue en realidad del 80.5% en el esquema completo, 4.5 puntos porcentuales menos que el 85.0% informado, y de 79.7% al año de edad, 3.7 puntos porcentuales menor que el 83.4% informado, señaló la ASF.

El compromiso establecido por Censia, en el ámbito nacional e internacional, era alcanzar y mantener el 90% de cobertura de vacunación en el esquema completo para menores de un año de edad y al año de edad por entidad federativa.


Por lo que se refiere a la disponibilidad de vacunas para prevenir enfermedades transmisibles, el Censia programó la necesidad de aplicar 64 millones 157 mil 130 dosis en 2019: 41 millones 136 mil 286 vacunas para niños menores de 8 años de edad, y 23 millones 020 mil 844 para población de diferentes grupos etarios.

Pero no sustentó los procesos para la adquisición de vacunas, por lo que no acreditó que se hubiera realizado con base en su programación, y que garantizara la disponibilidad oportuna, suficiente y de calidad.

En 2019 se distribuyeron 62 millones 36 mil 840 dosis, lo que representó el 96.9% de las 64 millones 157 mil 130 programadas, sin que el Censia acreditara las causas por las que la distribución fue inferior en 3.1% a la prevista, ni los mecanismos de control para la asegurar la suficiencia de las vacunas.

De las 62 millones 136 mil 840 dosis de vacunas distribuidas, el Centro informó a la ASF que se aplicaron 48 millones 104 mil 904; sin embargo, no acreditó a cuántas personas se les aplicaron, lo que denota la falta de un sistema de información adecuado. 

De ese total de dosis aplicadas, el 80.0% (38 millones 486 mil 015 dosis) fue para la población menor de ocho años. El otro 20.0% (9 millones 618 mil 889 dosis) correspondió a la población mayor de ocho años de edad, pero no se cuenta con el número de vacunas aplicadas por cada uno de los biológicos. 

En la vigilancia sanitaria, la ASF observó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) recibió 403 solicitudes para autorizar la liberación de 356 lotes de vacunas para su comercialización, distribución y aplicación en ese año, de estas autorizó 385 solicitudes (95.5%), y rechazó 18 (4.5%): 17 lotes se dictaminaron fuera de las especificaciones de calidad, seguridad y eficacia requeridas.

De las 385 solicitudes autorizadas, la Comisión liberó 339 lotes de 355 solicitudes, y no acreditó las causas por las que no liberó los lotes correspondientes a 30 solicitudes. Mientras que de las 18 solicitudes de liberación de lotes de vacunas que se dictaminaron fuera de las especificaciones requeridas, la Cofepris liberó 14 (SPR-VACUNA), a fin de contener brotes epidémicos de sarampión e instruyó las acciones para reforzar la farmacovigilancia. 

Sin embargo, las deficiencias identificadas en la auditoría, relacionadas con la detección, notificación, estudio y seguimiento de los Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (Esavis) denotaron la carencia de un sistema confiable y oportuno para vigilarlos y afrontarlos.

Recursos y capacitación deficiente

Para operar el Programa de Vacunación en 2019, el Censia ejerció 3 mil 934 millones 001 mil pesos. Mediante las Cuentas por Liquidar Certificadas (CLC) proporcionadas a la ASF se acreditó el ejercicio total de ese monto reportado en la Cuenta Pública 2019.

Pero, al evaluar el proceso de contratación de bienes y servicios, con la revisión de los 26 contratos vigentes proporcionados por el Censia y por la Secretaría de Salud, la ASF identificó que el 88.5% se contrató mediante adjudicación directa, sin que se acreditara la excepción de la licitación pública o la invitación a cuando menos tres personas.

De los 26 contratos revisados, a cargo del Censia, vigentes en 2019, se identificó que 15 (57.7%) se encontraron vinculados directamente con el Programa de Vacunación: fueron suscritos con cinco proveedores para la adquisición de las vacunas. Pero los otros 11 contratos (42.3%) no se vincularon directamente con el Programa.

Entre estos, hay contratos consolidados, firmados por la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales y por la Dirección General de Tecnologías de la Información de la Secretaría de Salud, para la prestación de servicios de limpieza, telefonía, reservación, adquisición y/o radicación de boletos de transportación aérea, así como para el arrendamiento de equipo y bienes informáticos.

Además, la Secretaría de Salud y el Censia no acreditaron la existencia de 29 contratos de los 36 identificados por la ASF en el portal de transparencia presupuestaria, con cargo al Centro y vigentes en el ejercicio fiscal 2019.

En ese año para operar el Programa de Vacunación se asignaron 184 mil 824 personas, pero no se acreditó que estos recursos humanos estuvieran acordes con las prioridades nacionales en la materia. Y solo se acreditó la capacitación de 4.1% (7,650) del personal operativo.

El Censia tampoco acreditó la capacidad de la infraestructura disponible en el Sistema Nacional de Salud, con la que operó el Programa de Vacunación en 2019.

Con la red de frío disponible no se aseguraron las condiciones adecuadas de conservación y manejo de los productos biológicos: de los 554 vehículos disponibles, solo el 12.8% (71) tuvo carrocería refrigerada (Thermo king) y de las 265 cámaras frías, el 85.3% (226) operó sin licencia sanitaria emitida por la Cofepris, por lo que no se garantizó que las vacunas se conservaran dentro de rangos de temperatura normados, a fin de evitar que perdieran su capacidad inmunogénica.

El Censia tampoco realizó, dice la ASF, campañas de comunicación social del Programa de Vacunación en radio, televisión, ni medios impresos y digitales para informar a la población sobre los beneficios de las vacunas y el riesgo que representa tanto para la persona como para la comunidad, la falta de inmunización oportuna.

Las recomendaciones y acciones que se presentaron en el informe individual de auditoría al Programa de Vacunación se encuentran sujetas al proceso de seguimiento, por lo que en razón de la información y consideraciones que en su caso proporcione la entidad fiscalizada, en los 30 días que tiene para esto, podrán confirmarse, solventarse, aclararse o modificarse.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID-19: qué puedes hacer y qué no tras recibir la vacuna, según la ciencia

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué puede cambiar su vida luego de recibir las inmunizaciones.
Getty Images
2 de abril, 2021
Comparte

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué pueden cambiar sus vidas luego de recibir las inmunizaciones.

Y es que desde que el coronavirus comenzó a propagarse por el mundo, las autoridades y la comunidad científica subrayan que la vacuna es una de las principales vías para terminar con la pandemia.

Ahora que millones de personas reciben dosis cada día, gobiernos, universidades y agencias de salud pública también han comenzado a publicar sus recomendaciones de lo que pueden hacer y lo que no los que han sido vacunados.

Estas recomendaciones, no obstante, pueden cambiar a medida que se conozca más de las vacunas o de las actuales variantes del coronavirus.

También pueden cambiar de un lugar a otro. De hecho, puede que en tu país aún no se apliquen, dada las restricciones que cada nación ha impuesto para controlar la pandemia por las circunstancias específicas de cada lugar.

También, en numerosos lugares, la flexibilización tras la vacunación ha sido limitada de momento, ya sea porque la cantidad de población que ha sido inmunizada es muy pequeña o ante temores de que dar una mayor libertad a personas vacunadas pueda llevar a discriminar a los que no han podido inmunizarse.

Los expertos también señalan que, más allá de las recomendaciones generales, cada persona debe evaluar sus riesgos individuales y hacer un análisis bien meditado de lo que es seguro hacer no solo para uno mismo, sino también para los que lo rodean.

Recuerda que aún estamos descubriendo cómo funciona el virus y las vacunas, por lo que te recomendamos que, ante la duda, consultes también con tu médico y visites las páginas oficiales sobre el tema de tu país.

¿Cuándo una persona puede considerarse completamente vacunada?

De acuerdo con los Centros para el Control de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), se considera que las personas están completamente vacunadas:

  • dos semanas después de recibir la última inyección de las vacunas que se administran en una serie de dos dosis, como las de Pfizer o Moderna;
  • dos semanas después de recibir una vacuna de dosis única, como la de Johnson & Johnson.

“Si han pasado menos de dos semanas desde su primera dosis, o si aún necesita recibir su segunda dosis de una vacuna de dos dosis, NO está completamente protegido”, alertan los CDC.

¿Puedo visitar amigos o reunirme con otras personas en grupos?

Aunque depende de las regulaciones vigentes en tu país, los científicos coinciden en que no supone un riesgo reunirte con otras personas en pequeños grupos si estas ya están también vacunadas.

Una reunión con un pequeño grupo de personas vacunadas, según la Universidad de Harvard, es considerada de bajo riesgo, ya sea en espacios abiertos o cerrados, y no es necesario el uso de mascarillas.

La situación es diferente si se visita a alguien que no ha sido vacunado, dado que existe una posibilidad de que, aunque tengas la vacuna, todavía puedas portar el virus y trasmitírselo a alguien que aún no tienen inmunidad.

Sin embargo, los CDC aseguran que es posible visitar personas no vacunadas que tengan un riesgo bajo de contraer una enfermedad grave debido al COVID-19 si tomas medidas de protección, como el uso de mascarillas y la distancia física de al menos dos metros.

La Universidad de Harvard señala que los riesgos son mayores si una persona vacunada visita a otra mayor de 60 años que no ha recibido aún la vacuna, dado que el COVID-19 suele ser más grave en edades avanzadas.

“Si es posible, realice la visita al aire libre o en un espacio bien ventilado para reducir el riesgo de contagio”, indica la universidad en ese último caso.

Algo semejante debe hacerse, indica, en caso de una reunión con personas que provengan de diferentes hogares o diferentes lugares.

¿Puedo viajar por placer o irme de vacaciones?

Este viernes, los CDC aseguraron que era seguro para las personas que estaban vacunadas viajar, siempre que mantuvieran la mascarilla en los medios de transporte público, incluidos aviones.

Según los CDC, investigaciones recientes sugieren que las personas vacunadas pueden viajar sin necesidad de hacer cuarentenas o presentar pruebas de COVID-19, dado que para ellos el riesgo es bajo.

Esto solo aplica a Estados Unidos y es posible que en tu país todavía no sea posible.

A excepción de los CDC, la mayoría de las recomendaciones señalan que, de momento, no es prudente viajar, aunque te hayas vacunado.

“Viajar en avión, autobús o tren te pone en contacto con muchas personas y aumenta el riesgo de transmisión”, indica la Universidad de Harvard.

Playa de Miami Beach

Reuters
Los viajes y las vacaciones de momento no son recomendables.

Los expertos de la Universidad de Harvard explican que esto se debe a que las vacunas no ofrecen una protección del 100% y apuntan a la amenaza de nuevas cepas.

“Debemos mantener la cautela, especialmente a medida que aprendemos más sobre las variantes que nos preocupan y cuánto protege la vacuna contra estas”, indican.

¿Puedo ir a restaurantes o conciertos?

De nuevo, siempre dependerá de lo que tu país haya regulado en su estrategia para contener el coronavirus.

No obstante, lo que la ciencia ha averiguado hasta ahora es que el riesgo de infección durante actividades sociales públicas, como cenar en el interior de un restaurante o ir al gimnasio, es menor para las personas completamente vacunadas.

“Sin embargo, aún se deben tomar precauciones ya que el riesgo de transmisión en estos entornos es mayor y probablemente aumenta con la cantidad de personas no vacunadas presentes”, indican los CDC.

The Shady Maples Smorgasbord bufé

Getty Images
Aún no es recomendable comer en el interior de restaurantes.

Por lo tanto, señalan que las personas completamente vacunadas que participan en actividades sociales en entornos públicos deben continuar siguiendo todas las pautas de protección, incluido el uso de mascarillas bien ajustadas, mantener la distancia física, evitar multitudes o espacios mal ventilados y lavarse las manos con frecuencia.

¿Qué pasa si, después de la vacuna, entro en contacto con alguien que da positivo por coronavirus?

De acuerdo con los CDC, si ya te has vacunado y has estado cerca de alguien que tiene covid-19, no es necesario que hagas cuarentena ni que te hagas la prueba a no ser que presentes síntomas.

Sin embargo, la situación es diferente si vives con otras personas que no están vacunadas.

En ese caso se recomienda mantenerse alejado de los demás durante 14 días y hacerse la prueba, incluso si no tienes síntomas.

¿Qué más no debo hacer?

Cada país puede tener recomendaciones diferentes basadas en sus propias medidas para contener el virus.

Las diferentes recomendaciones publicadas hasta la fecha sugieren que las personas vacunadas deben seguir evitando aglomeraciones, ya sean medianas o grandes, y también visitar espacios cerrados donde haya muchas personas.

Un hombre inocula una vacuna a otro

Getty Images
Como las vacunas no son efectivas al 100% debemos protegernos aunque estemos vacunados.

Si las situaciones anteriores son inevitables, se recomienda el uso de mascarilla y mantener la distancia física de ser posible.

Los CDC recomiendan que en los lugares de trabajo también se mantengan las medidas de distanciamiento, aunque el personal esté vacunado.

También que las personas vacunadas estén atentas ante cualquier síntoma de coronavirus y evitar contacto con otros en caso de presentar alguno.

¿Qué debo tener en cuenta tras ser vacunado?

Los expertos insisten en que cada persona debe realizar una profunda evaluación de riesgos y tomar en cuenta que:

  • ninguna vacuna es totalmente efectiva;
  • no sabemos aún cuánto dura su protección;
  • no sabemos tampoco del todo cómo responden a las nuevas variantes;
  • se deben atender factores de riesgo personal que puedan colocarte a ti u a otras personas a tu alrededor en mayor riesgo;
  • no sabemos cuán bien protegen las vacunas de que propaguemos el virus a otras personas, aunque no nos afecte a nosotros;
  • y, por tanto, se deben mantener otras medidas de prevención que ayudan a detener la propagación del coronavirus incluso aunque estemos vacunados.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5JIm2fDK1es

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.